Isekai wa Smartphone to Tomoni·Light Novel

Isekai wa Smartphone to Tomoni Vol.01 (LN) – Capítulo 2

Capítulo II: ¡Cuanto más, Mejor! Doble de Alegría, Mitad del Dolor

Había varias misiones publicadas en el tablero del gremio. Algunas involucraban la caza de monstruos, mientras que otras involucraban la recolección de hierbas o incluso investigar lugares extraños. También había algunas más simples, como el cuidado de niños o hacer tareas.

Ya que habíamos completado múltiples misiones, nuestro rango había aumentado el día anterior. Y así, nuestras tarjetas se habían vuelto púrpuras, lo que significaba que ya no éramos meros principiantes.

Básicamente, eso significaba que podíamos aceptar solicitudes de nivel superior. Ya no estábamos restringidos a misiones de rango Negro, ya que también podíamos hacer de rango Púrpura.

Sin embargo, no podíamos dejar que nuestras guardias bajaran. Podríamos acabar fallando las misiones, y dependiendo de cuál era la misión, también podríamos acabar muertos. Realmente necesitábamos mantenerlo en mente.

“Norte… ruinas… misión de caza… mega… ¿slime?” Intenté leer una de las listadas misiones Purpura. Con la ayuda de Linze, finalmente había llegado a un punto en el que podía leer algunas palabras sencillas. La recompensa por la misión era… ocho monedas de plata. Bueno, eso no suena nada mal.

“Oye, ¿qué tal esta…?”

“Absolutamente no.” Las chicas se negaron al unísono.

Bueno, está bien. Ambas tenían expresiones completamente disgustadas en sus rostros. ¿De verdad? ¿Era tan malo? Al final resultó que las chicas no podían soportar estar cerca de criaturas viscosas y pegajosas.

“Esas cosas disuelven la ropa, ¿sabes? ¡Definitivamente no vamos a acercarnos a ellos!” Elze básicamente me ladró.

Eso sería… tan bueno…

“¿Qué tal esto en su lugar? Una solicitud para entregar una carta a la capital. Los gastos de viaje están cubiertos… La recompensa es de siete monedas de plata… ¿Qué les parece?”

“Siete monedas de plata… no lo podemos dividir de manera uniforme entre nosotros.”

“Bueno, podríamos gastar la cantidad restante en algo para los tres,” repliqué. Eso tenía sentido para mí.

Fui a confirmar los detalles de la misión que Elze había señalado. El que envió la solicitud era llamado Zanac Zenfield… Espera, ¿es el mismo Zanac? Revisé la dirección, y ponía «REY DE LA MODA ZANAC» en ella. Bueno, no había duda.

“¿Cuánto tiempo se tarda en llegar a la capital desde aquí?”

“Hm… alrededor de cinco días en carruaje, ¿supongo?”

Eso estaba muy lejos… La misión estaba buscando ser mi primer viaje largo desde que llegué a este mundo. Pero bueno, siempre tenía la opción de usar [Gate] para el viaje de regreso, lo cual no era tan malo. Además, si visitaba la capital incluso una vez, podría volver allí en cualquier momento que quisiera gracias a este práctico hechizo. Tuve la sensación de que sería un activo para el futuro.

“Bien, entonces vayamos por esto. Por casualidad conozco al tipo que hizo la solicitud.”

“¿Es así? Lo tomaremos entonces.” Elze arrancó el anuncio de la solicitud del tablón y se lo llevó a la recepcionista. Cuando regresó, nos dijo que escucharíamos los detalles de la solicitud cuando fuéramos a conocer a la persona que lo solicitó.

Parece que volveré a encontrarme con él después de todo.

 

“¡Ah, hola otra vez! Ha pasado un tiempo. ¿Cómo has estado?”

“Muy bien, gracias a tu ayuda aquella vez.”

Tan pronto como entramos en la tienda, Zanac me vio y me llamó. Cuando mencioné que estábamos allí en respuesta a su solicitud en el gremio, nos llevó a una habitación en la parte trasera de la tienda.

“Para este trabajo, quisiera que ustedes entregaran una carta al vizconde Swordrick en la capital. Si mencionas mi nombre, él debe saber de qué se trata. También quiero que vuelvas con una respuesta del vizconde.”

“¿Es una cuestión urgente?”

“No lo llamaría urgente, pero sería problemático si lo dejan durante demasiado tiempo.” Zanac dijo eso, luego sacó la carta de un pequeño tubo y la colocó sobre la mesa. Estaba sellada con algo así como cera y llevaba alguna insignia extraña.

“También, aquí están sus gastos para el viaje. Podría haber incluido un poco de más, pero no tienes que devolver lo que sobre. ¡Puedes usar el cambio que sobre para hacer turismo por la capital, si quieres!”

“Muchas gracias.”

Al recibir la carta y el dinero para nuestros gastos de viaje, empezamos a prepararnos. Conseguí un carruaje, Linze salió a comprar comida, y Elze regresó a la posada para recuperar cualquier artículo que pudiéramos necesitar en el camino.

Una hora más tarde, nuestros preparativos estaban completos, así que partimos hacia la capital.

 

Estábamos montando un carruaje de alquiler, pero era realmente más como un carro que cualquier otra cosa ya que ni siquiera tenía un techo. Sin embargo, era mucho mejor que andar todo el camino.

No podía controlar los caballos en absoluto, pero afortunadamente las gemelas eran expertas. Me dijeron que habían estado alrededor de caballos desde muy jóvenes porque uno de sus parientes era dueño de una granja. Como resultado, las dos chicas se turnaban para sentarse en el asiento del conductor y yo solo me quedaba en el carro, dejando que me sacudieran todo el tiempo. Me sentía mal por no poder ayudar ahí delante.

Norte, norte, al norte fuimos. El viaje fue sin problemas a lo largo de la carretera principal, y a veces intercambiamos bromas con otros carruajes que pasaban.

Dejamos atrás Reflet y pasamos directamente por la siguiente ciudad, un lugar llamado Nolan. Después de eso, no pasó mucho tiempo antes de que llegáramos a la ciudad de Amanesque, llegando allí justo antes de que el sol comenzara a ponerse. Pensé que debíamos pasar una noche en la posada allí, pero… Espera un segundo, me olvidé por completo…

¿No puedo usar [Gate] para regresar a Reflet y pasar la noche en la Luna Plateada? Puedo volver a lanzarlo mañana para volver aquí, así que no es gran cosa, ¿verdad? Desafortunadamente, cuando propuse la idea a las chicas, ellas la rechazaron rotundamente. ¿Por qué…?

Según ellas, habría sido un desperdicio viajar.

“Simplemente no lo entiendes. Las cosas buenas de un viaje son visitar tiendas desconocidas en pueblos desconocidos antes de pasar la noche en una posada desconocida. ¡Eso es lo que significa viajar!” Elze se sorprendió de que yo hubiera sugerido la idea.

Incluso si no hubiéramos tenido dinero, estaba el dinero para los gastos del viaje que nos habían dado. Parecía creer firmemente que podríamos utilizar el dinero por cortesía para quien nos lo dio en primer lugar. ¿Fue así como funcionaban estas cosas…?

Bien, con eso resuelto, fuimos y encontramos una posada antes de que el sol bajara completamente. Aprovechamos la oportunidad de alojarnos en un lugar de clase un poco más alta que la Luna Plateada. Las chicas tomaron una habitación doble para ellas, mientras que yo alquilé una habitación individual más pequeña.

Con nuestro alojamiento resuelto, resguardamos nuestro carro y salimos a cenar. El hombre de la posada nos había dicho que hacían fideos geniales alrededor de esta zona. Me preguntaba si sirven ramen en algún lugar…

Justo cuando estábamos buscando un buen lugar para comer, nos dimos cuenta de una pelea que tenía lugar cerca. Un grupo de espectadores se había reunido alrededor, por lo que parecía que había bastante el alboroto.

“¿Qué pasa?” Nos llamó la atención, así que decidimos ir a verlo. Nos abrimos camino entre la multitud para encontrar la fuente de la conmoción. Lo que encontramos fue una chica de aspecto extranjero rodeada de varios hombres.

“…Esa chica…lleva una ropa bastante extraña.”

“¡…Ella es una samurái!” Yo sólo podía pronunciar esa breve explicación a Linze.

La chica llevaba un kimono de color rosa brillante con un hakama azul oscuro, calcetines de punta blanca y un par de sandalias con correas geta negras. Un par de hojas de daisho[1] colgaban de su cintura. Su largo cabello negro y fluyente estaba atado a una cola de caballo y estaba cortado con una franja recta que se nivelaba justo encima de sus cejas. Su cola de caballo también fue cortada recta a través de su final, terminando justo por encima de sus hombros. La simple y pequeña horquilla que llevaba le quedaba bien.

[1] NT: Armas tradicionales de los samurái, significa “grande y pequeña” están compuestas de la katana y wakizashi.

Había dicho que era una samurái, pero realmente se parecía un poco al personaje principal de Haikara-san, ese shoujo manga sobre Japón en la década de 1920. Sin embargo, definitivamente se parecía a un samurái en un nivel básico.

Alrededor de diez hombres rodearon a la chica samurái, cada uno con una mirada peligrosa en sus ojos. Algunos ya habían sacado sus espadas y cuchillos.

“¡Estamos aquí para mostrar nuestro agradecimiento por ese incidente de hace poco, mocosa!”

“¿…Qué quieres decir? No recuerdo nada de eso-degozaru.” ¿Qué era esa manera de hablar? ¡Ella era como un personaje de una película!

“¡Deja de hacerte la tonta! ¡No creas que puedes salvarte con eso después de hacer un numerito con nuestros amigos!”

“…Aah, ustedes deben ser los compañeros de esos rufianes que entregué a la guardia de la ciudad hoy temprano. Ese incidente fue enteramente su culpa-degozaru. De hecho, no deberían haber estado andando borrachos utilizando la violencia en medio del día.”

“¡Cierra la boca! ¡Atrápenla!” Los hombres cargaron a la vez, como si sus palabras fueran la señal que esperaban.

La chica samurái esquivó con agilidad cada uno de sus ataques antes de agarrar a uno de los hombres por el brazo, girándolo y tirándolo. El hombre se desmayó en agonía mientras su espalda se estrellaba contra el suelo.

Se movió junto a su siguiente oponente, rompiendo su postura, y luego tirándolo… ¿Era eso… Aikido? ¿Jujitsu, tal vez? La chica arrojó a un segundo hombre, luego un tercero, y luego se tambaleó un poco. Sus movimientos se habían vuelto algo lentos.

Viendo una oportunidad, un hombre se le acercó por detrás para atacarla con su espada. ¡Cuidado!

“¡Aparece, Arena! Tormenta de Arena Obstructiva: ¡[Blind Sand]!”

Lancé un encantamiento de forma reflexiva y canalicé mi hechizo.

“¡Augh, mis ojos…!” El hombre gritó.

Era un hechizo sencillo que había aprendido recientemente. Lo único que hizo fue arrojar arena a los ojos del oponente. No era mucho, pero era bueno para salir de este problema.

Mientras el hombre con la espada estaba cegado, lo golpeé con una patada voladora. La chica samurái fue sorprendida por el repentino nuevo participante que se había unido a la pelea, pero ella parecía haber juzgado que yo no era un enemigo, por lo que volvió su atención a aquellos ante ella.

“¡Aah, enserio, ¿por qué siempre tienes que meter la nariz en los asuntos que no te conciernen?!” Elze dejó escapar un comentario perplejo cuando se unió a la pelea con un rápido pero pesado puñetazo. Pero a pesar de que se quejaba, estaba sonriendo mucho.

No pasó mucho tiempo antes de que todos los hombres estuvieran en el suelo… la mitad de ellos golpeados en la tierra por mi buena amiga Elze. Ella me aterroriza.

Los guardias de la ciudad finalmente llegaron, así que dejamos el resto a ellos y dejamos esa zona de la ciudad.

“En verdad, estoy en deuda con ustedes. Mi nombre es Kokonoe Yae. Ah, Yae es mi nombre y Kokonoe es mi apellido-degozaru.”

La chica samurái, Kokonoe Yae, se presentó e inclinó la cabeza profundamente. Su auto-presentación me dio una sensación de déjà vu.

“Oh, ¿eres de Eashen?”

“De hecho lo soy. He venido aquí desde Oedo-degozaru.”

¿Oedo? ¿El viejo nombre de Tokio? ¿Eashen es así de similar a Japón?

“Soy Mochizuki Touya. Touya es mi nombre y Mochizuki es mi apellido.”

“¡Ooh! Touya-dono, ¡¿tú también eres de Eashen-degozaruka?!”

“Ah, nah. Es un lugar similar, pero en realidad soy de otro lugar.”

