Yandere Megami No Hakoniwa Vol. 1 (WN) – Capítulo 3 Parte 2

                                                         Capítulo 3 Parte 2: El Deseo de Claudia

 

Una chica con coletas gemelas rubias usando un vestido de estilo gótico. Ella es la hija de la Condesa dueña de esta isla…Rose, quien junto a su escolta, permaneció ahí en silencio.

“Eh he he…, Yuzuki Onii-san, finalmente te he encontrado…”

Una inocente sonrisa apareció en su rostro.

Viéndola así, ella realmente se veía como una linda chica normal, pero no seré engañado. Rose es una Yandere que cortó sin misericordia todos mis brazos.

“Yuzuki Onii-san, Yuzuki Onii-san. Deja sola a esa mujer y regresa a casa. Podremos hacer cosas pervertidas juntos. ¡Tantas cosas pervertidas!”

“¡Espera, espera! ¡Necesito conseguir el antídoto para esta mujer!”

Había sido salvado de Yuno, pero Claudia seguía en peligro. Más bien, debido a que Rose también era Yandere, la situación en verdad no ha cambiado.

Intenté apelar desesperadamente a ella para buscar el antídoto.

“… ¿Antídoto? ¿Es por eso que estabas siguiendo las órdenes de esa mujer? ¿Necesitas este antídoto?”

“S…Sí…necesito el antídoto para salvar a Claudia.”

Rose siguió mi mirada y notó a Claudia que yacía en el piso.

“… ¿Y qué clase de relación tienes con esta Claudia? ¿Qué es lo que ella tiene contigo, Onii-san? ¿Por qué quieres este antídoto para ella?”

Su ojo de color oro brilló pero la luz había desaparecido de su ojo azul.

Ella ahora está totalmente en modo Yandere. Estoy seguro de que esto es debido al hecho de que sigue enojada acerca de mi escape y que su rango Yandere se ha incrementado durante la Hora Yandere.

Y esta Rose Yandere está preguntando por Claudia.

No sé lo que planea hacer.

“Claudia me protegió. Ella es importante para mí.”

“…Importante para Yuzuki Onii-san. Hee…ya veo…”

Rose lentamente repitió mis palabras.

A continuación respiró profundamente antes de acercarse donde Claudia.

“¡Oi! ¡¿Rose?! ¡¿Qué es lo que le harás a Claudia?! ¡Rose!”

Yo seguía estando atado y todo lo que podía hacer era llamar de manera desesperada a Rose. Pero esta simplemente se hincó en una pierna al lado de Claudia…

“…Curar Veneno.”

Un círculo mágico se formó debajo de ella mientras usaba magia para intentar curar a Claudia.

“… ¿Rose?”

“Tranquilízate. ¿Realmente crees que le haría daño a alguien importarte para ti, Yuzuki Onii-san?”

“… ¿En serio?”

Esta no se parece a la misma Yandere que usó su ojo de demonio para encerrarme y cortar mis extremidades… ¿Acaso Rose tiene personalidad múltiple?

…Como sea, esto está bien. Claudia debería ser capaz de conseguir ayuda ahora.

“Debido a su Maldición de Debilidad, Claudia no puede ser afectada por la magia recuperativa.”

“… ¿La magia no la afecta? Ya veo. Así que es por eso que necesitabas el antídoto…tú. ¿Tú protegiste a Yuzuki Onii-san?”

“… ¿No es eso…lo que…él ha…estado diciendo?”

“Hmm, está bien.”

Rose mostró una gentil sonrisa por solo un momento, pero pronto se levantó y caminó hacia la mujer que ya no tenía brazos.

“¡Ku! ¡Aléjate! ¡No te me acerques!”

La mujer Yandere intentó huir pero perdió el balance debido a la falta de brazos. Ella cayó en un charco de su propia sangre.

Rose pisó la espalda de la mujer manteniéndola en el piso.

“Oye tú ¿Dónde está el antídoto?”

“¿A…Antídoto?”

“Sí, lo tienes ¿cierto?”

“¡Y…Yo no tengo nada!”

“… ¡Mentirosa! ¡Tú me dijiste anteriormente que curarías a Claudia si hacia lo que dijeras!”

Estaba escuchando su conversación, por lo que hablé sin pensar.

“… ¿Así que estás diciendo que Yuzuki Onii-san miente? ¿Acaso quieres que te arranque la lengua?”

“¡E…Espera un minuto! ¡No estoy mintiendo! ¡Estaba planeando curar su envenenamiento!”

“… ¿Y planeabas hacerlo sin un antídoto?”

“Ah ¡Y…Yo no sabía que la magia no funcionaría con ella!”

Escuché las palabras de la mujer y de inmediato me sumí en la desesperación. Sin embargo, Rose de inmediato giró para mirar a su escolta.

“… ¡Lilia!”

