Konjiki no Word Master·Light Novel

Konjiki no Word Master Vol.01 – Capítulo 4 (Parte 2)

(~Parte 1~)

Los hombres vestidos de blanco revisaban a cada persona una por una. Ellos tomaron más cuidado al revisar personas que llevaban sombreros o ropa suelta, ya que podrían estar escondiendo sus orejas de animales o la cola por debajo.

La mayoría de los『Beastman』se parecían exactamente a los humanos y la única diferencia era que tenían orejas y colas de animales. Era muy fácil para el beastman ocultar esas características por lo que era muy difícil diferenciar entre ellos y los humanos. Aunque raro, también había beastman que tenían oídos humanos y de animales llamados «Cuatro Orejas».

Los hombres vestidos de blanco dirigieron su línea de visión hacia Hiiro y compañía y comenzaron a caminar hacia ellos. Hiiro pudo ver que Arnold y Muir estaban ansiosos y juraba que casi podía oír los sonidos de sus latidos.

No tenía nada que ver con Hiiro, así que se mantuvo tranquilo como siempre, pero no podía decir lo mismo de Arnold y Muir. Los hombres todavía se dirigían hacia ellos.

Arnold apretó los dientes, lentamente puso su mano en su espada y se preparó para lo peor. Arnold pensó en descontrolarse en la plaza, pero entonces dos personas llamaron su atención. Parecían un par de madre e hija; ambas llevaban sombreros y mostraban el mismo comportamiento sospechoso que Arnold.

(No puede ser …) pensó Arnold.

*Thud. ¡Thud!*

Los sonidos de una persona corriendo podían ser escuchados. Esa persona se deslizó hábilmente por los hombres vestidos de blanco.

“¡Hey, estoy huyendo!”

La niña que huyó de la plaza llevaba un sombrero y parecía estar alrededor de la edad de una estudiante de primaria.

Túnica-Blanca: “¡Es una de ellos! ¡Atrápenla!”

La niña intentó desesperadamente escapar pero desafortunadamente había demasiados oponentes. En un abrir y cerrar de ojos su camino fue bloqueado y ella fue atrapada.

Túnica-Blanca “¡No te dejaré escapar!”

Niña: “¡D-Déjame ir!”

La niña forcejeó y golpeó el brazo del hombre. Mientras forcejeaba, su sombrero se le cayó de la cabeza y se hizo evidente que ella no era de la『Raza Humana』. Encima de su cabeza se encontraba un par de orejas de animal, el símbolo de los『Beastman』.

“¡Ella es una『Beastman』!”

“¡Hey, no la dejen escapar!” Los hombres vestidos de blanco intercambiaron palabras.

“¡Hey! ¡Déjenme ir!”

“¡Deja de moverte!”

“¡Está resistiéndose, esa Mocosa! ¿¡Eh, esto!?”

“Oye, si tienen problemas solo déjenla inconsciente.” Tan pronto como uno de los hombres dijo esas palabras, alguien apareció delante de los hombres vestidos de blanco.

“¡Se los ruego! ¡Por favor, déjenla ir!” Una mujer que llevaba un sombrero apeló mientras se arrodillaba en el suelo con su cabeza hacia abajo.

“¿Quién eres tú?” preguntó uno de los hombres vestidos de blanco con una mirada aguda.

“¡Ma-mamá! ¡Te dije que huyeras!” La niña gritó. Era una chica a juzgar por su voz y expresión. La chica quería darle a su madre la oportunidad de escapar atrayendo la atención de los hombres vestidos de blanco. Pero había fracasado. Su madre no era el tipo de persona que utilizaba a su hija como sacrificio mientras escapaba.

Hiiro también había visto a esas dos antes y como él había pensado, eran un dúo de madre e hija.

Túnica-Blanca: “¿Mamá? ¡Oye, quítate el sombrero!”

El sombrero fue quitado de la madre y allí había un espléndido par de orejas de animales, igual que la niña.

Túnica-Blanca: “Según el informe había dos beastman. Son estas dos. ¡Okay, llévenselas!”

La madre e hija fueron llevadas a la fuerza hacia el vagón. La gente alrededor de la plaza se sorprendió de que dos『Beastman』fueron capturadas.

La desesperación superó a la madre y a la hija, y parecían estar caminando hacia su muerte. Sintiendo lástima por el par, uno de los ciudadanos habló,

“¡Hey! ¿Qué hicieron la madre y la hija mal? Esa niña todavía es sólo un pequeña, ¿sabes?”

Los hombres vestidos de blanco dejaron de moverse al escuchar esas palabras. Uno de ellos se movió hacia el ciudadano que había hablado.

