Seirei Tsukai no Blade Dance Vol.18 – Capítulo 7

Capítulo 7 – Regreso a la Academia

Parte 1

Veintiocho horas después de partir de Zohar, el equipo de Kamito tomó una ruta terrestre para ingresar al Bosque Espiritual en el condado de Alzanu bordeando la Teocracia.

Justo como Rubia había predicho, deslizarse a Ordesia no fue tan difícil. Aunque el Conde Alzanu estaba entre los nobles del lado del Emperador, no había desplegado tropas para monitorear el Bosque Espiritual, un reino notoriamente aterrador.

(… Supongo que solo los ejércitos suicidas invadirían este tipo de bosque.)

Era de noche. El equipo de Kamito estaba forzando una marcha a través del denso y lozano bosque.

Como esta noche había luna nueva, no había luz de la luna en el bosque. Sin embargo, incluso durante luna llena, la luz de la luna probablemente tendría problemas para penetrar en un bosque tan denso.

El suelo estaba iluminado por nada más que la llama en la cola de Scarlet.

“… Tan espeluznante. Puedo sentir claramente la respiración, pero no hay ningún sonido de bestias salvajes en absoluto.”

“El Bosque Espiritual odia a los seres vivos. Parece que no somos bienvenidos.”

Al escuchar los murmullos de Claire, Kamito respondió.

“Evita hacer tanto ruido como sea posible. A los espíritus del bosque no les gustan los forasteros.”

“Sí, lo sé.”

A través del reino humano, el Bosque Espiritual era el lugar más cercano a Astral Zero. En las profundidades donde la densidad del poder divino era la más alta, no era raro encontrar espíritus de clase archidemonio.

(… Greyworth me trajo aquí antes.)

En ese momento, Kamito recordó un desagradable recuerdo.

A pesar de que fue entrenado como un asesino en la Escuela de Instrucción, abandonar al Kamito de doce años en este tipo de lugar no era algo que una persona normal haría.

Dicho esto, esta era sin duda la ruta más rápida a la Academia.

Asumiendo que las consideraciones de seguridad podrían ser ignoradas, por supuesto.

“Onii-sama, esto es aterrador ♪”

Squish.

Sosteniendo el brazo de Kamito, Muir presionó su pecho en desarrollo contra él.

A pesar de que solo tenía trece años, su pecho estaba empezando a mostrar flexibilidad.

“¿¡M-Muir!?”

“¡E-Espera ahí, aléjate de él ahora!”

“No. Onee-chan, ¿no está su otra mano libre de todos modos?”

“Gunununu…”

Chispas salieron volando de las coletas de Claire como si se hubieran encendido.

“Tranquilícense, ustedes dos. Los espíritus en el bosque han comenzado a clamar.”

Caminando a la cabeza, Ellis advirtió.

“Capitana, ¿no hemos llegado al área de la Academia todavía?”

“Deberíamos estar cerca…”

Ellis murmuró. Posado en su brazo, Simorgh gritó.

En el bosque, los mapas y las brújulas eran completamente inútiles.

En lo único que podían confiar era en las instrucciones de Simorgh, cuyo terreno de caza era el bosque.

Ocho horas habían pasado desde que ingresaron al Bosque Espiritual. Incluso para elementalistas bien entrenadas, avanzar por un bosque lleno de peligros por la noche sin descanso sería naturalmente agotador.

“Te llevaré a cuestas si estás demasiado cansado. Solo dímelo, no seas tímido.”

“¡T-Todavía puedo arreglármelas!”

“El Templo del Contrato debería estar adelante.”

“¿El Templo del Contrato?”

“Es donde liberé a Est.”

Claire miró a Kamito a su lado y explicó.

“¿De verdad? Así que estamos por allí…”

Era un lugar donde Kamito había sufrido mucho poco después de haberse transferido a la Academia. Para proteger a Claire de Est que se había salido de control, Kamito intervino y estableció un contrato espiritual con Est.

