Seirei Tsukai no Blade Dance

Seirei Tsukai no Blade Dance Vol.16 – Capítulo 10

Capítulo 10 – La Capital del Rey Demonio

Parte 1

Vientos fuertes aullaban. Los dragones voladores que llevaban a Kamito y compañía volaban a través del desierto. Volando a la cabeza estaba Simorgh de Ellis, creando corrientes de aire para conducir quienes lo seguían.

“—¡Agárrense bien de las riendas, pronto nos acercaremos!”

Ellis gritó sonoramente.

Una sombra gigantesca apareció en el extremo más alejado de su visión obstruida por la tormenta de arena.

Era la muralla de la ciudad de la capital de Zohar de la Teocracia, que se acercaba gradualmente con ruido retumbante.

“… ¡! Qué diablos, eso es—”

El extraño fenómeno, extremadamente surrealista, hizo que Kamito y compañía quedaran sorprendidos sin palabras.

Brotando de los huecos de las murallas de piedra surgían incontables tentáculos serpentinos, retorciéndose y luchando en lo que parecía un dolor abyecto, avanzando lentamente por el desierto. No, dada la masa de una entidad tan gigantesca, esta velocidad ya era bastante rápida—

“… Qué aterrador … ¿Es realmente un espíritu…?”

Volando a la cabeza, Ellis se estremeció con fuerza.

“¡T-Tan repulsivo!”

“Realmente quiero convertirlo en cenizas…”

Montando en la misma montura, Rinslet y Claire expresaron disgusto instintivo.

… Uno no podría culparlas. Después de todo, la apariencia de este “espíritu” era tan aterradora.

Mientras lentamente comía a través del desierto, contaminándolo, la ciudad parecía un masivo slime mold.

La escena era una profanación total de la existencia de espíritus. A los ojos de elementalistas adecuados, era inmirable.

‘Kamito, eso ya no es un espíritu—’

La voz de Est sonó en la mente de Kamito.

Su voz era tranquila, sin ninguna fluctuación de emoción. Sin embargo, después de haber pasado tanto tiempo con esta compañera, Kamito pudo escuchar los sentimientos en su voz.

—Est estaba enfadada. Estaba dirigido a todos los seres humanos responsables de convertir a Leviathan, un noble espíritu de primer nivel, a tal estado—

‘Estoy de acuerdo. El gran Rey del Mar Leviathan ya no es. Aunque hemos luchado en lados opuestos durante la Guerra Espiritual, no puedo tolerar la vista de tal sacrilegio.’

El Rey del Mar Leviathan era un comandante de confianza que servía al Señor Elemental del Agua. Durante la Guerra Espiritual, Leviathan había participado en muchas batallas feroz contra Restia y el Rey Dragón Bahamut.

Al ver que un rival mortal se transformó en un espíritu militarizado, perdiendo toda facultad de razonar, ¿cómo se sentía ella?

‘Al menos pondré esta abominación a descansar. Por el bien de un pasado rival en la guerra—’

“Sí, lo tengo—”

Como si absorbiera la furia tranquila de Est y los pensamientos y sentimientos de Restia—

Kamito apretó fuertemente sus dos espadas.

“Distancia al objetivo: 60, 50, 40, 30, 20—”

Liderando la vanguardia, Ellis levantó su voz.

Para penetrar las defensas anti-aéreas de la Teocracia, iban a cargar así—

(…¿¡ !?)

—En ese momento, después de haber sobrevivido a innumerables situaciones de vida y muerte desde la infancia, Kamito instintivamente sintió una presencia ominosa.

“¡Esto es malo! ¡Ellis, evade!”

“¿Qué?”

¡ROOOOOOOOOOOOOOOAAAAAAAAAAAAAAR!

Leviathan rugió.

“¡Kyah!”

“¿¡Qué diablos!?”

La asombrosa onda de choque del sonido golpeó a Kamito y compañía en el cielo sobre Zohar.

Gritando agudamente como un chillido, los espíritus dragón volador comenzaron a girar fuera de control.

(…¡! ¿¡Vamos a estrellarnos!?)

 

Parte 2

Mientras tanto, dentro del Puño del Demonio en la ciudad fortaleza de Mordis, los preparativos para atraer a Leviathan estaban rápidamente en curso.