“¡¿Arghh?!”

El hombre de túnica blanca agarró del cuello al ciudadano y lo levantó en el aire con una mano. Luego dijo desagradablemente con voz amenazadora,

Túnica-Blanca: “No debes decir nada más. No te mataré si lo haces, pero puedo causarte dolor.”

“Uh… Ah… Wah… lo entiendo…” Con el cuello constreñido, el ciudadano apenas logró decir algunas palabras mientras él hacía muecas de dolor.

El hombre de túnica blanca arrojó al ciudadano al suelo, lo miró con ojos fríos y volteó para volver al vagón.

Los otros ciudadanos a su alrededor querían protestar contra la violencia del hombre, pero nadie estaba dispuesto a hablar. Todos tenían miedo de terminar como el ciudadano de antes.

Dado que los hombres de túnica blanca ya habían encontrado lo que buscaban, no notaron a Arnold o a Muir y los dos soltaron un suspiro de alivio. Pero entonces ocurrió un incidente inesperado.

“¡Ehh~, esta chica tiene una cola~. Eso es raro~!” Una voz habló, no tan lejos de Hiiro. Hiiro volteó para mirar y vio a un niño señalando a Muir.

La mirada de Hiiro aterrizó en Muir. No, para ser más exactos, aterrizó en la cola de Muir. Muir estaba tan tensa que había puesto un exceso de fuerza en su cola y salió de debajo de su ropa. Desgraciadamente, un niño cercano había visto su cola y la había señalado.

Arnold instantáneamente palideció y volteó para mirar el centro de la plaza. Allí vio a los hombres de túnica blanca que se habían metido en el carro, dispuestos a marcharse y mirando hacia ellos.

“¡Tú la de allí! ¡No te muevas!”

Arnold inmediatamente cargo a Muir en sus brazos y estaba listo para huir. Sin embargo la calle estaba bloqueada con gente.

Los hombres vestidos de blanco que esperaban alrededor de la plaza se dirigieron hacia Arnold como si estuvieran listos para un ataque en pinza. Muir rápidamente trató de ocultar su cola, pero ya era demasiado tarde, los hombres vestidos de blanco ya avanzaban hacia ellos.

Muir: “¡L-Lo siento, Tío… lo siento!”

Arnold: “¡No es tu culpa! ¡Debemos escapar de aquí! ”

El enemigo que los rodeaba ya se acercaba a ellos. Arnold, impotente, sacó la gran espada de su espalda.

Arnold: “¡No dejes mi lado, Muir!”

Muir: “¡S-sí!”

“Ustedes vayan a revisar a esa persona… No esperen, ya es obvio ya que esa persona sacó su espada.” Uno de los hombres vestidos de blanco dijo mientras sonreía y también sacó su espada de su cadera. Los otros hombres vestidos de blanco hicieron lo mismo.

Hiiro reflexionó sobre qué hacer. Había empezado a viajar con los dos bajo circunstancias extrañas y no iba más allá de eso. Pero también era un desperdicio perder una gran fuente de información aquí.

(Pero hay muchos de ellos…)

Hiiro trató de contar a los hombres vestidos de blanco con sólo sus ojos. Desde que Hiiro había estado luchando contra monstruos, ahora estaba acostumbrado a luchar. Sin embargo su nivel todavía no era tan alto.

Incluso si Hiiro usara «Word Magic», le tomaba tiempo escribir los caracteres. Dado que había un número abrumador de oponentes, sería difícil para Hiiro proporcionar a Arnold con cualquier ayuda.

Además había una persona entre los hombres de túnica blanca que tenía un aura diferente. Era la persona que estaba dando órdenes, y esa persona se estaba acercando ahora a Arnold y a Muir.

Era un hombre de unos 30 años con barba y rostro serio. Era un hombre atractivo con ojos agudos. Se parecía a esos villanos que aparecerían en medio de las películas.

El hombre llevaba un parche negro sobre su ojo derecho y su rasgo especial parecía ser el topknot* de samurái en su cabeza. Hiiro reflexionó sobre si debía llamarlo Bastado del Parche de Ojo o Topknot. Hiiro decidió quedarse con Topknot ya que le quedaba perfectamente al hombre.

N/T: Topknot es un peinado en forma de moño, normalmente lo llevan los samuráis, si ven One Piece se acordarán del peinado de Kinemon.

Hiiro sabía que el hombre no era ordinario solo por su apariencia, pero también podía sentirlo. Si se tratara de una pelea uno a uno, Hiiro sería capaz de arreglárselas de alguna manera con su magia. Pero sería un suicidio contra este número de oponentes.

