Seirei Tsukai no Blade Dance Vol.18 – Capítulo 5

Capítulo 5 – Celebración

Parte 1

—Después del atardecer.

Una rugiente hoguera se encendió en el medio de la gran plaza de Scorpia para comenzar la celebración por la coronación de la princesa.

El piso de la plaza estaba cubierto con una alfombra bordada con exquisitos diseños, una especialidad local de la Teocracia Alphas. Servidos en vajilla de plata y oro, platillos cocinados y frutas fueron llevados al lugar uno tras otro junto con jarras de vino.

Habiéndose bañado, Claire y compañía estaban sentadas en la alfombra, mirando el lujoso banquete que tenían ante sus ojos.

“Tener una comida en el suelo es una experiencia completamente nueva.”

Claire, con su piel suave y tierna después de sumergirse en la bañera, sacudió su cabello mientras hablaba.

“Escuché que esta es una costumbre de los banquetes tradicionales en la Teocracia.”

“En realidad estoy acostumbrado a esto.”

Pensando en sus días en la Escuela de Instrucción, Kamito comentó.

Debido a que la Escuela de Instrucción se originó del Culto del Rey Demonio de la Teocracia, Kamito estaba más familiarizado con la cultura del desierto que las nobles jóvenes de Ordesia.

“Esta alfombra es increíble. Me pregunto cómo la bordaron.”

Muy interesada, Ellis murmuró.

Kamito podía oler fragancia floral de su cuello, probablemente porque usó jabón de rosas especialmente hecho.

“Este es el trabajo de las princesas doncellas especializadas en tejer, guiadas por espíritus. Como resultado, los auténticos tejidos Alphas contienen bendiciones de los espíritus.”

La bien informada Claire levantó un dedo índice y explicó.

“… Ya veo. No es de extrañar que se sienta tan cómodo para sentarse.”

Al escuchar eso, Kamito comentó con admiración mientras estaba sentado entre Claire y Ellis.

Además del equipo de Kamito, los invitados incluían al general de la guardia real, los líderes de las milicias locales y los cortesanos encarcelados por Sjora Kahn.

Prácticamente todos los subordinados que habían aceptado con avaricia los privilegios y autoridad otorgados por Sjora estaban ahora encarcelados. No fueron ejecutados porque la Princesa Saladia quería mostrar que no tenía intención de continuar el reino de terror de su hermana.

En cuanto a la propia Saladia, ella estaba sentada en el nuevo trono, escuchando los informes de sus subordinados.

Sentada allí, digna e imponente, era difícil imaginarla como una chica de la misma edad que Kamito y compañía.

“La princesa Saladia tiene un trabajo difícil por delante.”

“Sí, todavía hay bastantes caudillos locales codiciando la sucesión de la dinastía Kahn.”

Cuando Claire miró a la princesa e hizo un comentario, Ellis estuvo de acuerdo.

Entonces—

“Disculpas por mi tardanza.”

Kamito y compañía escucharon la voz de Fianna desde atrás.

“En serio, ¿a dónde fuiste?”

“Hmm, algo surgió, sí…”

Respondiendo en voz baja, Fianna luego se sentó con gracia junto a Ellis.

“Ellis, personalmente he escrito una carta a Dracunia, ¿podrías entregársela a la Lord Rey Dragón?”

“Afirmativo. Ordenaré al espíritu de viento más rápido que la envíe.”

Ellis recitó un encantamiento e invocó a un espíritu de viento en forma de halcón.

A primera vista, el espíritu parecía bastante similar a Simorgh excepto que era más pequeño. El halcón tomó la carta en el pico y entonces salió volando del palacio como una ráfaga de viento.

Debido a sus condiciones de segunda princesa e hija de un duque, Fianna y Ellis solían ser demasiado formales, pero desde que Ellis comenzó a trabajar como secretaria de Fianna, se habían acercado mucho más.

“Si Dracunia entra en una alianza formal con nosotros, espero que Arneus se niegue a una acción imprudente.”

“Sí, con incertidumbre en la situación interna del Imperio, lo pensaría dos veces antes de enojar a una de las principales potencias militares en el continente—”

Mientras Claire y las chicas conversaban, la suntuosa comida del palacio era traída plato a plato.