“Ya he avisado a la clínica más cercana; estarán listos para tratarla tan pronto como llegue.”

“Hiciste bien. Por favor, llévala de inmediato a la clínica.”

“… ¡Sí! ¡De inmediato!”

La pelirroja llamada Lilia…ella era una de las guardias que escoltaban el carruaje tirado por caballos de Rose.

Supongo que ella es la capitana o algo parecido. Ella le dio las órdenes a un par de guardias que rápidamente levantaron a Claudia para luego comenzar a correr.

“Y asegúrate de detener a cualquier que haya atacado a Yuzuki Onii-san y entrégalos a los guardias locales. No podré perdonar nunca a quienes hayan cometido crímenes en el territorio de la familia Brad.”

“¡…Sí!”

Siguiendo las instrucciones de Rose, los miembros de su escolta rápidamente detuvieron a las amigas de la mujer Yandere y las llevaron a algún lugar.

Poco después, Rose se arrodilló en frente mío.

“Yuzuki Onii-san ¿Estás bien? Muéstrame tus manos para poder liberarte.”

Rose anteriormente había estado actuando como una Condesa, pero ahora ella estaba hablando conmigo, ella lo hacía como si fuera una chica normal.

Estaba un tanto confundido por como ella estaba actuando pero le ofrecí de todas formas mis manos.

Ella de inmediato cortó la soga alrededor de mis extremidades.

“…Gracias, me has salvado.”

“Ni lo menciones. Después de todo, fue para ti, Yuzuki Onii-san. Acerca de Claudia…”

“Sí…escuché que decías que la enviaste a la clínica. Gracias.”

“No necesitas agradecerme. Es solo que…me pregunto si ella logrará llegar a tiempo…”

“… ¿Eh?”

No entiendo lo que ella quiere decir. No, no quiero aceptar lo que ella está diciendo. Pero, está claro lo que significa. Puede que Claudia no se salve a tiempo.

“… ¿Qué estás diciendo? ¿Acaso la clínica está lejos?”

“No, no está tan lejos, pero, a diferencia de la magia, un antídoto no cura de inmediato. Además, la flecha seguía incrustada en su espalda y, honestamente…creo que será difícil para ella sobrevivir…”

“No puede ser…”

Finalmente estaba tranquilo…y ahora había regresado al pozo de la desesperación.

“…Rose, sé que me escapé de ti y esta es una petición egoísta, pero…por favor ¡Llévame a esa clínica!”

Si supiera que Claudia estaría bien, no tendría problema con que Rose me tomara ahora, pero si no estoy seguro de eso entonces necesito verla primero.

“Yuzuki Onii-san… ¿Estarás enojado si no te dejo?”

“Lo siento, pero Claudia arriesgó su vida para protegerme. Es por eso que…”

“Como dije, no le haría daño a alguien que es preciado para ti. Estoy seguro que pensarías que soy una chica terrible si hiciera algo así.”

“¿Eh? ¿Bueno…eso es cierto…?”

Rose simplemente me observó…

“… ¿Yuzuki Onii-san?”

“N…No, es solo que…Tú eres Yandere ¿Cierto?”

“Definitivamente, soy Yandere y desde que te conocí, mi nivel de Yandere se ha incrementado, pero el que yo sea Yandere y yo queriendo agradecer a alguien que te ayudó son cosas sin relación.”

“Bueno…umm ¿En serio?”

“¡Por supuesto!”

…Ella parece estar diciendo la verdad.

“Además, ahora realmente quiero llevarme a Yuzuki Onii-san de regreso a casa y hacer cosas traviesas desde la mañana hasta la noche, quiero amarte incluso más. Sin embargo…”

Rose dejó de hablar y mostró una triste sonrisa.

“Si fuera a abandonar aquí a Claudia, estoy segura de que Yuzuki Onii-san me odiaría.”

“… ¿Eh?”

“Sin importar que, quiero que me ames y para que eso suceda, no puedo hacer algo que no te guste.”

“Rose…”

Eso fue inesperado.

Todas las otras Yanderes que conocí en el pasado, nunca consideraron mis sentimientos. Pero está claro ahora.

Rose es diferente. Ella definitivamente es Yandere, pero ella no solo piensa en sí misma. Ella está actuando solamente luego de considerar mis sentimientos.

De todas formas, no creo que pueda superar que sea Yandere.

“Por ahora ¿Puedes llevarme a la clínica?”

“Por supuesto.”

“…Gracias.”

Dije esto y le ofrecí ambas manos. Rose simplemente preguntó: “¿Qué sucede?”

“No, simplemente pensé que esperarías que volviera a escapar. ¿O sería mejor formar otro contrato usando tu ojo de demonio?”

“Eso no es necesario. Si fueras a abandonar a Claudia para huir. No creo que pudiera ser capaz de seguir amándote.”

