OreShura

Ore no Kanojo to Osananajimi ga Shuraba Sugiru Vol.5 – Capítulo 3

#3: Himeka, Hay Alguien que le Gusta

 

Desde que Chiwa dejó de venir a cenar, la sala se volvió algo solitaria.

Era molesto cuando ella estaba aquí, aun así era solitario cuando ella no estaba. Era justo como un aire acondicionado fuera de moda. Si lo prendías había mucho frio, pero cuando lo apagabas había mucho calor.

Ugh, ¿Ya son las siete?

Saeko-san no estaba regresando a casa esta noche, así que no tenía motivación para hacer la cena para una persona.

Justo cuando me decidí a ir por un huevo y fideos instantáneos, el timbre sonó.

“¿Es Chiwa?”

N-no, probablemente no.

Si fuese Chiwa, ella hubiera ido directo a través del patio y hubiera entrado a través de la ventana francesa[1].

[1] NT: Esta es una ventana que va desde el techo al piso.

Mientras me preguntaba quién podría ser a estas horas del día—

“Eita, ¿Abrázame?”

Ella estaba sosteniendo grandes bolsas Boston[2] en cada una de sus axilas.

[2] NT: Con bolsos Boston se refiere a bolsos que se usan generalmente para viaje.

En su espalda, estaba llevando una mochila hinchada.

Akishino Himeka estaba empapada de sudor y jadeaba mientras se paraba en mi puerta.

“Hola Hime. ¿Qué pasa? Estás llevando un montón de equipaje.”

“He sido forzada al exilio.”

Esto aún es Japón ¿Sabes, Hime?

“El Progenitor Gaia ha sido invadido, así que me he convertido en un vagabundo ‘DRIFTES’[3]. El único lugar al que puedo ir es con Eita.”

[3] NT: Con DRIFTES hace referencia al manga Drifters.

Aunque esta era la típica forma de decir las cosas de Hime, ella se expresó a sí misma muy claramente.

Luego repentinamente me di cuenta.

“¿Escapaste de casa?”

Hime asintió vigorosamente con su cabeza.

“En términos Hiperdimensionales, es IED[4].”

[4] NT: El romanji de ‘Escapar’ en japonés es ‘i-e-de’.

“Es IEDE—”

Incluso si ella olvidó una letra, la parte de hiperdimensional era innecesaria. Dicho esto, no la he oído decir cosas como hiperdimensional en un rato. ¿Ya estaba aburrida de este humor?

Hime bajó su cabeza.

“Y es por eso, disculpa por molestar.”

“Pasa por favor, mi humilde hogar es simple y tosco— ¡Espera un segundo! ¿¡Escapaste de casa!? ¿En verdad escapaste de casa?”

“Afirmativo.”

Hime alzó la vista hacia mí con ojos firmemente enojados y habló.

“Mis preciados tesoros han sido destruidos. No hay razón para mí en volver a ese lugar.”

 

 

Cociné miso, repollo, y sopa de puerco frito, y comí junto a Hime.

Aunque cociné la cena de ingredientes sobrantes en el refrigerador, Hime acabó ansiosamente cada bocado. Ah, realmente es mucho más significativo el compartir la cena con otros.

“Está bien, ¿de qué tesoros estabas hablando?”

Le pregunté a Hime mientras rellenaba su taza vacía con té caliente.

“Mi Fuerza Génesis de ‘ORIGIN LOW’[5].”

[5] NT: Referencia a Super Robot Wars.

En otras palabras, no la entendía.

“Disculpa, ¿Puedes explicarlo un poco más claramente?”

“Las ‘Santas Escrituras’ que catalizaron y llevaron a cabo una buena parte de mis fantasías.”

“I-Intenta decirlo de nuevo.”

“Mis preciados mangas y juegos fueron desechados.”

“¡Eso es increíblemente claro tan de repente!”

Probablemente esta era la razón definitiva para que un estudiante de primaria huyera de casa. ¡Pero Hime era de preparatoria!

“¿Quién los desechó? ¿Tu madre? ¿Padre?”

“Mi hermana mayor.”

“Oh, ¿Tienes una hermana mayor? ¿Qué hace ella?”

“Ella es una alumna del tercer año de la universidad, especializada en negocios en una universidad en Tokyo con el fin de heredar el Hotel Akishino. Ella regresó a casa por vacaciones de verano después de estar fuera por un muy largo tiempo.”

Dicho esto, recordé que la familia de Hime manejaba un negocio hotelero. Kaoru dijo una vez que su familia manejaba una posada ancestral desde el periodo Edo.

“Mi hermana y yo somos completamente distintas.”

Cuando Hime terminó su té, ella bajó su cabeza.

“Cuando dices distintas, ¿Cómo así?”

“Todo.”

Esa respuesta no ayudaba para nada.

¿Ella se refería a que sus personalidades eras diferentes? Por ejemplo, su hermana era muy social y sus amigos eran todos muy extrovertidos… en otras palabras, ¿Riajuus[6]?

[6] NT: Un Riajuu es lo opuesto a un Otaku.

En ese momento, el teléfono que dejé en el sofá de la sala sonó.

Me levanté de la mesa y le di un vistazo—la llamada entrante era de ‘Akishino Himeka’.

“¿Huh?”

Miré atrás hacia la mesa, pero Hime estaba con las manos vacías y soñando despierta.

“¿Dónde está tu celular?”

Hime mostró una expresión intranquila, y rebuscó sus bolsillos con varias palmaditas.

“Lo olvidé en casa.”

No es de extrañar.

En otras palabras, la persona que hizo la llamada debe haber sido uno de los miembros de la familia de Hime.

Tomé un profundo aliento, presioné el botón de contestar.

“… ¿Hola?”

Una voz femenina muy calmada y llena de juventud parecía venir desde el otro lado del teléfono—

“Disculpe por molestarlo tan tarde en la noche. ¿Podría preguntar si este es el celular de Burning Fighting Fighter-san?”

“…………………………………………Si.”

Quería tirarme al suelo y morir.

Maldita sea Hime… ¡¿Por qué tenía que registrarme con ese nombre?! Además, ¡Debió haber sido corregido a Aldeano A hace muchos días!

“¿Este nombre tan largo es su verdadero nombre?”

“No, podría considerarlo un apodo. Lo siento tanto.”

No sabía porque me disculpé.

La voz del otro lado del teléfono no parecía muy amable.

“Es un placer conocerlo. Soy la hermana mayor de Akishino Himeka, Yuuhana. ¿Podría preguntarle si mi hermana menor visitó su residencia hace poco?”

Temporalmente cubrí el micrófono con mi mano.

“Es tu hermana al teléfono.”

El rostro de Hime se volvió pálido, mientras ella hacía grandes X’s en frente de su pecho.

Asentí ligeramente y regresé al teléfono.

“No, ella nunca lo hizo.”

Oí un ligero suspiro viniendo del otro lado del teléfono.

“… ¿Eres un compañero de clase de Himeka?”

Su actitud cambió de repente a un tono de ‘adulto hablándole a un niño’.

“Soy un compañero de club.”

“¿Club? ¿Esa chica es parte de un club? ¿Cuál club?”

Su voz sonaba bastante asombrada.

Oh cariño, ¿cómo debería responder esto? Si fuera Masuzu, fácilmente sería capaz de elaborar alguna clase de tontería con indiferencia.

“¿Hay algo malo? ¿Es uno de esos clubs inexplicables?”

“Uh, se llama la Sociedad para Sacar a tu Doncella Interior.”

“¿Qué es lo que hace ese club?”

“… ¿Qué es lo que hace?”

A pesar de que nos hemos establecido ya por tres meses, aun no tenía idea. Probablemente nadie tenía idea.

“¿Te pedí una pregunta?”

“L-Lo siento.”

Otro suspiro vino del otro lado del teléfono.

“Esto es solo mi suposición, pero ¿Podría ser un club relacionado con manga o juegos?”

“¿Huh?”

“Porque esa chica ama en exceso esa clase de cosas.”

Parece que hizo una interpretación errónea de mi nerviosismo.

“Ella ha sido así desde la secundaria. No estudiaba seriamente, y desperdiciaba toda su mesada en esa clase de baratijas estúpidas. Pensé que ella cambiaría algún día, pero después de estar lejos por tanto, ¡No ha cambiado para nada! No ha mejorado.”

Sentía algo de pena por Hime después de escuchar eso acerca de ella.

“Ella solo tiene interés en el manga. No tiene que ser tan extrema.”