Había pan de cebada horneado, pan de trigo plano, cerdo asado entero, un plato donde había un pollo entero rellenado con relleno, pez de arena frito con hierbas, escorpiones rojos fritos sazonados con sal, cordero guisado con fragantes verduras, carne con salsa de frutas, uvas en una vid servida en vajilla de plata, postre hecho de manzana asada cubierta con miel …

“Wow… ¡Todo se ve tan delicioso!”

“¡Hay platillos que nunca había visto antes!”

La mirada de Claire estaba fija en un postre lleno de melocotones.

Después de que la comida fue servida, un conjunto musical compuesto por doncellas princesas hizo su debut en el centro de la plaza y comenzó a tocar música con sonidos exóticos.

Atraídos por la música y la lujosa fiesta, los espíritus pasaban a la deriva. Esta área parecía ser particularmente sensible a los espíritus de la tierra. Muchos espíritus lagartos con duras escamas y espíritus escorpiones con colas parecidas a martillos se podían encontrar en los alrededores.

Los espíritus contratados del Equipo Scarlet vagaban libremente por la plaza.

Esta era una escena bastante rara de ver durante las reuniones de los nobles Ordesianos.

Los subordinados comenzaron a charlar alegremente con copas de vino en sus manos. Algunos incluso apegaron brochetas de carne a la cola de Scarlet para asarlas mientras ella paseaba por la plaza.

“Claire, ¿está realmente bien? ¿Hacer eso a un espíritu de alto nivel?”

Al ver eso, Kamito se volteó hacia Claire junto a él y preguntó.

“Claro, Scarlet solo está dando vueltas, pidiendo que la alimenten de todos modos…”

“Como el servicio de velas ¿eh?”

“Bueno, supongo”.

“Opino diferente…”

Ellis bromeó en voz baja.

“¡Hmph, no debemos permitirnos ser superados, Fenrir!”

Con un movimiento de su largo cabello rubio platinado, Rinslet se levantó.

Acompañado por una ventisca, el invocado Fenrir congeló duraznos y uvas servidos en bandejas, produciendo sherbet al instante.

“Hmm, bien jugado…”

“Claire, tengamos una competencia. ¡Veamos de quién será el espíritu más popular en este banquete!”

“¡Venga!”

“¿Por qué necesitan tener una competencia?”

Al ver a las dos miembros de la Clase Raven chocar con chispas volando, Kamito suspiró.

“Bueno, esto no es tan malo. No todos los días tenemos un banquete.”

Fianna se encogió de hombros en respuesta.

“Hablando de eso, Georgios rara vez es invocado a banquetes como este.”

“Después de todo, como un espíritu reliquia real, no debe mostrarse de manera casual.”

“¿Come comida humana como Scarlet y los otros?”

Los espíritus no tenían necesidad de comer en su mayor parte, pero la mayoría de ellos felizmente comerían cuando se les ofreciera.

“Hmm, parece preferir el hierro a la comida. Georgios a menudo succiona objetos como espadas rotas sin uso.”

“Y-Ya veo… Eso no es demasiado sorprendente.”

Al decir eso, Kamito levantó un poco la mirada.

Pudo ver un ave sagrada con una cola de arcoíris volando por encima.

Los subordinados de la princesa juntaron sus manos y le rindieron respeto al ave.

“Se siente como si estuvieran adorando a Simorgh…”

“Sí, me ha parecido increíble desde hace rato.”

Ellis estaba igualmente perpleja.

“La Teocracia aparentemente adora a los espíritus en forma de ave. Creo que es porque un ave gigante llevó al Rey Demonio a la batalla según la leyenda—”

Justo cuando Fianna comenzó a explicar …

“¡Onii-sama~!”

“Uwah… Uh—”

Una pequeña figura se acercó silenciosamente y abrazó a Kamito.

“¿¡Muir!?”

“Ehehe…”

Él giró su cuello—

Solo para ver a Muir sonriendo tímidamente detrás de él.

En lugar de su habitual atuendo de combate de la Escuela de Instrucción, llevaba un vestido de la nación del desierto. Su cabello gris ceniza estaba atado a lados opuestos de su cabeza, rebotando enérgicamente.

“Muir, te has recuperado.”

“Sí, estoy bien ahora, Onii-sama ♪”

Diciendo eso, Muir asintió enérgicamente.

En una anterior misión de reconocimiento en Zohar, ella y Lily fueron desafortunadamente absorbidas por el espíritu de clase estratégica Leviathan. En consecuencia, habían estado postradas en cama mientras que el equipo de Kamito fue a Ghul-a-val.

