Youkoso Jitsuryoku Shijou Shugi no Kyoushitsu e

Youkoso Jitsuryoku Shijou Shugi no Kyoushitsu e Vol.01 – Capítulo 2

Capítulo 2: Los Estudiantes de la Clase D

En el segundo día de clases, aunque técnicamente era el primer día de clases, la mayor parte del día fue utilizado para repasar políticas y reglas. Muchos de los estudiantes tenían sus expectativas completamente destrozadas por lo amables y amigables que eran los profesores. Habiendo causado una gran conmoción el otro día, Sudou fue dejado de lado mientras dormía como un tronco durante la clase. Los maestros lo notaron durmiendo, pero ninguno hizo una indicación como para detenerlo.

Después de todo, la decisión de escuchar la lección o no es nuestra elección, por lo que el profesor no estaba preocupado. ¿Es así como los maestros interactúan con los estudiantes que ya no forman parte de la educación obligatoria?

En este ambiente relajado, pronto se convirtió en la hora del almuerzo. Al levantarse de sus asientos, los estudiantes comenzaron a salir a comer con sus conocidos. No pude evitar mirar con envidia hacia los demás. Lamentablemente, no pude hacer ningún amigo íntimo con mis compañeros de clase.

“Lamentable.”

La única persona que notó mis sentimientos se burló de mí.

“… Qué. ¿Qué es lamentable?”

” ‘Quiero que alguien me invite. Quiero almorzar con alguien.’ Tus pensamientos son realmente obvios.”

“Tú también estás sola. ¿No te sientes de la misma manera? ¿O planeas quedarte sola durante los próximos tres años?”

“Sí. Me gusta estar sola.”

Ella respondió rápidamente, sin ninguna vacilación. Parece que ella realmente se siente de esa manera.

“En lugar de preocuparte por mí, preocúpate por ti mismo.”

“Bueno…”

Después de todo, no fui yo quien dijo orgullosamente que no podía hacer amigos.

Para ser honesto, parece que el futuro cercano será preocupante porque no pude hacer ningún amigo.

Después de todo, el estar solo también destaca. Si me convierto en el objetivo de acosos, ciertamente sería muy evidente.

Ni siquiera un minuto después de sonar la campana, la mitad de la clase se quedó vacía.

Las personas que se quedan, quieren ir, pero están solas como yo, están durmiendo y sin prestar atención, o les gusta estar solas como Horikita.

“Estaba pensando en ir a comer, ¿alguien quiere venir conmigo?”

Dijo Hirata mientras se levantaba.

Con ese tipo de pensamiento, se ve como un verdadero riajuu[*].

(N/T: alguien que lleva una vida real satisfactoria.)

Había estado esperando a que mi salvador llegara todo este tiempo, es una oportunidad perfecta para mí.

Hirata, voy para allá. Armándome de valor, levante lentamente mi mano …

“Yo también voy~!” “¡Yo también yo también!”

Cuando vi a Hirata rodeado de chicas, volví a bajar la mano.

¿Por qué esas chicas tomaron mi lugar? ¡Esa era mi oportunidad de ser amigo de él! ¡Sólo porque es un ikemen no significa que ustedes pueden irreflexivamente ir a la cafetería con él!

“Qué triste.”

Otra risa burlona y una mirada desdeñosa provenían de Horikita.

“No trates de adivinar lo que piensan los demás.”

“¿Hay alguien más?”

Sintiéndose un poco solo por la falta de otros chicos, Hirata miró alrededor de la clase.

Cuando me vio, nuestros ojos se encontraron.

¡Está aquí! ¡Hirata me ha notado! ¡Un hombre que quiere que lo invites está aquí!

(N/T: WDF ese Ayanokouji quiere que lo noticeen)

Después de que se encontraran nuestros ojos, su mirada se clavó en mí.

¡Como era de esperar del riajuu, él entendió mis problemas!

