Kenshi wo Mezashite

Kenshi wo Mezashite Nyuugaku shita no ni Mahou Tekisei 9999 Nandesu kedo!? Vol.01 – Capítulo 40

Capítulo 40 – Manténgase firmes en contra del divorcio desu

 

De acuerdo a Dora——.

Después de ver a su hija usar magia, al principio, se sorprendió.

Después de todo, ella pensó completamente que había ido a entrenar su espada en el departamento de guerreros.

Pero, sin embargo, la hija que vio después de unos meses estaba usando magia tan proficiente que volaba en el aire, y estaba luchando con suficiente poder de fuego para matar incluso a un dragón con un ataque.

No sabía que su hija tenía tanto talento.

Ella tenía el deseo de dejar que su hija se convirtiera en su sucesora como vanguardia, pero no podía forzar a su hija que se estaba divirtiendo tanto usando magia a hacer eso.

 

Además, al ver esa pelea final, su corazón bailaba.

No pensaba que hubiera un mago que tuviera un ataque tan cercano a la Gran Sabia.

No sólo Laura, sino su oponente Charlotte también estuvo increíble.

Ella sentía de alguna manera, que vio el preludio de una nueva era.

 

Regresando a casa, con esa emoción, rápidamente le dijo eso a su esposo.

Laura fácilmente podía imaginar que lo que ella le diría, no sería bien tomado por el corazón su esposo que es mucho más obstinado que ella, y odia mucho a los magos.

 

Sin embargo.

 

No pensaba que hacia su esposa quien le permitía escuchar los logros de su hija, él miraría como si mirara a una persona molesta.

 

“Tú … ¿qué tipo de broma estás diciendo desde hace rato? Hey, tú, ¿qué diablos pasó en la capital real? ¿Laura entró en el departamento de magia, y voló por el cielo que dices? Pensar que en lugar de estar enojada con eso, la elogiarías … ¡Ya sé, la Gran Sabia te lavó el cerebro!”

 

Y hacia aquel marido suyo, Dora hablaba tranquilamente.

Sobre Laura entrando en el departamento de magia no era una broma o algo más, sino un hecho.

Al principio, ella también se enfureció, pero Laura se volvió increíblemente fuerte. Por encima de todo, parecía que se estaba divirtiendo mucho. Si era así, dejarla así debería ser lo mejor.

Dijo que nadie le había lavado el cerebro. Todo lo que ella dijo, lo pensó muy cuidadosamente.

 

Y hacia eso, su esposo Bruno, él no escuchó en absoluto, sólo dijo insultos a la Gran Sabia, y al final, comenzó a dudar incluso si Dora era una falsa-imitadora.

 

Ella no supo cuándo, o qué momento lo hizo, pero Dora golpeó a Bruno.

Bruno, que había recibido un ataque sorpresa de su esposa en la cara salió volando, se estrelló contra el vidrio de la ventana y voló al patio.

 

Después de eso, sus recuerdos eran vagos.

Ella sólo podía recordar que pelearon mucho.

Sin embargo, estaba feliz de haber ganado.

La razón de esto era, si estaban en una pelea seria, no había manera de que Dora ganara.

Al parecer como su esposo, a pesar de que él era así, él se estaba reteniendo por su esposa.

La mejor prueba de ello era que no la golpeó en la cara ni siquiera una vez.

Y, aprovechándose de eso, golpeó a su esposo como a una pulpa, y con éxito lo tiró lejos de la casa.

Según los rumores de la ciudad, su esposo se alojaba en una montaña cercana.

Eso es genial, pensó.

Ella quería que él reflexionara sobre sus acciones por un tiempo.

Hasta ahora en su vida matrimonial, Dora había dado más cabida a su esposo, pero ella necesitaba proteger la vida de su hija sea lo que suceda.

 

“——y por eso, la casa está hecha trizas, y Otou-san no está aquí. Es por eso que Laura, y ustedes chicas deben quedarse cómodamente. Está bien. Estoy segura de que Otou-san entenderá algún día. Lo convenceré. Déjame pensar … voy a hacer algo al respecto antes de las vacaciones de invierno, así que deberías encontrarte con tu Otou-san entonces.”