“¿Lily también se ha recuperado?”

“Ella puede caminar ahora, pero no quiso venir aquí.”

“Ya veo. Eso es muy de ella.”

Kamito sonrió con ironía. Lily era miembro de la raza Elfim y odiaba las multitudes humanas.

“Onii-sama, déjame alimentarte.”

“… ¿¡Woah!?”

Muir saltó y se sentó en el regazo de Kamito.

“E-Espera un segundo, ¿¡qué estás haciendo!?”

Al ver eso, Claire la fulminó con la mirada.

“Hmph, Onii-sama es el asiento personal de Muir, la hermanita.”

“¡T-Tú no eres una hermanita!”

“De acuerdo, hermana jurada. Una hermana jurada puede casarse, por lo que el estado es incluso más alto que el de una verdadera hermana.”

“¡…! ¡C-Casarse…!”

La cara de Claire se sonrojó al rojo vivo.

En ese momento, la Demon Slayer al lado de Kamito de repente brilló.

“Retrocede porque esa es mi posición—”

“¿¡E-Est!?”

… Por alguna razón, incluso Est se unió.

“No, este es el lugar de Muir.”

“…”

Est no tenía expresión en su rostro, pero desafiante trató de presionarse sobre el regazo de Kamito.

Su cabello blanco plateado brillaba débilmente.

… Parecía un poco enojada.

“¡H-Hey, ustedes dos …!”

“¡K-Kamito, este es un vergonzoso comportamiento público!”

“¡Forzando a dos chicas a servirte, parece que estás disfrutando esto!”

“… ~C-Convierte en cenizas, ¡cenizas!”

“Woah, espera, ¿¡Claire!?”

“—Qué alboroto.”

De repente, la chica de alas negras bajó flotando frente al grupo de Kamito.

Riendo entre dientes, Restia sonrió maliciosamente.

“Hmm, estás aquí, espíritu de oscuridad…”

En respuesta, Muir la miró con recelo.

“No soy lo suficientemente mezquina como para decir algo como mantener a Kamito solo para mí.”

Restia declaró con una expresión de plena confianza.

“¿En serio?”

“¿Por qué no todas simplemente compartimos a Kamito?”

“¿Compartir?”

Recibiendo un mal presentimiento, Kamito preguntó.

“Sí, tendremos tiempo para poder monopolizar a Kamito. Me llevaré a Kamito durante la noche, mientras ustedes dos pueden compartirlo durante el día.”

“¡No inventes!”

Kamito protestó apresuradamente en contra de la sugerencia de Restia.

“Aunque manifestarme durante el día no es un problema para un espíritu de alto nivel como yo, los espíritus de oscuridad encuentran la noche más cómoda después de todo ♪”

“Todo a tu conveniencia, ¿eh?”

“De ninguna manera estoy de acuerdo con eso. ¡Tendrás a Onii-sama para ti sola por la noche!”

“Espíritu de oscuridad, lo sabía, debemos resolver la cuestión de superioridad entre nosotras—”

Esta vez, Muir y Est comenzaron a unir fuerzas.

“Todos ustedes se llevan tan bien.”

Al mirarlos, Fianna suspiró y murmuró.

Las músicas tocaron una maravillosa melodía y las princesas comenzaron a danzar.

Las doncellas princesas al servicio de los espíritus solían ser hermosas doncellas y esta vez no fue la excepción. Sin embargo, ya que Kamito había estado en compañía de las mejores bellezas del Imperio todo el tiempo, él estaba más enfocado en exquisiteces del desierto raras que en la danza.

“Est, ¿qué es lo que quieres? Lo traeré para ti.”

“Sí. Quiero esa carne giratoria.”

Al escuchar su oferta, Est señaló un trozo de carne ensartada, girando mientras la asaban.

“Señorita Espíritu Espada, eso es kebab.”

“¿Kebab?”

“Rebanadas de cordero se tuestan contra una llama mientras gira.”

“Entonces la enrollas en verduras y la comes con una salsa dulce y picante.”

“Kamito, quiero kebab.”

Est ya sostenía su tenedor, mientras sus ojos violetas brillaban.

Kamito cortó algo de carne del pincho. Entonces notó algo raro con el comportamiento de Claire.

“… Claire, ¿qué estás haciendo?”

“¡Hyah!”