“Si fuese simplemente un hobby relajante de ella, lo aprobaría. Sin embargo, esa chica solo es demasiado adicta. No puede diferenciar entre la fantasía y la realidad. Incluso si le digo eso, es inútil.”

“Pero, no le está ocasionando ningún problema a nadie.”

“Esa chica tiene esta creencia errónea de que puede hacer lo que sea siempre y cuando no ocasione problemas a nadie. Si renuncias a tu amor propio e intelecto, y persigues estos mundos imaginarios sin sentido, ¿Qué clase de persona serás al final? A los ojos de la sociedad y de otros, ¿No eres simplemente un ser humano fabricado sin valor?”

Parecía que ella se estaba enojando cada vez más.

“Tu opinión es muy subjetiva. También hay personas que son influenciadas positivamente por el manga ¿verdad? ¿Por qué solo hace hincapié en la parte mala? No es justo.”

“¿Cuál es esta influencia positiva de la que hablas?”

“Um, eso…”

Le di una mirada a Hime, quien me estaba mirando ansiosa.

“Puede ayudarte a hacer amigos.”

“¿Amigos?”

“Sí, Hime… Himeka-san y yo tenemos intereses similares en anime y manga. Es por eso que nos volvimos amigos. Lo mismo con nuestros miembros del club. ¿No es eso algo bueno?”

Yo no estaba mintiendo.

Actualmente Hime aprecia con ternura sus fantasías Chuunibyou. Sus fantasías son muy similares a la clase de fantasías que yo tenía en la secundaria. Probablemente esto era porque nosotros estábamos fascinados por las mismas obras. Debido a esto, ella me identificó como su ‘Amante de una Vida Pasada’ y se unió al ‘Jien-Otsu’.

“Hm…”

La hermana mayor de Hime parecía estar pensando en algo en silencio.

No parecía como si ella estuviese de acuerdo conmigo, y parecía que estaba considerando como atacar desde una dirección diferente—eso era lo que hacía sentir su silencio.

“Entre los mensajes de texto de Himeka, tu eres el destinatario más común. Esa chica nunca ha tenido amigos en la secundaria. Parece que ese ya no es el caso en preparatoria.”

“Sí, se podría decir eso.”

“¿Podrías estar saliendo con Himeka?”

“No, definitivamente no.”

Aunque tenía curiosidad sobre cómo reaccionaría si le digo que era mi ex-novia, no lo probé. Dicho esto, Hime dio una expresión de ‘¿Qué está pasando? Que molesto…’ mientras me miraba. No creo que ella sabía sobre lo que estábamos hablando, ¿verdad?

“De todos modos, ¿Algo le ha pasado a Himeka-san?”

“Nosotras tuvimos una pequeña pelea no hace mucho. Honestamente, esa chica… Después de que cambió sus ropas, incluso tomó sus libros de texto y corrió hacia la puerta.”

“Ya veo…”

“No creo que esa chica tenga los medios para escapar de casa, pero eso es lo que probablemente pasó… Sé que ya pregunté esto antes, pero ¿realmente Himeka no está en tu casa?”

En este punto, la voz de la hermana de Hime se volvió inquieta por primera vez.

Aunque estaba siendo apuñalado por sentimientos e intenciones pecaminosos, al lado mío Hime estaba igual de incómoda. Simplemente era incapaz de decir la verdad frente a ella.

“Ella no está aquí… pero voy a buscar cualquier pista de su paradero. Si encuentro algo, voy a hacer que se contacte con usted.”

“Te lo agradezco mucho.”

La llamada telefónica acabó ahí.

“*Suspiro*…”

Di un gran suspiro y me dejé caer en el sofá. Me sentí extremadamente cansado. Debatir con una persona mayor realmente exprimió fuera mi energía.

“Eita, gracias.”

Hime abrasó mi brazo, y se asomó a mi rostro.

“¿Mi hermana está molesta?”

“Está molesta… pero ella también está sumamente preocupada. Ella está muy preocupada por ti.”

Pero luego Hime agitó su cabeza intensamente.

“Ella no está preocupada por mí. En cambio, ella está preocupada sobre arruinar el nombre de la familia ‘Akishino’. En la mente de mi hermana, solo el hotel es importante.”

“Yo me llevé una impresión diferente.”

“Estoy en desacuerdo. Para mi hermana, yo solo soy un inconveniente. Por eso me fui.”

Ella se rehusaba a escucharme tercamente.

A pesar de que las palabras de su hermana eran muy unilaterales, en realidad Hime no era tan diferente.

En otras palabras, ellas se etiquetan la una a la otra en base a esos puntos. En cualquier caso, si esto continuaba, no habría ninguna resolución.

De todas formas, ya que se lo prometí a la hermana de Hime, realmente debería ir a buscar ‘pistas’ acerca del paradero de Hime.

Llamé a Chiwa y le dije que viniera aquí, y luego de explicarle la situación a las dos.

“Wow―esa es una hermana mayor espantosa.”

Chiwa ha llegado usando sus pijamas. Sentí que ella estaba extremadamente contundente.

“Ya que ese es el caso, Himecchi, puedes quedarte en mi casa esta noche. Mi mamá puede llamar a tu hermana, y de esa forma no habrá problema, ¿verdad?”

Sin embargo, Hime sacudió su cabeza.

“Quiero dormir en la casa de Eita. ¿No está bien?”

“¡De ninguna manera!”

La expresión de Chiwa de repente se volvió muy alarmante.

Hime parecía desinflarse mientras bajaba su cabeza.

“¿Por qué? Pasamos la noche juntos durante nuestro viaje del club.”

“¡Esto y eso son totalmente diferentes! ¿Cómo pueden un chico y una chica dormir solos bajo el mismo techo? ¡Definitivamente no está bien!”

“Entonces… ¿Qué tal si Chihuahua se queda también?”

Hime jaló ligeramente de las mangas de Chiwa.

“¡E-Eso tampoco está bien! ¡No está bien! ¡No está bien!”

Chiwa objetó extremadamente intenso, como si ella estuviera tratando de convencerse a sí misma.

“Hey, Chiwa. Hay algo que quiero preguntarte.”

“¡Incluso si Ei-kun me lo pide no está bien! Incluso si hay tres de nosotras o cualquier cosa, a pesar de que no soy Ai, ¡Es simplemente muy desvergonzado!”

“No eso, algo más, ¿Qué piensas acerca de los mangas y juegos?”

“¡Los Ero son malos!” NT: eróticos

“¡¿Podemos dejar de lado ese tema!?… Yo tuve un montón de manga cuando estaba en la secundaria ¿verdad? ¿Cómo te sentías cuando me veías en ese entonces?”

“Me imaginé que te debía gustar mucho.”

“¿Eso es todo?”

“¿Qué más se supone que debía pensar?”

Chiwa me miró en blanco. Como siempre, los pensamientos de esta chica son realmente simples.

Si la hermana de Hime pensara así de simple, sería genial. Pero tan pronto como ella empieza a pensar acerca de influencias positivas o negativas, ella se quedará atascada y será incapaz de liberarse.

“Hey Ei-kun, cuando te graduaste de la secundaria, ¿No vendiste prácticamente todos tus mangas?”

Cuando Hime escucho esto, sus ojos se hicieron grandes.

“¿Vendiste? ¿Por qué?”

“Bueno si me preguntas porque…”

Si Chiwa me lo hubiera preguntado, hubiera respondido, ‘Porque ya no  me gustan’. Pero para ser honesto, ese no era el caso realmente. Podría decir que quería decirle adiós a mi propio Chuunibyou, así que abandoné esas cosas que solía amar para convertirme en una nueva persona blah blah—y luego ese tipo de problemáticas razones empezarían a llegar una tras otra.

En pocas palabras, no debería decir cosas contradictorias sobre el asunto con la hermana de Hime.

“Yo nunca arrojaría los libros que amo tanto. Ese es por qué no puedo perdonar a mi hermana por arrojarlos tan a la ligera.”

“…Ya veo.”

Solo podía asentir con mi cabeza.

De todos modos, se veía como si la raíz de esta discusión entre hermanas fuera muy profunda.

Después, Chiwa fue a casa y le dijo a su mamá para contactar a la hermana de Hime, quien apenas dejó a Hime pasar la noche en la casa de los Harusaki. Normalmente en esta clase de situaciones, uno hablaría con los padres, pero parecía que estaban ocupados trabajando en el hotel.

