Seirei Tsukai no Blade Dance

Seirei Tsukai no Blade Dance Vol.16 – Capítulo 8

Capítulo 8 – La Princesa Doncella Carmesí

Parte 1

En medio del fervor de la plaza barrida por la destrucción—

El Rey Demonio y sus cuatro concubinas desaparecieron en medio del creciente humo negro.

“… Nunca pensé que usarían un espíritu militarizado en este tipo de lugar—”

Usando el mismo ascensor que había utilizado para hacer su aparición, ahora volviendo bajo tierra, Kamito comentó.

“Sí, pero supongo que lo más valioso es que no hubo muertes entre la multitud.”

Al oírlo, Ellis asintió.

“¿Kamito-kun era el objetivo?”

“No, las noticias de nuestra llegada aquí no debieron haberlos alcanzado aún, probablemente estaban apuntando a Rubia—”

Una misteriosa princesa doncella que había tomado el control del ejército rebelde en pocos días inevitablemente incurriría en la cautela de Sjora. Sjora debió haber calculado que el ejército rebelde se desmoronaría una vez que ella fuera eliminada.

“Por cierto, realmente te metiste en el papel justo ahora …”

“Sí, no parecías actuar en absoluto. O tal vez, ¿esa es tu verdadera naturaleza, Kamito-kun?”

“¡N-No, todo fue un acto!”

Kamito replicó.

La “piedra flotante” que llevaba a Kamito y compañía se detuvo bajo tierra.

Lo que llegó a su vista—

Rubia Elstein, con una máscara carmesí, los esperaba.

“Para empezar, permíteme que alabe lo bien que lo has hecho… Esta noche, el ejército rebelde finalmente se ha unido como un todo cohesivo del colectivo de refugiados que solía ser—”

“¿No me digas que arreglaste el ataque de ahora?”

Kamito preguntó con un tono de voz áspero. Arreglar un ataque y luego reprimirlo para ganar la confianza de la multitud era un método frecuentemente empleado por los gobernantes, pero estaría cruzando la línea si Rubia realmente lo hiciera. Cualquier paso en falso y podría haber habido muertes—

“Admito que no se me escapó notar que personal de Zohar se infiltró en el Puño del Demonio.”

“…¿¡Qué!?”

Escuchando la respuesta de Rubia, Claire y las demás mostraron ira en sus rostros.

“—Dicho esto, no esperaba que los asesinos trajeran un espíritu militarizado de clase táctica, esta insuficiente reunión de inteligencia fue un fracaso de mi parte.”

Intentar usar ese tipo de espíritu militarizado con sólo dos personas era definitivamente imprudente hasta el extremo. Sólo alguien como Muir Alenstarl con su inusual capacidad sería capaz de completar una misión tan loca satisfactoriamente.

“¿Les permitiste libertad de movimiento a propósito?”

“En efecto, en lugar de capturar espías enemigos, sería mejor hacer un buen uso de ellos.”

(Qué audaz …)

A pesar de que fue un fracaso de su parte, todo lo que incluye el ataque de hace un momento se había utilizado para aumentar el prestigio del Rey Demonio.

Ella había tomado prácticamente el control práctico del ejército rebelde reunido aquí en Mordis.

“La verdadera guerra aún no ha llegado, todos deben descansar bien.”

Diciendo eso, vestida con un vestido de ritual, Rubia dio la vuelta y desapareció en las sombras del pasillo.

Una vez que se había retirado de la vista, Rinslet suspiró.

“… Inevitablemente agotador.”

“De todos modos, purifiquémonos nosotras mismas.”

“Sí, este traje embarazoso, tengo que quitarlo lo más rápido posible.”

Al escuchar la sugerencia de Fianna, todas asintieron.

“Fufu, mi señor Rey Demonio, ¿le gustaría unirse a nosotras?”

“¿Q-Qué estás diciendo?”

Kamito sacudió apresuradamente su cabeza en respuesta a la sonrisa maliciosa de Fianna.

 

Parte 2

Claire y las chicas llegaron a una instalación de purificación al aire libre dentro del Puño del Demonio y se sumergieron en la fuente termal allí.

Ya que el Puño del Demonio fue construido en un volcán activo, la fuente termal no era natural, sino calentaban el agua de la fuente usando cristales espirituales de fuego altamente puros, era eficaz en ayudar a sus cuerpos a recuperarse de la fatiga.

“Mm~, esto se siente tan bien … La calidad del agua podría dar a los manantiales Elstein una carrera por su dinero.”

Claire estiró sus brazos como un gato, cerrando parcialmente los ojos con placer.

“Según las leyendas locales en Mordis, este se supone que es el lugar donde las concubinas del Rey Demonio recuperaban sus energías.”

“Eh …”

“Su Alteza, ¿eso realmente es verdad?”