Cuando le habló, todo el cuerpo de Claire saltó.

El salto provocó que varios melocotones rodaran de debajo de su uniforme.

“… Esto es bastante indecoroso para una invitada a un banquete de estado. Y tú también eras la hija de un duque.”

“¡E-estoy planeando comerlos en mi habitación!”

Claire sacudió sus coletas vigorosamente y comenzó a recoger los melocotones caídos.

“En serio, ¿qué estás haciendo…?”

Ellis comentó con exasperación.

“Ellis, disculpa mi llegada tardía.”

“Mi estimada hermana—”

En ese momento, Velsaria tomó asiento junto a Ellis, sosteniendo una jarra de vino.

Aparentemente, ella había estado terminando una mejora de su espíritu fortaleza con Vivian Melosa.

“Ellis, ¿quieres un trago?”

“Sí, por favor, mi estimada hermana.”

Ellis asintió y levantó su copa.

“Escuché que peleaste con esa Luminaris dentro de la Ciudad del Rey Demonio.”

“Sí, ella hace honor a su reputación como un enemigo formidable.”

“Sin embargo, luchaste en igualdad de condiciones, ¿no?”

“Me siento honrada de haber tenido la oportunidad de encontrarme con Luminaris-dono en combate. A pesar de que es una caballero del Santo Reino, su espada es pura y honesta.”

“¿Es así? Una experiencia valiosa, ya veo.”

“Sí, mi estimada hermana—”

Ellis sonrió. Velsaria sonrió suavemente también.

… Su relación de hermanas, que solía ser bastante rígida, se había vuelto mucho más armoniosa.

Al ver eso, Claire pareció triste por un instante.

“Nee-sama no está aquí todavía…”

“Creo que a Rubia no le gustan mucho los banquetes.”

“Totalmente equivocado. En el pasado, Nee-sama solía ser muy feliz cada vez que había festivales y celebraciones.”

Las dos coletas estaban caídas en desilusión.

“Nee-sama era tan buena jugando La Solterona.”

“En serio…”

Viendo a Claire así …

“Rubia-sama estará aquí pronto. Se está preparando ahora mismo.”

Fianna explicó.

“¿Preparando? ¿Preparando para qué?”

“Lo sabrás pronto.”

Diciendo eso, Fianna mantuvo su mirada sobre la Princesa Saladia en el trono.

A pesar de que era una situación de banquete, Fianna parecía extrañamente nerviosa.

—Repentinamente.

La flauta se detuvo y la sala del trono quedó en silencio.

La mirada de todos se concentró en la entrada de la plaza.

Apareciendo era—

“¿¡Nee-sama…!?”

Sentada al lado de Kamito, Claire exclamó.

Ciertamente, era Rubia Elstein.

Sin embargo, en lugar de su habitual uniforme militar, estaba vestida con la vestimenta ritual de una doncella princesa.

Se podía escuchar el susurro de los invitados.

“Rubia-dono, ¿para qué es ese atuendo?”

La Princesa Saladia preguntó sorprendida.

Rubia caminó lentamente hacia el trono y se inclinó magnánimamente.

“Para celebrar su ascensión, Princesa Saladia, me gustaría ofrecer una danza ritual.”

“¿Serás quien realice la danza ritual?”

Saladia frunció el ceño y preguntó.

De hecho, esta era una reacción natural para cualquiera que no supiera que Rubia Elstein solía ser la Reina al servicio de la Lord Elemental del Fuego.

“Princesa Saladia, Rubia-dono es una doncella princesa del Instituto del Ritual Divino. Estoy segura de que podrá complacer a los espíritus aquí.”

Fianna se puso de pie y ofreció apoyo.

“Ya veo. En ese caso, espero con interés tu presentación.”

La princesa asintió y levantó su mano ligeramente. El sonido de la música de flauta se reanudó.

Tocaron música para agradar a los espíritus.

Con un movimiento de su cabello carmesí que parecía que estaba ardiendo, Rubia comenzó a danzar con gracia.

“Nee-sama…”

Claire ensanchó sus ojos rubí. Fue hace muchos años desde la última vez que vio a su hermana danzando de cerca. La última vez fue en el Gran Festival de los Espíritus en la capital imperial.

Con los ojos sin pestañear, Claire miró fijamente a la figura danzando como llamas de su hermana mayor.

Pequeñas llamas fueron producidas por sus abanicos, girando hacia adelante y hacia atrás en los alrededores de Rubia.