Hiiro chasqueó su lengua y no se movió de su lugar. Arnold probablemente pensó lo mismo que Hiiro, ya que se mantuvo vigilante mientras miraba al hombre.

Arnold: “Arghh…”

Topknot: “Hoh, podemos matarte aquí, pero la única con la que tenemos negocios es con esa beastman de allá. No parece que seas un beastman.”

Arnold ciertamente parecía humano, ya que no tenía orejas de animal.

Topknot: “No es bueno el proteger a los beastman.”

Arnold: “¡Eh! ¡Estás siendo tan estrecho de mente!”

Topknot: “… ¿Qué?”

Arnold: “¡¿Qué estás diciendo?! ¡Ya seas un beastman o un humano, lo único que importa es que estás vivo!”

Topknot: “… Eso importa.”

Arnold: “¡¿Qué?!”

Topknot: “Al menos en este continente, los『Beastman』son tan detestables como los『Demonios』.”

Arnold: “…”

Topknot: “Su sola existencia es asquerosa.”

Arnold: ” E… Eso …”

Topknot: “El hecho de que existan en este lugar me hace querer vomitar.”

“¡Ya hablaste demasiadoooooo!” gritó Arnold y blandió su espada directamente hacia el hombre.

*GOLPEEE*

El hombre también sacó su espada y bloqueó fácilmente el ataque de Arnold.

Arnold: “¡Argh!”

Topknot: “¡Qué increíble poder!”

Arnold había puesto más fuerza en la espada de lo esperado y el hombre se sorprendió.

“¡Kyyaaaaaah!” La voz angustiada de Muir resonó por toda la plaza. Arnold jadeó e inmediatamente dio la vuelta, allí vio a Muir ser capturada por el enemigo.

El hombre arrancó el sombrero de la cabeza de Muir y sus orejas de animal fueron expuestas. Los ciudadanos comenzaron a hacer un alboroto. Topknot miró a Muir y murmuró: “Así que ella era una beastman.”

Arnold: “¡Muuuuiiir!”

*Aporrear*

“¡¿Urgh?!” Arnold recibió un impacto por detrás y dejó caer su espada; la espada cayó al suelo con un ruido. El hombre envainó su espada, miró a Arnold y dijo:

“No debes desperdiciar tu vida. Ya que eres un humano.”

Arnold: “Urgh… ”

Topknot: “Llévensela.”

“¡N-noo! ¡Tío! ¡Tiiiooo!” Muir gritó y lloró mientras se la llevaban. Hiiro todavía no podía hacer ningún movimiento, así que sólo observó de cerca la escena.

La conciencia de Arnold empezó a desvanecerse y lo último que vio fue que su amada hija se vio obligada a entrar en el vagón.

Arnold: “Muir… Maldita sea… Maldita… sea…”

Arnold: “Arg… Argh… ”

Cuando Hiiro vio que Arnold finalmente había recuperado la conciencia, suspiró y dijo:

“¿Estás despierto?”

Arnold: “… ¿Dónde es esto…?”

Arnold todavía no había recuperado completamente la conciencia y se quedó mirando el techo en trance.

Después de que los hombres vestidos de blanco se habían ido, Hiiro no podía dejar al inconsciente Arnold en medio de la plaza, así que lo llevó a la posada.

“Estamos en la posada. Dormir durante dos horas es demasiado.”

Arnold: “¡Dos horas… Dos horas… ¿Durante dos horas?!”

Arnold se levantó bruscamente y trató de levantarse de la cama.

Arnold: “¡Mierda!”

Arnold sintió un dolor agudo en la nuca, como si acabara de recibir una descarga eléctrica. Inmediatamente golpeó la parte posterior de su cuello y su cuerpo se puso rígido. Trató de levantarse de la cama pero no pudo y cayó sobre la cama.

“Parece que te golpearon muy fuerte. Tienes un moretón allí.”

Un moretón negro se había formado en la parte posterior del cuello de Arnold probablemente porque fue golpeado con el mango de la espada.

“Kuh… Ese tipo…” Arnold logró decir mientras rechinaba los dientes. Se frotó la parte de atrás de su cuello mientras intentaba desesperadamente levantarse de la cama. Miró alrededor por su espada y se la equipó.

“¿A dónde vas?”

Arnold: “¡Obviamente, voy a salvar a Muir!”

Arnold estaba tambaleando sobre sus pies, ya que todavía no se había recuperado completamente. Hiiro suspiró ante Arnold y dijo,

“Está bien, pero ¿sabes dónde están?”

Arnold se detuvo al escuchar las palabras de Hiiro. La impaciencia de Arnold se manifestó a pesar de que Hiiro sólo podía ver su espalda. Muir era muy importante para Arnold.