“¿Quién sabe? Es sólo una leyenda después de todo. Nadie podía confirmar su veracidad. Sin embargo ¿no se siente bien poder entrar en la misma fuente termal que usaron las concubinas del Rey Demonio?”

Apoyándose contra una roca, Fianna rió entre dientes.

“… ¡N-No, en lo más mínimo! ¡C-Cuales concubinas!”

“H-Hmm, múltiples concubinas, qué horrible costumbre—”

“¡I-Infidelidad!”

Las otras tres chicas protestaron con rostros ruborizados.

“Pero eso es sólo de acuerdo con la cultura ordesiana, ¿verdad? Dentro de la teocracia, es muy común que el rey se case con múltiples esposas. En mi opinión, no es depravado ni nada.”

“B-Bueno…”

Incapaz de encontrar una refutación, Claire comenzó a soplar burbujas en la superficie del agua.

Habiendo entrado en el Instituto del Ritual Divino desde su infancia, Fianna frecuentemente tuvo la oportunidad de conocer a las princesas doncellas de otros países. Como resultado, no le resultaba difícil aceptar la cultura y costumbres ajenas a Ordesia. Por el contrario, Claire, Rinslet y Ellis habían crecido en prestigiosas casas de nobles Ordesianos, por lo que tenían problemas para entender las costumbres Teocráticas que iban en contra de su concepto de matrimonio tradicional, viéndolo como inmoral.

“Por cierto, ¿debería Legítimo Ordesia permitir la poligamia como la Teocracia, me pregunto?

“¿¡Q-Qué, q-qué estás diciendo!? ¡E-Eso es inaceptable, absolutamente inaceptable!”

“Oh querida, pero yo soy la monarca de Legítimo Ordesia, ¿sabes? Tengo el derecho de decidir las leyes.”

“¡Eso es tiranía!”

“¡Exigimos la creación de un consejo!”

“Santo cielo, por eso los nobles de Ordesia son unos tontos necios…”

Fianna se encogió de hombros con exasperación.

“Sin embargo, contrariamente a las expectativas, tal vez Kamito-kun podría estar de acuerdo.”

“¿Eh?”

Las tres chicas se miraron.

“¿Q-Qué quieres decir con eso?”

“¿Cuánto del modo Rey Demonio de Kamito-kun antes crees que estaba actuando?”

“… ¡ !”

Claire y las chicas se miraron.

Ciertamente, Kamito estaba actuando de manera diferente a la habitual cuando se puso la máscara del Rey Demonio antes.

A pesar de que Kamito insistió en que estaba simplemente actuando, ¿era realmente todo lo que había hecho? Tal vez tenía una disposición en esa dirección para empezar y vestirse como el Rey Demonio simplemente lo reveló—

Si esto fuera cierto, Kamito muy probablemente podría estar de acuerdo con la propuesta de Fianna y hacer su movimiento sobre cada mujer alrededor suyo, fijando sus ojos en cada mujer encontrada, no mostrando fidelidad en absoluto—

(N-No, n-no hay forma—)

En ese momento…

“Fufu, esto parece muy divertido. ¿Puedo unirme?”

“… ¡ ! ¿T-Tú—!?”

Oyendo su voz de quién sabe dónde, Claire abrió sus ojos.

Fuera de las sombras de las rocas surgió el espíritu de oscuridad con alas negras.

No llevaba puesto su habitual vestido en el color oscuridad. Completamente desnuda, se sumergió en el agua.

Ojos claros del color del anochecer. Iluminada misteriosamente bajo la luz de la luna, su figura era tan hermosa que Claire no podía dejar de mirarla hipnotizada a pesar de ser un miembro del mismo sexo.

“Espíritu de oscuridad, ¿q-qué estás haciendo aquí?”

Claire se levantó con cautela.

Las cosas estaban bien cuando ella había perdido sus recuerdos, pero ahora, ella no era alguien en quien confiar.

Aunque parecía que no iba a ponerse en contra de Kamito, uno no podía decir lo mismo de Claire y las demás.

“Nada, no estoy aquí para hacer nada, Señorita Gato de Fuego…”

Restia rió entre dientes.

“Simplemente estoy aquí para disfrutar de la fuente termal. Originalmente quería compartir un baño con Kamito, pero él me sermoneó, diciendo no. Así que eso no me deja otra opción que venir a este lado.”

“Qué—E-Eso, ¿¡eso no es obviamente inaceptable!?”

“E-Es correcto. I-Incluso para un espíritu contratado, un ba-ba-baño mixto es—”

Claire y Ellis gritaron con rostros enrojecidos.

“—De todas formas, ¿no eres un espíritu? No hay necesidad de que te limpies, ¿verdad?”

“Oh cielos, pero los espíritus también disfrutan de las aguas termales, ¿sabes? Después de todo, es adecuado para reponer el poder divino.”