Tal vez la razón del porque la hermana de Hime era tan estricta era porque estaba haciendo su mejor esfuerzo para llenar el vacío dejado por sus padres.

Si ese era el caso, yo aún pensaba que ella podía intentar comprender un poco mejor a su hermana menor.

 

 

Luego vino el día siguiente.

Por el momento el tiempo de mi mañana de estudio se disipó, ya era hora del almuerzo—pero luego el timbre sonó.

Abrí la puerta, y una terriblemente pálida Hime saltó dentro.

“¡Eita, está mal!”

“¡¿Qué está mal?!”

¿Su hermana mayor atacó o algo?

“Hay una nueva escritura legendaria que el mundo va a crear hoy lágrimas de cristal.”

“…Perdón, ¿Puedes decir eso un poco más claramente?”

“Un tomo escondido descendió a este mundo en un instante—hoy.”

“Repítelo~”

“Hoy es la fecha de lanzamiento de mi manga favorito, así que quiero ir a comprarlo.”

Este es tu segundo día consecutivo en venir a mi casa.  Aprende a comportarte mejor, ¡Hime!

“La librería más cercana aquí es la librería WING. Voy a dibujar el mapa para ti ahora mismo.”

Estaba por retirarme de nuevo dentro de mi casa, pero Hime agarró el dobladillo de mi camisa.

“¿Vienes conmigo, Eita?”

“No, quiero estudiar.”

“… ¿Juntos?”

Frente a sus ojos llorosos de perrito mirando arriba hacia mí, yo era incapaz de rechazarla. Definitivamente la escucho. Dicho esto, ¿esa es una mirada súper-poderosa?

“Entonces, salgamos a comer mientras estamos en ello.”

“La librería de la edición especial está frente a la estación de tren, así que quiero ir ahí.”

Había un montón de restaurantes baratos cerca de la estación tren, así que era perfectamente conveniente.

Simplemente me limpié la ropa, y luego dejé la casa con Hime.

Solo eran diez minutos en bus hasta la estación de tren, pero fuimos caminando por sugerencia de Hime. ‘Quiero caminar junto a Eita, ¿Está bien?’ De nuevo, fui absolutamente derrotado por su encanto. Soy tan popular que da risa.

Pretendo ignorar las miradas a nuestro alrededor y digo,

“Entonces, ¿Cuál es el nombre de ese manga?”

“ARCANA DRAGONS (Holy Spirit Dragons).”

“¿Holy Dragon?”

ARCANA DRAGON (‘Holy Dragon’ para abreviar) era un manga de fantasía de batalla en un universo alterno serializado en cierta revista shounen bien conocida. La obra está dirigida a otakus, la cual era definitivamente muy rara para una revista semanal. Hay una cantidad ridícula de personajes bishoujo y bishounen. Con la rica trama y los abundantes personajes, los fans hicieron varios doujins con entusiasmo. Realmente estaba metido en estos tipos de obras cuando estaba en la secundaria.

No voy a esconder nada, pero el ‘Holy Dragon Knight of Dawn (Burning Fighting Fighter)’ está totalmente copiado de ‘Holy Dragon’… no, debería decir que era un factor clave que me formó e inspiró.

¿Hime también era una fan de ‘Holy Dragon’? No es de extrañar que la compatibilidad de nuestras fantasías fuera tan alta.

“¿Qué volumen está saliendo hoy?”

“Hoy está saliendo el doceavo volumen.”

“¿Cuán lejos han llegado? ¿Siguen combatiendo con el Ejercito Wyvern?”

“Solo leí el tankōbon[7], así que no lo sé. Pero ese arco probablemente va a terminar en este volumen.”

[7] NT: Tankōbon: Manga recopilado en volúmenes.

Luego Hime me miró con sus ojos con incredulidad,

“¿No estás leyendo ‘Holy Dragon’, Eita?”

“Aun lo estaba siguiendo el año pasado, pero ahora ya no lo hago.”

De repente Hime mostró una expresión herida.

“¿Por qué…? ¿Ya no es interesante?”

“Bueno, no es por eso. Por alguna razón, solamente ya no siento ganas de leerlo.”

Desde que mis padres desaparecieron, gradualmente he perdido el interés en el mundo del manga y anime.

Porque me di cuenta que no importaba cuanto hablara sobre estas cosas imaginarias, no había manera de que prevaleciera sobre la dureza de la realidad.

La única forma de vencer a la realidad es a través de la realidad misma.

Y en mi situación, solo cultivando logros académicos podría allanar mi camino a la escuela de medicina.

Esa era la única forma en que podría sobreponerme a mis circunstancias desfavorables.

Cuando le dije a la hermana de Hime ‘No subestimes al manga’, realmente yo mismo pensaba de esa forma—para ser honesto, en realidad era hipócrita.

“Espero que también lo leas, Eita.”

Dijo Hime mientras se sostenía de mi mano derecha firmemente.

“Ya que han llegado a un punto extremadamente climático ahora mismo. Espero que le des un vistazo, porque es definitivamente interesante.”

“Mhn…”

No sabía cómo responder y sin darme cuenta mi mirada se desvió en la distancia—pero luego vi una figura volteando la esquina en el cruce de caminos frente a nosotros.

Era una figura en movimiento jalando una bicicleta roja. Esto se sentía extrañamente familiar.

“¡¿Eh?!”

“¡¿Eh?!”

Las exclamaciones simultaneas que dimos eras idénticas.

“Eres tu otra vez…”

“Eso es lo que yo quería decir, tu otaku asqueroso.”

Natsukawa Mana.

Ella era una chica de secundaria arrogante con dos trenzas color plata flotando. También era la hermana menor de Masuzu.

“¿Estas practicando montar una bicicleta otra vez? Si ese es el caso, déjame enseñarte.”

“¡No necesito que te entrometas en mis asuntos! ¡La monto perfectamente bien ahora! Solo sucede que estoy cansada ahora mismo, así que estoy caminando junto con ella.”

Di una mirada por debajo del dobladillo de su vestido, y vi que sus rodillas estaban cubiertas con un montón de banditas. Si le señalaba esto, ella estaría furiosa, así que sería mejor dejarlo sin decir.

Hime inmediatamente se escondió en mi espalda.

“¿Huh? ¿No eres la poeta de esa vez?”

“…”

Hime no respondió, y envolvió sus brazos alrededor mío como un Konakijii[8].

[8] NT: Un espíritu que te estrangula hasta la muerte si lo tocas.

“Vamos, ya me disculpé sobre esa cosa con el club, ¿verdad?”

Hace un tiempo, Mana llegó a nuestro encuentro de club y destruyó el poema que Hime escribió. Esto era a lo que se refería.

“Eso ya no me interesa.”

“Entonces puedes decir algo.”

“…Encantada de conocerte.”

“¡¿Ahora lo dices?!”

Huh—

Sentía que no había visto a Hime tan asustada en un tiempo.

Parece que ella es capaz de hablar normalmente con nosotros, pero aún tiene dificultades para hablar con otros.

En ese momento tuve un destello de intuición.

“Hey, Mana; ¿estás libre dentro de un rato?”

“En lugar de decir que estoy libre… es más como que no tengo planes.”

En otras palabras, ella estaba libre. Ella realmente no era para nada honesta.

“¿Entonces comerías el almuerzo con nosotros? Hay algo sobre lo que quiero hablar contigo.”

Mana dio un vistazo a Hime y dijo.

“Si esa poeta está bien con eso, entonces realmente no me importa.”

“¿Eita…?”

Hime inclinó su cabeza perpleja.

“Hime, quiero obtener ideas de esta chica para una estrategia para lidiar con tu hermana.”

“¿A qué te refieres?”

“Ya que esta chica odia a los otakus. Si le preguntamos porque los odia, tal vez encontremos una forma de persuadir a tu hermana.”

“…Entiendo.”

Okay, entonces está decidido.

Llevé a las dos a una tienda de comida rápida frente a la estación de tren.

Debido a que todavía era bastante temprano para el almuerzo, la tienda estaba vacía. Había solo un grupo de estudiantes de secundaria trabajando en su tarea de verano sentándose en el área de no fumar.

Cogí una pieza de patata frita y empecé a describirle la situación actual a Mana—

 

“¡Todo es culpa de esa hermana!”

Ella aplastó el vaso de papel con su bebida mientras defendía enérgicamente su postura.

“E-Eso es inesperado…”

“¿Huh? ¿Por qué?”