“¡¿Huh?!” Las hermanas gemelas detrás de mí quedaron sorprendidas por mi respuesta. Oh, claro… Explicar de dónde venía era una molestia, así que les dejaba creer que yo era de Eashen.

“Eso no importa… parecías un poco inestable en tus pies en esa pelea de antes. No estás herida en ninguna parte, ¿verdad?”

“No, estoy ilesa-degozaru. Sin embargo… tanto como me avergüenza admitir, he dejado caer mis fondos para el viaje. Por lo tanto…”

Grrrrooowwwwllll

Como si fuera una señal, el estómago de Yae dejó escapar un ruido masivo. Su rostro se volvió rojo remolacha casi de inmediato y ella con vergüenza encogió sus hombros.

Y así, la samurái hambrienta se unió a nuestro grupo.

 

◇ ◇ ◇

 

Habíamos estado buscando un lugar para comer de todos modos, así que decidimos tomar a Yae junto con nosotros. Yae respondió diciendo algo acerca de no querer aprovecharse de la bondad de la gente, así que ni siquiera tenía la idea de aceptar nuestra oferta.

“Bien, entonces, cuéntanos historias sobre Eashen. A cambio, te trataremos con comida. Esto no es caridad, sino dar y recibir,” proclamé. Dijo que era aceptable, y procedió a pedir algo… fue más fácil de lo que esperaba.

“…Ya veo. Entonces, Yae, ¿estás en el camino del guerrero para ser más fuerte?”

“Sí… masticar… degozaru. Mi familia ha sido una familia guerrera por generaciones-degozaru. Mi hermano mayor heredará la casa, y así, me he ido en un viaje para mejorar mis habilidades-degozaruna.”

“Whoa, suena duro. Quieres mucho a tu familia, ¿eh?” Elze miró a Yae, claramente impresionada por la chica que comía ruidosamente los pinchos de carne. Yo estaba bastante indiferente al oír su historia; ¡Sólo deseaba que ella o hablara o comiera, elegir uno y hacer el otro más tarde!

“Entonces, Yae, ¿tienes un plan de batalla para el futuro? Como, ¿hay algún lugar en particular al que te dirijas?”

“…Hay alguien, en la capital de este país, que hizo mucho para ayudar a mi padre en el pasado. Yo estaba, considerando ir a conocer a esta persona-degozaru.” Yae respondió a mi pregunta entre varias pausas mientras ella sorbía de su cuenco lo que parecía ser udon kitsune.

Oh, vamos chica, ¿nunca nadie te enseñó a no hablar con la boca llena?

“Bueno, ¿no es una coincidencia? En realidad estamos rumbo a la capital por una solicitud. ¿Quieres venir con nosotros? Todavía debe haber espacio para uno más en el carro. Eso sería más fácil para ti también, ¿verdad, Yae?”

“¿Hablas, en serio? No podría pedir una oferta más atractiva-degozaru… Sin embargo, ¿estás bien, con alguien como yo?” Yae respondió a la sugerencia de Elze mientras sus mejillas estaban rellenas con algo parecido a takoyaki. Espera un momento. ¡¿Exactamente cuánto había comido esta chica hasta ahora?!

“No te importa, ¿verdad, Touya?”

“¿Yo? No, realmente no me importa, pero…” Parecía ser el único presente que estaba preocupado de que el costo promedio de nuestras comidas saltara exponencialmente con esta chica a cuestas.

Yae parecía estar satisfecha por el momento, habiendo devorado siete rebanadas de pan, pinchos de carne, yakitori, kitsune udon, takoyaki, pescado a la parrilla, un sándwich y carne de res, así que nos encargamos de la factura y salimos de la tienda. Maldita sea… Nunca he aceptado esto en nuestro presupuesto de viaje

En el camino de regreso decidimos reunirnos de nuevo al día siguiente justo antes de salir. Justo cuando las gemelas y yo estábamos a punto de regresar a la posada, algo cruzó mi mente. Le pregunté a Yae una última cosa antes de separarnos.

“Yae. ¿Dónde has reservado para pasar la noche?”

“Oh, bueno, yo estaba pensando en dormir afuera-degozaru…” Por supuesto que lo era. La chica no tenía ni un centavo a su nombre.

“Dormir al aire libre, ¿en serio…? Mira, ven a quedarte en la misma posada que nosotros. Te prestaremos el dinero, nos lo devolverás más tarde.”

“Es peligroso dormir afuera sola…” Linze murmuró humildemente.

“No en absoluto, no podría ponerme más en deuda-degozaru.” Todo hasta su carácter excesivamente cortés la hizo parecer más y más como alguien que realmente había venido de Japón. Incluso si intentamos darle el dinero para la posada, ella se negaría a tomarlo. Tuve que llegar a una solución… Una idea de repente se apareció en mi cabeza mientras pensaba en la situación.

“Yae, ¿considerarías venderme esa horquilla?”

“¿Mi… horquilla-degozaruka?” Yae tomó su horquilla en la mano. Tenía un patrón con manchas amarillas y marrones.

“Esa es una horquilla bekko, ¿verdad? Realmente he querido una por bastante tiempo. Creo que sería un buen regalo para alguien a quien debo mucho.”

“¿Bekko? ¿Qué es eso?” Elze intervino, aparentemente buscando una explicación de mí sobre la palabra desconocida.

“Es un accesorio hecho de una concha de tortuga. Son cosas muy valiosas de dónde vengo.” No estaba realmente seguro de eso, pero estaba seguro de que por lo menos había oído algo así en el pasado.

Por supuesto, la parte acerca de mí habiendo querido uno por un largo tiempo era totalmente mentira. Era sólo una excusa para que pudiera conseguir que esta chica aceptara algo de dinero. Elze y Linze se dieron cuenta rápidamente, y decidieron que sería mejor seguirme el juego.

“Si realmente quieres una baratija humilde como esta, entonces no me importa-degozaru…”

“¡Muy bien, es un trato! Aquí, lo compraré ahora.” Ella me pasó la horquilla bekko, y a cambio tomé una moneda de oro de mi cartera y la obligué a cogerla.

“¡Esto es demasiado! ¡No puedo aceptar tanto por esto-degozaru!”

“Está bien, está bien. Mira, Touya lleva mucho tiempo buscando una de esas cosas, ¿sabes? Eso es probablemente lo mucho que vale para él. Ahora vamos, vamos a llevarte a esa posada.”

“No, espe— ¡¿Elze-dono?!” Elze agarró a Yae por el brazo y la arrastró. Mientras sus figuras se iban alejando poco a poco, Linze se acercó para hablar conmigo.

“¿…Es verdaderamente tan valiosa esa horquilla?”

“¿Quién sabe? Si es genuino, entonces sería muy valioso de donde vengo, pero no soy un verdadero experto en los precios de la joyería.”

“¿No sabes su valor pero pagaste una moneda de oro por ello…?”

“Bueno, parece bastante bien hecho. Incluso si no sé su precio, estoy seguro que valdría lo justo. Por lo menos, no me siento como si hubiera hecho un mal trato, ¿verdad?” Sonreí antes de meter la horquilla en mi bolsillo, luego los dos volvimos a la posada.

Yae fue capaz de reservar una habitación para la noche, conseguir una buena noche de sueño, y se uniría a nuestro equipo del carruaje al día siguiente.

 

Salimos de Amanesque y nos dirigimos aún más hacia el norte. El país en el que estábamos era el Reino de Belfast, situado en la parte occidental del continente. Era también el segundo más grande entre los países que ocupaban esa área. Quizás por eso, no tardamos mucho en salir de la ciudad para que todos los edificios desaparecieran completamente fuera de nuestra vista. Luego no había nada más que montañas y bosques en el horizonte. Tal vez la población no era lo suficientemente grande como para llenar la gran abundante tierra.

Nos topamos con alrededor de una persona o carro sólo una vez cada par de horas, y a veces ni siquiera encontramos a nadie en el transcurso de un día entero. Supuestamente eso cambiaría cuando nos acercáramos a la capital.

Calenté mi asiento en el vagón como de costumbre, a veces echando una ojeada a Yae, que estaba en el asiento del conductor. Ella también era buena con los caballos, así que las tres habían decidido tomar turnos para sujetar las riendas.

Me sentí casi avergonzado por mi falta de experiencia. Estaba empezando a entender los sentimientos de aquellas personas que siempre se iban a calentar*el carro…(NT: O sea a no hacer nada.)

Como para compensar eso— bueno, en parte, en cualquier caso— me senté en la parte de atrás y me concentre en mis estudios sobre magia. De mis lecciones con Linze, había salido a la luz que yo era capaz de utilizar varios tipos de hechizos que encajan bajo la categoría Nulo, es decir, la magia sin elemento.

Nuestra primera pista vino cuando intenté imitar el hechizo [Boost] que Elze usó, y lo active sin ningún problema. Más tarde, oí más sobre un hechizo llamado [Power Rise] de un compañero aventurero del gremio que podía usarlo, y fue sin problemas cuando lo probé.

En pocas palabras, lo que eso significaba era que mientras conociera el nombre del hechizo y su efecto, podría usar casi cualquier tipo de magia no elemental. Las gemelas pasaron mucho tiempo pasmadas por cualquiera de mis habilidades, así que lo trataron como uno de mis rasgos a este punto. Bueno lo que sea. Fue bastante práctico, así que no tuve quejas. Gracias Dios.

Sin embargo, hubo algunos problemas. La magia nula o no elemental, era magia casi totalmente personal. Básicamente, cada hechizo individual podría fácilmente ser algo que nadie, solo los propios usuarios habían oído hablar.

En ese sentido, era como su carta del triunfo. Obviamente había personas que querían mantener algo así escondido, de lo contrario la gente sería capaz de darse cuenta de ello por adelantado. Por otra parte, había personas como el aventurero que me enseñó sobre el hechizo [Power Rise], personas que supusieron que otros no podrían imitarlo de todos modos, así que no había ningún daño en decírselo a la gente. Perdón por robar tu hechizo, chico del [Power Rise].

Sin embargo, a pesar de su rareza, había un montón de hechizos Nulos que eran muy ampliamente conocidos. Había comprado libros sobre hechizos no elementales grabados a lo largo de la historia, y me propuse estudiarlos para tratar de adquirir tantos como pudiera.

Ahora, el siguiente problema. Había demasiados. Incluso los hechizos no elementales conocidos eran suficientes para llenar una guía telefónica.

Debido a que la mayoría de los hechizos no elementales eran magia personal, había todo tipo de hechizos con uso extremadamente limitado. Magia para mantener los palos de incienso quemando más tiempo; Magia para hacer que el color del té parezca más atractivo; Magia para suavizar la superficie de la madera astillada… La lista seguía y seguía, y esos tipos de hechizos mundanos constituían la mayoría de ellos.

Además, había un montón de hechizos que tenían efectos similares. Incluso [Power Rise] y [Boost] se superponían un poco. Ambos eran hechizos utilizados para fortalecer físicamente al usuario después de todo. Sin embargo, [Boost] era más fácil de usar, ya que también tenía efectos como aumentar la capacidad de salto u otorgar niveles extremos de poder en los ataques físicos.

Dado que no tenía forma de saber qué hechizos serían de utilidad en cada situación, pensé que acabaría de revisarlas todas una por una. Pero incluso si Dios había mejorado mi memoria, todavía no estaba seguro de que pudiera memorizar un libro completo de hechizos.

Mirar a través de esa guía telefónica delante de mí para buscar hechizos que parecieran útiles era un dolor en el cuello. Era como buscar agujas en un pajar. ¡Era aburrido! Entonces otra vez… no era como si tuviera algo mejor que hacer. Estaba revisando el libro cuando un hechizo en particular se destacó. Oho…

“Un hechizo que permite al lanzador recuperar objetos pequeños desde lejos, eh… Me pregunto si puedo usar este.”

“¿Por qué no probarlo? ” Linze echó un vistazo a la página. Buen punto, parecía bastante simple de probar.

“¡[Apport]!” Exclamé.

Sin embargo, no sucedió nada. ¿Huh? Definitivamente sentía la sensación de que algo se atraía hacia mí…

Elze me llamó cuando notó que el hechizo no había sido activado correctamente.

“¿Qué intentabas agarrar?”

“La katana de Yae. Pensé en darle un pequeño susto. Hmm… Oh, ¿tal vez era demasiado grande? Después de todo dice que sólo funciona en pequeños artículos.” Traté una vez más con una imagen más clara en mente.

“¡[Apport]!”

“¡¿Fwah?!” Oí la voz sobresaltada de Yae que venía del asiento del conductor.

En mi mano estaba la cuerda que había estado usando para atarse el pelo hacia atrás.

“Parece que funcionó. Podría ser un hechizo bastante conveniente, pero también es algo bastante temible,” advirtió Linze.

“¿Qué tiene de temible que yo use este hechizo?”