 

Dora explicó los acontecimientos hasta ahora.

Fue una historia muy feroz.

Charlotte y Anna tenían un rostro que era como si sus almas salieran de su boca.

Pero Laura estaba un poco aliviada.

Tanto su padre como su madre, todavía tenían el juicio para pelear con las manos desnudas.

Si hubieran sacado sus armas entonces, su casa habría desaparecido por completo.

También debió haber sido un tremendo inconveniente para sus vecinos.

Con lo de, esto es “sólo una pelea matrimonial”.

No era una pelea mortal entre aventureros.

Deberían ser capaces de arreglar su relación pronto.

Pero a pesar de lo que se estaba diciendo, Laura tenía las circunstancias de que no podía esperar a que se llevaran bien juntos de nuevo naturalmente.

 

“Será demasiado tarde para las vacaciones de invierno, Okaa-san. Al menos, Otou-san debería reconocerlo al final de las vacaciones de verano ……”

“Ara, ¿por qué?”

 

Dora susurró pensando en ello extrañamente.

Parece que ella no sabía sobre la solicitud de retiro de Bruno.

Y cuando Laura le explicó eso——.

 

“*Puchi~n*”

 

Se oyó el sonido del desgarro capilar de Dora, lo hizo ella misma.

¿Ella quiere mostrar lo enojada que está o algo así?

 

“Laura. Okaa-san, está muy enojada ahora.”

“H-Haa~”

“Y, aparte de convencer a Otou-san, tomaré la manera más rápida de resolver esto.”

“Eh, ¿algo así existe ……?”

 

Mirando a su madre mostrando venas en sus sienes mientras sonreía, Laura tenía un mal presentimiento.

Laura había aprendido en la escuela que la forma más rápida de resolver las cosas que no seguían los pasos adecuados, se podría pensar que era la mejor idea terminar de pensar en ello, pero actuar en consecuencia no garantizaría ningún resultado.

Principalmente, lo había aprendido cuando había embestido en la sala de profesores mientras entrenaba la espada con Anna en el patio de la escuela.

 

“Es sencillo. Nos divorciaremos.”

 

Divorciarse.

 

“Nos divorciaremos, y la familia de Laura será sólo Okaa-san. Después de eso, la solicitud de retiro de Otou-san será inválida.”

 

Para empeorar la situación se produjo una sorpresa, el corazón de Laura no podía seguir el ritmo.

Mientras tanto, mirando el techo para calmarse, “hay un agujero allí”, ella pensó.

Sin embargo, no podía calmarse en absoluto, así que decidió enfrentar la realidad y convencer a su madre.

 

“¡D-Divorcio, no! ¡Amo tanto a Otou-san como a Okaa-san! ¡No quiero una casa donde los dos no estén juntos!”

 

Laura desesperadamente dijo.

Sin embargo, ella nunca pensó que la palabra divorcio saldría, así que ella no podía decir sus sentimientos correctamente.

Laura entró en pánico, pensando en cómo su madre la entendería.

 

“Eso es correcto desu wa. Esto podría ser intrusivo, pero no debería decir divorcio tan fácilmente. También, delante de niños pequeños.”

 

Charlotte lanzó un ataque de apoyo.

*KokuKoku*, Anna también asintió.

 

Y entonces, esta vez, Dora fue la que se apresuró, y dijo que ella regresaría de nuevo sus palabras.

 

“Ah~, no, no lo haré. No me divorciaré. Sólo quería decirlo un poco. Estoy tan enojada, pero no voy a romper con él por algo así. Lo siento, las asusté.”

 

Al oír eso, las tres chicas dejaron escapar un suspiro de alivio.

Mientras tanto, parece que el peor escenario sería evitado.

Sin embargo, no hubo ningún progreso en absoluto sobre la solicitud de retiro.

De todos modos, no pasaría nada si Bruno no venía aquí.

 

“Mientras tanto, llamemos a Otou-san.”