Fallando en obtener a Est, Claire se había quejado e insistió en tomar a Kamito como su espíritu esclavo—

(… Ahora que lo recuerdo, todo comenzó en ese templo).

Kamito recordó con emociones moviéndose dentro de él.

Aunque solo fueron un par de meses, esos días desconcertantes en la Academia realmente le parecieron más largos que los tres años que dedicó a deambular en busca de Restia.

“¡T-tú idiota! Estás recordando la vista de mi cuerpo desnudo, y-y apretando mi pecho, ¿verdad?”

Claire miró oblicuamente a Kamito.

“¿Qué? ¡Nunca oí hablar de eso!”

“¡Esta es la primera vez que lo escucho!”

Ellis y Rinslet interrogaron.

“¡S-Se equivocan! Fue Claire misma, balanceando Flametongue salvajemente…”

“¡…! ¡Qué, me apretaste allí, ¿no es así?! ¡Y hasta dijiste algo sobre pechos poco desarrollados y no tener interés en el cuerpo de una niña, ¿verdad?”

(… ¡Mierda, ¿ahora realmente he tocado un panal de avispas?!)

Probablemente recordando su experiencia de ese momento, Claire se enfureció.

“¡Pobre de ti! ¡Claire, tus pechos han crecido aunque sea un poco!”

“¡Espera un momento, ¿Rinslet?!”

“Onii-sama, no puedo creer que dijeras que no estás interesado en el cuerpo de una niña. ¡No puedo dejarlo pasar!”

Mientras el grupo comenzó a luchar—

“Silencio, todos ustedes—”

Velsaria, que había estado callada hasta el momento, habló severamente.

Regañados por la ex capitana de las Caballeros Sylphid, Claire y las chicas no pudieron evitar ponerse rectas.

Velsaria colocó su mano sobre la espada en su cintura y siguió mirando hacia la oscuridad.

Muy por detrás de los árboles que se entrecruzaban, había un ciervo con astas grandes.

“Eso es—”

“Un antiguo espíritu bestia divina que habita en el Bosque Espiritual. No hagan ningún ruido.”

“… ¿¡!?”

Todos contuvieron la respiración. Este era un espíritu de alto rango cuya apariencia se había vuelto idéntica a la de un animal.

“Nunca esperé encontrar un espíritu de ese nivel, no tan profundo en el bosque…”

“Creo que será mejor que nos desviemos ahora.”

“Sí, no importa cuánto tiempo más lleve un camino…”

Justo cuando Claire tranquilamente se preparaba para retirarse.

Whoosh, hubo un sonido de algo que cortaba el aire.

Innumerables sombras atacaron al grupo de Kamito entre los árboles.

“… ¿¡!?”

Kamito rápidamente saltó y cortó las sombras cerrándose sobre sus pies.

Sin embargo, Kamito fue el único que logró reaccionar ante el súbito incidente en el último momento.

“¡Hyah, hyahhhhh!”

“Kyahhh, qué está haciendo… Ahhh ♪”

Sombras semejantes a tentáculos atraparon las piernas de las jóvenes en un abrir y cerrar de ojos, atándolas a los árboles.

“… Guh … ¿Q-qué es esto…? ¡Uwah, n-no me toques allí!”

Privada de su armadura, el voluptuoso pecho de Ellis era vulnerable a todo tipo de agarres.

“M-Maldición … no puedo creer que terminé así, ah…”

Suspendida en una pose extraña, Velsaria estaba sacudiendo sus extremidades, luchando.

Su inocente falda fue levantada audazmente. Kamito podía ver sus bragas blancas puras seductoramente envueltas alrededor de la raíz bien desarrollada de sus muslos.

“… R-Ren Ash—Kazehaya Kamito, ¿¡qué estás mirando!?”

“N-No—”

Mirado por sus ojos azul hielo, Kamito evitó frenéticamente el contacto visual.

“Yahh, Onii-sama, sálvame… ♪”

Muir era la única que parecía un poco feliz.