*Splash*. Restia estiró las piernas en el agua.

Su hermoso y lustroso cabello negro, que parecía que se fundiría en la noche, se extendió sobre la superficie del agua.

“—También, me gustaría darles las gracias a todas ustedes.”

“¿Gracias?”

Al oír eso, Claire frunció el ceño, llena de sospecha.

“Sí, durante mi amnesia, ¿no todas ayudaron a cuidar de mi otra yo? Aunque mi yo actual nunca lo experimentó, los recuerdos se han conservado en su totalidad.”

Restia pasó su mirada por los rostros de Claire y las chicas.

“Aunque hemos tenido muchas diferencias en el pasado, reconciliémonos.”

Ella extendió gentilmente su mano hacia Claire.

“… ¿R-Reconciliarse?”

Claire mostró sorpresa en su rostro.

El trío de Ellis, Fianna y Rinslet se miraron con expresiones igualmente preocupadas.

Claire miró a Restia ante ella y dijo:

“T-Todavía recuerdas todo lo que nos hiciste, ¿verdad?”

Ella le había dado a Claire un espíritu enloquecido cuando estuvo triste por la pérdida de Scarlet, ella había dirigido a Jio Inzagi para atacar la Academia, también se había asociado con el monstruo Nepenthes Lore durante la ronda preliminar del Blade Dance para asaltar la base del Equipo Scarlet—

Su complicado pasado con el espíritu de oscuridad no podía ser restablecido a una pizarra limpia tan fácilmente.

“Tienes un punto. Te he hecho cosas que merecen tener rencor. Me disculpo.”

Al verla inclinar su cabeza con sinceridad, Claire se quedó en silencio.

Ella realmente sabía en su corazón. Que todo lo que este espíritu de oscuridad había hecho era con consideración a Kamito.

Su sacrificio por Kamito era genuino. Precisamente porque sabía esto, Claire tenía sentimientos tan complicados en su corazón. Sin embargo—

Claire miró al trío detrás de ella.

Entonces con expresión tranquila, todas asintieron suavemente.

(… Es cierto, debería actuar un poco más madura.)

Claire suspiró y luego miró fijamente a los ojos de Restia.

“… Creo que hay cosas por las que debo darte las gracias también.”

“… ¿Eh?”

“Ya lo había oído de Kamito antes. Tú fuiste quien ayudó a Kamito a recuperar su corazón y sus sentimientos cuando se acercaba al punto de ruptura. Si no hubieras criado a Kamito, nunca hubiéramos conocido al Kamito actual…”

Claire suspiró y estrechó la mano de Restia.

“… Bien. Deja que el pasado sea agua bajo el puente.”

Los ojos de Restia se abrieron ligeramente con sorpresa. Entonces…

“—Gracias.”

Ella dio palabras de gratitud.

“Entonces, ¿puedo unirme a ustedes?”

“Seguro que puedes, pero guarda esas alas. Están en contra de las reglas.”

“Fufu, ya veo …”

Cuando Claire lo señaló, las alas negras se convirtieron en partículas de luz y desaparecieron.

Sumergiéndose hasta sus hombros en la fuente caliente, Restia recitó un encantamiento. Inmediatamente, varias tazas pequeñas aparecieron del aire.

“Esto es vino rosado, una especialidad de Mordis. Que este sea mi regalo de reconciliación.”

“… Bebamos.”

Bajo la luz de la luna, Claire y compañía brindaron tranquilamente.

 

Parte 3

—Al mismo tiempo, Kamito estaba disfrutando de un chapuzón en la fuente termal en la instalación de purificación al aire libre.

“Hoo, me siento vivo de nuevo…”

Kamito colocó una toalla mojada en su frente y se apoyó contra una roca cubierta de musgo.

Contra un gran espíritu militarizado, incluso Kamito no podía evitar consumir una gran cantidad de poder divino. Incluso Est, colocada contra una roca cercana, tendría que permanecer en forma de espada por el momento.

“Pero nunca esperé que tuviera que ser el Rey Demonio…”

Mirando hacia el cielo con estrellas centelleantes, Kamito murmuró aturdido.

Originalmente, su plan era interpretar al Rey Demonio de acuerdo con el guión de Rubia, pero antes de que él lo supiera, algún tipo de limitador en su subconsciente parecía haberse levantado, causando que haga una declaración que él nunca diría en tiempos normales—

(No me digas que esta máscara también está imbuida con ese tipo de magia …)

Con ojos de sospecha, Kamito miró la máscara del Rey Demonio flotando en la superficie del agua.

—En ese momento.

*Splash*.

Con un débil sonido de agua, pequeñas ondas comenzaron a extenderse sobre la superficie del agua.

“—Parece que todavía tienes que controlar completamente el poder del Señor Elemental de Oscuridad, Ren Ashbell.”