“…G…Gracias.”

Era debido a mi habilidad Ser Amado Hasta la Muerte por Yanderes que ella había sido atraída a mí, así que no estoy seguro de que sea capaz de rendirse conmigo, pero…

“Entonces, ¿Puedes mostrarme el camino a la clínica?”

“Sí, por supuesto…Lilia.”

“… ¡Sí!”

“Llévame a mí y a Yuzuki Onii-san a la clínica. Haz que el resto le explique lo que sucedió aquí a los guardias.”

“¡Sí, de inmediato!”

Uno de los caballeros escoltándonos, Lilia, nos llevó a la clínica en dónde Claudia estaba. Ahora estábamos esperando en el vestíbulo para descubrir si Claudia había sido curada.

Poco después, un doctor vistiendo una chaqueta blanca salió de su cuarto. Corrí hacía él   tan pronto como lo vi.

“¡Doctor! ¡¿El antídoto funcionó?!”

“Le administré el antídoto así que creo que el veneno ya no se seguirá esparciendo a través de su cuerpo.”

“¡¿Entonces fue capaz de salvarla?!”

Le pregunté mientras era presa de la ansiedad. Y el doctor solo me respondió con silencio ¿Por qué?

“…Por favor, dígame que está pasando con Claudia.”

“Ahora que se le ha administrado el antídoto, el veneno en su sistema debería haber desaparecido, pero el veneno ya ha estado durante un tiempo en él. El daño causado por este no puede ser curado inmediatamente con solo un antídoto.”

“… ¿Eso quiere decir?”

“En otras palabras, a menos que su cuerpo sea capaz de recuperarse por sí mismo, ella no será capaz de sanar apropiadamente.”

Mi visión se oscureció.

“…Pero todavía hay más que pueda hacer para ayudarla ¿cierto? ¿Diálisis o transfusión salina? ¡Si necesita mi sangre tómela!”

“¿D…Diálisis? ¿Transfusión salina? ¿Tu sangre de alguna forma es mágica? Desafortunadamente, parece que la magia curativa no funciona en ella…”

“¿Magia? ¿De qué está hablando…?”

Pero dejé de hablar tan pronto como me di cuenta de en dónde estábamos.

Este mundo era más avanzado que la Europa Medieval, tenía luz alimentada por piedras de maná, un sistema de alcantarillado y agua corriente; pero el nivel de la medicina ni siquiera se acerca a la del Japón del presente. Todavía está a la par del conocimiento médico de las épocas medievales de La Tierra. Por supuesto, ellos no tendrían conocimiento acerca de las toxinas en la sangre.

Ya que Claudia no podía ser afectada por la magia curativa, no hay manera de tratarla en este mundo. En otras palabras, no hay nada que se pueda hacer más que esperar a que muera.

Ahora lo entiendo.

Debido a la magia curativa en este mundo y a mi propia habilidad de Inmortalidad, la muerte se había sentido tan distante.

Pero Claudia no se veía afectada por la magia de recuperación. Debería haber pensado más acerca de lo que podría sucederle.

“Oye, Onii-san. ¿Por qué la magia curativa no funciona con Claudia?”

“Eso se…debe a que tiene la Maldición de Debilidad.”

“Si ese es el caso ¿No podemos remover la maldición y curarla?”

“… ¡Ah, es cierto!”

Rose y yo giramos para mirar al doctor pero él simplemente negó con su cabeza.

“Es posible usar Dispersar para remover su maldición. Incluso solicité algo de ayuda al Gremio para hacerlo pero ellos no fueron capaces de ayudar. Al parecer esta maldición es de un rango bastante alto.”

“…La maldición que le fue puesta es de rango A.”

“Ya veo, entonces…”

El doctor se veía triste por mí y, sorprendentemente, también Rose. El esclavista me había dicho que no había nadie capaz en esta isla de remover la maldición de Claudia.

Es por eso que su maldición era tan poderosa.

Estaba intentando pensar en alguna otra forma…es ahí cuando pensé en mi propia habilidad para interactuar con el estatus de otra persona.

“Rose ¿Puedes mostrarme tu ventana de estatus?”

“… ¿Eh? ¿Por qué preguntas? Tengo Dispersar pero solo es de rango D.”

“De todas formas, te lo ruego, ¡Muéstramela!”

Hice una profunda reverencia con mi cabeza.

“Realmente no lo entiendo, pero…si es por Yuzuki Onii-san, no me importa mostrarla.”

Ella no dudó y me mostró su ventana de estatus. Había varios puntos ridículos ahí pero no estaba preocupado acerca de eso ahora. Miré su magia curativa.

Ahí, justo como Rose había dicho, Dispersar estaba en rango D.