“Oh luz santa que ilumina el mundo, forma un escudo robusto para protegernos—”

En la parte superior del muro defensivo de la ciudad, las doncellas princesas del culto estaban construyendo una barrera bajo la dirección de Fianna.

Esta era una barrera a gran escala que cubría Mordis y sus alrededores. Siguiendo las líneas ley para producir resonancia entre múltiples barreras, esto produjo un poder defensivo hasta docenas de veces mayor de lo habitual. Con las líneas ley principales que funcionaban a través de los alrededores de la mina, esta ventaja geográfica era también la razón por la que Mordis podía convertirse en una fortaleza inexpugnable.

Escudo de Alexandros—Esta era una barrera estratégica utilizada por las fuerzas militares durante la última Guerra Ranbal.

“Fiu, esto está completo por ahora.”

Habiendo terminado la última barrera, Fianna limpió el sudor de su frente.

Ella estaba alcanzando rápidamente su límite en agotamiento debido al levantamiento de múltiples barreras en poco tiempo.

Como la Teocracia carecía de institutos educativos nacionales como la Academia Espiritual Areishia, había muy pocas doncellas princesas que habían recibido una formación adecuada excepto la militar, lo que aumentaba la carga de Fianna.

Aunque Rubia, la antigua Reina, había manejado el círculo mágico y otros preparativos, después de haber implantado sellos malditos de armamento y perdido su espíritu contratado, ya no podía usar libremente sus poderes de princesa doncella.

“Te has vuelto muy capaz. En el pasado, la construcción de barreras no era tu fuerte.”

Rubia se puso de pie sobre la muralla, hablando tranquilamente.

“Todavía estoy lejos de alcanzarte, Rubia-sama, a la tú de hace cuatro años, o a Reicha.”

Fianna movió lentamente su cabeza.

“Sin embargo, siento que he crecido, después de conocer a Kamito-kun, así como a tu hermana menor—”

“Ya veo.”

Rubia dejó de hablar y calló.

Su mirada se centró en Leviathan, acercándose mientras estaba acompañado por una tormenta de arena. Actualmente, estaban lo suficientemente cerca que uno podía ver la forma aterradora de Leviathan con el ojo sin ayuda, sin depender de la magia de Visión Lejana.

(Escucho los gritos de los espíritus…)

Fianna cerró los ojos con expresión de dolor, juntando fuertemente sus manos.

Muchos espíritus en Zohar habían sido devorados por Leviathan para robar todo su poder divino. Los espíritus privados de poder divino ni siquiera podían regresar a Astral Zero, así que eran borrados del mundo.

Recitando una oración de réquiem, Fianna se paró en el muro defensivo y dio órdenes a las princesas doncellas de la Teocracia que estaban reunidas.

“Ahora, activaremos la barrera estratégica. Prepárense, todas ustedes…”

Como si respondiera a la voz solemne de Fianna—

Alineadas perfectamente en el muro defensivo, las doncellas princesas hicieron una señal de mano al unísono—

En ese instante, los numerosos círculos mágicos establecidos alrededor de la ciudad fortaleza comenzaron a brillar en una reacción en cadena.

Puntos de luz instantáneamente se unieron entre sí, por lo que la gigantesca barrera que cubría todo Mordis estuvo completa.

El terremoto causado por Leviathan ya había llegado aquí.

Las doncellas princesas del culto miraron a sus compañeras adyacentes con preocupación.

Como para inspirar valor en ellas, Fianna se paró en el muro defensivo y miró fijamente a Leviathan que se acercaba.

Aunque nadie podía decir cuánto tiempo podría durar esta barrera estratégica—

(… Kamito-kun, confiamos en que seguramente protegerás este lugar.)

Animadas por su ejemplo, las doncellas princesas dejaron de mostrar temor exterior y asintieron mutuamente con fortaleza.

“—Como una doncella santa.”

“No, soy la concubina del Rey Demonio, Rubia-sama…”

Fianna sonrió sin temor.

 

Parte 3

Devorando el desierto, Leviathan rugió, sacudiendo el aire.

Golpeado directamente por la onda de choque, el espíritu dragón volador de Kamito se salió de control mientras se estrellaba.

“¡E-Espera, no te caigas, Rinslet!”

