Seirei Tsukai no Blade Dance

Seirei Tsukai no Blade Dance Vol.16 – Capítulo 9

Capítulo 9 – Leviathan

Parte 1

Antes del amanecer. Después de relajarse en las aguas termales entonces regresando a su habitación para dormir cómodamente, Kamito abrió los ojos para empezar, sintiendo movimiento en su cama.

“… ¿¡Q-Qué está pasando!?”

De repente se sentó y frenéticamente levantó sus sábanas,

“Oh cielos, te has despertado. Qué vergüenza.”

Llevando una prenda de estilo teocrático, Restia rió con una sonrisa traviesa, apoyándose contra Kamito en la cama.

“¿¡Q-Q-Qué estás haciendo!?”

Kamito no pudo evitar gritar.

“Debido a que tuve que mantenerme en forma de espada todo este tiempo, no pude realizar el papel de concubina del Rey Demonio, ¿verdad? Es un poco injusto que sólo esas chicas puedan ser princesas—”

Restia se levantó lentamente, cepillando el hermoso cabello negro que cubría su cuello.

Decorada con exquisitos encajes, la prenda pura ofrecía una vista transparente a su perfecta piel pálida. Su aspecto, hechizante y seductor, hizo que Kamito mirara hipnotizado, olvidando la situación actual por un momento.

“¿Cómo está, Kamito? ¿Se ve bien en mí?”

“S-Sí, es increíblemente… preciosa…”

Con su mente todavía confusa y medio dormida, dio su opinión honesta.

“Fufu, gracias …”

Los labios de Restia se separaron con una sonrisa mientras apoyaba su cabeza suavemente contra el hombro de Kamito.

Los finos mechones de su cabello tocaron su mejilla, haciendo que su corazón latiera sin parar.

“H-Hey, ¿¡Restia!?”

Ruborizándose intensamente, Kamito gritó. En ese momento…

“Kamito, mírame también.”

“…¿¡ !?”

Oyendo una voz desde el lado opuesto, volteó su cabeza con un tirón.

“Estoy usando ropa de princesa también—”

“¿¡E-Est!?”

En ese instante, Kamito retrocedió en gran medida.

Lo que entraba en su punto de vista era—

Est casi completamente desnuda, llevando sólo sus usuales medias hasta las rodillas.

“¡Q-Qué, q-qué …!”

“…¿? Kamito, ¿qué pasa?”

Todavía inexpresiva, Est inclinó su cabeza con confusión.

Kamito apartó rápidamente su mirada.

“¿¡Cual ropa de princesa … no llevas nada en absoluto!?”

Él señaló la aparente verdad.

… Bueno, no era la primera vez que Est entraba en su cama sin usar nada más que medias a las rodillas, pero aun así, todavía no era algo a lo que se acostumbraría.

Además, Est también había dicho que llevaba puesta ropa de princesa.

Sin embargo, ella todavía estaba en su usual vista desnuda con medias a las rodillas, ¿qué diablos estaba pasando …?

Sin embargo—

“… Kamito, ¿qué estás diciendo?”

Sus ojos claros y violetas miraban fijamente a Kamito.

… No parecía estar bromeando.

Además, Est no bromeaba para empezar. Por supuesto, tampoco mentía.

“Fufu, esa ropa se ve absolutamente encantadora en ti, Señorita Espíritu Espada.”

En ese momento, Restia comentó.

“… ¿Eh?”

Kamito examinó una vez más a Est ante él más cerca.

… Al final, seguía siendo su habitual vista desnuda con medias a las rodillas. No había vestido en absoluto.

“¿Q-Qué está pasando?”

Al ver que Kamito inclinaba su cabeza, Est giró sobre el terreno.

“Kamito, esta es una ropa tejida de poder divino, sólo visible para ti.”

Ella orgullosamente hinchó su pequeño pecho.

“…”

“Ya que no puedo verla, el espíritu de oscuridad me ayudó a ponérmela.”

(NT: Esta nueva versión de “El Rey Desnudo” (o “El traje nuevo del emperador”) si se puede ver xD)

Kamito giró lentamente su cabeza hacia Restia.

Sólo para ver a Restia cubriéndose la boca, riendo maliciosamente.

(…Ahora lo entiendo.)

Kamito suspiró y miró a Est otra vez.

“Uh, Est, es difícil para mí decir esto, pero probablemente te engañaron.”

“…¿ ?”

“No veo nada.”

“…¿ ?”

“Est, no llevas nada puesto.”