“Quiero decir, agarra cosas sin dejar huella. Con una habilidad como esa, alguien podría robar todo lo que quisiera.”

“Ya veo… En realidad da un poco de miedo, ¿eh? Podrías usar ese poder para robar todo el dinero y las joyas que quisieras.”

“…No te atrevas a usarlo para eso.”

“… Por favor, no lo uses para eso…” Elze y Linze me recibieron con ojos despreciativos. ¡Qué acusación grosera!

“¡No sean ridículas, nunca haría eso! Oh… Me pregunto si la ropa interior es un objetivo válido para este hechizo…”

Elze y Linze se pusieron en posición vertical y se alejaron un poco más de mí. ¡Oh, vamos, era una broma!

“Uhm… mi pelo está volando por todas partes con este viento ahora mismo-degozaru…” Yae volvió hacia mí, muy claramente pidiéndome que le devolviera su cinta para poder atarse el pelo. Whoops, se me olvidó eso por un segundo.

 

◇ ◇ ◇

 

Habíamos pasado por varias pequeñas ciudades desde entonces, y en poco tiempo habían transcurrido tres días desde que iniciamos nuestro viaje.

Confirme en mi mapa que estábamos a poco más de la mitad de camino de nuestro destino. Parecía que más personas y carros habían estado pasando recientemente.

En cuanto a mí, yo había estado continuando mi concurso de miradas con la guía telefónica de hechizos. A través de mis esfuerzos, había logrado dominar dos nuevos hechizos interesantes. Uno que reduce drásticamente los efectos de la fricción contra el suelo durante un corto período de tiempo, y uno que amplía los sentidos del usuario para cubrir una gama mucho más amplia de detección.

Lo mejor sobre el hechizo que amplia mis sentidos era que si realmente me enfocaba, podía darme cuenta de eventos específicos que ocurrían a un kilómetro de donde yo estaba.

Ahora, antes de hablar de los peligros de este hechizo, sólo lo decidí aprender porque sentía que la capacidad de ver, oír e investigar las cosas sin tener que ir directamente allí era obviamente útil. Las chicas, sin embargo, exigieron violentamente que jurara nunca usarlo para espiar a mujeres. ¿Cómo qué clase de persona me veían…? Estaba probando los efectos de ese hechizo, [Long Sense], confirmando todo dentro de un kilómetro cuando noté algo extraño.

Esto es… ¿Era… el olor de la sangre? Mi intenso sentido del olfato lo tomó con bastante claridad. Cuando moví mi visión hacia donde venía el olor, vi un carruaje de clase alta, rodeado de hombres vestidos con armaduras completas… Parecían soldados. Ellos estaban siendo atacados por un grupo de lo que sólo podía describir como Hombres-Lagarto llevando armaduras de cuero. Aunque había también un hombre con túnicas negras entre ellos.

La mitad de los soldados ya estaban cortados y tumbados en el suelo. El resto luchó por proteger el carruaje de los Hombre-Lagarto, que marchaban hacia él, claramente armados con lanzas y espadas curvas.

“¡Yae! ¡Hay gente que está siendo atacada por monstruos! ¡Máxima velocidad hacia delante!”

“¡Ah…! ¡Entendido-degozaru!” Yae azotó a los caballos y aceleramos. Mantuve mi visión unida a esa zona mientras nos acercábamos, para poder vigilar la situación. Los Hombres-Lagarto atravesaron a los soldados uno por uno. Parecía haber un anciano herido y una niña dentro del carruaje. ¿Podríamos llegar a tiempo…? ¡Ahí están…!

“¡Aparece, Fuego! ¡Espiral Giratoria: [Fire Storm]!” Linze lanzó un hechizo de fuego desde el interior del carro. A decenas de metros de distancia, un tornado de fuego estalló en el centro de la manada de Hombres-Lagarto.

Con eso como nuestra señal, saltamos del carro pasando junto a los monstruos. Primero fue Elze, seguida por mí, con Yae en la parte trasera. Dejamos las riendas en las manos de Linze.

“¡¡¡Kshaaaaa !!” Un solo Hombre-Lagarto se dio la vuelta, lanzándose directamente hacia mí. Concentré mi energía para lanzar uno de los nuevos hechizos que acababa de aprender.

“¡[Slip]!”

Toda la fricción entre los pies del Hombre-Lagarto y el suelo se desvaneció en un instante, lo que le hizo hacer una voltereta hacia atrás tan ridícula que incluso habría sido descartada de un espectáculo de comedia.

“¡¡¡Gurghagh!!!” Di el golpe final al Hombre-Lagarto A, luego segué al Hombre-Lagarto B cuando saltó a atacarme.

Cerca, Elze había cogido la espada curvada de Hombre-Lagarto C con sus guanteletes, lo cual Yae utilizó como una abertura para cortar en el flanco del monstruo. Buen trabajo en equipo.

Mientras mi atención estaba en esa escena, una lanza de hielo pasó volando junto a mí y empaló al Hombre-Lagarto D, que había estado siguiéndome mientras estaba de espaldas. Eso debía significar que Linze había logrado detener a los caballos y unirse a la batalla.

Con el flujo de la batalla a nuestro favor, cortamos a los Hombre-Lagarto uno tras otro. Aun así, había algo extraño en toda esta situación… Había demasiados enemigos en el mismo lugar, ¿no? Ya habíamos cortado una gran cantidad de ellos. Los Hombres-Lagarto por sí solos no eran monstruos particularmente fuertes, pero era una molestia tratar de lidiar con tantos a la vez…

“¡Aparece, Oscuridad! ¡Busco a un guerrero a escala: [Lizardman]!” El hombre de túnica negra estaba detrás del ejército de Hombres-Lagarto, y él estaba cantando. Cuando él terminó, varios más Hombres-Lagarto salieron arrastrándose de las sombras alrededor de sus pies. ¡¿Qué diablos era eso?!

“¡Touya, es magia de invocación! ¡Ese hombre de túnicas negras es el que invoca a todos los Hombres-Lagarto!” Linze gritó en mi dirección.

Invocándolos… Así que había estado usando magia de tipo Oscuridad. No es de extrañar que no hubiéramos sido capaces de reducir los números de los Hombres-Lagarto. Habría sido capaz de seguir llamando a los monstruos mientras su magia se extienda, qué molestia… Muy bien, entonces. Mi objetivo había sido fijado.

“¡[Slip]!”

“¡¿Gah?!” Los pies del hombre de túnica volaron por debajo de él y lo arrojaron al suelo con un fuerte golpe. Se esforzó para volver a levantarse, pero se derrumbó al suelo una vez más de inmediato.

“¡Grr…!”

“¡Toma esto!” Yae saltó con velocidades imposibles y cortó la cabeza del hombre. Whoa, eso ha sido un poco horrible… La cabeza del hombre cayó al suelo y rodó un poco antes de que se detuviera. Descansa en paz.

Desde que el invocador había sido eliminado, los Hombres-Lagarto restantes simplemente se desvanecieron. Supuse que habían regresado al lugar de donde los había sacado.

“Parece que todo ha terminado… ¿Todo el mundo está bien?”

“¡Estoy genial!”, respondió Elze.

“Yo-yo también estoy bien,” Linze murmuró mansamente.

“Yo igual-degozaru.” Lo hicimos bien, pero la gente que había sido atacada había sufrido grandes pérdidas. Uno de los soldados restantes se acercó a mí, arrastrando detrás de él su pierna.

“Gr-Gracias… nos han salvado…”

“No lo menciones… ¿Cuántas son las víctimas?”

“De diez guardaespaldas… se llevaron siete… ¡Maldita sea! ¡Si tan sólo lo hubiéramos notado antes…!” El hombre tembló de frustración y apretó el puño. Sentí lo mismo, de alguna manera. Si tan sólo hubiéramos aparecido un poco antes… pero ya no valía la pena seguir hablando de esas cosas.

“¡A-Alguien! ¿Hay alguien? Abu… ¡Abu está…!” Todos volteamos a mirar el carruaje cuando inesperadamente escuchamos la voz de una chica. Llorando y gritando, una niña de cabello largo y rubio salió del carruaje. Parecía tener sólo diez años.

Corrimos hacia el carruaje y, junto a la niña vestida de blanco, yacía un anciano de cabello gris con un traje formal negro. Sangre fluía de su pecho mientras él jadeaba de dolor.

“¡Por favor salven a Abu! ¡Fue alcanzado por una flecha…!” La chica, con el rostro empapado en lágrimas, nos pidió ayuda. Este anciano debe haber sido muy importante para ella. Los soldados sacaron al anciano del carruaje y lo acostaron sobre la hierba.

“¡Linze! ¡¿No puedes usar tu magia de Curación?!”

“…N-No puedo. La flecha debe de haberse roto, y parte de ella todavía se aloja en la herida. Si yo lo sano en esta condición, la punta de flecha se quedará atascada dentro de su cuerpo… I-Incluso haciéndolo… ¡mi magia no e-es eficaz en una herida tan grave…!” Las palabras de Linze estaban atadas con disculpa y arrepentimiento.

Tan pronto como la niña escuchó lo que Linze tenía que decir, su rostro se nubló en desesperación. Agarró con fuerza la mano del anciano mientras lloraba, y parecía que nunca dejaría de llorar.

“Joven señorita…”

“¿Abu…? ¡Abu…!”

“Tengo miedo… de que debamos separarnos aquí… Pero por favor, sepa… los días que pasé con usted… fueron unos de los más felices de mi- ghh! ¡Ack…!”

“¡Abu, es suficiente!” Maldición… el viejo estaba tosiendo y agonizando. ¿Realmente no había nada que pudiéramos hacer? Nunca había probado la principal magia de curación antes, pero había leído sobre ella en los tomos que Linze me había prestado. Yo también conocía el encantamiento. No era imposible para mí lanzarlo… probablemente.

¿Debo tomar una apuesta aquí? Pero incluso si yo lo curo, con la flecha rota todavía alojada en la herida, no se sabe lo que podría suceder. La cicatrización de la herida hasta podría hacer que la flecha se hunda más profundamente, lo que le haría perforar el corazón… Espera… si pudiera sacar la flecha… de la herida… ¡Eso es!

“¡Por favor, apártense del camino!” Apresuré a los soldados a un lado y me arrodillé ante el anciano. Después de eso, rápidamente tiré una de las otras flechas hacia fuera del lado del carruaje y grabe la forma de la punta de flecha en mi memoria. Entonces, me concentré la imagen fuertemente en mi mente.

“¡[Apport]!” En un instante, una punta de flecha empapada en sangre y agrietada estaba firmemente agarrada en mi mano.

“¡Asombroso! ¡Usaste el hechizo para recuperar la flecha!” Elze miró mi mano y casi gritó de alegría. Pero aún no había terminado, había un paso más.

“¡Aparece, luz! ¡Confort relajante: [Cura Heal]!” Mientras lanzaba el hechizo, la herida en el pecho del viejo comenzó suavemente a regenerarse. Era casi como ver un vídeo rebobinar por sí mismo. Continuó así hasta que la abertura dentada se cerró por completo.

“¿…Que es esto? El dolor… ¿está retrocediendo? Que esté pasando, no… ¿no duele? No duele… ¿estoy curado?”

El viejo se sentó, completamente desconcertado, pero derecho e ileso, mientras la niña lo rodeaba con sus brazos. Ella gritó dejando caer innumerables lágrimas de alivio, negándose a soltar al viejo todo el tiempo. Observando la vista, todos dejamos salir nuestros propios suspiros aliviados. Nos desplomamos al suelo.

“Phew…” Bueno, estaba contento de que todo hubiera salido bien.

 

◇ ◇ ◇

 

Ayudamos a hacer las tumbas en el bosque cercano para los siete soldados que habían muerto. No podía haberlos dejado allí, pero traerlos con nosotros tampoco era una opción.

De los tres supervivientes, el soldado más joven cavó tumbas en completo silencio. Al parecer, su hermano mayor había estado entre los que habían fallecido. Cuando terminamos de hacer las tumbas, se inclinó profundamente hacia nosotros. El anciano estaba junto a él y se inclinó también.

“Verdaderamente, ustedes han sido de gran ayuda para nosotros. ¿Cómo podemos empezar a pagárselos… ”

“Por favor, no te preocupes por eso. Y lo que es más importante, he sanado tu herida, pero todavía perdiste un poco de sangre. Realmente deberías estar tomando las cosas con calma por ahora.” Tropecé la lengua un poco mientras el anciano tenía la cabeza inclinada. Era así con Dios también, pero realmente parecía que yo era débil contra los viejos.

“¡Gracias, Touya! ¡No has salvado solamente a Abu, tú también me has salvado la vida!” La pequeña rubia me lanzó palabras de gratitud como si fuera la reina del mundo. Di una sonrisa irónica y pensé que debía ser la hija de algún noble u otro.