Los espíritus reunidos en el banquete expresaron su alegría destellando sin parar.

Retozando en las llamas, Rubia era tan hermosa que Kamito estaba hipnotizado.

“No sé nada sobre danzas, pero es realmente bonito…”

“Sí. Esta es la danza de Nee-sama, Kamito.”

Claire habló con orgullo.

En el pasado, Kamito había sido testigo de Rubia ofreciendo un espectáculo de danza ritual en la capital imperial.

Pero en aquel entonces, estaba completamente concentrado en la misión de la Escuela de Instrucción que no tuvo tiempo para prestar atención a esa belleza suya.

La danza de Rubia se calentó como un fuego ardiente cuando la música se elevó en intensidad.

En ese mismo momento, Kamito de repente lo notó.

Sentada en el trono, parecía haber algo malo con la princesa Saladia.

(…¿Qué está pasando?)

“…Ah… ah…”

Ella comenzó a gemir como si tuviera un ataque.

“Saladia-sama, ¿le molesta algo?”

Los subordinados notaron la anomalía y comenzaron a clamar.

“Princesa, ¿está bien?”

Rinslet se puso de pie con preocupación.

Sin embargo, justo cuando estaba a punto de darse prisa, Fianna la detuvo.

“Espera, Rinslet.”

“¿Su Alteza? Qué pasa—”

“¡Por favor cállense, todos!”

Fianna se puso de pie y gritó.

Instantáneamente, la sala del trono quedó en silencio.

“Ah, guh, oh, ohhh, ohhhhhhhhhh—”

Apretando su pecho con dolor, Saladia se derrumbó en el suelo.

Esa voz ronca de viejos no le pertenecía a Saladia.

Sonando como muchos fantasmas, el sonido era bastante aterrador.

(¡Esta voz es—!)

Kamito saltó sorprendido. Él recordó esa voz.

Fue precisamente el ruido extraño hecho por Sjora Kahn justo antes de morir.

“Maldición, cómo te atreves a conspirar contra nosotros, maldita chicaaaaa—”

Como niebla negra, miasma oscuro surgió de la princesa colapsada.

Los subordinados en los alrededores perdieron la conciencia uno tras otro tan pronto como el grueso miasma los tocó.

“¿Qué tal el dolor? Jerarcas del Culto Rey Demonio—”

Mirando fríamente al miasma oscuro, Rubia habló.

“Primero me di cuenta de su verdadera identidad cuando estaba investigando el grimorio sobre los hechizos prohibidos que Sjora Kahn había dejado atrás. Un tipo particular de magia me intrigó.”

“… Guh … Urgh. ¡Maldita seaaaas…!”

Magia de reencarnación. Abandonar el cuerpo físico y entonces usar la mente para poseer a otra persona…”

“¡Maldita seas maldita seas maldita seas malditaaaaaa…!”

El aterrador y oscuro miasma surgió y se arrastró por el suelo, tratando de escapar.

Sin embargo, su entorno ya estaba rodeado por una barrera de luz.

“Una barrera de aislamiento. Escapar es imposible.”

Sosteniendo a Save the Queen para cuando Kamito se dio cuenta, Fianna habló severamente.

“Lo que Rubia-sama realizó fue el primer estilo de danza ritual—Danza de Exorcismo. El objetivo era expulsar al mal que ocupaba el cuerpo de Saladia.”

“¡M-Maldita chica, imperdonable, imperdonable!”

El miasma oscuro se estrelló dentro de la barrera de aislamiento, pero solo fue quemado por la barrera de luz.

“¡El terrible resentimiento de los Jerarcas, serás destruido aquí y ahora!”

Innumerables llamas azul-blancas se encendieron en la punta del abanico levantado de Rubia.

“Esa llama es…”

Sorprendida, Claire exclamó.

En efecto, estas llamas no eran de magia espiritual.

En cambio, era la habilidad especial transmitida por generaciones de la familia Elstein. Incluso capaz de congelar llamas—

“—Absolute Flame.”

La llama anómala se tragó las almas vengativas de los Jerarcas junto con la barrera de luz.

“¡Ohhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!”

Gradualmente incinerándose, el miasma oscuro gritó, luchando del dolor.

Después de haber manipulado en secreto a la dinastía Kahn desde las sombras durante cientos de años, los Jerarcas—

Fueron fácilmente destruidos aquí y ahora.