“…”

Después de unos segundos de silencio—

Sin ninguna emoción en absoluto, los ojos violeta de Est miraron fijamente a Restia junto a Kamito.

“Espíritu de oscuridad, ¿me engañaste?”

“Fufu, ¿cómo podría existir una ropa tan extraña?”

Restia se encogió de hombros con un “oh querida” en respuesta.

En ese instante, el cabello de Est brilló con intensa luz y las sábanas de la cama flotaron ligeramente.

¡Retumbar retumbar retumbar retumbar retumbar retumbar retumbar retumbar retumbar retumbar…!

“Espíritu de oscuridad, necesitas ser destruida después de todo—”

“Oh cielos, qué aterradora. Sólo fue una broma.”

Restia sonrió sin miedo y luego abrazó el brazo de Kamito con fuerza.

“¿¡R-Restia!?”

“Manos fuera, espíritu de oscuridad. Kamito es mi contratista—”

En oposición a Restia, Est abrazó su otro brazo.

“¿¡Est!?”

La voz de Kamito se volvió aguda.

Después de todo, Est estaba prácticamente desnuda en este momento. Algo suave fue presionado contra su brazo. Mientras tanto, la competitividad de Restia fue estimulada también y Kamito podía sentir dos protuberancias oprimiendo contra él con sólo su ropa en el medio.

En medio de dos espíritus contratados, el cuerpo entero de Kamito se congeló, incapaz de moverse.

… Este no era el sándwich de espíritus de la última vez.

Esta sensación extremadamente peligrosa—

(… ¿Podría ser el mille-feuille de espíritus?)

NT: “mille-feuille” o “mil hojas” (suena feo en español :v) es un dulce tradicional atribuido a la repostería francesa, aunque su origen sea incierto. Es un pastel de forma rectangular, que contiene merengue o crema pastelera entre dos capas de hojaldre espolvoreado con azúcar glas. Más info.

Así mientras ese término surgió en su mente …

“Kamito, ma-malas noticias-¿¡Qué!?”

De pronto la puerta fue abierta.

Entrando por la puerta estaba Claire en pijama.

“¿¡Q-Qué, q-qué estás haciendo!?”

Viendo a Kamito abrazado por dos espíritus, las coletas de Claire se levantaron como ardientes pilares de llamas.

“¡N-No! E-Esto es, básicamente, las dos están haciendo un mille-feuille de espíritu—”

Kamito dio una explicación incoherente e incomprensible.

“C-con, c-conviértete en cenizas—”

“¡Espera, Claire, ahora no es el momento!”

Esta vez, fue el turno de Rinslet de llegar. Como cogiendo a un gato, atrapó a Claire por la parte trasera de su cuello.

“… T-Tienes razón.”

Claire tosió ligeramente e inmediatamente puso una expresión seria.

“Kamito, ven enseguida, tenemos una emergencia…”

 

 

 

 

Parte 2

“—¿¡Zohar se está acercando!?”

Al oír el informe, Kamito no pudo dejar de preguntar.

El grupo se había reunido en la sala de conferencias subterránea del Puño del Demonio. En la mesa estaban Ellis y Fianna en sus uniformes de la Academia y Rubia.

“—Ciertamente. Yendo directo por aquí, Mordis.

“Uh, no entiendo…”

Kamito hizo una expresión confundida. Claire y Rinslet, que habían ido a buscar a Kamito, probablemente se habían perdido de la detallada explicación y también mostraban expresiones desconcertadas.

“Pensar que una ciudad se está moviendo, ¿cómo podría ser posible?”

“¿Es posible que las dos que fueron a explorar se equivocaran…?”

“Por mucho que prefiera que fuera cierto…”

Rubia calmadamente sacudió su cabeza y luego extendió su mano hacia el espejo de proyección sobre la mesa.

“Esta es la imagen que Lily envió a través de Telepatía hace una hora—”

Una vez infundido con el poder divino, el espejo de proyección brilló con luz blanca. Este era un artefacto mágico capaz de mostrar imágenes desde lejos, también utilizado por los espectadores durante el Blade Dance.

“… ¿¡Es-esto es!?”

Viendo la imagen que se veía en el espejo, todo mundo la miraba asombrado.

Mostrada estaba una escena completamente increíble y surrealista.

Una ciudad gigante, rodeada de muros, produciendo una enorme nube de polvo en su estela, se movía por el suelo.

Incontables tentáculos se habían extendido desde huecos en las paredes, avanzando lentamente como si devoraran arena.