“¡Lo sé! ¡Pero el dragón volador no escucha mis órdenes!

El dragón volador que llevaba a Claire y Rinslet también gritó y giró en una trayectoria incontrolada. A pesar de los intentos de Rinslet para recuperar el control, desesperadamente vertiendo poder divino en el dragón volador, ella no pudo evitar que enloqueciera.

‘Kamito, este dragón volador ya no es bueno. Su funcionalidad como espíritu militarizado ha sido completamente destruida—’

Oyó la voz de Restia en su mente.

(¿Un rugido que puede destruir la cordura de un espíritu militarizado, eh?)

Éste era el sistema de defensa antiaérea de Leviathan. Si hubieran venido aquí en el Revenant, el mecanismo espiritual sirviendo como fuente de energía era muy probable que se hubiera salido de control, lo que resultaría en tragedia.

‘—Estoy mareada.’

‘Sí yo también—’

¿Pueden los espíritus espadas tener mareos? Mientras esa pregunta cruzaba por su mente, Kamito sacudió su cerebro.

A este ritmo, iban a estrellarse contra el suelo.

“—¡Kamito!”

Justo entonces, oyó una voz desde arriba.

Levantó la vista forzadamente, sólo para ver a Ellis extendiéndose hacia él con todo lo que tenía mientras abrazaba el cuello de su espíritu de viento demoníaco. Al parecer, como un espíritu de alto nivel, Simorgh no se vio afectado por el rugido.

La oportunidad sólo existiría por un momento. Kamito extendió su mano, tomó la de Ellis y dio un salto.

En el instante en que todo su cuerpo estaba en el aire, de repente se sintió más ligero. El viento de la magia espiritual que Ellis había cantado lo había envuelto.

Después de ese impulso, Ellis atrajo a Kamito hacia ella con un fuerte tirón.

“Me salvaste, Ellis—”

“S-Sí …”

Ellis soltó su mano aturdida, sonrojándose intensamente.

“¡Huaah, cálmate, cálmate!”

“¡Claire, no puedo hacer nada si te aferras tan fuerte a mí!”

El dragón volador de Rinslet y Claire parecía que iba a estrellarse en cualquier momento.

Ellis se inclinó hacia delante y gritó a las dos chicas.

“¡Ustedes dos, busquen el momento adecuado para saltar! ¡Kamito y yo las atraparemos desde abajo!”

“¿¡Ehhh!?”

“¡De ninguna manera, eso es una locura!”

“Cree en nosotros—”

Ellis dirigió a Simorgh para hacer un giro apretado.

“B-Bien …”

“La única opción es tomar esa apuesta …”

Como era de esperar de estas dos, que habían pasado por tantos infernales campos de batalla.

Preparándose, asintieron y miraron con calma.

“Salten—¡Ahora!”

Ellis gritó.

En ese instante, Claire y Rinslet saltaron de la parte posterior del enloquecido dragón volador.

Boom—Con el retumbar, el viento producido por la magia espiritual hizo que las dos chicas flotaran ligeramente. Con sincronización perfecta, Simorgh se colocó debajo de ellas, permitiendo a Ellis atrapar a Claire mientras que Kamito atrapó a Rinslet, tirando de ella con seguridad.

“… Ah, ¿¡K-Kamito-san!?”

Rinslet se ruborizó instantáneamente hasta sus oídos cuando su rostro chocó contra el pecho de Kamito. Oliendo una fragancia floral única de las chicas, Kamito sintió que su corazón se aceleraba.

—En ese momento, Simorgh perdió severamente el equilibrio mientras volaba.

“Llevar cuatro personas es demasiado duro, aterrizaremos en esa amplia plaza abierta.”

“Sí, lo tengo—”

A órdenes de Ellis, Simorgh batió sus gigantes alas y aterrizó en una amplia plaza abierta.

“—Trabajaste muy duro, Simorgh.”

Ellis acarició la espalda de Simorgh para confortarlo.

El espíritu de viento demoníaco gruñó varias veces y luego desapareció en partículas de luz en el aire. Al mismo tiempo, el elemental waffe Ray Hawk apareció en la mano de Ellis.

“… Todavía estamos a cierta distancia de Scorpia.”

Claire movió su mirada hacia el imponente palacio, a varios edificios de distancia.