El carruaje era de una calidad mucho mayor que la de Zanac. Además, había un gran número de guardaespaldas, un viejo sirviente de la familia y la niña arrogante, así que sentí que probablemente mi punto de vista no estaba lejos de la marca.

“Disculpen mi tardía introducción. Mi nombre es Leim, y soy un sirviente de la noble familia Ortlinde. La joven señorita es la hija del duque, Sushie Urnea Ortlinde.”

“¡Soy Sushie Urnea Ortlinde! ¡Es un placer conocerlos!” ¿La hija de un duque? Supongo que tenía razón. Al fin y al cabo parecía de la nobleza.

Mientras yo confirmaba internamente mi teoría, las gemelas y la chica samurái a mi lado estaban todas inmóviles como si se hubieran convertido en piedra.

“¿…Qué pasa?”

“¡¿Cómo puedes estar tan tranquilo?! ¡Esta es la hija del duque, ¿sabes?!”

“…D-Duque es… el rango social más alto que se puede otorgar… A diferencia de los otros títulos, Duque normalmente sólo se da a los miembros de la familia real…”

La familia real… ¿Eh?

“¡Sí, ciertamente! ¡Mi padre es el Duque Alfred Urnes Ortlinde, hermano menor de Su Majestad el Rey!”

“Entonces, supongo que eso te convierte en la sobrina del rey. Eso es bastante asombroso.”

“…No pareces sorprendido. Tú mismo debes ser una persona de clase alta, Touya.” Me di la vuelta para encontrar a las gemelas y a la chica samurai arrodillas, inclinando la cabeza hacia el suelo.

¿Qué, nos postramos ahora? ¿Es así como debo reaccionar aquí?

“Uhh … ¿Señorita Sushie? ¿Debería estar… en el suelo con ellas?”

“Puedes llamarme Sue. No estamos en un entorno formal, así que no es necesario que se inclinen. Tampoco necesitan hablar formalmente. Como dije antes, les debo mi vida. Si es algo, yo debería ser la que incline la cabeza. Todas ustedes, por favor levántense.” Las chicas se pusieron de pie y levantaron la cabeza como Sue había ordenado. Parecía que algo de la tensión en el aire se había aliviado, pero todavía tenían expresiones rígidas en sus rostros.

“Entonces, ¿qué hace la hija del duque en un lugar como éste?”

“Estábamos de regreso de la casa de la abuela… del lado de mi madre (NT: la madre de su madre). Había un asunto que estábamos investigando. Estuvimos un mes y viajamos de regreso a la capital.”

“Y luego fueron atacados aquí… Realmente no suena como si fuera cualquier viejo grupo de ladrones los que los atacaron.”

No podía imaginar a ladrones atacando con magia de Invocación. Además, aunque había muchos Hombres-Lagarto, sólo había sido el hombre con una túnica negra el que los mandaba. Era más lógico asumir que el asaltante sabía que la hija del duque estaba en este carruaje en específico. En ese caso, su motivo era probablemente asesinato o secuestro…

“Bueno, el agresor está muerto ahora. No tenemos manera de saber quién era él o sobre que órdenes estaba actuando.”

“Lo siento-degozaru…” Yae bajó su cabeza desalentadamente. Oh, claro, Yae había sido la que había enviado su cabeza a volar. Ciertamente podría haber tenido más sentido intentar suprimirlo para luego interrogarlo. Después de todo, siempre existía la posibilidad de que pudiéramos haber descubierto quién lo había enviado o desentrañar alguna gran conspiración que estaba sucediendo o algo así.

“No le prestes atención. Te lo dije, te estoy agradecida. Tienes mi gratitud por vencer a esa amenaza.”

“Tales palabras amables… las desperdicias en mí.” Yae hizo una reverencia otra vez.

“Pues entonces, Sushi—er, Sue. ¿Qué piensas hacer ahora?”

“En cuanto a eso…” Leim, que se había retirado a algún lugar cercano, habló en tono de disculpa.

“Más de la mitad de los guardias han sido asesinados, y si somos atacados nuevamente, temo que no podremos mantener a la joven señorita a salvo. ¿Considerarían prestar su servicio como guardaespaldas? Me ocuparé de que se pague adecuadamente tan pronto como lleguemos a la capital con seguridad. ¿Nos ayudarán?”

“Trabajo de guardaespaldas, eh…” Bueno, todos nos dirigíamos al mismo lugar de todos modos, y no podría dejarlos aquí. No me importaba, pero necesitaba saber lo que pensaban las demás.

“Suena bien, ¿verdad? Quiero decir, íbamos hacia allí de todos modos,” declaró Elze claramente.

“No me importa en absoluto.”

“Yo no soy más que un pasajero, así que dejaré la decisión a ti, Touya-dono.” Parecía que estábamos todos de acuerdo.

“¡Muy bien, vamos a tomar el trabajo! ¿Entonces, a la capital?”

“¡En efecto! ¡Estaremos a su cuidado!” El rostro de Sue estalló en una amplia sonrisa.

 

Así, nuestros vehículos continuaron. El viejo vagón se arrastró detrás del carruaje de Sue, y delante de ambos estaban dos soldados a caballo, que dirigían el camino….

El soldado restante se había llevado su caballo y se adelantó para entregar una carta que Sue había escrito explicando la situación a la familia del duque.

Entré en el carruaje como guardaespaldas personal de Sue. Ya que era hábil tanto en magia como con la espada, se decidió que era la mejor posición posible para mí.

Me senté en un asiento de clase alta completamente desconocido, y directamente delante de mí se sentó Sue, y Leim a su lado todo el rato.

“…Y con eso, el valiente Momotaro mató al malvado Oni y llevó varios tesoros al pueblo.”

“¡Oh! ¡Increíble!” Sue aplaudió mientras escuchaba mi cuento. Me preguntaba si esto estaba bien. Me habían dicho que hablara de algo, así que llamándolo una historia heroica transmitida en mi ciudad natal, recité la historia de Momotaro. No sabía cómo reaccionaría ella, pero Sue parecía satisfecha.

Sue habló extraño para alguien de su edad. Al parecer su discurso era así porque ella seguía tratando de imitar a su abuela, por lo que su abuela debe haber sido alguien de estatus muy alto también.

“¿Me permitirías oír otro cuento, Touya?”

“Bien, de acuerdo. Veamos … Hace mucho tiempo, en la ciudad del castillo de un reino muy muy lejano, , vivía una chica llamada Cenicienta…” Nunca pensé que iba a contar historias con brujas o magos en un mundo donde la magia realmente existía… Sin embargo, Sue parecía bastante feliz, así que no me importa.

Después de eso, me agote recitando cada cuento de hadas imaginable, y antes de que yo lo supiera, me encontré contando las historias de un manga famoso y películas de anime popular.

Casi salté de mis botas cuando Sue gritó acerca de querer embarcarse en una aventura hacia el Castillo en el Cielo, pero Leim logró calmarla.

Parecía que la joven señorita era particularmente aficionada a las historias de aventuras. Qué chica tan extraña.

Y así pasamos pacíficamente el tiempo en el carruaje mientras nos dirigíamos hacia la capital.

 

◇ ◇ ◇

 

“¡Oh, estamos casi allí! ¡Es la capital!” Sue soltó un grito mientras miraba por la ventana. Miré hacia fuera, y en la distancia pude distinguir un castillo blanco rodeado de altas murallas, enmarcado por una gran cascada detrás de él.

La Capital Real, Alephis. Situada en la orilla del Lago Palette, un montón de agua que se formó en la base de la cascada, también era conocida como “La Capital del Lago”.

Situado en la parte occidental del continente, el Reino de Belfast tenía un clima cómodo. Eso más las justas regla del actual rey hizo un país relativamente pacífico. Los productos de seda hechos en la región de Killua en Belfast fueron reconocidos como algunos de la más alta calidad en el mundo. Eran ligeros y suaves, fuertes y hermosos. Los bienes eran populares entre los nobles e incluso las familias reales de otros países, por lo que el negocio era el orgullo del reino, y supuestamente una fuente indispensable de ingresos.

Pensando en ello, ¿no tenía Zanac ropa de seda a la venta en su tienda?

A medida que nos acercábamos cada vez más a la capital, me sorprendí una vez más por el tamaño de las paredes del castillo. ¿Exactamente dónde se acababa la muralla? Era la imagen de una fortaleza de hierro diseñada para mantener a cualquier enemigo alejado. Por no decir que en realidad era de hierro y no de cualquier otra cosa.

Varios soldados estaban realizando inspecciones en las puertas de la ciudad antes de permitir el paso de la gente a la capital. Sin embargo, se nos permitió atravesar tan pronto como el guardia echó un vistazo a las caras de Sue y Leim. Parecía que eran bastante conocidos alrededor de estas zonas. Sin duda la cresta de la familia del duque en el lado del carruaje también jugó un papel importante.

El carruaje siguió recto hacia el castillo, cruzando un puente de piedra que abarcaba un gran río a lo largo del camino. Había otro puesto de control en medio del puente, pero acabamos pasando a través de él una vez más.

“Más allá de este punto está el distrito residencial de los nobles.” Dije un “Ya veo” a la explicación de Leim. Entonces la capital se dividía en dos áreas: el distrito plebeyo, y el distrito noble. Lo que significaba que el lugar que acabábamos de dejar debía de ser el distrito plebeyo.

Viajamos por una calle llena de filas de hermosos edificios y llegamos frente a una gigantesca mansión. Los muros eran enormes aquí también. Cuando finalmente nos detuvimos frente a la entrada, cinco, y luego seis soldados abrieron lentamente las muy grandes puertas, presumiblemente pesadas. Sólo ahora que estábamos directamente frente a ella, reconocí la cresta de la gran puerta como la misma que estaba en el lado del carruaje.

Así que esta era la propiedad del duque. Era enorme. Todo desde el jardín hasta la casa era innecesariamente enorme. ¿Por qué todo era tan grande?

El carruaje se detuvo frente a la entrada del edificio y Sue abrió la puerta del carruaje con gran entusiasmo.

“¡Bienvenida, joven señorita!”

“¡Vaya, gracias!” Apareció un muro de maids e inclinaron la cabeza al unísono. Simplemente me quede sentado en el carruaje, completamente atónito hasta que Leim me instó a salir. Me sentí… completamente fuera de lugar. Cuando entramos en el vestíbulo, un hombre vino corriendo por la escalera alfombrada de color rojo delante de nosotros.

“¡Sue!”

“¡Padre!” Sue fue directo hacia el hombre y saltó para abrazarlo.

“Gracias a Dios… ¡Gracias a Dios que estás a salvo!”

“Estoy bien, padre. ¿No lo escribí en la carta?”

“Cuando llegó esa carta, sentí como si mi corazón se hubiera detenido…” Parecía que el hombre era el padre de Sue. Era el Duque Alfred Ortlinde, hermano del rey. Tenía pelo rubio y un cuerpo fuerte que contaba de buena salud a simple vista. Pero a pesar de su robustez, tenía un rostro apacible que le hacía parecer nada más que amable.

Finalmente, el Duque se apartó de su abrazo con Sue y se dirigió hacia nosotros.

“…Ustedes deben ser los aventureros que salvaron a mi hija. Tienen mi más sincera gratitud. De verdad, muchas gracias por toda su ayuda.” Me sorprendí. El duque se acercó a nosotros sólo para inclinar su cabeza. El hermano del rey se inclinaba ante nosotros.

“Por favor, no hay necesidad de inclinar la cabeza. ¡Sólo hicimos lo que cualquiera haría en esa situación!”

“Ya veo. Eres bastante modesto, ¿no? Sin embargo, ustedes tienen mi gratitud.” Después de que él terminó de hablar, el duque tomó mi mano en la suya y la sacudió firmemente.

“Sin duda ya lo sabes, pero permíteme presentarme formalmente. Mi nombre es Alfred Urnes Ortlinde.”

“Soy Mochizuki Touya. Oh, Touya es mi nombre y Mochizuki es mi apellido.”

“Oh, ¿podrías ser de Eashen?”

…Por favor. Otra vez esto no.

 

“Ya veo… ¿Así que vinieron a la capital por una solicitud del gremio para entregar una carta?” Nos sentamos en la terraza del segundo piso con vistas al jardín, disfrutando de una taza de té.

Aunque los únicos que disfrutaban de su té eramos el duque y yo, ya que las otras tres estaban tensas y sentadas como tablas de madera. Sue había dejado su asiento y ya no estaba allí. Me pregunté a dónde habría huido.

“Si no hubieran aceptado esa petición, Sue podría muy bien haber sido secuestrada o asesinada ahora mismo… Estoy agradecido a quien te pidió que vinieras aquí.”

“¿Tienes alguna idea de quién podría haber estado detrás del ataque?”