“Saladia-sama, ¿está bien?”

Los subordinados se apresuraron hacia el costado de la colapsada Saladia.

“Pueden estar tranquilos. Ella solo se desmayó.”

Después de que Fianna recitara magia espiritual para despertar a alguien, ella pronto abrió los ojos.

“… mm, ooh … oohhh …”

“¿Se siente bien, Princesa Saladia?”

Saladia parpadeó confundida.

“Uh, ¿qué pasó? Qué, hice…”

“La oscuridad ocupándola ha sido destruida.”

Rubia dio un paso adelante y le explicó todo.

Después de escuchar eso, Saladia cerró sus ojos—

“El mal acechaba dentro de mí como lo había hecho con mi hermana Sjora, ¿verdad?”

Sorprendentemente, ella lo aceptó como un hecho.

“Pensándolo bien, hubo señales de advertencia. El cambio de Sjora y cómo yo decidí ir a Ghul-a-val por el Ataúd del Rey Demonio fueron debido a esa oscuridad, supongo.”

“Los sucesivos Jerarcas del Culto del Rey Demonio han usado el prohibido hechizo de reencarnación para acechar dentro del linaje de la familia real para gobernar la Teocracia Alphas. Sin embargo, esa historia finalmente llegó a su fin hoy.”

“Te lo agradezco mucho, Rubia-dono. Y a ti también, Princesa Fianna—”

Saladia se inclinó profundamente. Inmediatamente, los subordinados aplaudieron naturalmente.

“—Muy bien, reanuden el banquete. La música para complacer a los espíritus será tocada a continuación.”

Saladia aplaudió.

Felices melodías resonaron nuevamente en todo el palacio.

 

Parte 2

Tarde en la noche—

Kamito silenciosamente salió del lugar del banquete y regresó a su habitación en la villa imperial.

Según las costumbres de la Teocracia, la celebración continuaría hasta la mañana, pero estaba demasiado cansado para persistir.

Después de todo, el colapso de la Ciudad del Rey Demonio fue hace menos de un día.

Claire y las chicas también dejaron el banquete a mitad de camino y regresaron.

Después de poner a Est y Restia, que se habían convertido en espadas después de comer tanto como quisieron, contra la pared, Kamito se acostó en la cama.

La gran cama redonda presentaba un dosel decorado. Ésta bien podría ser una cama que el Rey Lecherous había usado en el pasado.

(… Ahora que lo pienso, realmente tengo sentimientos encontrados.)

Extendiendo los brazos, miró hacia arriba.

… Aunque estaba lejos de estar borracho, había una pequeña cantidad de alcohol del vino que quedaba en su cuerpo.

“Nunca pensé que Velsaria fuera tan agresiva al obligar a otros a beber con ella…”

… Ahora que él lo pensó, ella debe haber estado borracha en ese entonces.

Su cuerpo todavía se sentía caliente. Era difícil conciliar el sueño.

Aunque la misión en la Teocracia se consideraba hecha, aún había mucho en qué pensar.

(La resucitada Doncella Sagrada Areishia… y Alexandros, eh—)

El verdadero culpable que creó al Rey Demonio Salomón hace mil años.

El Lord Elemental más venerado en el continente, ¿por qué hizo algo así?

(Lurie Lizaldia mencionó la reconstrucción del mundo…)

Además, el ejército de ángeles que Kamito había visto venía al reino humano—

…¿Que significaba eso?

Mientras miraba el dosel de la cama, perdido en un profundo pensamiento—

“Kamito—”

Sintió algo retorciéndose debajo de sus sábanas.

“¿Est?”

Kamito saltó sorprendido y se sentó.

Encontró a Est sentada tranquilamente en la cama, desnuda a excepción de unas medias a las rodillas.

“… ¿No volviste a tu forma de espada?”

“Viendo que no puedes dormir, te serviré como tu almohada, Kamito.”

“¿A-Almohada…?”

“Sí.”

Asintiendo ligeramente, Est inclinó su cuerpo desnudo contra él.

“¿¡…!?”

Kamito casi grita.

… Por almohada, se refería a una almohada de cuerpo, ¿huh?

(¡Ella es tan fresca al tacto, que se siente realmente genial, pero…!)

Con una afinidad elemental de acero, la temperatura corporal de Est era bastante baja.

Su cuerpo se sentía hirviendo por el alcohol, por lo que la sensación fresca de Est era perfecta.