Kamito se acercó a los tentáculos que se retorcían con la brillante Demon Slayer.

Muy rápidamente, vio la verdadera identidad de los tentáculos.

… Parecía que simplemente eran enredaderas de plantas.

“Parecen inofensivos.”

Kamito exhaló aliviado.

“¿De qué estás hablando? ¿No estoy perjudicada en este momento? Hyahhhhhhhh ♪”

“I-Incluso ha llegado a mi ropa interior… Nnnn ♪”

“… E-En frente de Kamito… Huahhh ♪”

Enredadas por las enredaderas, las jóvenes seguían gimiendo.

“¿Miau?”

Kamito no sabía si Scarlet pensaba que su ama estaba jugando o si era por los instintos de un gato, pero Scarlet seguía saltando cerca.

“¡K-Kamito, deja de mirar y comienza a ayudar!”

“¡L-Lo tengo!”

Kamito movió apresuradamente la Demon Slayer.

Justo entonces—

“¿Qué están haciendo aquí?”

La voz de una chica resonó en todo el denso bosque.

“¿…! ¿T-Tú eres—?”

Kamito se dio la vuelta—

Solo para ver a una familiar chica montada en la espalda de un lobo gigante.

 

Parte 2

Dentro de cierto templo en el bosque, la luz del fuego parpadeaba. Colgando en la pared había grandes decoraciones hechas de huesos. El penetrante olor a hierbas llenó el aire.

“Mis disculpas a todos ustedes.”

Diciendo eso, la chica se inclinó hacia el grupo de Kamito sentado junto al fuego.

Sus ojos azules eran tan claros como la superficie de un lago. Ella tenía cabello rubio platino.

Al igual que Kamito y compañía, ella vestía el uniforme de la Academia.

El nombre de la chica era Horin Shareilia.

Ella era la druida del Equipo Cernunnos.

Una poderosa usuaria de un espíritu enjambre de bestias, había derrotado a Kamito y Claire antes en el torneo escolar. Ella era una de solo un puñado de poderosas elementalistas de la Academia.

Antes, Kamito y las chicas habían activado las trampas que ella había puesto en el bosque.

“No, nosotros estuvimos mal por infringir el lugar.”

Kamito se disculpó. Esta parte del bosque era aparentemente algo así como su patio trasero.

Nacida en un clan del bosque, Shareilia era una rara elementalista que no provenía de una familia noble.

Debido a eso, a pesar de que ella asistía a la Academia, obtuvo un permiso especial para vivir dentro de este Bosque Espiritual junto con animales.

“Si tu casa está aquí, eso significa que la ciudad Academia no está lejos, ¿verdad?”

Preguntó Claire mientras bebía té de hierbas.

“Hmm, pronto la alcanzarán después de bajar la colina.”

“¿Cómo están las cosas en la ciudad Academia?”

“… Hmm, lo siento.”

Shareilia negó con su cabeza ante la pregunta de Ellis.

Todavía estaba en el bosque cuando estalló el conflicto entre las estudiantes y las Caballeros Imperiales, razón por la cual no pudo regresar a la Academia. Sin poder elegir, ella vino a este templo a dormir. Y como sucedió, Kamito y su grupo activaron las trampas en el patio.

“¿Por qué pusiste trampas como esas?”

“Sería peligroso si estudiantes vagaran accidentalmente en el bosque.”

Al escuchar la advertencia de Rinslet…

“—Las ajusté para evitar que esas personas dañen los sitios históricos en el bosque.”

Ella respondió con una mirada seria.

“¿Dijiste sitios históricos?”

Claire y las demás intercambiaron miradas.

Había muchos sitios históricos en el Bosque Espiritual, que datan de la era de los mitos.

Por ejemplo, el templo dedicado a adorar a Est era uno de estos sitios. El sitio histórico más famoso en el bosque era probablemente la puerta que permitía a las personas teletransportarse a Astral Zero.