“Casi desearía poder decir que no lo sé… Pero teniendo en cuenta mi posición, estoy seguro de que no hay fin de individuos miserables que me ven como una molestia. Incluso puede haber algunos entre los nobles que buscarían secuestrar a mi hija y utilizarla como rehén contra mí para hacerme bailar por cada uno de sus caprichos.” El duque hizo una cara amarga y bebió de su taza de té mientras que él decía eso. Parecía que había todo tipo de gente incluso entre la nobleza.

“Estoy de vuelta, padre. Siento la espera.” Sue salió a la terraza. Llevaba un vestido de color rosa pálido, y en el pelo llevaba una diadema con una rosa con un tono rosada pálido. Le quedaba muy bien.

“¿Has hablado con Ellen?”

“Sí, lo hice. Sin embargo, guardé silencio acerca de haber sido atacada. No quería preocuparla.” Sue vino y se sentó junto al duque. Leim salió un momento después llevando más té con él.

“¿Ellen?”

“Sí, ella es mi esposa. Siento que no haya podido salir a recibirlos, aunque han rescatado a nuestra hija… Ella está bastante ciega, ¿sabes?”

“Tu esposa es ciega, ¿verdad?” Yae habló, con el corazón pesado claramente detrás de sus palabras.

“Ella sufrió una enfermedad hace cinco años… Ellos lograron salvar su vida, pero no su visión.” El duque dejó caer su mirada mientras hablaba sobre la triste historia. Sue lo notó, y colocó su mano encima de la suya. Debía de estar preocupada por su padre. Realmente era una niña encantadora.

“¿…H-Han intentado tratarla con magia?”

“Llamé a los practicantes de la magia de curación de toda esta tierra, pero… no sirvió para nada. Dijeron que si hubiera sido causado por una lesión física, entonces la magia podría haber ayudado en cierta medida, pero que no tendría ningún efecto en los efectos secundarios de una enfermedad.” El duque sin aliento respondió a la pregunta de Linze.

Así que, incluso la magia de curación no podía ayudar… Pensé que podríamos sanarla con [Cure Heal] o algo así, pero… En momentos como estos era donde sentía mi propia impotencia más que nunca.

“Si sólo el abuelo estuviera vivo…” susurró Sue con una voz pequeña y arrepentida. Debe haber notado mi expresión curiosa, porque el duque habló para explicar.

“El padre de mi esposa… el abuelo de Sue, es decir, mi suegro podía usar un tipo muy especial de magia. Él fue capaz de curar cualquier anormalidad dentro del cuerpo. La razón por la que Sue se había marchado originalmente en un viaje era averiguar más sobre su magia y tratar de encontrar una manera de recrearla.”

“Si tuviéramos la magia del abuelo, podríamos sanar los ojos de madre. Incluso si no pudiéramos usar esa magia, existía la posibilidad de que saber más sobre ella nos permitiría sustituirla por un hechizo de otro tipo de magia. Al menos eso fue lo que escuché del mago de la corte. Por el contrario podríamos tratar de encontrar a alguien que pudiera usar la misma magia que el abuelo…” Sue apretó el puño con frustración.

“Dijo que la posibilidad de que eso ocurriera era muy baja, Sue. La magia no elemental es principalmente magia personal. Casi no hay dos personas que puedan usar exactamente el mismo hechizo de no elemento que el otro. Pero estoy seguro de que debe haber alguien por ahí que pueda usar un hechizo similar. Voy a encontrar definitivamente a esa persona, de una forma u otra…”

“¡¡¡AAAAH!!!” “¡¡¡AAAAH!!!” “¡¡¡AAAAH!!!” Las tres chicas sentadas a mi lado repentinamente saltaron de sus asientos y dejaron salir algunos gritos. Whoa, ¡que eso casi me mata! ¡¿Qué diablos, qué está pasando?!

“¡Es Touya!”

“¡Touya, eres tú!”

“¡Touya-dono, ese debe ser usted-degozaru!”

“¿De qué están hablando?” Las chicas me señalaron con sus dedos rápidamente, y me alejé reflexivamente de ellas.

Ustedes sinceramente me están asustando… ¿Toda la tensión acabó en sus cabezas y las hizo estallar? Mira, el duque y su hija también se están alejando. ¡Están asustando a todo el mundo!

“¡Podrías ser capaz de usar ese hechizo!” exclamó Elze.

“La magia no elemental es principalmente magia personal… lo que significa que no hay dos personas que pueden usar el mismo hechizo. Excepto…!”

“Touya-dono, ¡¿puedes usar cualquier tipo de hechizo Nulo-degozaruka?!”

“¿Hmm…? ¡Oh! ¡Así que es por eso por lo que todas gritaron!” ¡Finalmente lo entendí! Bien, si el hechizo era no elemental, entonces…

“¿De qué… están hablando…? ¿Qué quieren decir con que puede…?”

“¡Touya! ¿Puedes realmente curar a mi madre?”, exclamó Sue. El duque me miró con una expresión de puro desconcierto en su rostro. Mientras tanto, Sue se aferraba a mi brazo como si nunca fuera a soltarla.

“Honestamente, no podré decir de cualquier manera sin probarlo primero. Pero hay una posibilidad… Sólo mientras conozca el nombre del hechizo y los detalles de lo que hace.”

 

 

“Oh ¿tenemos invitados?” La señora sentada en la cama en la habitación en la que entramos se parecía mucho a Sue. Mirándola casi me hizo creer que estaba vislumbrando el futuro de Sue. La única diferencia era que tenía cabello castaño claro en contraste con el rubio de su hija.

Su blusa blanca y su falda azul pastel le daban un aire efímero. Para compararla con una flor, ella era al menos como una rosa o un lirio, y más como el aliento de un bebé. Ella era todavía joven. Probablemente aún no tenía treinta años. Pero sentí que su juventud sólo atraía más la atención de sus ojos ciegos. Sus ojos todavía estaban abiertos, pero parecía que su mirada nunca se había asentado en nada. Casi me preguntaba a dónde miraban sus ojos.

“Mi nombre es Mochizuki Touya. Es un placer conocerla, Duquesa Ellen.”

“El placer es todo mío. Querido, ¿este joven es tu amigo?”

“Lo es. Es alguien que Sue buscó mientras estaba en su viaje… y al oírla hablar de tus ojos, dijo que le gustaría ver qué podía hacer.”

“¿Mis ojos…?”

“Madre, por favor, relájate un momento”, dijo Sue. Levanté silenciosamente mi mano y la sostuve delante de los ojos de la Duquesa Ellen. Mi mente se concentró enteramente en ellos mientras lanzaba el hechizo que había aprendido hace un momento. Vamos, por favor funciona…

“[Recovery].”

Una suave luz fluyó de la palma de mi mano a los ojos de la Duquesa Ellen. Cuando la luz se desvaneció, saqué mi mano.

Su mirada vagó por un momento antes de instalarse gradualmente. Después de parpadear unas cuantas veces, volteó silenciosamente hacia la cara de su marido y su hija.

“¿…P-Puedo… ver? ¡Cariño…! ¡Puedo ver!” Las lágrimas comenzaron a fluir de los ojos de la Duquesa Ellen.

“¡Ellen…!”

“¡Madre!” Los tres se abrazaron y empezaron a llorar. Finalmente, al ver a su marido y a su hija por primera vez en media década, la Duquesa Ellen sonrió intensamente mientras fluían sus lágrimas. Simplemente continuó mirando a sus caras a través de los ojos manchados de lágrimas. Los rostros de su amada familia.

Leim, quien había estado observando tranquilamente la escena desde cerca, volteó la cara hacia arriba y empezó a llorar también.

“¡Uwah… estoy tan feliz!” Elze se ahogó.

“Estoy también muy contenta por ellos…”

“¡Estoy muy feliz por ellos-degozaru…!”

Espera, ¡¿por qué las chicas están llorando?! ¿Huh? Espera, ¿esto me hace una persona horrible por ser el único que no llora? Me estoy sintiendo muy emocionado por toda esta escena también, ¿sabes? Es sólo que estaba bajo tanta presión para asegurarme de que funcionara que estoy más aliviado que feliz ahora… Ah, olvídalo.

Por el momento, sólo miramos cálidamente mientras la familia se regocijaba.

 

◇ ◇ ◇

 

“Estoy muy en deuda con ustedes. Realmente, no tienen idea de lo que todo esto significa para mí. No sólo salvaron a mi hija, sino que incluso curaron a mi esposa… Gracias, muchas gracias.” El duque se inclinó nuevamente ante nosotros. Realmente no estaba bien con situaciones como esta. No podía soportar que este hombre se inclinara ante mí.

Sue seguía en la habitación de la Duquesa Ellen. Habíamos sido llevados al salón, donde nos sentábamos en lujosas sillas frente al duque.

“Por favor, no lo mencione. Sue está a salvo, y tu esposa está curada. Me alegro de que todo esté bien ahora.”

“No, no puedo dejarlo así. Realmente debo mostrarles el nivel apropiado de gratitud. Leim, tráelo.”

“Por supuesto, señor.” Leim trajo una bandeja de plata con varios objetos colocados sobre ella.

“En primer lugar, tomen esto. Es su recompensa por salvar a mi hija. Además de escoltarla a casa con seguridad.” Leim me entregó una bolsa que suponía que tenía dinero dentro.

“Debería de haber cuarenta monedas de platino dentro.”

“¡¿Huh?!” “¡¿Qué?!” “¡¿Eh?!” Las chicas parecieron comprender la situación inmediatamente, pero yo no estaba seguro de lo que el duque quería decir. Yo sabía todo acerca de las monedas de oro hasta este punto, pero ¿qué era una moneda de platino? Le pregunté a Elze, que estaba sentada a mi lado.

“Hey Elze, ¿qué es una moneda de platino?”

“…Es un nivel de moneda un paso por encima de las monedas de oro. Una sola moneda de platino equivale a diez monedas de oro…”

“¡¿Diez monedas de oro?!”

Desde el tiempo en el que he estado en este mundo hasta ahora, sé que un oro es aproximadamente equivalente a cien mil yenes… Así que si un platino es de un millón de yenes, entonces tengo… cuarenta… millones…de yenes?!

“¡E-Espere, no puedo aceptar esto! ¡Eso es demasiado!” Después de darme cuenta de lo mucho que se nos había dado, me apresuré a rechazarlo. No había manera de que el trabajo que aceptamos valiera ni de cerca esta cantidad.

“No digas eso, por favor, solo acepta. Si planeas ganarte la vida como aventurero, estoy seguro de que llegarás a un punto en el que te encontrarás necesitado de dinero. Piensa en ello como fondos para guardar cuando llegue ese momento.”

“Bueno…” Él tenía un punto, el dinero probablemente sería útil. Odiaba admitirlo, pero había cosas en este mundo que sólo se podían resolver moviendo dinero. Además, por lo que yo sabía de la personalidad del duque, él no me iba a dejar hasta que acepté la recompensa.

“Además, me gustaría darles a cada uno de ustedes uno de estos.” El duque alineó cuatro medallas en la mesa frente a él. Cada una tenía un diámetro de unos cinco centímetros. El diseño de la medalla contó con un escudo en el centro y un par de leones enfrentados uno al otro desde los lados. Espera… ¿no es esto…?

“Son medallas con la cresta de mi familia. Con esto, ustedes serán capaces de pasar a través de cualquier punto de control con relativa facilidad, y también serán capaces de utilizar las instalaciones normalmente exclusivas de los nobles. Si ocurriera algo, actúen con la garantía de que mi familia les brindará apoyo. Supongo que son una forma de identificación.”

Según el duque, tales medallas se daban normalmente a los comerciantes exclusivos de la familia u otras figuras importantes. Cada una de las medallas tenía nuestros nombres individuales grabados en ellos, junto con una sola palabra, lo que significaba que no podría haber duplicados hechos. Eso aparentemente fue para asegurarse de que nunca podrían ser abusadas si alguna vez los perdiéramos.

Mi medalla llevaba la palabra “Tranquilidad”, la de Elze era “Fervor”, la de Linze era “Filantropía (generosidad)”, y la de Yae era “Sinceridad”. Tranquilidad, eh… Bueno, la paz es lo mejor después de todo.

De todos modos, estos sin duda sonaban como objetos útiles. Estos también harían más fácil visitar a Sue de nuevo. Estar parado en los puestos de control todo el tiempo sonaba como una gran mlestia. Aunque en una emergencia, siempre podía lanzar [Gate] para evitar todos los puntos de control de todos modos.

Dividimos el dinero uniformemente entre nosotros, diez monedas de platino cada uno. Sin embargo, un platino era de diez de oro, por lo que era de un millón de yenes… Tenía que estar absolutamente seguro de que nunca, nunca dejaría caer ninguna de ellas.