“Pensé que dirías algo como, ‘¿Manga? ¡Asqueroso! ¡Es conveniente que lo desecharan!’.”

Mana bufó con su nariz.

“Si es verdad, coleccionar manga es asqueroso, no hay duda acerca de eso. Las revistas que venden en la tienda de conveniencia están bien, ¿pero manga? Es difícil creer que hay gente que coleccione eso. No lo entiendo.”

“¿Tankōbon tampoco está bien?”

¿El criterio de esta chica para con un otaku no es muy duro? De esta manera, incluso Chiwa quien colecciona manga sin parar sería considerada una otaku.

“Sin embargo, eso no significa que esa hermana tiene el derecho de solo tirar al azar las cosas de su hermana menor. ¡Esas son dos cosas totalmente diferentes! ¡La hermana mayor no puede forzar a la hermana menor a aceptar sus propias ideas! Así que una persona como esta hermana en verdad es…”

“O-Okay, lo entiendo, ¡Puedes calmarte ahora ya que lo entiendo!”

Me apresuré a detener a Mana mientras ella empezaba a inclinarse hacia adelante sobre la mesa.

“Creo que tienes razón.”

Hime, quien ha estado sentada en silencio en el lado, de repente habló.

“Mi hermana siempre piensa que ella es mejor y más inteligente, y frecuentemente me mira hacia abajo. Siempre me trata como una niña. No puedes hacer esto, no puedes hacer eso; ve a hacer esto, haz eso. Siempre mangonea a otros. Además, la gente siempre nos compara. Cuando conocemos nuevas personas, ellos siempre dicen, ‘La hermana mayor debe tener una hermanita excepcional’. Yo solo soy yo. Simplemente nací unos cuantos años después, así que no entiendo porque tengo que sufrir esta clase de trato.”

Mana estaba atascada sin palabras cuando se confrontó con una Hime quien de repente se convirtió en alguien muy elocuente.

“¡E-Eso es verdad! ¿De dónde vino eso? ¡Nunca esperé que fueras una persona tan locuaz!”

“No soy solo una persona. Mi nombre es Hime.”

“¡Ok Hime! ¡Tú también puedes llamarme Mana!”

Ambas estrecharon sus manos cubiertas de grasa la una a la otra. Se veía como si las dos alcanzaran una conexión que yo simplemente no entendía.

Woahhhh.

¿No me digas que todas las hermanas menores tienen un montón de presión?

“Bueno, Mana, déjame preguntarte de nuevo. Como piensas que deberíamos conseguir que la hermana de Hime reconozca sus intereses.”

Mana absorbió un bocado de té Oolong a través de una pajilla con un siseo.

“La razón del porque yo pienso que ‘¡Los otakus son asquerosos!’ es porque ‘No entiendo cómo pueden estar tan obsesionados con ciertas cosas’.”

“Ah—Ya veo.”

Yo podía entender esta clase de sentimiento.

“Por lo que entonces, la forma más fácil de hacer esto es hacer que la hermana de Hime entienda los encantos del manga que Hime ama.”

Hime asintió con la cabeza en acuerdo y llevaba una expresión muy seria.

“También creo eso, pero la parte difícil es hacer eso.”

“Eso es verdad. Pero ¿Qué hay de ir a la librería juntos? Mira, ¿No hay tiendas especialmente para otakus por aquí?”

“Sí, estamos planeando ir allí después de un rato.”

Repentinamente, el rostro de Hime se iluminó y ella agarró la mano de Mana,

“Mana, ¿ven con nosotros?”

“¿A-A qué librería? Porque necesito ir a ese tipo de nido otaku—”

“Quiero tomarlo como una prueba rápida para cuando traiga a mi hermana mayor. ¿Vamos? ¿Vamos?”

La mirada de perrito de la que fui víctima hace poco estaba ahora teniendo un hermoso efecto en Mana.

Se ve como si fuera también muy efectiva en estudiantes femeninas de la secundaria.

“B-Bien… Tengo tiempo de todas formas.”

Y así, ella logró hacer que Mana asintiera con la cabeza después de mucha resistencia.

Ex-otaku, yo.

Otaku actual, Hime.

No otaku, Mana.

A pesar de que éramos un grupo para nada coincidentes, yo aún conservaba las ganas con un poco de emoción.

Luego recordé que nunca tuve ningún amigo otaku en la secundaria, así que siempre entraba a escondidas a las librerías por mi cuenta.

 

 

El nombre de esa librería era [Manga Kingdom].

‘MangaDom’ abreviando.

Era un edificio de cuatro pisos a cinco minutos a pie de la estación de tren, bastante lejos del centro del distrito. Esto es solo una curiosidad, pero es la librería más larga relacionada con manga en toda la ciudad de Hanenoyama. Aunque era un día de semana, todavía había muchos clientes.

A medida que entramos en la tienda, fuimos recibidos por un torrente de aire frío. Entonces me di cuenta de que había muchos otros estudiantes como nosotros quienes estaban comprando. Se sentía más lleno de lo usual, tal vez porque era el lanzamiento oficial de ‘Holy Dragon’.

“De acuerdo Hime, ¿Dónde quieres empezar?”

“Por supuesto que tenemos que empezar desde el último piso.”

Justo después de decirlo, Hime empezó a subir las escaleras justo al lado de la entrada a la tienda.

Mana interrumpió apresuradamente.

“Espera ¿Por qué no tomamos el elevador? ¿Estás a dieta?”

“El elevador es realmente lento y concurrido.”

Como dijo Hime, el elevador de esta tienda no solo era lento, sino que también era usado por los empleados para transportar mercancía. Ese es el porque es casi inútil a menos que fuera antes de mediodía o casi la hora de cerrar la tienda.

“Está bien. No soy muy atlética, así que subamos lentamente.”

“Aahhh, eso está bien por mí… Yo soy bastante atlética ¿Lo ves? ¡Estoy en el equipo de relevos de mi escuela!”

Un aire competitivo parecía iluminarse dentro de Mana, y enérgicamente empezó a subir las escaleras detrás de Hime. Yo las seguía por detrás.

En medio del segundo y del tercer piso, Mana ya estaba jadeando.

“Hey, Hime, ¿En qué piso está el libro que quieres comprar?”

“El manga se vende en el primer piso.”

“¿Primer piso? Dame un segundo… ¡¿Qué dijiste?! ¡¿Entonces por qué tenemos que subir las escaleras?!”

Esta era una pregunta perfectamente razonable, pero…

“Cuando vienes a MangaDom, la primera cosa que tienes que hacer es subir hasta el último piso no importa qué. Luego, mientras buscas por nueva mercancía, desciendes piso por piso. Eso es solo lo básico. Para clientes regulares, ellos llaman a esta forma de explorar la tienda ‘Escalando la Montaña’.”

—Así lo dijo Hime.

No hay necesitad de tener una razón para escalar montañas, porque hay montañas en todos lados. Eso es todo.

“¡Al diablo las montañas otaku! ¡No me importa!”

Mana dijo esto mientras estaba jadeando y continuaba escalando detrás de Hime. Aunque esta chica nunca dejó de quejarse, ella realmente siguió hasta el final.

A pesar de que éramos los únicos subiendo por las escaleras, nos cruzamos con varios clientes que estaban bajando. Todos mostraron expresiones sorprendidas mientras veían a Hime y Mana, creyendo que era muy interesante. Esto era porque Hime era una belleza de piel pálida y cabello negro puro, mientras que Mana tenía cabello rubio y ojos azules. Eran prácticamente sinónimos de bellezas exóticas.

…Pero, cuando vieron mi rostro, sus caras se distorsionaban como diciendo, ‘¿Raro?’. Por favor no hagan eso. En estas situaciones, no puedo mantener mi compostura. Voy a llorar, ¿okay?

Después de un montón de experiencias como estas, finalmente alcanzamos la cima.

El cuarto piso tenía toda clase de mercancía de anime comerciada entre varones.

En cuanto a la mercancía comercializada hacia el sexo masculino, para decirlo sin rodeos, es moe.

A simple vista, se puede ver que se trata de impresiones de personajes de anime en tarjetas, alcancías de cerdito, posters, papelería, y así sucesivamente, todo rellenando la tienda. Es un lugar que hace brillar a mis ojos cuando vengo.

Originalmente pensé que Mana gritaría ‘¡Asqueroso asqueroso asqueroso muere muere muere muere!’ e iniciaría una rabieta. Nunca pensé—

“¿Hmph—? En realidad es más bien como un festival.”