“Mmm, un grupo de personas de aspecto extraño entró al bosque y se llevaron el sitio histórico de la puerta cerca del lago.”

“¿Se llevaron? ¿Cómo se llevaron—?”

“Usaron espíritus militarizados—”

Shareilia habló con disgusto.

Según ella, el sospechoso grupo había liberado espíritus militarizados en el bosque, cortando la roca gigante que constituía el sitio histórico y se la llevaron.

“¿No eran las caballeros del Imperio?”

Ellis preguntó.

“No lo sé. Todos llevaban máscaras extrañas. Los animales se han ido porque estas personas talaron los árboles en el bosque.”

“Es difícil creer que las Caballeros Imperiales hicieran algo como esto—”

Los sitios antiguos eran productos que habían quedado atrás de una era pasada cuando Astral Zero y el reino humano eran uno. La tecnología de la espiritología moderna no pudo replicar el poder de los sitios históricos más básicos.

Por lo tanto, los sitios históricos estaban protegidos por un tratado internacional. Menos aún dañarlos, incluso moverlos estaba estrictamente prohibido. Si el ejército del Imperio se hubiera llevado el sitio, seguramente atraería críticas violentas de nobles nacionales y naciones extranjeras.

“¿Qué están planeando al llevarse un sitio histórico?”

“…Tengo un mal presentimiento sobre esto.”

“Sí, es mejor que nos apuremos—”

Kamito asintió. Al escuchar eso, Shareilia se puso de pie y silbó.

“Hay un atajo hacia la ciudad Academia más adelante. Le pedí a los lobos que guiaran el camino para ti.”

 

Parte 3

¡S… Scr… Screeeeeeeeech …!

El ruido de algo enorme siendo arrastrado se podía escuchar en un gran campo de entrenamiento en la Academia Espiritual Areishia.

Bajo la supervisión de las Caballeros Imperiales, varios grandes espíritus militarizados del tipo Glasya-Labolas combinaban piedras gigantescas juntas, cada una tan alta como ellos.

Este era el sitio histórico que habían robado del Bosque Espiritual, la puerta que data de la era de los mitos.

“Excelente. Esto es suficiente para la puerta.”

Sentada en el hombro de un espíritu militarizado, una chica habló.

Millennia Sanctus, una cardenal del Santo Reino.

Estaba separada de la Millennia en el palacio imperial de la capital, pero también era el mismo ser.

La capacidad de existir simultáneamente en cualquier lugar del espacio era parte de sus poderes como espíritu.

Los espíritus militarizados fueron empleados por las sacerdotisas guerreras del Santo Reino en lugar de las Caballeros Imperiales.

Usando máscaras blancas puras, pertenecían a una fuerza de ejecución bajo el mando directo de Des Esseintes—

Mover una puerta de la era de los mitos. A pesar de tal atrocidad sucediendo ante sus ojos, las Caballeros Imperiales de Ordesia no pudieron intervenir.

Porque la Cardenal Millennia vino aquí con un decreto del Emperador Arneus.

A las caballeros del Imperio simplemente se les informó que la puerta se usaría para realizar un experimento mágico de invocación a gran escala.

“Dama Millennia, el tercer set está completo. ¿Comenzamos como lo planeamos?”

En ese momento, una sacerdotisa guerrera enmascarada informó.

“Muy bien, comencemos lo antes posible.”

Al decir eso, Millennia curvó sus labios y sonrió.

“—El primer Astral Shift.”

 

Parte 4

Liderados por los lobos del bosque a lo largo de un atajo, el equipo de Kamito emergió para ver instantáneamente el paisaje familiar de la ciudad Academia.

Rodeado por murallas, el centro de la ciudad mostró el uso de luces de búsqueda.

Esa era la ubicación del edificio escolar de la Academia Espiritual Areishia.

Las barricadas establecidas por la resistencia estudiantil se encontraban en el distrito Undine, donde se reunían pequeños teatros, cafés, tiendas de ropa y diversas instalaciones de entretenimiento.