“Umm, Ayanoko───”

Hirata trató de llamar mi nombre, pero en ese momento,

“¡Hirata-kun, date prisa!”

Las chicas se apoderaron de los brazos de Hirata sin que me noten completamente.

Ahh … La mirada de Hirata fue robada por las chicas. Después, él y las chicas salieron del aula. Lo único que quedaba era mi brazo extendido.

Sintiéndome avergonzado, fingí que estiré el brazo para rascarme la cabeza.

“Bien entonces.”

Enviándome una última mirada de lástima, Horikita dejó la clase completamente sola.

“Eso fue inútil…”

A regañadientes, me puse de pie y decidí ir solo a la cafetería.

Si no me apetece comer solo, iré a comprar algo a la tienda de conveniencia.

“Ayanokouji-kun … ¿verdad?”

En mi camino hacia la cafetería, de repente me detuvo una hermosa chica. Ella es Kushida, una de mis compañeras.

Porque era la primera vez que la miraba desde el frente, mi corazón iba doki doki.

Cabello liso, corto y castaño que llegaba a la parte superior de los hombros. No era vulgar de ningún modo, pero la escuela aprobó recientemente faldas más cortas, así que era obvio que su uniforme era uno nuevo.

En su mano había una bolsa con un montón de llaveros en ella, no podía decir si llevaba una bolsa o si llevaba muchos llaveros.

“Soy Kushida de la misma clase. ¿Recordarás mi nombre?”

“Claro, supongo que puedo. ¿Que necesitas de mí?”

“En realidad … me gustaría preguntarte algo. Es una pregunta corta, pero Ayanokouji-kun, por casualidad, ¿estás en buenos términos con Horikita-san?”

“No somos particularmente cercanos. Sólo conocidos. ¿Ella hizo algo?”

Parece que su objetivo era preguntar sobre Horikita. Me siento un poco triste.

“Oh ya veo. ¿No se estaban llevando bien el primer día de escuela? Les pedí a todos uno por uno su información de contacto, pero… Horikita se negó a decírmela.”

Esa chica, ¿qué está haciendo? Si se le fue pedido su contacto por una chica asertiva como ella (Kushida), ella podría haberme ayudado y haberlo compartido conmigo. Luego de eso, podría haberme familiarizado con la clase.

“También, el día de la ceremonia de entrada, ¿no estaban ustedes dos hablando entre sí frente a la escuela?”

Teniendo en cuenta que también estábamos en el mismo autobús juntos, no es sorprendente que nos viera a los dos juntos.

“¿Qué tipo de personalidad tiene Horikita? ¿Es ella del tipo que solo habla con sus amigos cercanos?”

A pesar de que quiere conocer a Horikita, sólo puedo escuchar sus preguntas, pero no responder a ninguna de ellas.

“Creo que no es muy buena interactuando con los demás. ¿Por qué quieres saber sobre Horikita?”

“Durante las auto-presentaciones, Horikita-san salió de la clase, ¿verdad? Parecía que no hablaba con nadie, así que estaba preocupada por ella.”

Ella dijo que quería llevarse bien con todos en su presentación.

“Entiendo, pero solo la conocí ayer, así que no puedo ayudarte.”

“Fuun … así que así era. Pensé que ustedes dos eran amigos antes de venir a la preparatoria. ¡Perdón por hacerte una pregunta extraña de la nada!”

“No, está bien. ¿Aunque por qué sabes mi nombre?”

“¿Qué, no te presentaste tú mismo? Me aseguré de memorizar los nombres de todos.”

Kushida escuchó mi penosa auto-presentación.

Por alguna razón me siento muy contento de escuchar eso.

“¡Una vez más, llevémonos bien, Ayanokouji-kun!”

Aunque me sentí un poco perplejo por su mano extendida, me limpié las manos en mis pantalones y luego estreché su mano.

“Encantado de conocerte también…”

Hoy fue un día de suerte. Aunque hubo algunos momentos malos, también los hubo buenos.