“…… ¿tienes formas de contactarlo mientras se esconde en las montañas?”

“Las tengo. Voy a levantar humo.”

 

Ella dijo eso, cuando trabajaban a tiempo completo como aventureros, tenían una señal de humo.

 

“Me pregunto ¿realmente podrá verlo~?”

 

Mirando el humo blanco que subía al cielo desde el patio, Laura inclinó su cabeza.

Estaba cerca para ver claramente el humo. Sin embargo, su padre estaba en las montañas.

La distancia era bastante lejana y podría ser bloqueado por los árboles también.

 

“Está bien, está bien. Otou-san y yo tenemos buena vista. No nos hemos vuelto tan viejos como para no ver el humo.”

“¿Es algo así?”, Laura, al menos, estaba convencida.

 

“Creo que Otou-san tardará algo de tiempo en regresar de las montañas, así que deberías encargarte de sus pertenencias, ¿okay? He estado limpiando la habitación de Laura regularmente para que esté limpia.”

“Gracias, Okaa-san.”

 

Laura guió a sus dos amigas a su habitación en el segundo piso.

Justo como su madre había dicho, no había una partícula de polvo.

Se sentía muy feliz de que, aunque ya no vivía aquí, su madre la limpiaría para ella.

“Este es realmente el lugar donde debería ir a casa~”, ella realmente lo sentía.

 

“¿Esta es la habitación de Laura-san? Lo siento por decir esto, pero …… tu cama es grande en comparación con tu cuerpo.”

 

No se podía culpar a Charlotte de señalar eso.

Después de todo, la cama en esta habitación estaba en un nivel más grande que el tamaño normal.

En comparación con eso, Laura todavía tiene 9 años.

No hay ninguna razón para que una persona pequeña deba dormir en una cama pequeña, pero esta cama era demasiado grande.

 

“Ahaha …… Otou-san dijo que ‘¡Es mi hija, ella se volverá grande!’, y la hizo cortando los árboles en el bosque.”

 

Antes, Laura estuvo durmiendo en la misma cama con su madre, pero cuando llegó a los cuatro años, le dieron su propia habitación y cama.

Laura, quien escuchó las palabras de su padre, pensó: “Ya veo, voy a ser grande”, pero las señales de eso no estaban apareciendo en absoluto. Su altura todavía estaba en el promedio de su edad.

 

“Con esta cama, podemos dormir juntas las tres.”

 

Anna susurró eso, y se acostó en la cama.

Rodó y rodó por los extremos de la cama, y ​​cerró sus ojos después de estar contenta de su amplitud.

 

“Suya~”

“¡Anna-san, todavía es de mañana ¿sabes?!”

 

Era demasiado temprano para tomar una siesta de la tarde.

 

“Las sábanas eran bastante buenas, así que…”

 

Anna que levantó su cuerpo, rascó su cabeza con timidez.

Y luego, “Haa~”, Charlotte soltó un suspiro.

 

“Laura-san, Anna-san … ¿por qué los dos hacen una cosa tan linda y me seducen? ¡¿Tanto quieren convertirse en mis almohadas de cuerpo?!”

“No recuerdo haber seducido a nadie.”

“¡Así es! ¡Por favor, no digas acusaciones extrañas!”

“¡No son acusaciones! Siempre hacen gestos como un pequeño animalito…… ahh, ¡no puedo contenerme!”

 

Diciendo esas líneas, Charlotte extendió sus brazos, y empujó a Laura y Anna a la cama.

 

“¡Waa! ¡Qué estás haciendo, Charlotte-san!”

“Estás demasiado cerca.”

“Haa …… encantadoras almohadas de cuerpo en ambos lados …… este es el cielo~”

 

Charlotte dejó escapar una voz extática.

Laura no tenía ni idea de la razón, pero sentía que era algo que no debía interponerse en el camino.

Y Dora, que vio lo que estaban haciendo, alegremente susurró: “Ara, ara, las tres realmente se llevan bien”.

“No voy a decir que no nos llevamos bien, pero no es esto un poco diferente, creo”, Laura no pudo evitar pensar así.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s