Esta era la parte de la ciudad más familiar para las estudiantes. Kamito y compañía iban con frecuencia a comprar e incluso celebraron una fiesta en un restaurante una vez.

Todavía quedaba mucho tiempo antes del amanecer.

Arriba estaban volando espíritus militarizados con luces de búsqueda.

“No mires hacia arriba, ten cuidado de que te descubran.”

En la sombra bajo los árboles, Claire susurró.

“Hmph, como noble, no me escabullo. Permíteme mostrarte cómo derribar esa cosa.”

Rinslet trazó su arco con confianza.

“Espera—¡Detente!”

Claire rápidamente la jaló hacia atrás por su cabello.

Se pudo escuchar el sonido de un cuello tronando.

“¡Eso realmente duele! ¿¡Qué estás haciendo!?”

Rinslet protestó con lágrimas en sus ojos.

“Los espíritus militarizados que patrullan están todos conectados. Tan pronto como ataques, el ejército sabrá dónde estamos.”

Observándolos, Muir dijo con exasperación.

“Este nivel de seguridad no es nada. Démonos prisa.”

“Espera, Muir. Estás bien por tu cuenta, pero definitivamente nos detectarán si nos movemos con esta cantidad de personas.”

“Cielos, Onii-sama, solo mata a quien nos vea.”

Muir respondió inocentemente.

… Aquellos con orígenes de la Escuela de Instrucción eran todos así. Kamito suspiró.

Nada tenía que decirse sobre la destreza de Kamito y Muir. Claire y Ellis eran de alguna manera capaces de operaciones de sigilo, pero Rinslet y Velsaria no parecían adecuadas para la infiltración.

“Fufu, parece que es mi turno de entrar al escenario—”

En ese momento, Restia volvió a su forma original y extendió sus alas negro azabache.

“¿Tienes una solución?”

Al escuchar la pregunta de Kamito, Restia comenzó a recitar magia espiritual.

“Oh noche oscura, vísteme como una túnica negra—Darkness Mist.”

El grupo de Kamito fue instantáneamente cubierto por una niebla negra.

“¡Hyah! ¿¡Q-qué es esto!?”

“¡Totalmente negro!”

“Magia espiritual del elemento oscuridad. Con esto, puedes pasar inadvertido, escondido en la oscuridad.”

“Pero mi visión también está oscura. ¿Cómo podemos hacer algo con esto?”

“Tus ojos pronto se ajustarán.”

Justo como Restia afirmó, la oscuridad que cubría su visión gradualmente se volvió clara.

Aparentemente era posible mirar a través de la niebla.

“Ya veo, eso es muy útil.”

Kamito exclamó.

Cubierto de niebla negra, el grupo de Kamito utilizó magia de viento para aterrizar en la muralla.

Sin ser notados por los espíritus militarizados que patrullaban, se dirigieron hacia el distrito Undine. Además de esconderlos de la vista, la magia de Darkness Mist aparentemente borraba pasos y presencia también.

Justo cuando llegaron a una muralla que separaba distritos—

“…Alguien viene.”

Kamito se dio vuelta y detuvo a su equipo.

… Los pasos de varias personas corriendo se acercaban.

“¿Caballeros Imperiales?”

Claire preguntó en voz baja.

“¿Quién sabe? Comparado con el sonido de las botas militares, suenan un poco ligeras—”

“… Espera, este ruido es familiar.”

Ellis se dio cuenta con sorpresa. Ella recitó magia espiritual de viento para reunir el sonido circundante.

“Este es el sonido de Rakka. Y también las Caballeros Sylphid—”

“¿De verdad?”

“Sí, es inconfundible—”

Ellis asintió a la pregunta de Claire.

Poco después, aparecieron chicas con el uniforme de la Academia. Usando la armadura de las Caballeros Sylphid en la parte superior, eran familiares para Kamito.