Se arrastraba por el suelo, era una reminiscencia de un slime mold, llenando al observador de repulsión reflexiva.

“… ¿Q-Qué es esto …?”

Claire gimió con una voz rígida.

“… ¿Podría ser que liberaron el sello de Leviathan?”

Sentada junto a Kamito, Restia habló suavemente con una expresión solemne.

“¿Leviathan?”

“Un espíritu militarizado de clase estratégica desplegado durante la Guerra Ranbal. En la misma clase que Jormungandr durmiendo en la montaña minera de Ordesia, un arma de destrucción masiva incluso superando eso—”

“… ¿Un espíritu? … ¿Zohar es un espíritu?”

“Leviatán es un espíritu militarizado de tipo posesión. Su trabajo es fusionarse con una ciudad convirtiéndola en una gigantesca fortaleza móvil. De acuerdo a los registros de guerra, Leviatán destruyó una ciudad en apenas diecisiete horas de operación.”

Rubia explicó pacientemente.

“Un espíritu que se fusiona con una ciudad …”

“… C-Cómo puede ser esto… ¿¡A-Algo así todavía se puede llamar un espíritu!?”

Ellis golpeó su puño tembloroso sobre la mesa. Privado de su dignidad como espíritu, convertido en un arma tan aterradora, era natural sentirse enojado al ver tal apariencia.

“Sin embargo, los siete espíritus militarizados de clase estratégica deberían haber sido sellados y desechados bajo las disposiciones del tratado internacional. Para violar la prohibición, ¿Sjora Kahn pretende hacerse enemigos de todas las naciones vecinas?”

“… Ciertamente, no había predicho esto.”

Frente a la pregunta de Fianna, Rubia asintió.

“Mi única conclusión es que se ha resignado a abandonarse a sí misma, pero el hecho de que las fuerzas rebeldes se hayan reunido en el Puño del Demonio representa una oportunidad perfecta desde su perspectiva.”

“Ella tiene la intención de aplastarlos de una sola vez…”

La imagen en el espejo de proyección se volvió borrosa como una tormenta de arena y pronto se cortó.

“Esto es todo lo que fue enviado por Telepatía. De acuerdo con la velocidad de movimiento de esa cosa, me temo que llegará aquí en unas horas.”

Al oír lo que Rubia dijo, todos guardaron silencio.

Desde la perspectiva de Kamito, estaba bastante preocupado por la seguridad de Muir y Lily, aunque no podía imaginarse a las dos cometiendo errores. Con suerte, no iban a quedar atrapadas en eso—

“¿Cómo se detiene ese espíritu militarizado de clase estratégica?”

Claire preguntó en este punto.

“Una vez activado, Leviathan no se detendrá hasta que su suministro de energía divina sea cortado. Además, lo más probable es que robe el poder divino a los residentes de Zohar—”

“¿¡Qué dijiste!?”

Claire gimió desde el fondo de su garganta.

Los espíritus militarizados eran controlados generalmente por equipos de elementalistas entrenados. Sin embargo, la explicación de Rubia implicaba que Leviathan era capaz de adquirir poder divino de manera autónoma, por lo que prácticamente podría seguir operando indefinidamente.

(No se detendrá hasta que todos los residentes del Zohar hayan perdido sus vidas—)

“¿Qué tal encontrar un lugar para evacuar?”

Rinslet sugirió.

“Para nosotros, eso funcionaría. Pero escapar con todos los refugiados aquí reunidos sería probablemente imposible.”

“Oh no…”

De hecho, Rubia tenía razón. Evacuar a tantos refugiados dentro de unas pocas horas sería imposible en teoría. Además, incluso si escaparan exitosamente, estos refugiados no tendrían adonde ir. Sólo dos destinos les esperaban, morir en el abrasador desierto o aplastados por Leviathan cuando aniquilara Mordis—

(… ¿Cómo podemos dejarlos morir?)

Bajo la mesa, Kamito apretó silenciosamente su puño.

Estos refugiados depositaron fe absoluta en Kamito—el resucitado Rey Demonio.

No había manera de que pudiera traicionar esa confianza.

“… ¿Hay alguna forma de detenerlo?”

“Sólo hay una manera de detener este espíritu militarizado de clase estratégica, esa es infiltrarse en Zohar para destruir el núcleo central que catalizó la unión de Leviathan y Zohar—”

“¿Dónde es eso?”

Cuando Kamito preguntó, Rubia extendió un mapa sobre la mesa.

“¿Qué es esto?”