Y como los humanos piensan convenientemente, rápidamente me olvidé de los malos momentos del día.

 

 

Eventualmente, después de mirar por la puerta de la cafetería, decidí ir a la tienda de conveniencia, comprar un poco de pan y regresar al salón de clases.

Un grupo de amigos comía con sus escritorios uno junto al otro, mientras había varios estudiantes en silencio comiendo solos. Lo único común era que casi todo el mundo tenía un bento de la tienda de conveniencia o la cafetería.

Yo iba a empezar a comer cuando vi que Horikita ya había vuelto a su asiento.

Tenía en su escritorio un sándwich que parecía delicioso.

Volví a mi asiento sin decir nada.

Cuando estaba a punto de tomar mi primer bocado de mi pan, música comenzó a transmitirse por los altavoces.

“Hoy, a las 5 pm en el gimnasio número 1, habrá una feria de clubes. Para todos aquellos con un interés en los clubes, por favor vengan al gimnasio número 1. Repito, hoy──”

Una chica con una linda voz hizo un anuncio por medio de los altavoces.

Clubes, eh. Nunca he estado en un club antes.

“Hey, Horikita───”

“No me interesan los clubes.”

“… Ni siquiera te he preguntado nada todavía.”

“Ok, ¿entonces qué?”

“¿Vas a participar en algún club?”

“Ayanokouji-kun. ¿Tienes demencia? ¿O sólo eres un idiota? ¿No dije desde el principio que no me interesan los clubes?”

“Simplemente porque no tienes ningún interés no significa que no participarás.”

“Ese es un argumento frívolo. No hagas esa clase de charla inútil.”

“De acuerdo…”

Horikita no tiene interés en los clubes ni en hacer amigos. Siempre que hablo con ella, se ve molesta. Me pregunto si ella vino a esta escuela sólo por la educación o la alta tasa de empleo.

No sería sorprendente que esa fuera su única razón, pero no parece natural.

“Ya veo, realmente no tienes amigos.”

“Eso está mal. Ahora puedo hablar contigo bastante bien.”

“Dices eso, pero no me cuentes como una de tus amigas.”

“Bi-bien, seguro…”

“Ya que quieres ir a ver los clubes, ¿tienes intención de entrar en algún club?”

“No, todavía estoy pensando en ello. Probablemente no me una a ninguno.”

“Si no vas a unirte a un club, ¿por qué vas a la feria de clubes? Qué raro. ¿Estás usando los clubes como pretexto para hacer amigos?”

¿Cómo es tan inteligente? No, es probable que yo sea demasiado fácil de entender.

“Porque fracasé en el primer día, los clubes son mi última oportunidad de hacer amigos.”

“¿No está bien invitar a alguien aparte de mí?”

“¡Es porque no tengo a nadie más para invitar que estoy teniendo problemas!”

“Es verdad. Sin embargo, no creo que Ayanokouji-kun quiere realmente las cosas que dice. Si realmente quisieras un amigo, probablemente hablarías más seriamente.”

“Porque eso no es posible para mí, tomé el camino de la soledad.”

Horikita continuó en silencio comiendo su sándwich.

“Realmente no puedo entender ese tipo de pensamiento contradictorio.”

Quiero amigos, pero no puedo hacer amigos. Parece que Horikita no podía entender eso.

“¿Alguna vez estuviste en un club?”

“No. No tengo experiencia en ningún club.”

“¿Entonces tienes alguna experiencia con cosas fuera de los clubes? ¿Estás hablando de algo como esto y eso?”

“… ¿Qué estás tratando de decir? Siento la malicia detrás de tus palabras.”

“¿Malicia? Ni siquiera te dije a qué me refería.”

Recibí un golpe en mi lado en un movimiento rápido.

Tosí debido a su inesperada fuerza.

“Oye, ¿por qué fue eso?”