Decidimos que era demasiado peligroso estar caminando con ese dinero, así que cada uno tomó una sola moneda y el duque entregó el resto al gremio por nosotros. Al parecer, fue creado para que pudiéramos retirar nuestro dinero de cualquier oficina del gremio en cualquier ciudad. Pensé que era como el equivalente a un banco de este mundo.

Decidimos que ya era hora de que nos pusiéramos en camino, y cuando regresamos al vestíbulo, Sue y la Duquesa Ellen habían venido a despedirnos.

“¡Vengan a visitarnos pronto! Es una orden, ¡¿oyes?!” Una apasionada escena de despedida detrás de nosotros, saltamos a nuestro carro y nos dirigimos a entregar esa carta a la finca del vizconde Swordrick tal como Zanac nos había pedido.

 

“¿Eh? ¿Esa carta que se les pidió entregar era para el vizconde Swordrick-degozaruka?” Oh, ¿no le había dicho Yae acerca de eso todavía? Con curiosidad, me encontré con la mirada sobresaltada de Yae cuando el carro nos balanceó de lado a lado.

“¿Lo conoces?”

“¿Si lo conozco? Es el hombre que mencioné antes-degozaru. El que ayudó a mi padre en el pasado, él es el mismo hombre por el que estoy aquí para conocerlo-degozaru!” Huh, era una gran coincidencia. El mundo es pequeño después de todo.

Fuimos agitados en la parte de atrás de la carreta mientras Elze nos guiaba por la calle de clase alta, siguiendo las instrucciones que el duque nos había dado antes de detenernos fuera de la finca del vizconde.

Puede parecer grosero, pero acabando de venir de la finca del duque, el vizconde parecía mucho más… cómodo, comparativamente. Sin embargo, no había duda de que era una gran casa. Se sentía bastante vieja, o mejor dicho, rica en historia. Había oído que algunos de los nobles con propiedad en la capital también poseían tierras en otros lugares, por lo que tal vez incluso podría ser la villa del vizconde.

Cuando le dimos el nombre de Zanac al guardián, dijo que haría los arreglos para que el vizconde se reuniera con nosotros. En poco tiempo nos llevaron al edificio, donde un hombre que tomé por el mayordomo nos llevó al salón.

Una vez más, en comparación con el salón en la casa del duque, el lugar era un poco… bueno… Pensamientos inadecuados corrían en mi cabeza mientras esperábamos, cuando salió un hombre pelirrojo. Este tipo… era fuerte. Podía decirlo incluso a través de su ropa que su forma muscular estaba bien entrenada. Incluso sus ojos eran agudos, examinándonos como un halcón acechando su presa.

“Mi nombre es Carlossa Galune Swordrick. ¿Son los mensajeros que envió Zanac?”

“Lo somos. Estamos aquí para entregarle esta carta a petición suya. También se nos pidió que recibiésemos una respuesta suya para llevárnosla con nosotros.” Le tendí el tubo que contenía la carta de Zanac. El vizconde la tomó y retiró el sello de cera con un cuchillo antes de leer el contenido.

“Esperen aquí un momento. Voy a escribir una respuesta.” Después de hablar, el vizconde salió de la habitación. Cuando se fue, una maid entró en la habitación y nos preparó té, pero comparado con el té que habíamos tenido en la casa del duque… No, eso fue suficiente. No hay necesidad de irrespetar al vizconde. No debería haber estado comparándolo con el duque en primer lugar.

“Siento haberlos retenido.” El vizconde volvió con una carta sellada en la mano.

“Muy bien, por favor denle esto a Zanac. También, esperen un momento. Antes de que se vayan…” Mientras el vizconde me entregaba la carta, su mirada se dirigió hacia Yae.

“Me he estado preguntando desde que te puse los ojos encima por primera vez… hemos… No, no creo que nos hayamos conocido antes. Sin embargo… ¿Cómo te llamas?” El vizconde inclinó la cabeza como si intentara recordar algo. Yae lo miró directamente y le dio su nombre.

“Mi nombre es Kokonoe Yae; hija de Kokonoe Jubei-degozaru.”

“…Kokonoe… ¡Oh, Kokonoe! Ya veo. ¡Así que tú eres la hija de Jubei!” El vizconde se golpeó la rodilla con una sonrisa amplia, y le dio un vistazo vez más a Yae con una expresión feliz en su rostro.

“Sí. No hay duda. Eres la viva imagen de Nanae. ¡Me alegra que hayas cogido la mirada de tu madre y no la de tu viejo!  El vizconde se echó a reír como si de repente se hubiera puesto de buen humor, y Yae simplemente sonrió sin decir una palabra.

“Uhm… así que ¿cómo conoces a Yae…?” Le pregunté.

“¿Hmm? Oh, cierto. Ya ves, su padre, Jubei, solía ser un instructor de espada para la familia Swordrick. Hace tiempo cuando yo era todavía un mocoso llorón, él realmente me puso a través del escurridor. Fue un verdadero desafío, enserio. Es difícil creer que ya hace veinte años de ello.”

“Mi padre siempre habla de cómo, entre los espadachines que entrenó, ninguno era tan sabio ni tan talentoso como usted, vizconde-dono.”

“¿Ohoho? ¡Me alegra oír eso! Aunque sea mera adulación, es reconfortante saber que mi viejo maestro habla tan bien de mí.” El vizconde sonrió alegremente, fiel a sus palabras. Pero Yae continuó hablando con él con una expresión seria en su rostro.

“También me dijo que si alguna vez tenía la oportunidad de conocerle, debería pedirle que intercambiara consejos sobre el juego de espadas-degozaru.”

“Oho…” El vizconde entrecerró sus ojos, al parecer entusiasmado por las palabras de Yae.

¿Huh? ¿Qué pasa con este cambio en la atmósfera tan repentino…?

 

◇ ◇ ◇

 

El jardín del vizconde tenía un dojo en él.

Al entrar, no pude contener mi sorpresa. Después de todo, se veía exactamente como un dojo de kendo japonés.

Un suelo de madera pulida, varias espadas de madera colgando en la pared… completa con un santuario real.

“Este edificio fue creado por el Sr. Jubei, y fue construido por mi padre. Fue diseñado para tener una estética Eashen, como tú podrías ser capaz de decir.”

“Me recuerda al dojo de vuelta en casa… Me hace sentir nostálgica-degozaru.”

Ya somos dos, Yae. Ir a Eashen acaba de conseguir escalar mucho más alto en mi lista de tareas.

“Elige la espada de madera que más te convenga. Están alineadas por el tamaño de su agarre.” Después de ponerse el traje de entrenamiento, el vizconde fijó su faja y tomó una espada de madera. Yae, por otro lado, tomó unas cuantas espadas y trató de balancear cada una de ellas varias veces antes de decidir cuál se adaptaba mejor a ella. Poco después, se encontró cara a cara con el hombre.

“¿Alguno de ustedes está familiarizado con la magia de curación?”

“…Sabemos uno o dos hechizos.” Respondí levantando mi mano y mirando a Linze.

“Entonces no habrá necesidad de contenerse. Ven a mí con todo lo que tienes.” Cuando dijo eso, fuimos a sentarnos al borde del dojo para que no interrumpiéramos en su lucha.

Golpeado con una idea repentina, saqué mi smartphone. Bien ahora…

“¿Qué estás haciendo…?” Linze habló, mirándome totalmente confundida.

“Sólo una pequeña cosa para referencias futuras.” Mientras yo respondía, Elze asumió el papel de árbitro y tomó su lugar entre los luchadores.

Después de confirmar que estaban completamente listos, señaló el inicio.

“Ahora entonces… ¡comiencen!” Mientras la voz de Elze sonaba por todo el dojo, Yae se precipitó hacia el vizconde con la velocidad de una bala. Él detuvo el primer impacto de frente y bloqueó perfectamente cada uno de los numerosos ataques que siguieron.

Yae momentáneamente retrocedió y trató de ajustar su respiración. Sin embargo, a pesar de la oportunidad de oro, el vizconde no la atacó. En vez de eso, sólo observó sus movimientos.

Enfrentándose el uno al otro, se acercaron como si dibujaran una espiral hacia dentro. Poco a poco, la distancia entre ellos se redujo hasta llegar a un punto que se convocó otro intercambio de espadas de madera… comenzando otra cadena viciosa de golpes.

Sin embargo, Yae era la única atacante. El vizconde se limitó a detenerlos, evadirlos y desviarlos, sin mostrar ningún signo de ir a la ofensiva.

“Ya veo… Así que es así.” Él cambió su espada a una posición más baja. Yae fijó su puntería y respiró mientras sus hombros se movían arriba y abajo en rápida sucesión. Era evidente que se estaba quedando sin resistencia.

“Tu esgrima es la adecuada. Incluso llegaría a llamarla ejemplar, ya que no veo ni siquiera un solo movimiento perdido. Es como lo que Jubei me enseñó.”

“¿Hay algún problema con eso?”

“De ninguna manera. Sin embargo… no tienes nada más allá de ese nivel.”

“¡¿Qu—?!” El vizconde cambió su espada a una posición hacia arriba y mostró su primer acto de agresión. Incluso yo podía sentir su aura eléctrica.

“¡En guardia!” Dio un paso adelante, y antes de que me diera cuenta, rápidamente saltó y cerró la distancia entre él y Yae. La espada que sostenía sobre su cabeza bajó rápidamente hacia la cabeza de ella. Yae respondió colocando su espada sobre sí misma.

Sin embargo… al momento siguiente, cayó al suelo con un sonido muy insatisfactorio. Podía oírla quejarse mientras se aferraba a uno de sus costados.

“¡S-Suficiente!” Elze proclamó el final del enfrentamiento. Si se hubiera tratado de una verdadera batalla, Yae habría sido perfectamente dividida por la mitad.

“Guh…”

“Por favor, abstente de moverte demasiado. Probablemente rompí algunas de tus costillas. Si les das la oportunidad, pueden perforar tus pulmones. ¡Tú el de allí! Ven y cúrala.”

“Ah bien.”

Mientras Yae se retorcía de dolor, puse mi mano sobre su costado y lancé un hechizo de curación. Cuanto antes mejor, probablemente debido al dolor que se desvanecía, su expresión se volvió tranquila.

“Estoy bien ahora-degozaru…” Después de agradecerme, Yae se levantó y le dio al vizconde una sincera reverencia.

“Estoy agradecida por su guía-degozaru.”

“Tu esgrima no tiene ningún lado oscuro real. Mezclas fintas y ataques reales, cargas y retrocedes cuando es necesario… Eres a la vez feroz y abierta. Sin embargo, una manera de usar tan apropiadamente la espada como la tuya no rompe los límites del entrenamiento del dojo. Pero, no estoy diciendo que eso es algo malo. Después de todo, la verdadera fuerza difiere dependiendo de la persona.” Los penetrantes ojos del vizconde atravesaron a Yae.

“¿Qué buscas de tu espada?” Ella no respondió a sus palabras. En vez de eso, ella solo miró su espada de madera.

“Es lo primero que debes aprender. Entonces, encontrarás tu verdadero camino. Y cuando lo hagas, siéntete libre de volver a mí.” Con esas últimas palabras, el vizconde abandonó el dojo.

 

“Oye, bueno… ¡No deberías preocuparte demasiado! Las batallas tienen que ver con la suerte. ¡Si perdiste, seguramente estarías obligada a perder de todos modos!”

“…Elze-dono… no estás ayudando en absoluto-degozaru…” Yae miró a Elze con una expresión severa, lo que la hizo soltar una risa seca.

Linze tomó el control del carro para llevarnos al punto de control a través del cual podíamos salir del distrito noble.

“¿Qué vas a hacer desde aquí, Yae? Nosotros nos dirigimos de regreso a Reflet,” proclamó Elze.

“¿Qué es lo que debería hacer-degozaruka…?”

Maldita sea, se ve seriamente deprimida. Me recordó a un inútil asalariado que había perdido toda esperanza. Sentada en el lado de nuestro equipaje, Yae estaba mirando el lejano cielo con su barbilla descansando sobre sus manos.

“¡Si no tienes a dónde ir, deberías venir con nosotros a Reflet! ¡Entonces puedes unirte al gremio, formar un grupo, e incluso entrenar con nosotros a veces!” ¿A veces? Bueno, yo entendí lo que Elze quería. Nos hicimos buenos amigos, por lo que sería sido un fastidio si nos separáramos a este punto.

“Puede que no sea una mala idea-degozaru.”

“¡Está bien, está decidido!”

“En serio, eres tan contundente…” La energía de Elze me hizo adoptar una sonrisa irónica. Ella se aprovechó del abatimiento de Yae… ¿o tal vez sólo estaba siendo considerada a su manera? Cuando pensé en eso, nuestro carruaje llegó al puesto de control. Los soldados del puesto se acercaron a nosotros, y cuando Linze les mostró tímidamente la medalla que recibimos del duque, no vacilaron en dejarnos pasar. Hombre, el duque seguro es alguien influyente.