“… ¡Espera, detente, vístete primero!”

“Las almohadas no usan ropa.”

“¡…!”

Est inclinó su cabeza ligeramente, mirándolo directamente con sus claros ojos violetas. Ella solía ser muy obediente, pero hoy, ella era extrañamente obstinada.

… Justo entonces, Kamito se dio cuenta.

Las mejillas de Est estaban ligeramente sonrojadas.

“¿No me digas que estuviste bebiendo?”

“Las ofrendas no deben ser rechazadas.”

Est habló sin expresión.

… Así que eso fue lo que sucedió. Evidentemente, ella se había emborrachado del alcohol en el vino divino preparado para los espíritus.

“Hua… soy un espíritu espada. No me emborracho.”

“Las personas borrachas siempre dicen eso…”

Encogiéndose de hombros impotente, Kamito se rindió tratando de convencer a Est.

Fue con la corriente y se recostó en la cama. De repente, pensando en algo, preguntó.

“Dime, Est—¿Soñaste con ella otra vez?”

Por “ella”, se refería a la Doncella Sagrada Areishia.

En el camino a la Ciudad del Rey Demonio, Est había soñado con ella de nuevo.

“No más sueños desde la última vez.”

Est negó con su cabeza.

“Ya veo.”

“¿Qué pasa, Kamito?”

“No mucho—”

Kamito silenciosamente soltó el asunto. Originalmente pensó que la resucitación de la Doncella Sagrada Areishia, la contratista original de Est, había inquietado a Est.

(No, creo que soy el que está inquieto en su lugar…)

Kamito se rió de sí mismo en sus pensamientos.

“Kamito—”

“¿Hmm?”

“Siempre seré tu espada, Kamito.”

“Sí, es cierto—”

Kamito acarició suavemente el brillante cabello blanco plateado de Est.

Justo entonces—

“Alto justo ahí, te hago saber que soy la primera espada de Kamito—”

“¿¡…!?”

Plumas de color negro azabache flotaron suavemente sobre la cama.

En el siguiente segundo, Restia en su vestido se abalanzó sobre Kamito.

Su suave pecho, como fruta abundante, se presionó contra la punta de su nariz.

“¿¡Restia, también estás borracha!?”

“Estoy defendiendo mi derecho de posesión.”

Restia envolvió su brazo alrededor de la cintura de Kamito como si estuviera compitiendo con Est.

“Espíritu de oscuridad, estás en el camino. Vete.”

“Oh querida, ¿no eres tú la que debería irse?”

“H-Hey, ustedes dos… ¡Uwah!”

Clic.

En ese instante, se escuchó el sonido de algo duro siendo presionado.

Un mecanismo oculto por la almohada aparentemente se había activado.

Entonces con el sonido como de engranajes girando—

La gran cama comenzó a girar.

“¿Qué?”

Una extraña canción comenzó a tocar desde una caja de música, mientras que luces espirituales rosas iluminaban toda la habitación.

… Hablando de eso, esta villa imperial perteneció al legendario Rey Lecherous.

No sería sorprendente si esta habitación hubiera sido utilizada por la realeza para mantener amantes.

“¡¡Q-Qué es esto, comenzó a girar!!”

“Hua, Kamito, mis ojos están mareados.”

Kamito estaba girando, abrazado en la cama por dos espíritus.

“¿E-Este es el kebab de espíritus?”

Con los ojos girando, Kamito tuvo este estúpido pensamiento cruzando por su mente.

 

Parte 3

—Mientras la celebración estaba teniendo lugar en la Teocracia…

Un cierto incidente sacudió la capital imperial en Ordesia.

“… ¿¡Dijiste rebelión!?”

Despierto de su sueño, el Emperador Arneus rugió enojado hacia sus subordinados.

El incidente había sucedido varias horas antes.

Después de la ascensión de Arneus al trono, en la ciudad Academia que estaba bajo el control de las Caballeros Imperiales, las estudiantes y algunas de las maestras encabezaron un levantamiento.

Aunque la causa principal de la rebelión todavía estaba bajo investigación, era evidente que la opresiva ocupación de la Academia por las Caballeros Imperiales, cuyos preciados ideales incluían la libertad y el pensamiento independiente, había suscitado aún más resistencia.