“Un plano de Scorpia, la residencia de la familia real de la Teocracia, lo obtuve en secreto durante mi estancia en el culto del Rey Demonio.”

“Como se esperaba de ti, meticulosa como siempre—”

“Supongamos que uno operara Leviathan, entonces la instalación militar llamada el Circuito del Demonio, ubicada bajo tierra debajo de Scorpia, sin duda sería usada como el núcleo—”

“… ¿El Circuito del Demonio?”

“Es un llamado reactor de amplificación de poder divino que el Rey Demonio Salomón construyó hace mil años. Al usar eso, incluso una princesa doncella del nivel de Sjora Kahn sería capaz de liberar a Leviathan—”

Restia habló suavemente con una misteriosa mirada en su rostro.

“…Lo tengo. En cualquier caso, todo lo que tenemos que hacer es destruirlo.”

Claire se encendió y declaró.

“Sin embargo, infiltrarse en la base del enemigo sería sin duda imprudente.”

“E-Es verdad…”

“Estoy de acuerdo en que el plan es imprudente, pero no hay otra forma de detener a Leviathan …”

“…”

Oyendo a Rubia, Claire y los demás estaban sin palabras.

“Entonces lo detendré, después de todo, lo prometí como el Rey Demonio.”

En ese momento, Kamito se puso de pie.

“No te dejaré ir solo, también voy.”

“Yo también.”

“Y-Yo también iré.”

“Y yo, por supuesto. Como la concubina del Rey Demonio, después de todo—”

Claire, Ellis, Rinslet y Fianna se levantaron una tras otra y miraron a Kamito.

“No, puedo hacerlo por mí mismo—”

Kamito se detuvo a media frase.

Sus ojos declararon con una fuerte determinación.

—No nos vas a dejar atrás, ¿cierto?

(Uh …)

Estas intensas miradas hicieron que Kamito vacilara.

Sin embargo, él sabía sin necesidad de que Rubia señalara que se trataba de un plan imprudente. Por supuesto, estas chicas eran compañeras confiables, pero al mismo tiempo, también eran valiosas chicas a las que debía proteger.

Llevarlas a un riesgo que pondría en peligro sus vidas—

En ese momento…

“Llévalas, seguramente te ayudarán.”

“¿Restia?”

Increíblemente, la que rompió el silencio fue Restia sentada a su lado.

Sorprendido, Kamito la miraba atentamente, sólo para verla sonreír tranquilamente y asentir en silencio.

Claire y las chicas probablemente estaban sorprendidas por su apoyo también. Parecen un poco preocupadas, mirándose la una a la otra.

Sin embargo, sus miradas pronto volvieron a Kamito—

“S-Sí, entrenamos para luchar a tu lado.”

“Sí, no seremos una carga.”

“Dispararé a todos y cada uno de esos tentáculos aterradores sin falta.”

“Déjame el soporte a mí.”

Escuchando la declaración de Claire, las otras tres chicas asintieron con expresiones confiadas.

Con cuatro compañeras y su espíritu contratado mirándolo—

Kamito tomó su decisión.

(… No puedo creer que estuviera pensando en pelear solo. Tal vez estoy un poco confiado de mí mismo.)

Después de todo, Kamito ya había recibido su ayuda en situaciones desesperadas.

“Lo tengo. Peleen a mi lado.”

“Sí—”

Kamito lo decidió y las chicas asintieron vigorosamente.

“—Nosotros cinco seremos quienes se infiltrarán en Zohar, ¿está bien?

Kamito volteó hacia Rubia y le preguntó.

“Está bien por mí, excepto que Fianna debe quedarse aquí…”

“¿Eh?”

“¿¡Rubia-sama, por qué!?”

Fianna protestó.

“Para proteger Mordis. Para defenderse contra el ataque del Leviathan, es necesario construir una barrera protectora a gran escala alrededor de la ciudad.”

“Sí, ya veo…”

Teniendo en cuenta la tasa de avance de Leviathan, la destrucción del núcleo antes de llegar a Mordis sería un reto demasiado difícil. Probablemente era necesario apuntalar las defensas con el fin de comprar tanto tiempo como sea posible.

“…Entendido, entonces me quedaré aquí para proteger la ciudad.”

A pesar de mostrar comprensión, Fianna todavía parecía decepcionada.

“Estoy contando contigo, Fianna.”

“Contamos contigo.”

“Sí, déjenmelo a conmigo.”

Fianna asintió firmemente en respuesta a Kamito y Claire.

“—En ese caso, la reunión ha concluido. ¿Alguna pregunta?”

Rubia barrió su mirada a través de todos.