“El mundo es un lugar muy grande-degozaru… No pensé que fuera a enfrentar a alguien tan fuerte… Tengo un largo camino por recorrer-degozaru…” Yae murmuró lentamente esas palabras.

Así que todavía estaba concentrada en eso… Debe haber sido un gran shock.

“El impacto final especialmente… No entiendo cómo sucedió-degozaru. Pensé que la iba a desviar la espada como venía desde arriba… pero de alguna manera me golpeó en mi lado…”

“¡Eso fue impresionante! ¡Yo estaba justo al lado de ti, pero ni siquiera yo vi lo que pasó! Cuando parpadee de repente estabas tumbada en el suelo, ¿sabes?” Para ayudar a Yae a procesarlo, Elze comenzó excitadamente explicando lo que vio.

“Es una vergüenza… Si tan sólo pudiera ver ese ataque una vez más-degoaru…”

“Pero puedes” expliqué.

“¿…Perdón?” Mis palabras indiferentes hicieron que Yae pusiera una expresión bastante tonta y parpadeara repetidamente. Saqué mi smartphone, puse el duelo que acababa de grabar y lo reproduje para ella.

“¡¿Q-qué es esto?! ¡Ah! ¡E-Espera! ¡Esa soy yo! ¡Y el Vizconde-dono! ¡Elze-dono también-degozaru!”

“Whoa, ¡¿qué demonios es esto?! ¡Se está moviendo! ¡Pero estoy aquí! ¿Eh? Espera, ¿de verdad es Linze? ¡¿Hermana?! ¡No, ella también está aquí! ¡¿Que está pasando?!”

“Cálmense.”

“¡Ay!” “¡Ouch…!” Dejé caer un ligero golpe en la parte superior de sus cabezas confundidas. Realmente necesitaban calmarse. No es que no fuera gracioso, sin embargo.

“Esto es… algo así como mi magia Nula personal que permite la grabación de eventos para que puedas verlos de nuevo más tarde. Lo usé para registrar tu duelo.”

“¡Esa magia es increíble-degozaru!”

“¿Eh? ¿Cómo se llama ese hechizo?”

“Ah… smartphone, ¿supongo?”

“Smawtforn… nunca había oído hablar de eso antes. Bueno lo que sea. Después de todo es magia no elemental.” Elze cruzó sus brazos e inclinó su cabeza. Yae, por otro lado, tomó mi smartphone y miró atentamente a la pantalla. Muy pronto, llegó a la escena donde fue derrotada.

“¡Aquí mismo-degozaru!” La espada que se suponía iba a caer sobre su cabeza estaba dirigiéndose hacia su lado todo el tiempo. ¿Huh? Estaba seguro de que era un impacto hacia su cabeza…

“¿Qué significa esto…?”

“No lo sé…” le pregunté a Elze, que estaba observando a mi lado, pero ella parecía tan desorientada como yo.

“¡T-Touya-dono! ¿Es posible verlo de nuevo-degozaruka?”

“Sí. Tantas veces como quieras. ¿Debo ponerlo desde el principio? ¿O justo antes de que fueras derrotada?”

“¡Antes de que fuera derrotada!”

Lo puse en ese punto y le entregué el teléfono a Yae. El vizconde se acercaba a Yae y la golpeó justo en el lado. Él nunca fue a por su cabeza. Pero estaba bastante seguro de que…

“Espada de sombra…”

“¿Espada de sombra?” Estaba confundido por la palabra que ella silenciosamente murmuró.

“Es una técnica que convierte el espíritu de lucha en una hoja. Siendo una ilusión, no tiene ninguna sustancia. Sin embargo, puesto que está hecho de espíritu, tiene una presencia que puedes sentir-degozaru… Es por eso, antes de que te des cuenta, reconoces su existencia. Probablemente el vizconde colocó la espada de sombra para atacar desde arriba mientras golpeaba su hoja real en mi costado. ¡La espada de sombra estaba revestida de una cantidad de espíritu de lucha para usarla de distracción… mientras que la verdadera, que no podía sentir, vino del lado-degozaru! Sí… ¡Tomé el cebo que él puso-degozaru!”

¿Entonces se le mostró una ilusión? Pensé que una dosis fría de la realidad la haría quedarse aún más deprimida, pero en realidad estaba sonriendo. Y no parecía la sonrisa de alguien que se rindió… Era como si hubiera llegado a darse cuenta de algo. Sin embargo, sus murmullos sinceramente me asustaron.

“Mi esgrima no tiene lado oscuro-degozaru. Ahora veo lo que quiso decir-degozaru. A veces, no esperas aberturas en tu enemigo, sino que las creas tú mismo… Eso es interesante-degozaru…”

“Oye, Yae. ¿Estás bien?”

“Lo estoy-degozaru. Gracias, Touya-dono. Realmente me ayudaste-degozaru.” Ya que Yae parecía satisfecha, tomé de nuevo mi smartphone y lo puse en mi bolsillo. Bueno, fue bueno poder ayudarla a animarse.

“Voy a entrenar mucho y crecer aún más fuerte… ¡Con todos ustedes a mi lado-degozaru!”

“¡Eso me gusta más! ¡No lo diría de otra manera!” Yae y Elze intercambiaron un golpe de palmas. Ah, las alegrías de la juventud.

“H-Hey, no se olviden de mí…” Una voz ligeramente amarga vino desde la parte delantera del carruaje. Oh. ¡N-No es que nos hayamos olvidado de ti! Lo siento, Linze.

 

◇ ◇ ◇

 

Ya que estábamos ya en la capital real, decidimos no perder la oportunidad. Ciertamente no estábamos cortos de dinero, así que decidimos pasar algún tiempo de compras. O, más bien, eso no fue decidido por mí. Me faltó coraje para resistir la voluntad de las tres chicas.

Dejamos nuestro carruaje en la posada, aunque nos costó bastante dinero porque no estábamos planeando pasar la noche, y decidimos que nos reuniríamos allí en tres horas.

Las tres chicas fueron a algún lugar juntas, pero decidí hacer algo yo solo. Realmente no quería ser su mula de equipaje. Por no hablar de que había algo que quería comprar para mí también.

Así que saqué mi smartphone, encontré donde estaba en el mapa y… me di cuenta de que la Capital era enorme. No esperaba menos la verdad. ¿Hay una función de búsqueda? Muy bien, ti-en-da-de-ar-ma-du-ras…

Pronto, varios alfileres cayeron en el mapa, mostrando las ubicaciones de las tiendas de armadura en la zona. La más cercana estaba… ¿justo en frente de mí? Levanté la cabeza para ver una tienda de armadura con un letrero de escudo delante de ella. Ni siquiera tenía que buscarlo…

“¡Bienvenido!” Entré en la tienda para ver una abundante cantidad de escudos, armaduras, guanteletes y cascos. Detrás del mostrador al otro extremo de la habitación, vi a un amable comerciante que me sonreía.

“Disculpe, ¿puedo echar un vistazo?”

“¡Por favor siéntase libre! Pruebe todo lo que quiera también.” Con el permiso concedido, empecé a mirar atentamente las piezas de armaduras. Ya estaba equipado con un arma, ya que compré una katana para mi primera asignación de gremio, y en cierto modo aplacé el conseguir una armadura en ese momento. Pero estar aquí me dio la oportunidad perfecta, y no pretendía perderla. Era la capital real, después de todo, así que pensé que podría también conseguir algo bueno.

Muy bien, ahora… Valoraba mucho la movilidad, así que no pensé que sería adecuado cualquier tipo de armadura de metal. Moverse como una cacerola probablemente estaba destinado a ser una pesadilla.

Eso me dejaría con tipos más ligeros de armadura, como cuero…

“Disculpe, ¿cuál es la mejor armadura que tiene? Ah, no de metal, quiero decir.”

“¿No metal? Probablemente sea esta armadura de rinoceronte manchado.”

“¿Rinoceronte manchado?”

“Exactamente, un rinoceronte con manchas en él. La armadura hecha con su piel es más dura y duradera que las hechas de cuero estándar.” Traté de golpear con mis nudillos en la armadura y de hecho la sentí muy dura.

“¿Y sigue siendo más débil que la armadura de metal?”

“Bueno… a menos que esté encantada de alguna manera, así es la mayoría de las veces.”

Encantada… Esa es cuando se agregan efectos mágicos a los equipos, ¿verdad…? Había oído que algunos artículos encantados muy codiciados se podían encontrar en ruinas antiguas, pero el reino mágico en el lejano Oriente realmente los producía en gran número.

“¿Vende armadura encantada?”

“Lo siento, pero no. El equipo es muy caro. Creo que Berkut, la tienda de armaduras de la avenida oriental, vende cosas así, pero es exclusivo de los nobles.” El comerciante respondió con una expresión preocupada.

Exclusivo para los nobles, ¿eh? Es un preocupante —Espera. “¿Me dejarían entrar si les mostrase esto?”

“¿Qué es esto…? ¡Es-Esta es la medalla del duque…! ¡¿Es cercano al duque, señor?!” Al ver la medalla que recibí del duque, el tendero cambió instantáneamente su expresión.

“Entonces todo estará bien. Si el ducado te aprueba, no habrá problemas en absoluto.” Le di una propina con una moneda de plata para compensar el tiempo que había desperdiciado, luego salí de la tienda. Después de eso, siguiendo mi mapa, salí buscando esa tienda llamada Berkut.

Caminando por la Capital Real, no pude ocultar mi sorpresa por todas las razas no humanas que estaban vagando por aquí y allá. Había muchos no-humanoides, todos con sus rasgos únicos, pero lo que realmente llamó mi atención fueron los hombres bestia.

No vi ni uno solo en Reflet, pero aquí, no puedes perderlos ni aunque lo intentes. Esos hombres bestiales no eran los que tenían cuerpos humanos y cabezas de animales, como, por ejemplo, el minotauro— eran como la chica bestia zorro que camina delante de mí. Con los oídos y la cola a un lado, no era diferente de un ser humano normal. Cabello largo y rubio brillante con orejas de zorro con las puntas negras. Una cola grande y esponjosa con el extremo blanco. También tenía otro par de orejas humanas, iguales que las nuestras. Linze dijo algo sobre ambos pares teniendo una función similar, pero yo realmente no entendía los detalles…

¿Oh? Esa chica-zorro parecía pérdida y confundida… ¿Estaba buscando a alguien? Su expresión parecía muy preocupada. Y sin embargo nadie la estaba ayudando. La gente de la gran ciudad aquí parecía tan fría como las de mi mundo.

De acuerdo, supongo que hablaré con ella.

“Er… ¿está todo está bien?”

“¡¿C-Ci?! ¡¿Qué paza?!”

Vaya, la asusté tanto que olvidó cómo pronunciar las palabras. Me miró con los ojos muy abiertos. Tenía que conseguir que se tranquilizara. Después de todo, yo no era un extraño pervertido o algo similar… Al menos, pensé que no lo era. Al verla tan asustada, empecé a perder la confianza en esa convicción.

“Bueno, parecía que estabas en un apuro. Me preguntaba qué había pasado.”

“Ah, u-uhm… Yo… perdí a mi compañera…”

Ah, así que estaba perdida después de todo.

“D-Decidimos dónde nos encontraríamos si alguna vez nos separáramos, p-pero no sé dónde está el lugar…”

La voz de la chica-zorro poco a poco se volvió débil. Podría jurar que acabo de ver sus oídos y cola caer de una manera profundamente triste.

“¿Cómo se llama el lugar?”

“Uhm… ¿creo que era una tienda de magia llamada Luca…?”

La tienda de magia llamada Luca… entendido. Saqué mi smartphone, realicé una búsqueda en el mapa… Y ahí estaba. Justo en el camino hacia Berkut también. Conveniente.

“Puedo llevarte allí. Está en camino hacia donde yo iba, de todos modos.”

“¡¿De verdad?! ¡Muchaz grazias!” Oh, ella volvió a pronunciar mal. Qué cosa tan encantadora. Probablemente era más joven que Elze y Linze. ¿Doce, quizá trece años…?

Siguiendo el mapa, caminamos por las calles. De camino, descubrí que su nombre era Arma.

“¿Es usted un turista, Sr.Touya?”

“Nop, tenía algo de trabajo que hacer aquí. Sin embargo ya terminé con ello. ¿Y tú, Arma?”

“Mi hermana tenía trabajo que hacer aquí, y vine con ella. Quería ver la capital.” Arma soltó una sonrisa brillante. Era casi como si la expresión preocupada de antes nunca hubiera existido.

Mientras entablamos una simple charla, pronto llegamos a la tienda de magia. Había una chica-bestia de pie delante de ella. Al notar a Arma, corrió rápidamente hacia nosotros.

“¡Arma!”