Inesperadamente, en realidad parecía que le gustaba.

“¿Cómo que es como un festival?”

“Es como un ambiente de un puesto de venta de máscaras o uno de algodón de azúcar.”

“¿En serio?”

Ya veo, ahora que ella lo menciona, ¿Creo que me sentía de la misma forma…?

“Tal vez puedo usar el puesto de venta de máscaras o el de algodón de azúcar como una forma de tema de conversación con mi hermana.”

Hime asintió mientras tomaba notas.

Sin duda, Hime y yo no teníamos esa clase de punto de vista. Desde la perspectiva de un otaku, simplemente se ve como ‘mercadería otaku’.

“Hey, ¿Cuál es el significado de este cartel de baño?”

Mana señaló a un poster hecho a medida de una bishoujo en una posición bastante lasciva.

“Los carteles de baño… son carteles de baño.”

Eso es todo lo que podía decir.

“Huh ¿Por qué? ¿Los otakus cuelgan posters en sus baños? ¿Por qué?”

“¡¿Cómo podría saber el por qué?!”

Si lo decía, ella definitivamente saltaría a la conclusión de que los otakus son asquerosos.

Trajimos con nosotros a la aterrorizada Mana y nos movimos hacia el tercer piso.

Este piso era mayormente de obras doujinshi. No estaban separadas entre orientadas para hombres y mujeres. Las obras expuestas eran para todas las edades y ordenadas por sus series… Creo. En principio, era de esa manera.

“¿Siento que estos son algo diferentes de los libros convencionales?”

Mana cogió un doujin con un hermoso bishounen en la portada e inclinó su cabeza con incomprensión.

“Este libro es tan delgado que es una locura, y la impresión se siente diferente. Nunca antes he visto un libro como este en una librería.”

Hime cogió el mismo libro y dijo,

“Este es un doujinshi. En otras palabras, una obra creada por un fan.”

“¿Obra creada por un fan?”

“Básicamente, cuando a un fan realmente le gusta el contenido de un manga o anime, y hace una publicación por sí mismo.”

“¿Un amateur dibujó esto?”

“Algunas veces un verdadero artista profesional dibuja alguno, e incluso hay algunos artistas de doujinshi que son incluso mejor que los profesionales.”

“Wow…”

¿Cuánto de la explicación de Hime entendió Mana?

“Voy a comprar este.”

“¡¿Huh?!”

Grité accidentalmente y las chicas alrededor me miraron.

Bajé mi voz y hablé.

“¿Estás hablando en serio? ¿Por lo menos conoces el anime original del que esto viene?”

“¿Huh—? No lo conozco, pero este arte es realmente hermoso, ¿verdad? Raramente vengo aquí, así que sería estúpido si me voy sin nada.”

“Pero…”

Realmente pensaba que era mejor si ella no lo hacía.

Porque el nombre de ese doujinshi era ‘¡Jadea Fuertemente Por Mi Espada Sagrada!’…

Estaba sudando de pies a cabeza, pero lo ojos de Hime brillaron y me ignoraron.

“Yo también tengo libros de este círculo[9]. Mana tiene un buen gusto.”

[9] NT: Con círculo se refiere al grupo que realiza los doujinshis.

“¿Cierto? ¿Cierto? ¿Quieres elogiarme más?”

Se veían tan felices, no dije nada más.

Esperamos a que Mana pague en la registradora, y luego descendimos al segundo piso.

Había novelas ligeras, revistas anime, guías y así sucesivamente en este piso.

“¿Por qué este manga es de tamaño bunkoban[10]? ¿Normalmente no son mucho más grandes?”

[10] NT: Bunkoban es el formato de las novelas ligeras el cual es relativamente pequeño.

“Ese no es un manga. Es una novela ligera.”

“¿Novela ligera?”

“Novela ligera, como—una novela que es muy fácil de leer y llena de ilustraciones.”

“Ugh… que aburrida.”

“Te lo estoy diciendo…”

Esta chica la rechazó con su primera impresión. Definitivamente será odiada en la escuela. ¿Por qué no escribo también una novela ligera acerca de ‘La Hermanita de mi Novia tiene Muy Pocos Amigos’?

“Pero, esto es tan grueso.”

Mana cogió un libro extremadamente grueso.

Ella lo ojeó casualmente y dijo.

“Oh, pero ya que hay muchas más líneas simples y espacios en blanco, se siente diferente a sus novelas convencionales.”

De pronto Hime asomó su cabeza desde detrás de nosotros y dijo,

“Con las novelas ligeras, hay prácticamente de todo. Hay delgadas y gruesas; aburridas y fascinantes; para niños y para adultos. Todo es bienvenido, así que eso es lo hermoso acerca de estas.”

“Hmph—es como un baúl de juguetes.”

“¡Baúl de juguetes…!”

Hime parecía inspirada de nuevo, y ella empezó a garabatear notas.

Creí que iba a ser así desde el comienzo. Parece ser que las opiniones de Mana realmente eran de ayuda para Hime.

Al final, bajamos al primer piso y fuimos a comprar la edición limitada de ‘Holy Dragon’ de Hime.

Otros clientes quienes vinieron similarmente a conseguir ‘Holy Dragon’ estaban alineados en una larga cola serpenteada.

Cuando vi la expresión de Hime cuando se dio cuenta de la montaña de copias de ediciones limitadas amontonadas en frente de la caja registradora—Quería sacar mi celular y tomar una foto (pero la tienda prohibía fotografías, así que solo podía darme por vencido).

Sus ojos estaban destellando como estrellas en el cielo nocturno y se alegró cuando finalmente lo recibió.

Mientras se alineaba para pagar, ella alegremente miró la portada.

El tiempo que gastamos esperándola no fue para nada doloroso.

“Ahora que lo pienso…”

Desde aquel verano de octavo grado, ha sido un año entero desde que he venido aquí. Este lugar no ha cambiado para nada realmente.

Me sentí algo feliz.

Ya me había lavado las manos de mis días otaku, pero ver mi [Antiguo Escondite] tan lleno de vida como siempre, realmente me hizo feliz.

Si venía por mí mismo, no había forma en que tuviera esta clase de sentimiento.

Este lugar estaba desbordante con recuerdos dolorosos de mis días Chuunibyou. Si venía solo, tal vez hubiera dolido tanto que hubiera rodado alrededor del piso.

Ya que vine aquí junto a Hime y Mana, me sentí como que he sido refrescado—

“Gracias.”

“¿Huh? ¿Dijiste algo?”

Mana, quien actualmente estaba ojeando una revista de manga shoujo inclinó su cabeza.

Justo después, Hime terminó de pagar y regresó.

“No, no es nada.”

Con Hime llevando una radiante sonrisa y Mana llevando un rostro serio, dejamos la librería juntos—y luego.

“Así que estas aquí.”

La bolsa que contenía ‘Holy Dragon’ se deslizó de las manos de Hime.

Una mujer salió de una van blanca al lado del camino, mirando a Hime.

Llevaba un traje azul muy limpio y su cabello negro estaba enrollado detrás de ella. No solo era una bishoujo, sino  una bishoujo muy capaz. A pesar de que estaba vistiendo un traje como de estudiante universitaria haciendo entrevistas de trabajo, su aura estaba rebosante del estilo de una mujer de élite avezada.

“Hermana…”

Sin siquiera escuchar el murmuro confundido de Hime, supe de inmediato que esta era la hermana mayor de Hime, Yuuhana. Su cabello brillaba como perlas negras. Las dos hermanas eran exactamente iguales. Era un espectáculo tan raro el ver a dos chicas con un cabello tan hermoso en el mismo lugar.

…Hey, esa van tiene escritas claramente las palabras ‘Hotel Akishino’ en ella.

“Escribiste que hoy era la ‘Venta Principal’ así que supuse que definitivamente estarías aquí. Claramente tenía algo que ver con manga.”

Nunca esperé que ella fuera capaz de encontrarnos en esta clase de lugar.

Pero, era completamente la culpa de Hime por olvidar traer su celular que podía darle a cualquiera su información personal…

“¿Viste mi calendario?”

Las rodillas de Hime estaban temblando sin parar.

Sus ojos estaban llorosos y su expresión era una mezcla de miedo e ira.

“Bueno por supuesto. Tú fuiste la que huyó de casa.”

“Aun así, cómo puedes solo mirar así…”

“Antes de que tengas el derecho a defender tu privacidad, tendrás que ser capaz de tomar responsabilidad de ti misma acertadamente.”