Arnold no tenía ninguna información sobre los hombres vestidos de blanco, así que no sabía su paradero.

Arnold: “¡Si sólo han pasado dos horas, no podrían haber llegado lejos! ¡Si miro por todas partes, la encontraré!”

“Es una manera ineficaz de hacer las cosas.”

Arnold: “¡¿Entonces tienes un mejor plan?!”

Arnold se acercó bruscamente a Hiiro y agarró el frente de su cuello. Arnold estaba frustrado y cegado por la rabia.

“… Primero.”

*Aporrear*

Arnold: ¡”Urgh… ?!”

“Suéltame. ”

Hiiro había golpeado a Arnold en el estómago. Arnold se arrodilló y se sujetó el estómago.

“Argh… T-tú…”

El dolor calmó a Arnold y Hiiro se sentó en la cama.

“No lograrás mucho si incluso yo puedo darte un golpe.”

Arnold: “¡L-Lo sé! Pero incluso ahora Muir está… Por esos tipos… Kuh…”

Arnold volvió a enfurecerse. Hiiro se dio cuenta de que había algún tipo de conexión profunda entre Arnold y esos tipos. Desde que Arnold había estado en el continente humano durante mucho tiempo no habría sido extraño para él encontrarse con esos tipos.

“¿Quiénes son esos tipos?”

Arnold: “… ¿Vas a darme una mano, Hiiro?”

“Yo no soy ese tipo de persona.”

Arnold había esperado esa clase de respuesta de Hiiro y chasqueó su lengua.

Arnold: “¡Entonces no hay razón para decírtelo!”

“Quiero saber. Así que dime.”

Arnold: “¡Me niego!”

“… ¿Te olvidaste, Viejo?”

Arnold: “… ¿Qué?”

“Estabas inconsciente en la plaza, Viejo. ”

Arnold: “Uh.”

“Debería haberte dejado, ¿quien parecía una rana muerta, tendido allí?”

Arnold: “¡Urgh!”

“¿Quién crees que te trajo aquí?”

“Urgh… Hah, lo entiendo. Pero, no tenemos tiempo para hablar ahora mismo. ¡Quiero darme prisa y encontrarlos!” Era natural que Arnold dijera eso. No había nada más importante para Arnold que Muir.

Hiiro sabía eso desde la primera vez que los conoció, las interacciones en la plaza también lo hicieron más obvio. Así que para darle a Arnold cierta tranquilidad y continuar la conversación, Hiiro decidió contarle algo de información,

“… No te preocupes. Todavía están en esta ciudad.”

Arnold: “¿En serio?”

Arnold acercó su rostro a Hiiro y Hiiro lo fulminó con la mirada mientras intentaba distanciarse.

“¡¿He-Hey eso es verdad, Hiiro?! ¿Todavía está Muir en esta ciudad?”

Hubiera estado bien si los ojos de Arnold brillaran con expectación. Pero sus ojos estaban inyectados en sangre y sus fosas nasales se encendían. A este ritmo, Hiiro iba a ser atacado por un pervertido.

“Ah, el rumor es que se están reuniendo con alguien aquí. Se están quedando en el lado este de la ciudad, porque esa persona aún no ha llegado.”

Arnold: “¡Si ese es el caso, debemos irnos ahora!”

“Espera un segundo.”

Arnold: “¿Qué pasa?”

“Te di información, además de eso, incluso te arrastré aquí. Así que compénsame, Viejo.”

Arnold: “Guh… Pero Muir… ”

“No es tan larga para una historia, ¿verdad? ¿Tienes tiempo para vacilar, Viejo?”

Arnold: “¡Urgh ~ bien! ¡Entiendo! Escucha cuidadosamente.”

Arnold empezó a hablar de los hombres de túnica blanca con desesperación.

El nombre de la organización era «Jaula de la Bestia». Su propósito era el control y la eliminación de los beastman del continente humano. Los miembros de la organización tenían algún tipo de prejuicio contra los beastman y los odiaban.

Ellos vagaban por el continente en busca de beastman y cuando los encontraban, actuaban de acuerdo con sus principios. Esta vez, parece que habían obtenido información sobre la madre y la hija, y vinieron a esta ciudad con el fin de atraparlas.

Arnold también había sido capturado por ellos en el pasado y fue vendido como un esclavo. Era lo que Hiiro había pensado, se habían encontrado antes.

Como Arnold entendía mejor que nadie lo peligrosos que eran los hombres vestidos de blanco, quería rescatar a Muir lo antes posible.