“¡Ah, Hermana!” Arma corrió directamente al pecho de su hermana mayor. La dama la abrazó de inmediato. Por más obvio que parezca, también era una chica bestia zorro. , También claramente mayor. Probablemente una adulta. El aura de dignidad que la rodeaba la hacía parecer un poco como un soldado.

“¡Estaba muy preocupada! ¡¿Cómo pudiste perderte…?!”

“Lo siento mucho… ¡Pero está bien! El Sr.Touya me ayudó a llegar aquí.” Finalmente, al notar mi presencia, la mujer me dio una sincera reverencia.

“¿Has ayudado a mi hermana? Muchas gracias.”

“No es nada, enserio. Estoy contento de haberla conocido.”

Ella se ofreció a pagarme, pero me negué porque tenía negocios de los que encargarme. Lo que hice no valía ninguna clase de recompensa. Después de una breve introducción, me despedí. Arma no podía dejar de agitar su mano mientras yo me alejaba.

Mientras me dirigía hacia Berkut después de dejar a las dos atrás, no pude dejar de notar que los edificios y tiendas a mi alrededor se estaban volviendo cada vez más sofisticados. Después de un tiempo, finalmente llegué a mi destino.

“Maldita sea, este lugar parece realmente caro…” El edificio formal de ladrillo me hizo sentir un poco tímido. Era como una tienda de marca.

Me sentí fuera de lugar. Parecía que incluso tomaban una cuota por entrar. Bueno, no es como si hubiera guardias o algo. Sabiendo que estar dé pie alrededor no me llevaría a ninguna parte, tomé una respiración profunda y entré.

Al pasar por la grandiosa puerta, fui rápidamente recibido por una joven.

“Bienvenido a Berkut. ¿Es su primera vez aquí, señor?”

“Ah, sí. Nunca he estado aquí antes.”

“Bien, entonces. ¿Podría usted tener algo que pruebe su posición social o una invitación que le permita comprar aquí?”

Ya veo. No hay posibilidad de que los clientes plebeyos sean permitidos, ¿eh? Nobles y sólo los invitados. Saqué la medalla del duque y se la mostré a la tendera. A diferencia del hombre de la tienda anterior, la señora no estaba perpleja en lo más mínimo y simplemente inclinó su cabeza.

“Entonces todo está bien. Muchas gracias. Ahora, ¿para qué negocio ha venido aquí?”

“Me gustaría echarle un vistazo a sus armaduras encantadas.”

“Entendido. Por este camino, por favor.” La seguí hasta una esquina de la tienda, donde me encontré con una variedad de armaduras, desde placas brillantes con un brillo desconcertante hasta guantes de cuero de aspecto barato que no parecían de ninguna manera especiales.

“¿Están todas encantadas?”

“Es correcto. Por ejemplo, este Escudo Espejo de Plata está encantado para reflejar hechizos ofensivos, mientras que este Guantelete de Demi-Fuerza de Dios tiene un encantamiento de realza la fuerza muscular colocado directamente en él.”…Bueno, podría sentir la magia de ellos. Ahora, ¿cuándo pude percibir eso? Probablemente la intromisión de Dios. No debo pensar demasiado en ello.

“Señor, ¿qué es exactamente lo que busca?”

“Ah, algo no metálico… Básicamente, una armadura ligera, pero duradera.”

“En ese caso… ¿podría sugerir esta chaqueta de cuero? Está encantada para resistir los cortes, las llamas y los relámpagos.” Hmm… Eso sonaba bien, pero el diseño era sólo… La palabra poco conveniente no podría describir lo llamativo que era. Además, el bordado draconiano en la parte de atrás era simplemente embarazoso.

De repente, noté un abrigo blanco colgado en la esquina de la tienda. Era una larga chaqueta con forro de piel en las mangas y el cuello.

“¿Qué hay de esa?” Dije mientras señalaba hacia el abrigo que noté.

“Está encantado para resistir cortes, calor, frío, y con resistencias de golpe. Además, tiene una notable resistencia a la magia ofensiva, pero hay un pequeño problema con ella…”

“¿Cuál es?”

“La resistencia a la magia sólo funciona para las afinidades mágicas que tiene el portador. No sólo eso, sino que les hace tener doble daño a las afinidades que no tienen.”

…Por lo tanto, alguien con afinidad de Fuego sería muy resistente al fuego, pero si no tuviera afinidad con el Viento, la resistencia al rayo no sólo sería ineficaz, sino que también le haría doble daño… Una verdadera espada de doble filo. Funcionaría maravillosamente si el portador luchaba contra monstruos del mismo elemento, pero cuando iba más allá de eso, los riesgos eran demasiado grandes…

¡Bueno, no es como si me importara! ¡Después de todo, tengo afinidad por todos los elementos! ¡Anotación!

“¿Puedo probármelo?”

“Adelante.”

Tomé el abrigo, examiné la textura y me lo puse. El tamaño era justo. Traté de moverme un poco, y no parecía perjudicar mi movilidad, ni se sentía extraño de ningún modo. Me gustó.

“¿Cuánto por ésta?”

“Lo pondremos barato y lo venderemos por ocho monedas de oro.”

Cada uno era tan grande como una moneda de quinientos yenes, y tenía grabados de algo parecido a un león. ¿Y eso era después de hacerlo barato? Duele en la cartera, si me preguntas… Puede que haya sido justo, sin embargo, teniendo en cuenta los efectos. Mi sentido del valor del dinero estaba realmente deformado…

“Está bien, lo acepto. Aquí está el pago.”

“Una moneda de platino, entendido. Espere aquí un momento.” Ella regresó al mostrador y volvió con una bandeja de dinero sosteniendo dos monedas de oro. Las tomé, las puse en mi cartera y me dirigí hacia la salida.

“Muchas gracias por su patrocinio. ¡Esperamos con impaciencia su próxima visita!” Ella inclinó su cabeza y me vio al salir de Berkut.

Y así, finalmente conseguí una buena armadura. Aunque me costó un brazo y una pierna…

 

◇ ◇ ◇

 

Después de comprar el abrigo, tuve una comida en un restaurante cercano y volví a visitar la tienda de magia, Luca, donde dejé a Arma. Sin embargo, ni ella ni su hermana estaban allí.

Después de mirar alrededor por un tiempo, compré un libro sobre magia Nula. Cuando se trataba de los seis elementos, la gente normalmente compraba libros de la afinidad apropiada, aprendía los hechizos, los practicaban y los hacían suyos. Sin embargo, la magia nula era única para los individuos. ¿No había algo peculiar en la venta de ese libro?

Incluso tenía un diccionario que enumeraba todos los misteriosos hechizos que jamás se registrarían en este mundo. Y, por supuesto, una parte abrumadoramente grande de ella era no-elemental. Era un verdadero tesoro para alguien como yo.

Bastante barato. Pero eso era obvio. Después de todo, no era realmente para enseñar magia. No se habría sorprendido si estaba escrito con el ocio en mente.

Después, compré un recuerdo para Micah—un surtido de galletas—y volví a donde debía reunirme con las demás. Estaba oscureciendo.

“Ah, finalmente está aquí. ¡Eres demasiado lento!”, dijo Elze, claramente reprendiéndome.

“¿Huh? Todas llegan temprano. Ni siquiera es la hora que acordamos.” Las tres me estaban esperando en la posada, junto a nuestro carro, claramente transportando una carga más grande que antes. ¿Cuánto compraron?

“¿Oh? ¿Qué pasa con el abrigo, Touya?” Elze habló con un tono pícaro y comenzó a examinar mi compra.

“Ah, este abrigo está encantado. Disminuye los efectos de toda magia ofensiva… y da resistencia a los cortes, al calor, al frío y a los ataques de impacto.”

“¿Resistencia a toda magia ofensiva? Wow… ¿Cuánto costó?”

“Ocho monedas de oro.”

“¡¿Ocho?! Te han timado… Espera, en realidad, considerando el efecto, eso puede ser justo…” Al parecer, los sentidos monetarios de Elze tampoco eran los mejores.

Con todos nosotros finalmente reunidos, subimos al carro y despegamos. Yae tomó las riendas y, como estábamos un poco sobrecargados, decidí sentarme a su lado.

Podríamos usar una [Gate] para regresar instantáneamente a Reflet, pero no quería que destacáramos demasiado. Por lo tanto, decidimos usarlo después de que dejemos la Capital Real.

Al salir, ni siquiera tuvimos que mostrar nuestras medallas cuando cruzamos el puesto de control de nuevo. Casualmente cabalgando en el carruaje, esperé hasta que la Capital parecía realmente distante antes de que le dijera a Yae que se detuviera.

“¿Qué es lo que vamos a hacer aquí, Touya-dono?” Ignorante acerca de [Gate], Yae me preguntó con una expresión de desconcierto en su rostro.

“¿Debo apuntar a una de las carreteras que hay cerca de la ciudad en lugar de la ciudad?”

“Sí, eso es lo más lógico.” Al oír la confirmación de Elze, imaginé el lugar donde quería aparecer y concentrar mi magia.

“[Gate]” Una gigantesca puerta de luz apareció ante nosotros. La remodelé para que el carro pudiera encajar.

“¡¿Q-Qué es esto-degozaruka?!”

“Bien, muévete, muévete.” Ignorando la mirada perpleja de Yae, la insté para mover el carro por la [Gate]. Una vez que pasamos por el portal, nos encontramos con la vista de un gran atardecer escondiéndose detrás de las montañas al oeste de Reflet.

“Esta magia es tan útil… ¡No puedo enfatizar lo suficiente!” Proclamó Linze.

“Reduce un viaje de cinco días a un solo momento, después de todo.”

“Aunque es una pena que no puedes ir a lugares que no has visitado antes…”

“¡¿Alguien finalmente me dirá lo que está pasando aquí-degozaruka?!” Cuando Yae se estaba perdiendo en la absoluta confusión, estábamos abrumados por el alivio de finalmente regresar a casa. Ya estaba oscuro, así que decidimos dejar para mañana informar a Zanac.

Nos detuvimos frente a la Luna Plateada y entramos a informar a Micah de nuestro regreso. Tan obvio como podría parecer, el lugar no había cambiado ni un poco. Después de todo, cinco o seis días no fueron mucho. Sin embargo, hubo un cambio que realmente se destacó.

“¡Bienvenidos!” La persona que nos saludaba desde detrás del mostrador era un hombre de aspecto duro con una barba roja.

¿Huh? ¿Quién es éste?

“…Uhh, nos estábamos quedando aquí… y acabamos de regresar de un trabajo…”

“Ahh, así que ya estaban aquí antes, ¿eh? Lo siento, la primera vez que veo ya a todos.”

“Umm, ¿dónde está Micah?”

“¿Huh? ¿Ya regresaron? Seguro que trabajan rápido.” Una Micah vestida de delantal salió de la cocina.

“Micah… ¿quién es este tipo?”

“Oh, claro, todavía no lo han conocido, ¿verdad? Este es mi padre. Justo cuando se fueron, volvió de un reaprovisionamiento de muy lejos.”

“Mi nombre es Dolan. Encantado de conocerlos.”

“Ya… veo.” Él extendió su mano, y yo reaccioné reflexivamente.

Bueno, él y Micah compartían el color del pelo. Y parecía que podían compartir muchos rasgos de carácter también… Al igual que la falta de cuidado para los pequeños detalles. Pero honestamente, me alegré de que ella no heredara su rostro. Aparentemente, Dolan estaba comprando especias en las tierras del sur. Era difícil conseguir sal, pimienta y otros condimentos localmente, así que a menudo iba y compraba lotes—los suficientes para todas las tiendas de aquí.

“Ah, señor Dolan, ¿podrías preparar un cuarto para esta chica?”

“Sip.”

Empujé suavemente a Yae delante del mostrador. A medida que pasaba por el proceso de registro, empezamos a llevar nuestras cosas a nuestras habitaciones. Elze se fue para devolver el carro.

“Oh, Micah. Te traje un recuerdo.”

“¡Wow, gracias! ¿Cómo estuvo la capital?”

“Era enorme. También había un montón de gente.” Le di las galletas y en broma le di a su pregunta una respuesta directa.

Después de todo salimos del lugar bastante rápido. Ni siquiera pasamos un día allí. Siempre tenía la opción de ir allí de nuevo con [Gate], así que pensé hacer una visita más adecuada la próxima vez.

Micah celebró nuestro regreso seguro con una gran cena. Todos comimos mucho de lo que ella nos dio, pero ninguno de nosotros pudo sostener una vela a Yae, quien comió varias veces más que cualquiera de nosotros. Su metabolismo era realmente algo extraordinario. Incluso Micah y Dolan estaban sin palabras.

Al final, Yae fue la única que tuvo los gastos de comida añadido a su cuota de alojamiento. Sólo lo justo, si me lo preguntas.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s