Con una expresión fría, era inaccesible.

Un aura como de ventisca helada permaneció por todos lados. Los clientes quienes salieron de ‘MangaDom’ también parecían curiosos y echaron un vistazo, pero inmediatamente desviaron la mirada y se fueron.

“Himeka, ¿Por qué no ir a la casa de tu tío? Sabes que como una mujer de la familia Akishino, cada chica debe recibir una formación para perfeccionar el decoro y la etiqueta.”

“No quiero hacer eso.”

Dijo Hime suave pero claramente.

“Guarda esas palabras para cuando madures, cuando llegue el momento, puedes hacer lo que quieras. Pero ya que mamá y papá nos criaron, tenemos el deber como hijas de la casa Akishino de aprender cómo trabajar en un hotel. Es una tradición que debes respetar. Tu abuela, madre, y yo todas fuimos criadas de esta forma. ¿Por qué eres la única que quiere ser floja?”

“No estoy siendo floja.”

“Estás siendo floja. Todo lo que haces durante las vacaciones es leer manga. Es inútil.”

“¡No es inútil!”

Uh…

De esta forma nunca van a reconciliarse.

También entendía la incomodidad de Hime. Ser forzado a trabajar en casa porque era una regla, sumado junto a conseguir que tu ‘inútil’ manga favorito sea desechado, por supuesto que ella estaría enojada.

Por otra parte, ¿creía que Yuuhana-san estaba equivocada? —No, no lo creía.

Era muy justo decir que deberías escuchar a tus padres mientras te están criando en su casa.

Sin embargo, esto no tenía nada que ver con que si el manga era o no inútil.

De todas formas, ahora mismo no era la atmosfera para ‘tratar de hacer que entienda a Hime’. Con lo obstinada que era Yuuhana-san, ella no tendría ninguna impresión incluso si la traíamos a ‘MangaDom’.

Pero—

“¡Espere un minuto, señora!”

La persona que se aproximó con una sonrisa temeraria era Natsukawa Mana.

Cruzó sus brazos y relajó sus hombros, y dijo en su forma grosera de siempre,

“Estaba escuchándote antes, y ¿de qué estabas balbuceando? ¿Esa mierda de obligaciones y tradición? No está de moda absolutamente en estos días. Estas muy fuera de moda ¿No es así?”

“Tus palabras no tienen modales en absoluto.”

Yuuhana-san estaba completamente impasible, y comentó fríamente.

“No sé quién eres, pero esta no es la forma en la que se supone que debes tratar a tus mayores, me hace cuestionar a los padres que te criaron.”

“Hmph, ¿Te atreves?”

La sonrisa temeraria de Mana nunca colapso.

Aunque su oponente era una estudiante universitaria, ella tenía demasiada confianza. ¿Supongo que eso significaba que estaba segura de que podía ganar?

“A pesar de que no tengo idea acerca de la situación de tu familia, pero ¿Realmente puedes forzar a esa chica a hacer las cosas que ella dice odiar?”

“¿No estabas escuchando? Desde que ella es criada y cuidada por sus padres, está obligada a escuchar a sus padres. Eso es todo.”

“…Uuuuhhhh.”

“… ¿Huh?”

¿Huuuuh?

E-Espera un minuto.

¡¿Ya fuiste derrotada?! ¿Natsukawa Mana-chan?

“Hey, sin importar lo que digas, ¿va a ser así?”

Le susurre silenciosamente a ella, pero Mana contestó avergonzada, “¡L-Lo sé!”

Ella recogió el ‘Holy Dragon’ que Hime dejó caer, y dijo.

“Dices que el manga es inútil, ¿verdad? ¿¡Cómo puedes hacer un juicio tan precipitado sin siquiera verlo por ti misma!?”

“¿Huh?”

¿Qué pasa con esta chica? Tan de repente, ¿Ella está argumentando en defensa del manga?

…No, podías tomarlo de esa forma superficialmente. En realidad, ella solo quería proteger a Hime.

Ella en verdad era una buena persona, generalmente hablando.

“¡Aquí! ¡Mira esto! ¡Este es un doujinshi que Hime me recomendó—!”

Mana sacó el doujinshi que compró antes y señaló la portada a Yuuhana-san. A pesar de que reaccioné un poco extraño, decidí no hablar.

“¿No es esta portada linda? Si un amateur puede dibujar así de bien, es muy asombroso, ¿no lo es? Mira, esta rosa y candado son tan reales, ¿verdad? ¿Puedes dibujar algo como eso? Yo definitivamente no puedo. Si otras personas pueden hacer cosas que tú no puedes, yo no creo que sea para nada extraño pensar que es asombroso o admirable.”

Las palabras que Mana dijo no eran muy convencionales pero era una respuesta honesta.

“… ¿Puedes prestármelo?”

“Tómalo por favor.”

Mana le pasó el doujinshi por solicitud de Yuuhana-san.

Espera, ¡Esto es malo! Antes de que tuviera una oportunidad de detenerla, Yuuhana-san empezó a ojear las páginas de ‘¡Jadea Fuertemente Por Mi Espada Sagrada!’.

Sus cejas hermosamente formadas se contrajeron.

“Ya veo. Definitivamente no puedo. No hay forma en que pueda dibujar algo como esto.”

“¿Verdad?”

Yuuhana abrió el libro y le mostró sus páginas a la sonriente Mana.

En esa página había… uhhh, hombres completamente desnudos tocándose unos a otros, usando sus vigorosas espadas sagradas darse el uno al otro una y otra vez… um, eso… te hace preguntarte como no tenía un sticker de categoría 18+—

“¡Hyaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!”

Un grito que no encajaba con una belleza rubia ojos azules vino de la boca de Mana.

“¡¿Q-Q-Q-Q-Q-Q-Q-Qué es esto?! ¿Por qué es macho a macho? Hey, ¡Espera un segundo! ¿Qu? ¡¿Q-Qué?!”

El rostro de Mana estaba completamente rojo y su boca estaba enormemente abierta. No tenía idea de que debería decirle.

“¡H-Hyi.Hyaiaaa! ¡No puede s-s-ser! ¡Aggghghhhhhhh! ¿Por qué está yendo en esa dirección? ¡Noooooooooooooooooooooooooooooooooo!”

Yuuhana miró a la chica de octavo grado gritando, y dio un profundo suspiro.

“Asumí que esta chica era amiga de Himeka, pero nunca esperé que fuera una chica tan lamentable.”

Justo después.

Hime, quien tenía su cabeza baja todo el tiempo, de repente levantó su cabeza.

“Mana no es mala.”

Extendió sus manos como para proteger a su pálida y atónita amiga.

“¿Que no es mala? ¿Cómo que no es mala? ¿Puedes dar alguna evidencia y explicar?”

“Ella quería protegerme, ¡Así que ella no es mala!”

Lagrimas aparecieron en los ojos de Hime, y miró a su hermana quien era más alta que ella por una cabeza.

“Nada bueno saldrá de andar con una amiga quien es tan mala influencia.”

“Si me menosprecias, no me importa. Sé que escapé impotente de casa y dependí de la fuerza de otros; sé que usé la mesada que obtuve de casa para comprar manga y es hipócrita. P-Pero…”

Hime gritó tan fuerte como pudo,

“¡No te atrevas a menospreciar a mis preciados amigos!”

La expresión de Yuuhana-san vaciló por primera vez.

Probablemente ella se dio cuenta de que debió haber dicho mucho, basada en la expresión de Hime.

En este punto, no podía mantenerme callado por más tiempo, así que hablé.

“Hey, ¿puedo decir algo?”

“¿Huh? ¿Quién eres tú?”

“¿Eh?”

Y-Yo estaba ahí todo el tiempo—

¿Ella ni siquiera de dio cuenta de mi presencia?

“…Soy Kidou Eita.”

“Oh, tú eres el chico con el que hablé en el teléfono ayer. ¿Qué es?”

Me animé a mí mismo, y hablé.

“A mí me solía gustar el manga en el pasado, y tenía fantasías justo como Himeka-san. Ahora, sin embargo, ya no estoy interesado en él. Incluso vendí mis libros a una librería de libros usados.”

“¿De verdad? ¿Así que te corregiste a ti mismo para mejor?”

“Definitivamente no.”

Negué con la cabeza con decisión.