“Sí, pero no demasiado lejos, podemos apresurarnos allí directamente …”

“—¡Pero parece que no será tan fácil!”

Kamito gritó y cortó los tentáculos atacantes.

Cubierto por incontables tentáculos, Zohar había tomado la forma de una ciudad demoníaca.

“… No hay presencia humana en absoluto ¿Qué pasó con todos los residentes de la ciudad?”

Ellis habló con una expresión seria.

“Mira eso—”

Claire señaló la parte superior de un edificio que parecía un santuario.

Muchos objetos parecidos a capullos de varios tamaños estaban colgando del techo, palpitando de una manera espeluznante.

“No me digas…”

“Sí, muy probablemente Leviathan está usando esos capullos para reponerse con el poder divino de los residentes …”

“¿¡Todos esos capullos!?”

“¡Que cruel…!”

Ellis exclamó con enfado.

“¿No podemos salvarlos?”

“Desafortunadamente, salvarlos uno por uno tomará una eternidad…”

En los ojos de Claire había furia tranquila. Ella preparó su látigo llameante.

“Así que destruir el núcleo de Leviathan es la única opción …”

Presumiblemente, reaccionando al poder divino del equipo de Kamito, los tentáculos retorciéndose comenzaron a moverse activamente.

“Tiempo para cargar—”

“¡Sí!”

 

Parte 4

Justo cuando el equipo de Kamito había logrado invadir Zohar …

Dentro del Circuito del Demonio responsable de controlar a Leviathan, profundo bajo tierra debajo de Scorpia, una escena infernal estaba ocurriendo.

“… Ah, gagagaga … Sjora … -sa, ma … ¡Ahhhhhh!”

Una joven doncella princesa en medio del canto de una oración vomitó sangre y se derrumbó en el círculo mágico en el suelo. Exprimida de su poder divino, la chica murió justo así.

… La sexta ya. Incluyendo el primer sacrificio, Valmira, ella sería la séptima.

“Fufu, ¿ya se ha agotado, eh? Tengo que darme prisa para preparar el siguiente sacrificio…”

La Jerarca Sjora Kahn—no, el monstruo que solía ser Sjora Kahn—miró los cadáveres de las doncellas princesas tumbados en el templo y sonrió con alegría.

Un gigantesco corazón suspendido en el aire estaba palpitando vigorosamente.

Este corazón era el núcleo del espíritu militarizado de clase estratégica Leviathan.

Sjora Kahn estaba ahora fusionada con ese núcleo.

La mitad de su hechizantemente hermoso cuerpo de carne fue enterrado en el corazón.

Con el fin de controlar un arma que se suponía que era operada por decenas de elementalistas, incluso Sjora Kahn no tenía más remedio que recurrir a tal método.

Sin embargo, hubo aumentos a la fusión con el núcleo de Leviathan.

Debido a los sentidos compartidos, ahora era consciente de todo lo que sucedía dentro de Zohar como si lo sintiera a través del tacto de su piel.

Ciertamente, por ejemplo, estaba la intrusión de Ren Ashbell, el sucesor del Rey Demonio,

“K-Kuku, qué divertido … Nuestra puntuación de Ragna Ys puede ser resuelta aquí—”

Los labios de Sjora Kahn se curvaron mientras ella empezaba a entonar un encantamiento.

Estaba en Alto Antiguo, un hechizo prohibido transmitido por el culto del Rey Demonio, muy similar al encantamiento Soul Recall que Rubia había recitado bajo tierra de Ragna Ys durante el último Blade Dance.

“Despierten aquí y ahora. Caídos oscuros durmiendo en Zohar—”

 

Parte 5

“—¡Todos ustedes, conviértanse en cenizas!”

Claire sacudió el látigo llameante, barriendo los tentáculos carnosos moviéndose. En contraste con lo que ella dijo, las llamas eran tan fuertes que los tentáculos se quemaron sin siquiera dejar cenizas detrás, muy lejos de su poder anterior.

“¿¡Q-Qué diablos hiciste por entrenamiento!?”

“¡No ha terminado! ¡No es todo lo que puedo hacer!”

Respondiendo a Kamito que corría a su lado, Claire volvió a balancear su látigo. El ardiente slash en todas direcciones destruyó innumerables tentáculos entrantes en un abrir y cerrar de ojos.