“Ayanokouji-kun. Ya te he advertido, pero parece que no escuchas lo que digo. Recuerda que soy capaz de infligir más dolor del que acabo de hacer.”

“¡Sin violencia! ¡La violencia no resuelve nada!”

“¿De verdad? Desde el principio de los tiempos, la violencia ha existido porque es la manera más eficiente de resolver los problemas. Es la forma más rápida de convencer a la otra parte o ignorar los deseos de la otra parte. Después de todo, incluso los países emplean a policías que usan armas y violencia para arrestar a la gente, ¿verdad?”

“Sí que hablas mucho…”

Ella me dio un gran discurso, afirmando que ella no hizo nada malo. Cada vez que ella hacía un comentario, decía cosas absurdas y las usaba para replicar agresivamente.

“De ahora en adelante, usaré la violencia para arreglar los errores de tus acciones. ¿Qué te parece?”

“¿Cómo te sentirías si te dijera lo mismo?”

Me pregunto por qué califican el que los hombres levanten la mano contra una mujer lo más  bajo y cobarde.

“Eso no importa, ¿porque no crees que eso, nunca sucederá? Después de todo, nunca digo algo que no deba.”

Esa fue una respuesta muy inusual. Parece creer que nunca se equivoca.

A pesar de que ella se ve y actúa de una manera civilizada, ella es perversa en su interior.

“Lo tengo, ya entendí. Tendré mucho cuidado a partir de ahora.”

Renunciando a invitar a Horikita, miré por la ventana. Ah, hoy el clima es bueno.

“Así que actividades del club… Ya veo…”

Horikita murmuró mientras reflexionaba sobre algo.

“Sólo un rato después de la escuela está bien, ¿ok? Iré contigo.”

“¿Qué quieres decir con eso?”

“¿No lo dijiste tú mismo? Que querías ir a la feria de clubes.”

“Ah claro. No había pensado quedarme mucho tiempo. Después de todo, sólo buscaba una excusa. ¿Eso está bien?”

“Si es sólo por un corto tiempo. Entonces, te veré después de la escuela.”

Después de eso, ella continúo comiendo. Parece que ella decidió acompañarme en mi intento de hacer más amigos.

Antes dije que era desagradable hablar con ella, pero su actitud parece estar tomando un cambio para mejor.

“Mirarte a ti tratando de hacer amigos y verte fallar suena interesante.”

Olvídenlo, sigue siendo desagradable.

 

 

“Wow, es más grande de lo que pensé que sería.”

Horikita y yo nos reunimos después de la escuela para ir al gimnasio.

Casi todos los de primer año; alrededor de 100 personas estaban esperando en las cercanías.

Esperando en la parte de atrás, estábamos esperando que comenzara la feria de clubes.

Cuando entramos en el gimnasio, nos entregaron folletos con detalles sobre las actividades de los clubes.

“Me pregunto si esta escuela tiene un club particularmente famoso. Por ejemplo … ¿algo así como un club de karate?”

“Muchos de los clubes aquí parecen ser de alto nivel. Hay muchos miembros en muchos clubes que son conocidos a nivel nacional.”

A pesar de que esta escuela no es particularmente conocida por sus deportes como el béisbol o el voleibol, no es como si las actividades de clubes estén al nivel de un “aficionado”.

“Las instalaciones también son de alta calidad. Mira, incluso tienen cápsulas de oxígeno. Todo este equipamiento humilla al equipamiento de un profesional. Ah, pero parece que no tienen un club de karate.”

“… Ya veo.”

“¿Por qué, estás interesado en el karate?”

“No, no particularmente.”

“Pero sabes, parece que una persona sin experiencia tendrá dificultades para unirse a un club deportivo. Incluso si alguien hizo su debut en la preparatoria, sería un sustituto por una eternidad. No creo que sea divertido.”

Todo por aquí parece demasiado ordenado y limpio.