“A pesar de que definitivamente pienso que mi antiguo yo era realmente estúpido, nunca consideré abandonarlo. Eso es porque fue uno de mis antiguos yo, y por él soy capaz de ser quien soy ahora mismo. Así es como me siento. Sin importar que, aun soy yo.”

Habrá un día en que Hime despierte de sus fantasías, y ese día se acerca.

Eso es porque eventualmente está ese día inevitable en que tienes que enfrentar la realidad.

Cuando el día llegue, cuando rechaces ese pasado para aceptarlo tranquilamente, y aun así ser capaz de dar un paso adelante, necesitas tener un corazón más fuerte que el de los demás.

“Porque en mi opinión, es necesario aceptar tu propio pasado vergonzoso para madurar verdaderamente.”

¡Sí! ¡Creo que me expresé a mí mismo hermosamente!

—Eso es lo que pensé.

Al otro lado del vapor caliente que salía de la carretera de asfalto, había una borrosa silueta de cierta chica de pie en la acera.

Esa chica estaba sonriendo.

¿Cuánto tiempo ha estado parada ahí? En este caluroso y abrasador día de verano, ella no tenía ni siquiera una gota de sudor. Su cabello plateado ondeaba como un árbol en la brisa.

Esa chica tenía un cuaderno en sus manos.

Lentamente empezó a abrirlas páginas.

Finalmente me di cuenta de lo que estaba por hacer.

“¡Hey! ¿¡Qué estás haciendo—————!?”

Básicamente a punto de vomitar sangre por mi grito, ¡Empecé a correr hacia esa chica!

En esa fracción de segundo cuando estaba apenas, solo a un dedo de distancia de tocar el ¡Cuadernooooooooooo!

 

” NACIDO PARA ESTAR Podrido‘ “

Después de ser buscando en las puertas de la escuela y ser atrapado por Sasahara-san, estaba siendo sermoneado gravemente en la sala de profesores. ¡Muerte!

Esta era la tercera vez del mes que era sermoneado por traer fuegos artificiales a la escuela. Muerte.

Estoy podrido y no puedo evitar buscar por adrenalina, así que esto es terrible. Muerte.

¿Nadie más puede entenderme? (Muerte…)

Duele como mierda. E incluso estoy peleando en nombre de todos los demás. Realmente es la muerte.

¡Sin embargo, hoy voy a matar 《ㄇㄧˋ ㄕㄚ》!

Después de todo, soy el único que puede combatir al terrorista ‘Profeta (Michael)’.

Si temporalmente escondo mis calcetines mañana, ¿Qué vas a hacer?

A esta perpetua y sin fin batalla entre luz y oscuridad— ¡Hagámosle un brindis (PROSIT)!

¡Muerte!

 

“¡Nooooooooooooooooooooooooooooo! ¡No puedo soportarlo! ¡Es imposibleeeeeeeeee!”

Rodé por el suelo a pesar del abrasador calor del asfalto. La chica quien había estado leyendo del libro en voz alta—Natsukawa Masuzu se acercó con una amplia sonrisa a lo largo de su rostro.

“Es un placer conocerte, hermana de Akishino-san. Mi nombre es Natsukawa Masuzu, la actual presidenta del club, ‘Sociedad para Sacar a tu Doncella Interior’, con el que tu hermana está afiliada.”

Los repentinos acontecimientos dejaron a Yuuhana-san con sus ojos muy abiertos, pero se tranquilizó.

“Es un placer conocerte también. Gracias por cuidar de Himeka durante sus actividades del club.”

“No, nosotros deberíamos ser los únicos en agradecer a Himeka por su ayuda.”

“¿Himeka?”

Masuzu abrazó gentilmente los hombros de Hime desde detrás suyo, a pesar de que Hime había estado en un sueño todo el tiempo.

“Si no fuera por Himeka-san, nuestro club nunca hubiera sido establecido. Incluso si ella es una otaku llena de fantasías, Akishino Himeka, junto a todos los demás, es un miembro absolutamente indispensable para nuestro club.”

“…Ya veo.”

Yuuhana-san asintió con su cabeza levemente.

“Retiro todas las cosas malas que dije sobre todos ustedes. Parece ser que Himeka en realidad tiene muchos buenos amigos en la preparatoria.”

“Por supuesto.”

Yuuhana-san, ¿tú realmente entendiste lo que Masuzu estaba diciendo?

No era muy diferente de lo que dije antes—

Pero Masuzu, Hime, y Yuuhana-san no me estaban prestando atención absolutamente.

“Himeka, los juegos y manga que dije que deseché—en realidad están en el almacén.”

“¿…De verdad?”

“Le di las llaves a mamá. En cuanto a trabajar para el hotel, podemos discutir tranquilamente eso de nuevo después.”

Hime asintió con su cabeza.

Yuuhana-san se sentó en el asiento del conductor de la van.

Después de bajar la ventana, le alcanzó a Hime un bolso.

“Este es un cambio de ropa para hoy. Solo trajiste un par contigo, ¿verdad?”

“…Gracias.”

Hime expresó su gratitud silenciosamente.

“Estaré tomando el último tren a Tokyo esta noche, así que porque no regresas a casa mañana, ¿Hime? No hagas que mamá y papá se preocupen mucho.”

La van lentamente se alejó y desapareció en el otro lado de la intersección.

¿…Así que básicamente estaba resuelto?

“Hey, ¿Por qué estás aquí?”

Cuando dije eso, Masuzu me observó con una expresión aterradora.

“Nunca te pusiste en contacto conmigo, así que vine a buscarte.”

“¿Huh?”

“Las vacaciones de verano ya casi terminan, y tú en realidad ignoraste a tu novia y fuiste en una cita con tu ex-novia—Definitivamente voy a hacer que pagues por ello uno de estos días.”

Ella dejó caer esas aterradoras palabras y se fue poco después.

Mientras se estaba yendo, no se olvidó de darle un golpecito con su dedo en la frente a Mana la cual estaba sentada en blanco en el suelo.

“Sigues siendo la misma de siempre, tú chica testaruda.”

Al final, mi ‘novia’ se robó todo el crédito.

A pesar de esto, mi ex-novia caminó al lado de la atónita Mana después de que fue tincada en la frente.

“Mana, gracias.”

Ella abrazó estrechamente a mana.

—Bueno

Ya que Hime hizo una nueva amiga, un día de vacaciones de verano como este no era tan malo.

 

 

Las ocho en punto de la noche.

Después de que limpié lo de la cena y prendí la lavadora, estaba recitando las fechas de las eras de la historia de Japón cuando el timbre sonó.

Esta era la segunda vez hoy que Hime pasó a visitar. ¿Ella no se estaba quedando en la casa de los Harusaki?

“Eita, ¡Mira esto!”

Jadeando, Hime me pasó un libro ilustrado.

Estaba sucio por todas partes. La portada estaba arañada y la contra portada tenía rastros de ser doblada—estaba claro que este libro de figuras tenía años.

El título era—

“Alicia en el País de las Maravillas, ¿Huh?”

Solo de ser leído en voz alta—este libro era el segundo más famoso libro en el mundo después de la Santa Biblia.

La historia describe a una joven chica llamada Alice quien persiguió a un conejo bajando un hoyo y entró a un mundo desconocido. Si pensaba sobre ello cuidadosamente, podrías considerarlo el padre de todas las ‘Historias de Universo Alternativo’.

“Este libro ilustrado fue el primer libro con el que fui fascinada. Cuando estaba en el Kinder, mi hermana lo leía una y otra vez para mí muchas veces porque mi mamá y papá estaban muy ocupados con el trabajo en el hotel. Ese es por qué mi hermana siempre lee historias para mí.”

Hime abrazó estrechamente el libro ilustrado hacia su pecho y dijo con ojos llorosos.

“Lo olvidé totalmente. Olvidé la razón por la cual me empezaron a gustar el manga y anime. Realmente olvidé que mi hermana es toda la razón por la cual soy quien soy ahora mismo.”

Gotas transparentes de lágrimas goteaban de las mejillas blancas perladas de Hime.

“…Este libro ilustrado, ¿por qué?”

“Estaba al fondo del bolso que me dio mi hermana.”

Entonces Yuuhana-san encontró este libro ilustrado cuando estaba moviendo todo el manga de Hime al almacén.

Ella sintió que todos los otros libros eran ‘inútiles’ y los desechó, pero solo este libro era diferente.

Porque a los ojos de las hermanas Akishino, esta era una historia especial.

“Hey, Hime. ¿Realmente estás bien con no ver a tu hermana partir?”