De forma aislada, eso no habría sido tan malo. Después de todo, no era nada raro que estudiantes organizaran protestas radicales, y sofocarlas sería fácil simplemente movilizando a la fuerza de ocupación de las Caballeros Imperiales guarnecidas en la ciudad Academia.

Sin embargo, el momento fue terrible esta vez.

Después de su ascensión, las políticas de Arneus habían provocado la insatisfacción de los nobles. La opresión brutal de los nobles pertenecientes a la facción anti-Arneus también causó resentimiento en la población.

Según se decía, incluso los nobles neutrales con asientos en el consejo imperial habían abandonado a Arneus, en secreto y con frecuencia intercambiaban correspondencia con la exiliada segunda princesa Fianna.

Bajo tales circunstancias, pensar que incluso una rebelión comenzó.

Esto fue como dejar caer una cerilla encendida en un barril de pólvora.

Solo, todo sentimiento negativo contra el Imperio estallaría todo a la vez.

“Apoyando la rebelión en la ciudad Academia, el Marqués Boderalume, todas las casas de Haldery, y el Conde Edelgart han movilizado sus fuerzas.”

A cargo de los asuntos militares, el duque Cygnus Fahrengart informó calmadamente.

“Aunque todavía no está confirmado, también hay rumores de movimientos en los territorios de Margrave Laurenfrost—”

“Maldita sea, ¿¡por qué!? ¿Por qué no obedecen mis órdenes, las órdenes del emperador?”

El emperador Arneus ansiosamente arrojó una copa.

Había ido tan lejos como para tomar el trono imperial con la ayuda del Santo Reino…

Pero los únicos que lo reconocieron como emperador fueron los subordinados aduladores.

“¡Reprime la rebelión de una vez! Permito el uso de espíritus militarizados—”

“¿Usar espíritus militarizados contra estudiantes? Los nobles sentirán fuertemente en contra de eso.”

El Duque Fahrengart habló con calma.

“No me importa. Necesitan que les enseñen una lección. Necesito que la gente sepa las consecuencias de desafiarme.”

“El despliegue de espíritus militarizados contra la Academia requiere autorización del consejo imperial.”

“… ¡Cállate! ¡Estas son las órdenes del emperador!”

Arneus golpeó la mesa de la sala de conferencias, instantáneamente sumiendo a sus subordinados en el silencio.

Sin embargo, el Duque Fahrengart permaneció completamente imperturbable, sin siquiera levantar una ceja.

“La rebelión en la ciudad Academia puede ser suprimida usando la fuerza de la guarnición. Sin embargo, los nobles que participan en una rebelión armada deben ser castigados. Una fuerza militar se reunirá inmediatamente.”

Después de hablar sin ninguna emoción, el Duque Fahrengart se disculpó.

“Maldición, ¿¡por qué… por qué…!?”

Después de echar a los subordinados, dentro de la sala de conferencias militares—

Arneus comenzó a beber hoscamente solo.

Eliminar al emperador, enmarcar a su hermana menor con el crimen de un intento de asesinato, todo había ido tan bien.

¿Pero por qué?

“¿Por qué está suspirando, Su Majestad?”

En ese momento, habiendo llegado sin que él lo notara—

Una chica estaba de pie detrás de Arneus.

“¿¡Dama Millennia!?”

Saltando sorprendido, Arneus se puso de pie.

Esta chica era precisamente la cardenal del Santo Reino que lo había incitado a ascender al trono imperial.

“Personalmente le haré una visita a la ciudad Academia.”

“¿D-Dices eso otra vez? Pero si el Santo Reino interviene con fuerza militar, inevitablemente—”

Si eso sucediera, el consejo imperial definitivamente lo haría responsable.

“Las fuerzas del Santo Reino no se desplegarán. Tengo la intención de realizar un experimento en ese lugar.”

“¿Un experimento?”

“—En efecto. Para borrar toda la ciudad Academia de la faz de la tierra.”

 

 



Nota del Traductor:

Mendigo ilustrador, me acostumbré a tu estilo de dibujo, pasé por alto que le pusieras más trama a Restia, pero no me vengas con toda esa trama que le has puesto a Rubia
(╮°-°)╮┳━━┳ ( ╯°□°)╯ ┻━━┻

Un comentario en “Seirei Tsukai no Blade Dance Vol.18 – Capítulo 5

  1. Pingback: Seirei Tsukai no Blade Dance Vol. 18 [Completo] | HiroLsn Translations

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.