Había mucha gente que sobresalía en batalla en la «Jaula de la Bestia». Arnold ya había experimentado de primera mano lo fuertes y aterradores que eran. Los hombres de túnica blanca tenían que ser excepcionales para capturar a un beastman, quienes tenía mayores habilidades físicas que los humanos.

Era una organización donde se reunían los fuertes. Había muchos otros aventureros expertos en esa organización, al igual que el hombre que había derrotado a Arnold.

“Ya veo, así que viajan por el continente…”

Arnold: “… Hey, oi, ¿no estabas desinteresado en otras personas? ¿Qué despertó tu interés esta vez?”

Era natural que Arnold hiciera esa pregunta. Desde que Arnold había conocido a Hiiro, siempre había insistido en que no estaba interesado en otras personas. Ni siquiera sentía prejuicio hacia Arnold y Muir, que eran beastman. Para Arnold, Hiiro ni siquiera parecía humano, ya que no sabía nada sobre el sentido común de este mundo.

Era extraño que Hiiro se interesara por la «Jaula de la Bestia», una organización que acababa de conocer. Entonces Hiiro respondió a la pregunta de Arnold,

“¿Hm? No estoy realmente interesado en ellos.”

Arnold: “¿Hah? ¡Pero tú preguntaste por ellos!”

“Estoy interesado en el libro que tienen.”

Arnold: “¿… Hook (pimienta)? ”

N/T: Juego de palabras japonesas, viejo libro y pimienta suenan igual en japonés, por cierto “hook” en inglés es gancho. N/E: Supongo que debimos buscar una palabra que haga juego en español, alguna idea tienen los comentarios.

“Un libro. Libro. ¿Por qué estaría interesado en pimienta? Deja de tontear.”

Arnold: “M-mi error, mi error. Entonces hablas de un libro. ¿Por qué hablas de eso ahora? ”

“Tenían libros en su vagón. Vi algunos de los títulos de los libros, uno de ellos se llamaba『Diario de Viaje Gourmet』, realmente quiero leerlo.”

Arnold: “Ja, ja…”

“Pero, había un libro que no pude confirmar. Sólo pude leer 『 ¡Lo mejor del mundo! Chicas… 』. Pensé que podía adivinar cuál era el título escuchando tu historia, Viejo.”

Todo era para satisfacer el deseo de Hiiro. Hiiro nunca cambiaba. Arnold se sintió aliviado y sorprendido al mismo tiempo.

Arnold: “Chicas… Hey… ¿Es eso cierto? ¿No puedes adivinarlo?”

“Bueno, ellos viajan por el mundo, así que es difícil decirlo. Quiero ver el contenido…” dijo Hiiro seriamente.

Viendo eso, Arnold se sintió incómodo y estaba en conflicto acerca de si dejar atrás a Hiiro o no. Pero en su lugar le preguntó a Hiiro,

“¡He-hey Hiiro, eso es todo, ¿así que podemos irnos ahora?!”

Arnold quería salvar a Muir lo antes posible. Hiiro tarareó en señal de acuerdo y miró a Arnold.

Arnold: “¿Qu-qué pasa?”

Hiiro pensó durante un rato. Podía separarse de ellos y viajar solo, pero entonces perdería información valiosa sobre el continente beastman. Arnold también era bastante bien informado cuando se trataba de comida y sabía cómo cocinar un montón de cosas deliciosas así que también perdería la oportunidad de comer la cocina de Arnold.

Si se quedaba con ellos, podía seguir comiendo comida deliciosa. Por supuesto que tenía más libertad cuando viajaba solo, pero quedarse con Arnold y Muir tenía más ventajas.

Hiiro también tenía curiosidad por el libro, un libro tan grueso seguramente contendría información sobre este continente. Dado que el libro tenía secuelas, debía contener una abundancia de información sobre este mundo. Hiiro fue superado con el impulso de leerlo.

Ciertamente era molesto prestarle a Arnold una mano, ya que era muy probable que tuvieran que luchar con el hombre extraordinario que había derrotado a Arnold.

(Debería aprovechar la conmoción y robar el libro…)

Ellos cazan beastman, así que incluso si les robara, la conciencia de Hiiro estaría limpia. Mientras pensaba eso, Hiiro asintió y se levantó de la cama.

“¿He-Hey… Hiiro…?” Arnold se había quedado callado todo este tiempo, pero cuando vio a Hiiro levantarse, lo llamó.

“Muy bien, vamos a robar ese libro, viejo.”

“¡Muir es la prioridad aquí!” la voz de Arnold resonó por toda la posada.

 

(~Parte 3~)

 

Anuncios

2 comentarios sobre “Konjiki no Word Master Vol.01 – Capítulo 4 (Parte 2)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s