“¿No depende eso del esfuerzo que ponen? Después de 1 a 2 años de entrenamiento, cualquiera puede ser bueno.”

Entrenamiento … No creo que sería capaz de poner mucho esfuerzo.

“No pensé que la palabra ‘entrenamiento’ existía para personas que evitan problemas como tú.”

“¿Qué tiene que ver el evitar problemas con esto?”

“¿No se supone que alguien que evita problemas también evita cualquier tipo de trabajo manual? Si has declarado que evitas problemas, debes atenerte a tu palabra hasta el final.”

“No lo llevo tan lejos…”

“Si sigues siendo poco comprometido como tal, nunca vas a hacer amigos.”

(N/T: Alguien que es evasivo, que no se decide por algo, o que no cumple con lo que dice.)

“Tus palabras hieren mi corazón.”

“Gracias por esperar, estudiantes de primer año. Un representante de cada club explicará sus actividades y cómo unirse. Soy Tachibana, la secretaria del consejo estudiantil y la presidenta responsable de esta feria de clubes. Encantada de conocerlos.”

Después del saludo de Tachibana, los representantes de los clubes se alinearon en el escenario del gimnasio.

Había varios representantes, que van desde los que usan uniformes de judo hasta hermosos kimonos.

“Oye, si alguna vez cambias de opinión, intenta unirte a un club deportivo. ¿No te parece bueno el club de judo? Ese senpai parece agradable y alentador.”

“¿Qué parte de él se ve agradable y alentador? Ese gorila parece que podría matar a alguien en cualquier momento.”

“Probablemente te predique que el judo es un deporte fácil.”

“¡Solo para!”

Pensé que la conversación iba realmente a algún lado, pero ella estaba siendo grosera otra vez.

“Incluso si ese fuera el caso, los clubes deportivos claramente no dan la bienvenida a ningún principiante, mirando cómo presumen.”

“Deberían ser bienvenidos. Mientras más personas obtengan, más dinero les da la escuela y así podrán obtener más equipamiento.”

“Eso es solo usar nuevos miembros como una manera de conseguir dinero…”

“Sería ideal para reclutar un montón de nuevos miembros, aumentar el presupuesto, y luego conseguir que se conviertan en miembros fantasma. Tienes que ser capaz de manipular hábilmente las reglas del mundo.”

“Qué mundo tan malo … Tu manera de pensar es ciertamente extraña.”

“Mi nombre es Hashigaki, y soy el capitán del club de arquería. Creo que hay un montón de estudiantes que lo encuentran anticuado y simple, pero es un deporte realmente divertido y satisfactorio. Damos una cálida bienvenida a todos los estudiantes nuevos, así que, si están interesados, por favor únanse.”

Una chica que vestía ropas de arquería comenzó su presentación en el escenario.

“Mira, parecen dar la bienvenida a los principiantes. ¿Qué tal si intentas unirte? Para hacer su presupuesto más grande.”

“Unirse a un club por esa razón es un ¡no definitivo! Además, un club deportivo es un lugar de encuentro para riajuus. Sin conocer a nadie, no sería divertido en absoluto y probablemente me iría en un instante.”

“¿No es esa forma de pensar el resultado de tu personalidad retorcida?”

“Síp, absolutamente. Un club deportivo es definitivamente imposible.”

Yo ni siquiera querría hacer un trabajo a medio tiempo que es completamente laxo y requiere poco esfuerzo.

Además, probablemente sólo me uniría a un club si fuera fácil unirse, tranquilo y silencioso.

“¡Tsu …!”

Mientras los representantes del club presentaban sus clubes uno por uno, Horikita se tensó repentinamente. Ella miraba hacia el escenario, su rostro estaba pálido.

“¿Qué sucede?”

En su estado tenso, parece que no me escuchó.

También miré hacia el escenario, pero no vi nada en particular.

El representante del club de béisbol estaba dando su presentación mientras llevaba un uniforme.

¿Se enamoró a primera vista de él? No parece que sea así.