“¿Aún no están listos los ajustes de Aneue?”

En ese momento, Ellis levantó su mano.

“Velsaria Eva todavía se está afinando, una vez que el Elemental Panzer esté listo, la asignaré a la defensa de la ciudad.”

“Entendido.”

Ciertamente, el Juggernaut de Velsaria tenía un poder de fuego increíble pero también estaba limitado a un corto tiempo de operación, haciéndolo inadecuado para misiones de infiltración. Usarla como fortaleza defensiva sería la mejor opción.

“También tengo una pregunta. ¿Puede el Revenant entrar en Zohar?”

“No, el Revenant no puede ser usado.”

Rubia sacudió su cabeza.

“Los barcos voladores militares están equipados con mecanismos espirituales como fuentes de energía. Conteniendo un reactor de poder divino, los mecanismos espirituales hacen de excelente presa para Leviathan. Cuando una nave tan grande se acerca desde el cielo, seguramente será lo primero en ser derribado por las defensas anti-aéreas.”

“Incluso tiene anti-aéreas…”

“Por supuesto. De lo contrario, ¿cómo se consideraría un arma de clase estratégica?”

“Me parece justo…”

“Entonces, ¿cómo deberíamos entrar?”

Claire preguntó.

“Usen los espíritus militarizados dragones voladores proporcionados por Dracunia.”

“Oh esos …”

Los espíritus militarizados dragones voladores eran definitivamente superiores en la adaptación a la situación cambiante y conveniente para una misión de infiltración.

“¿Alguna otra pregunta?”

Cuando todos sacudieron su cabeza, Rubia se puso de pie.

“Entonces váyanse. Una vez que estén listos, vayan a la zona de aterrizaje de dragones voladores.”

Kamito y compañía se levantaron de sus asientos y salieron de la sala de conferencias.

Justo cuando Claire, la última persona, estaba a punto de irse, Rubia la detuvo.

“Claire Rouge. Euédate, tengo palabras para ti”

“¿Eh?”

 

Parte 3

Minutos más tarde, Kamito estaba listo y de pie en la zona de aterrizaje de dragones voladores en el pináculo del Puño del Demonio, mirando hacia las calles de Mordis.

Noticias de Zohar acercándose tuvieron a la ciudad en un alboroto. Sin embargo, con Rubia en el centro y bajo los esfuerzos de varios líderes del culto, lograron impedir que la gente entrara en un estado de pánico caótico.

A pesar de la desesperada situación, la multitud no causó gran conmoción. Esto se debió probablemente en parte al resucitado Rey Demonio, dándoles algo para apoyarse psicológicamente.

“Casi es hora de ir, Kamito—”

Mirando a la distancia, Ellis llamó.

Kamito miró al desierto, sólo para ver polvo levantándose en el horizonte.

“Eso es bastante rápido …”

“Sí, en comparación con lo que vimos en la imagen, la velocidad parece haber aumentado.”

“Tan enorme…”

La voz de Rinslet tembló ligeramente.

Después de todo, la ciudad misma se había convertido en un arma móvil. Si algo así atacaba, incluso una fortaleza fuerte como el Puño del Demonio no se mantendría.

“Gracias por esperar, todos—”

En ese momento, Claire subió las escaleras, jadeando.

“¿De qué hablabas con Rubia?”

Kamito preguntó.

“… N-Nada especial …”

Claire apartó la vista, aparentemente avergonzada.

Aunque Kamito encontró su actitud un poco rara y frunció el ceño, él lo pasó por alto. Después de todo, él no debería incurrir en asuntos entre hermanas.

“Entonces, apresurémonos y partamos—”

Kamito sacó una tableta de piedra y soltó Wyverns, un tipo de espíritu militarizado dragón volador.

Rinslet y Claire compartieron el mediano mientras Kamito montó el pequeño. En lugar de un dragón volador, Ellis eligió montar a Simorgh.

“Rinslet, ¿tienes una licencia de doble piloto para espíritus voladores?”

“Sí, obtuve la licencia de primera clase en una escuela de entrenamiento de Ostdakia el año pasado.”

“Olvídate de dos pilotos, ni siquiera tengo una licencia de piloto único.”

Dicho esto, Kamito ya había aprendido las habilidades para montar a espíritus dragones voladores en la Escuela de Instrucción.

“En ese caso, hora de salir … ”

Abrazando el cuello del gigantesco Simorgh, Ellis dijo severamente.

La noche del desierto avanzaba con serenidad hacia el amanecer.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s