Por supuesto, con ese nivel de habilidad no podía remover la maldición de Claudia, pero…siento como si necesitara rezar antes de mirar más abajo. Dirigí mis ojos a la parte final donde mostraba sus SP.

Sus SP restantes eran 680.

Abrí mi propia ventana de estatus para revisar el valor de referencia para Dispersar. Eran…200 SP. Así que para conseguir que Dispersar llegara a rango D, costaría 1200 SP y para llevarla a un rango lo suficientemente alto para remover la maldición de Claudia se necesitaría que fuera rango AA…ósea 4600 SP. Ella no tiene lo suficiente…es inútil.

Me di cuenta que mi última esperanza para salvar a Claudia había desaparecido. Inconscientemente miré hacia el cielo. Me pregunto qué es lo que Rose estaría pensando cuando me vio hacer eso. Como si estuviera intentando consolarme, ella abrazó mi brazo.

“…Umm, Yuzuki Onii-san, sé que puede ser doloroso pero probablemente deberías darle un último adiós.”

“…Un último adiós. Sí, tienes razón…”

Solo había pasado un día desde que compré a Claudia y me había vuelto su Amo. Si ella tuviera un último deseo me gustaría oírlo.

“Doctor ¿Puedo hablar con Claudia?”

“…Ella apenas puede mantenerse consciente. No le queda mucho tiempo…si deseas hablar con ella deberías apresurarte.”

“Lo entiendo. Muchas gracias.”

Le hice una reverencia al doctor y caminé hacia el cuarto de Claudia. La mayor parte de este estaba tenuemente iluminado por una sola piedra de maná instalada en una esquina del cuarto, podía ver a Claudia yacer en una sencilla cama.

Podía ver sus quemaduras en el rostro y pecho. El doctor debió de haber removido su blusa y velo para poder tratarla.

Y, debido al veneno, su rostro se había hinchado y sus ojos estaban inyectados en sangre.

Podía darme cuenta que Claudia estaba cerca de la muerte por lo que comencé a llorar sin intención.

No puedo permitirme llorar ahora, así que limpié mis lágrimas y caminé a la cabecera de su cama.

“Claudia.”

“… ¿Amo?”

Su respuesta fue débil. Sus ojos color verde esmeralda estaban mirando a la nada.

El veneno parece haberle privado también de su vista.

“Sí, soy yo. El Amo de Claudia, Yuzuki.”

“Estoy tan…feliz, pensé que…nunca sería…capaz de volver a verte.”

Lágrimas aparecieron en el rabillo de los ojos de Claudia y mi visión se nubló.

Huh, eso es extraño. Los ojos de Claudia son los que están llorando así que ¿Por qué mi visión está borrosa?

“Amo…fuiste quien me compró…estoy tan feliz…que fueras tú…”

“… ¿De qué estás hablando? Prometí protegerte y, en menos de un día te has vuelto así. Soy un Amo terrible.”

“Eso no es…cierto. Tú dijiste…que querías que fuéramos felices juntos…y yo fui…tan…tan…fel…”

La voz de Claudia se fue apagando mientras sus ojos lentamente se cerraban.

“… ¿Claudia? ¡¿Oi?! ¡¿Claudia?!”

Cuando sacudí su cuerpo esperando mantenerla consciente, sus ojos se abrieron un poco.

“¡Claudia! ¡Quédate conmigo, Claudia!”

“Ah, yo no quiero esto…fui…capaz de conocer a un amo maravillo…so…y ahora…ya es el fin…”

“¡No digas que es el fin! ¡Todavía hay suficiente tiempo para hacer lo que quieras! ¡Tiene que haber algo que quieras hacer, por favor dímelo!”

“…Lo hay…”

“¡Ves! ¡Así que, por favor dime tu deseo! ¡Incluso ahora no es tarde! ¡Todavía podemos hacerlo juntos!”

“…Amo…”

Claudia lentamente levantó su mano y me di cuenta que quería que la sostuviera.

Rápidamente la agarré.

“Por favor…se feliz…por…mí…”

“… ¿Eh?”

“Es…e…es…mi…deseo. Es…lo…único…que quiero…”

Claudia dejó de hablar y parecía que había terminado de contarme su deseo. Ella me mostró una gentil sonrisa antes de cerrar sus ojos.

“… ¿Claudia?”

La llamé pero no hubo respuesta.

“¿Claudia? No…esto no está pasando ¡Claudia, despierta!”

Luego de todo este tiempo, finalmente había sido capaz de conocer a una chica normal en este mundo lleno de Yanderes. ¡Quería pasar más tiempo con Claudia!

Desesperadamente llamé a Claudia varias veces más, pero sin importar cuanto rogara y llorara para que despertara…sus ojos permanecieron cerrados.

 

 

 

 

 

Anuncios

11 comentarios en “Yandere Megami No Hakoniwa Vol. 1 (WN) – Capítulo 3 Parte 2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.