“Nosotros también—”

“¡No nos quedaremos detrás!”

Ellis y Rinslet también prepararon sus respectivos elemental waffen—

“Desciendan, proyectiles congelados de hielo demoniaco—¡Freezing Meteor!

De forma automática, incontables proyectiles de hielo cayeron sobre los tentáculos—

En el instante siguiente, todos los proyectiles explotaron, produciendo un espectacular florecimiento de flores de hielo.

“Asombroso—”

Kamito no pudo evitar exclamar con admiración.

“¡Fufu, este es el resultado de mi entrenamiento en Dracunia!”

Rinslet sacudió su cabello con orgullo.

“No perderé tampoco—”

Diciendo eso, Kamito estuvo a punto de verter poder divino en sus dos espadas.

“Kamito, tú eres la carta de triunfo definitiva, conserva tu poder divino tanto como sea posible.”

Sin embargo, Claire le recordó.

“S-Sí, lo tengo—”

De hecho, al ritmo actual, Kamito ni siquiera tendría la oportunidad de balancear sus espadas.

Scorpia era visible al final de la carretera principal bordeada por innumerables capullos.

Era un edificio de estilo arquitectónico extranjero con una enorme cúpula en la parte superior.

“¿¡Ahí eh!?”

Kamito concentró poder divino en sus piernas, pateó el suelo y aceleró. Claire, Ellis y Rinslet también lo siguieron de cerca.

“No hay ningún ejército que vigile el palacio …”

“Probablemente como la gente de la ciudad, fueron tragados por Leviathan.”

Justo cuando Kamito respondió …

¡CRAAAAASH!

“…¿¡ !?”

De repente, un edificio junto a la carretera se derrumbó, produciendo una lluvia de escombros sobre sus cabezas—

“Oh viento de protección universal, protégenos—¡Wind Shield!”

Justo cuando estaban a punto de ser enterrados por los escombros, la magia espiritual entonada por Ellis se activó. Centrada alrededor de la lanza de Ellis, una tormenta aullando hizo explotar por completo los escombros.

“¿¡Q-Qué!?”

“¿¡Qué está pasando!?”

Después, detrás de un edificio colapsado, un brazo gigantesco apareció lentamente.

“¡Eso es…!”

¡ROOOOOAAAAR!

El rugido sacudió la atmósfera en los alrededores.

Boom—Sacudiendo el suelo mientras caminaba era un espíritu humanoide gigante.

Este era el espíritu militarizado clase táctica tipo Glasya-Labolas con el que Kamito había luchado cuando llegó a la Academia. Comparado con otros espíritus militarizados, era relativamente fácil de controlar y ofrecía una fuerza asombrosa, por lo que Glasya-Labolas era utilizado en muchos países aparte de Ordesia.

“… Tsk, esto es problemático.”

Mirando al gigante que se alzaba sobre la nube de polvo, Kamito se quejó desde la parte posterior de su garganta.

Uno solo no sería demasiada amenaza incluso si se tratara de un espíritu militarizado de clase táctica. A pesar de que tal espíritu sería muy formidable para los estudiantes de la Academia que nunca habían experimentado un verdadero combate, por lo menos no era rival para Kamito, o las chicas después de que habían mejorado desde su entrenamiento. Sin embargo—

“… ¡U-Un grupo grande se acerca!”

Claire gritó.

Un ejército con hasta diez espíritus gigantes pisoteaba el suelo, acercándose.

Kamito vertió poder en las espadas en sus manos. Contra tantos espíritus militarizados, incluso Claire o los demás tendrían problemas—

(… Tsk, no hay tiempo para ocuparnos lentamente)

Sin embargo, la mano de Kamito fue detenida suavemente por Ellis.

“¿Ellis?”

“Déjenme esto a mí. Ustedes dos vayan adelante.”

“Pero…”

“No te preocupes. Ya sea yo o Simorgh, hemos mejorado mucho después del entrenamiento…”

Ellis sonrió y puso su lanza elemental waffe en el suelo.

“Aunque consume severamente poder divino, mientras la batalla se resuelva rápidamente, esto debería estar bien…”

Ellis cerró sus ojos. Inmediatamente, su cuerpo entero brilló con poder divino.