¿Sorpresa? ¿Asco? ¿O tal vez alegría? Para ser honesto, su expresión es compleja, lo que hace difícil leer su rostro.

“Horikita. ¿Qué pasa?”

“…”

¿No puede realmente oírme? Ella sólo miraba el escenario.

Dejaré de hablar y esperaré una explicación.

El club de béisbol no parecía particularmente más interesante que los otros.

No importa lo bien que dan la bienvenida a los principiantes, o lo atractivo que es su lugar de reunión y los tiempos, es sólo otra presentación normal. No era sólo el club de béisbol, todos los clubes parecían normales. Si aprendí algo interesante de estas explicaciones, fue que existían clubes menores como el de ceremonia del té y de caligrafía, y que el número mínimo de personas necesarias para un nuevo club es de 3.

Cada vez que un nuevo club comienza su explicación, los de primer año charlan entre sus amigos sobre el club anterior.

El gimnasio tenía un ambiente animado. Los representantes de los clubes, y por no hablar del maestro supervisor, continuaron sus explicaciones con aspecto disconforme. Deben estar frenéticos por conseguir el mayor número posible de nuevos miembros.

Cuando los senpais terminaron sus explicaciones, bajaron del escenario y se acercaron a algunas mesas. Probablemente están creando un área de recepción para que puedan hablar con las personas uno a uno y registrarlas.

Finalmente, toda la gente en el escenario caminó hasta que una persona se quedó. La mirada de todo el mundo estaba centrada en el escenario. Me di cuenta de que Horikita había estado mirando a esa persona todo el tiempo.

La persona tenía unos 170cm de altura, que no era tan alta.

Un cuerpo esbelto, cabello negro y liso.

Gafas afiladas, y una mirada calculadora.

El estudiante parado frente al micrófono miró a los de primero año con una mirada tranquila.

¿De qué clase de club es, y qué explicación dará? Ha despertado mi interés.

Sin embargo, mi interés desapareció el siguiente segundo. Él estaba completamente en silencio.

Tal vez su mente quedó en blanco. Tal vez se siente nervioso y su voz no sale.

“Haz lo mejor que puedas~”

“¿Te olvidaste de traer tus anotaciones~?”

“¡Ahahaha!”

Los de primer año arrojaron esas palabras a la persona. Sin embargo, el senpai en el escenario no vaciló en absoluto. Ni la risa ni el apoyo parecieron llegar hasta él.

Incluso cuando la risa comenzó a disminuir, su rostro apático no cambió.

Los estudiantes comenzaron a preguntarse “¿Qué está haciendo este senpai?” Y el gimnasio se volvió ruidoso.

Incluso entonces, el chico no se movió. Se quedó quieto, mirando a los de primero año.

Horikita también miró al chico con una mirada intensa.

La atmósfera relajada cambió gradualmente en una dirección inesperada. Fue un cambio electrizante en el estado de ánimo.

Eventualmente, todo el gimnasio estaba envuelto en un ambiente tenso y silencioso.

No había instrucciones dadas, nadie se atrevía a hablar, era un silencio espantoso.

Nadie podía abrir la boca para hablar. Este silencio se mantuvo durante 30 segundos …

El estudiante en el escenario comenzó a hablar.

“Mi nombre es Horikita Manabu, y yo soy el presidente del consejo estudiantil.”

¿Horikita? Miré a Horikita a mi lado. Me pregunto si están relacionados …

“El consejo estudiantil también está buscando primeros años para reemplazar a los de tercero que se están graduando. No hay requisitos estrictos para solicitar el puesto, pero los que están interesados ​​no deben estar afiliados con otros clubes. En general, no aceptamos a ningún candidato que participe en otros clubes.”

Su tono era suave, pero el estado de ánimo seguía tenso. Él solo, hizo callar todo el gimnasio.