“¡Rakka! Y Reishia—”

Tan pronto como Ellis las llamó, la niebla negra se desacopló automáticamente.

“…¿¡Capitana!?”

Ellis era originalmente compañera de equipo de Rakka antes de unirse al Equipo Scarlet para el Blade Dance. Rakka se apresuró.

“Me disculpo por preocuparte.”

“Así que está a salvo, Capitana—”

Como otra ex compañera de equipo de Ellis, Reishia se echó a llorar.

“Disculpe, Capitana, ¿por qué están usted y su equipo aquí?”

En ese momento, Rakka preguntó.

Y así, Ellis dio una breve y simple explicación de lo que los llevó a venir a reclamar la Academia.

“Ya veo. Eso es tranquilizador.”

Reishia respondió felizmente.

“Todas estarán tan animadas ahora que el equipo victorioso del Blade Dance ha regresado a la Academia.”

“Entonces, ¿por qué estás aquí? ¿No están todas en el distrito Undine?”

“Vinimos a recolectar suministros. Después de todo, las puertas de la ciudad están cerradas.”

Rakka respondió la pregunta de Claire. Aunque el distrito Undine en sí tenía muchos restaurantes y no carecía de comida, la mayoría de las necesidades diarias tenían que ser trasladadas desde el distrito Sylph, su ubicación actual.

“Por supuesto, mantenemos registros en todas las tiendas donde hemos tomado prestados suministros. Las Caballeros Sylphid pagarán todas las deudas.”

“Después de todo, es una emergencia. No tienen otra opción.”

Al escuchar la explicación de Reishia, Ellis asintió.

“¿Cuántas Caballeros Imperiales están guarnecidas en la Academia?”

Kamito preguntó.

“Al menos cien caballeros regulares. La comandante es Dama Alendora de los Números.”

“Dama Alendora huh—”

Velsaria se cruzó de brazos y murmuró.

“¿La conoces, Velsaria?”

“Séptima de los Números. Escuché que ella es bastante hábil.”

“Cien caballeros espirituales, y además de eso, una miembro de los Números eh…”

Teniendo en cuenta que cada caballero espiritual era una guerrera formidable por derecho propio, se podría decir que el Imperio Ordesia había reunido aquí una considerable fuerza militar. Además, probablemente poseían muchos espíritus militarizados.

“Del lado de las estudiantes, no hay mucha gente que pueda pelear. La mayoría de las maestras son investigadoras y las estudiantes que usan espíritus contratados orientados al combate son minoría. Nadie sabe cuánto tiempo resistirán las barreras y barricadas—”

La generalmente alegre Rakka hablaba en un tono sombrío de voz.

“En cualquier caso, vayamos primero a las barricadas. Por favor, dirijan el camino.”

“¡Sí, de inmediato!”

“Seguramente todas le daremos la bienvenida, Capitana.”

Al escuchar a Ellis, Rakka y Reishia asintieron.

En ese momento, el brillo de la hoja de la Demon Slayer brilló.

“Kamito, siento un aura siniestra.”

“¿Est?”

“Sí, yo también la siento—”

Restia concordó.

“¿¡Qué es eso!?”

Restia apuntó al aire.

“…¿¡Qué demonios!?”

Kamito amplió sus ojos en shock.

Un gigantesco pilar de luz había aparecido en el edificio escolar de la Academia.

El pilar de luz se fue directamente hacia las nubes, abriendo un gran agujero en el cielo.

La misteriosa luz roja se filtró entre las nubes y se vertió en la ciudad de noche.

Al mismo tiempo…

Hubo repetidos sonidos de explosiones en la distancia.

“¿Qué es ese ruido?”

“—¡Las barricadas están en esa dirección!”

Rakka gritó y comenzó a correr hacia el sonido.

 

Un comentario en “Seirei Tsukai no Blade Dance Vol.18 – Capítulo 7

  1. Pingback: Seirei Tsukai no Blade Dance Vol. 18 [Completo] | HiroLsn Translations

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.