“… ¿¡Es-Esto es!?”

“¡Oh espíritu de viento demoníaco, muéstrame tu verdadero poder! ¡Elemental waffe, segunda forma—Ray Hawk Ragna!

Ellis gritó las palabras de liberación.

En ese momento, la lanza elemental desplegó una luz cegadora, transformándola instantáneamente—

El eje de la lanza estaba grabado con un patrón en espiral parecido a un torbellino. Una decoración parecida a la de un pájaro santo apareció en el pomo. La punta afilada de la lanza estaba dividida en tres puntas como alas que se extendían, emitiendo luz sagrada.

“¿¡La segunda forma de un elemental waffe!?”

“¡Sí, este es el nuevo poder que Simorgh y yo hemos dominado en nuestro entrenamiento!”

Ellis movió la lanza y la giró una vez sobre su cabeza. Este movimiento ordinario convocó un fuerte viento aullante, barriendo todos los escombros circundantes.

“… T-Tan increíble-”

“En comparación con el anterior elemental waffe, está en un nivel completamente diferente …”

Junto a la asombrada Claire y Rinslet, Kamito también estaba muy impresionado en su corazón.

De hecho, Ellis había hecho un progreso dramático tanto en la calidad como en la cantidad de su poder divino comparado con antes.

Finalmente había crecido lo suficiente como para sacar el verdadero poder del espíritu demoníaco del viento de nivel superior.

Con su cola de caballo revoloteando en el viento, Ellis se paró ante el espíritu militarizado de clase táctica.

Tal vez reaccionando al intenso poder divina desprendido por Ellis—

¡ROOOOOOOAAAAAAR!

Los ojos del gigante brillaron de rojo mientras balanceaba su enorme brazo hacia abajo a Ellis.

“¡Ellis!”

Kamito corrió frente a Ellis, con la intención de protegerla. Sin embargo—

Ellis se levantó de un salto y lanzó su lanza elemental waffe.

Luego—

“¡Perfora a mi enemigo, divina lanza de castigo—Ray Hawk Ragna!

¡La lanza lanzada trazó una línea recta en el aire, perforando el pecho del espíritu gigante!

El pecho del espíritu gigante fue abierto, dejando un enorme agujero. Sin embargo, como se esperaba de un espíritu militarizado de clase táctica, su durabilidad superaba por mucho a los espíritus ordinarios. Por lo tanto, todavía no estaba completamente destruido.

Sin embargo—

“—¡Oh viento vicioso, arrasa!”

Ellis gritó.

La lanza incrustada en el pecho del espíritu gigante produjo un torbellino en su punta y comenzó a girar a una súper alta velocidad.

El viento aullante instantáneamente cercenó la armadura del espíritu gigante, perforando su abdomen con el impulso residual.

¡Crash!

El espíritu gigante se derrumbó en el suelo, produciendo una nube de polvo.

“—No hay manera, ¿atravesó la armadura de un espíritu militarizado de una sola vez?”

Kamito quedó mudo por la sorpresa.

El poder de ese ataque ahora era suficiente para rivalizar con las habilidades de espada dragón de Leonora.

Habiendo destruido el espíritu gigante, Ray Hawk Ragna giró magníficamente en el aire antes de regresar a la mano de Ellis en el suelo.

“¿Viste eso? Rinslet y yo nos encargaremos de los enemigos de este nivel.”

Girando la lanza en su mano hábilmente, Ellis dijo.

“Nos ocuparemos de esto.”

Diciendo eso, Rinslet preparó su arco mágico de hielo y sacudió su cabello.

Ciertamente, dejando de lado el nivel de las estudiantes, el poder de Ellis había superado con creces al de las caballeros espirituales.

Trabajando junto con Rinslet, que había mejorado de manera similar, deberían ser capaces de manejar la situación aquí.

Thud, thud—Los otros gigantes se acercaban.

“… Lo tengo. Se lo dejamos a ustedes dos.”

“Sí, quédate tranquilo. ”

“Yo los derrotaré a todos”.

Las dos chicas asintieron con expresión confiada.

“Vamos, Kamito—”

“¡Sí!”

Bajo la cubierta de una lluvia de flechas de hielo, Kamito y Claire comenzaron a esprintar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s