Miré al reloj en el muro.

Eran las 8:32 PM.

Si recordaba correctamente, el último tren expreso especial ‘Hanewa’ a Tokyo partía alrededor de las nueve en punto de la noche.

“Si es ahora, deberíamos a penas ser capaces de lograrlo.”

Hime me miró con sus ojos abiertos ampliamente.

“¡Quiero ir!”

Okay, entonces está decidido.

Cogí mi billetera que había dejado en la mesa, agarré la mano de Hime, y corrí fuera de la casa después de asegurar la puerta. Ni siquiera apague las luces, pero comparado a los costos de la electricidad, el tiempo era más preciado ahora mismo.

A esta hora, los buses llegaban cada media hora. Para ser honesto, no había forma en que pudiéramos lograrlo.

Nuestra única oportunidad era correr a la carretera principal y tomar un taxi.

Cortamos a través del área residencial y corrimos a través de un callejón. Llegamos a la carretera principal  en un aún más corto periodo de tiempo que lo que tomaba llegar a la escuela, pero por la hora, no podíamos encontrar taxis. En primer lugar no había muchos autos en el camino. ¡Maldición! ¡Esta es exactamente la razón por la que odio el campo!

Mientras Hime y yo estábamos confundidos alrededor del semáforo preguntándonos ‘¡¿Qué deberíamos hacer?! ¡¿Qué deberíamos hacer?!’ un elegante auto negro paró repentinamente en frente de nuestros ojos.

La ventana junto al asiento del pasajero bajó—

“¡Hey, encontré dos idiotas!”

Una chica con cabello plateado y coletas se asomó por la ventana, y la luz verde del semáforo se reflejaba en su rostro.

“Era Mana. Ella apareció por casualidad en un imposiblemente mejor momento.”

“Por casualidad ¿Estabas escuchando la conversación de hoy temprano?”

Mana guiñó el ojo como si fuera obvio.

“Si Hime no la despide, no será capaz de crear un HAPPY END, ¿verdad? Todo se desperdiciaría, ¿verdad? Entonces, apúrense y súbanse al auto. ¡Si no vamos rápidamente, no lo lograremos!”

La interminable charla de Mana se truncó porque Hime abrazó su cuello.

Con los ojos rojos, Hime gritó,

“¡Mana, te amo demasiado! ¡Mi amiga!”

“C-Claro, solo apúrate y súbete al auto. ¡Estoy de calor así que déjame ir y métete al auto tonta!”

Recibimos la amabilidad de tsundere y nos metimos al auto.

El guardaespaldas calvo vestido de negro que una vez llegó a pelear conmigo estaba sentado en el asiento del conductor. Él aún tenía esta actitud intimidante, así que me hizo querer acurrucarme por instinto. Recordé que su nombre era… Yasuoka.

Yasuoka-san sostuvo el volante y tranquilamente me habló,

“Mucho tiempo sin verte, chico de preparatoria.”

“S-Sí. Mucho tiempo sin verte.”

“Tus heridas, ¿Aun duelen?”

“E-Están bien ahora.”

A pesar de que fui golpeado gravemente en ese entonces, no recibí ninguna cicatriz por algún milagro. Probablemente es porque el meticulosamente usó una técnica para minimizar mis heridas mientras peleaba conmigo.

“Estaré a exceso de velocidad, así que si chocamos y tienen cicatrices, por favor discúlpenme.”

Mientras él decía estas peligrosas palabras, el auto rápidamente aceleró.

Le di palmaditas en la espalda a Hime mientras me abrasaba con un rostro pálido, conmigo mismo aterrado a muerte. El escenario fuera de la ventana se movía rápidamente. No podía ni siquiera decir en qué calle estábamos a exceso de velocidad.

“No se preocupen. A pesar de que él dijo eso, Yasuoka definitivamente no nos pondrá en un accidente de tránsito.”

Mana dijo esto desde el asiento del pasajero, ¡Pero realmente no podía creerle!

Justo después de que pensé que moriríamos alrededor de tres veces, el auto repentinamente empezó a ir más despacio.

El escenario volvió a enfocarse, y reconocí un techo rojo familiar. Era la estación de tren de Hanenoyama.

Miré mi reloj y eran las 7:58 PM.

“El último tren, Hanewa, parte a las 9:03 Pm, ¡Así que apúrense!”

Prácticamente empujados fuera del auto por Mana, Hime y yo nos bajamos.

“Los voy a enviar allí afuera chicos. Están por su cuenta en el viaje de regreso.”

“¡Realmente no puedo agradecerte lo suficiente, Mana! ¡Lo mismo contigo Yasuoka-san!”

Dimos nuestros agradecimientos inmediatamente después de bajar.

Mana bajó la ventana y sacó su cabeza.

“Oh cierto—hay una cosa más que no puedo olvidar.”

Sacó un doujinshi, lo abrió hacia mí y gritó,

“¡Los Otakus! ¡Son! ¡Realmente! ¡Asquerosos——————!”

¡…Honestamente!

Ya hablaremos del grito de odio de Mana que hiela la sangre después. Empezamos a correr a través de la estación de tren. Con el cambio de repuesto que preparamos mientras estábamos en el auto, lo echamos dentro de la maquina vendedora de tickets y compramos un pase de plataforma. Como un corredor de maratón cogiendo una bebida, tomamos bruscamente nuestros tickets del puesto de atención y corrimos pasando el puesto de control hacia la plataforma No. 8 donde estaba el tren Hanewa.

¡Lo logramos!

En la desolada plataforma, las luces de la estación revelaron a una chica de cabello negro quien estaba parada silenciosamente con su cabeza baja. Sin duda alguna, era Akishino Yuuhana-san.

“¿P-Por qué están aquí?”

Cuando Yuuhana-san nos vio, estaba sorprendida.

Jadeando en busca de aliento, empujé a Hime, quien estaba similarmente sin aliento.

“Ve Hime, hay algo que tienes que decir, ¿No es así?”

Hime asintió, secó el sudor de su frente, y se paró frente a su hermana.

A diferencia de hoy temprano, su cabeza no estaba baja.

Hime enderezó la espalda y se mostró de lleno a su hermana.

“Onee-chan, hay algo que quiero decirte.”

“¿…Qué es?”

Con sus mejillas sonrojándose, Hime dio una hermosa sonrisa e hizo una ruidosa proclamación,

“¡Hay alguien que me gusta!”

…¿¡Ehhhhhh!?

¿Eso era todo lo que quería decir? ¿Hime?

Ella vino particularmente para ver a alguien partir, entonces ¡¿Por qué está haciendo tal declaración tan enferma de amor?!

Mira, incluso Yuuhana-san está confundida—

“¿De verdad? Eso es genial.”

¿Huh, espera? ¿Ella en realidad está sonriendo?

Su sonrisa era justo como si bendijera el amor de su hermana pequeña. La cual brilla pues ya floreció.

“Pero, tengo un montón de rivales.”

“Ese no es un gran problema, Himeka. Justo como yo, tu eres muy hermosa… tienes que intentar lo mejor que puedas.”

“Mmn.”

Mientras el tren rápidamente entraba en la plataforma, las dos hermanas se abrasaron estrechamente una a otra.

“Bueno entonces, Kidou-kun. Te encargo a mi hermana.”

“Ah, um…”

Justo antes de que subiera en el tren, sus labios lentamente se acercaron a mi oreja.

“Inesperadamente, mi hermana pequeña tiene un pecho grande. ¿Ya has tomado ventaja de ello?”

“¡No lo sé!”

Ummmm, ¡Realmente si lo sabía! ¡Pero aun así tenía que pretender que no lo hacía!

Con mi rostro completamente rojo, las campanadas de la salida del tren sonaron.

Con los pesados y resonantes timbres, el tren lentamente empezó a moverse.

“Eita, ¿Qué fue lo que te dijo mi hermana?”

“Ella no dijo nada…”

“Eres malo. ¿Me abrazas?”

“¡No, no quiero abrazarte!”

Mientras Hime abrazaba mi brazo derecho, traté de desviar mi atención de eso. Por favor no prestes atención a eso, um, esa cosa muy suave ahí. Luego pensé sobre algo.

“…Ah, cuando el siguiente semestre escolar empiece, estará bien.”

Murmuré silenciosamente mientras mi ex-novia inclinaba su cabeza de la incomprensión.

“Además, ¿Puedes prestarme el más reciente volumen de ‘Holy Dragon’?”

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s