Por supuesto, no era su posición como el presidente del consejo estudiantil que le dio ese poder. Horikita Manabu también llevaba un aura poderosa. Su presencia dominaba todo el gimnasio.

“Además, nosotros, el consejo estudiantil, no estamos buscando a nadie que tenga una manera ingenua de pensar. No sólo ese tipo de persona no puede ser elegida, sino que inevitablemente se convertirá en una mancha para esta escuela. El consejo estudiantil sólo es responsable de regular a los estudiantes, pero la escuela espera mucho más. Aquellos de ustedes que entiendan pueden convertirse en candidatos potenciales.”

Después de ese discurso inquebrantable, salió del escenario y salió del edificio.

Como nadie se atrevía a hablar, ninguno de los estudiantes habló cuando salió del gimnasio. Los estudiantes no sabían qué pasaría si trataban de hablar. Todo el mundo se sentía así.

“Todo el mundo, gracias por venir. Con eso, la feria de clubes ha terminado. Ahora abriremos la zona de recepción para cualquier persona interesada en unirse. La zona de recepción sólo estará abierta hasta finales de abril, por lo que cualquier persona interesada después podrá presentar sus solicitudes directamente al club.”

Con la ayuda de la presidenta, la atmósfera de tensión desapareció lentamente.

Posteriormente, los representantes del club abrieron la zona de recepción.

“…”

Horikita todavía no se movía en absoluto.

“Oi, ¿qué pasa?”

Horikita no respondió. Mis palabras no la alcanzaron.

“Oh, Ayanokouji-kun. ¿También viniste?”

Una voz considerada se escuchó. Es Sudou. Mis compañeros Ike y Yamauchi estaban con él.

“¿Qué es esto, tres personas? Parece que ustedes se llevan bien.”

Sintiéndome celoso, llamé a Sudou.

“¿También estás pensando en unirte a un club?”

“No, sólo estaba mirando. ¿Entonces eso significa que pensaste en unirte a un club?”

“Sí. He estado jugando al baloncesto desde la escuela primaria. Creo que seguiré aquí también.”

Siempre pensé que había hecho algún tipo de deporte con ese tipo de cuerpo—supongo que era baloncesto.

“¿Y qué hay de ustedes dos?”

“Acabamos viniendo porque parecía divertido y emocionante. También esperaba que ocurriera algún tipo de encuentro destinado.”

“¿Qué quieres decir con un encuentro destinado?”

Le dije a Ike de nuevo después de escuchar ese cuestionable objetivo, y contestó orgullosamente tras cruzar los brazos.

“Mi primer objetivo es hacer una novia. Así que esperaba que ocurriera un encuentro destinado aquí.”

Así que era ese tipo de cosas. Tener una novia parece ser una parte esencial de la vida escolar ideal de Ike.

“Además, ese presidente del consejo estudiantil tiene un aura fuerte. Como si gobernara el lugar.”

“¿Verdad? Fue capaz de silenciar a todos.”

“Sí, sí. También, hice un grupo de chat para hombres ayer.”

(N/T: La conversación cambia de tema a cada rato, espero no se pierdan.)

Ike sacó su teléfono.

“¿Quieres unirte también? Es muy conveniente.”

“Eh, ¿está bien?”

“Por supuesto. Todos somos parte de la clase D después de todo.”

No esperaba eso. Me alegra haber sido invitado a un grupo de chat.

¡Una oportunidad perfecta para hacer amigos finalmente llegó!

Cuando empecé a sacar mi teléfono para intercambiar números, vi a Horikita desaparecer entre la multitud.

Sintiéndome preocupado por ella, involuntariamente dejé de moverme.

“¿Qué sucede?”

“No, es nada. Intercambiemos números.”

Recuperando mis sentidos, compartí mi información de contacto con los demás.

Horikita tiene la libertad de hacer lo que sea y de ir a donde quiera, y no tengo derecho a detenerla.

Sentí ganas de seguirla por un momento, pero decidí no hacerlo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s