“…¿¡ !?”

Al oír la voz, Kamito no pudo evitar ponerse de pie.

Sólo para ver aparecer detrás del vapor—

Una doncella princesa con el cabello carmesí, vestida en un traje ritual blanco.

“… ¿¡R-Rubia!?”

Viendo su figura, Kamito instantáneamente jadeó. ¿Por qué apareció aquí? Antes de que él pudiera preguntar, su conciencia fue tomada por su belleza primero.

“Q-Qué estás haciendo—”

Ignorando al aturdido Kamito, Rubia lentamente se sumergió en la fuente termal.

Su espléndido largo cabello rubí comenzó a extenderse en la superficie del agua como pétalos caídos.

Luego, con ojos rubí como los de Claire, miró fijamente a Kamito—

“Debes haber consumido mucho poder divino en la batalla reciente, estoy aquí para confirmar si has sido corrompido por el poder de Ren Ashdoll…”

Con delgados dedos, tocó suavemente el rostro de Kamito.

“…¡ !”

Tal vez fue porque su piel se hizo visible bajo su traje ritual después de que se mojara. Ante un estímulo inesperado, Kamito sintió que su corazón se aceleraba.

Aunque su hermana menor Claire era una asombrosa belleza mientras ella permanecía en silencio, la apariencia de Rubia era como una versión más madura de Claire, con un adicional encanto misterioso y melancólico que la joven Elstein carecía.

“S-Sí, estoy bien …”

Mientras apartaba la mirada de su cuerpo, Kamito respondió.

A pesar de haber utilizado el intrépido movimiento de Florecimiento Explosivo de Danza de Espadas en Espiral, Kamito estaba aún lejos de ir con todo antes. Debería ser diferente de cuando estaba rescatando a Fianna en la capital imperial.

“Es eso así—”

Sin embargo, Rubia estrechó sus ojos rubí—

“… La corrupción ya ha alcanzado tal grado, ¿eh?

“…¿ ? Qué quieres decir—”

Kamito fue interrumpido a mitad de su frase.

Ya que ella repentinamente presionó sus labios sobre los suyos.

“…¿¡ !?”

La paralizante sensación de placer fluyó a través de su cerebro por un instante.

Ante su acción inesperada, Kamito no pudo reaccionar de ninguna manera.

Mientras acariciaba la mejilla de Kamito suavemente, Rubia movió lentamente sus labios.

“…¡ ! … T-Tú, qué … diablos …”

Kamito murmuró aturdido.

—Ni bien había hablado …

“… ¿H-Huh?”

Se dio cuenta de que su cuerpo de repente se sentía más ligero.

Expandiéndose, poder divino estaba recorriendo su cuerpo entero, borrando instantáneamente la fatiga dentro de él.

“…¿Qué hiciste?”

“Lo sabía. Ni siquiera tú lo sabes.”

Rubia miró fijamente a Kamito.

“Dejado solo, serás devorado por el poder de la oscuridad a este ritmo.”

Ella declaró.

“…¡ ! ¿El poder de la oscuridad? No lo sentí en absoluto ahora mismo.”

Kamito objetó.

En la batalla anterior, Kamito no había sentido su poder divino agotado ni había sentido el poder de Ren Ashdoll corrompiendo su cuerpo, uno que había sentido varias veces antes. Por lo que él podía decir, él no había oído su voz, intentando incitarlo a despertar como el Rey Demonio tampoco.

“Es porque tu poder divino se está fusionando gradualmente con el poder de Ren Ashdoll. Ya estás corrompido por el poder de la oscuridad—”

“…¿¡Qué!?”

Sin palabras, Kamito miró sus manos.

(… No me digas, ¿fue durante ese momento, eh?)

Hablando de ello, durante la batalla contra Greyworth, el momento justo cuando estaba a punto de ser devorado por el poder de la oscuridad—

Había una sensación como una especie de grilletes siendo quitados.

Supongamos que lo que Rubia acababa de decir era verdad, entonces el poder de la oscuridad podría devorarlo en el futuro antes de que su poder divino llegara a su agotamiento.

“Esta es mi supervisión. No me di cuenta de la posibilidad de que pudieras haberte corrompido tanto e incluso te pedí luchar contra ese espíritu militarizado…”

Retirando su mano de la mejilla de Kamito, Rubia se levantó lentamente.

Gotas pequeñas de agua caían lentamente de las puntas de su mojado cabello carmesí.

“Q-Qué—”

“De ahora en adelante, cuando estés a punto de ser devorado por el poder de la oscuridad—Úsame, Ren Ashbell.”

“…¿ ? Qué significa eso—”

Oyendo su declaración, Kamito respondió con confusión.

Entonces—

“En otras palabras, usa mi cuerpo como te plazca—”

Rubia habló en un tranquilo tono de voz.

“Puedo servirte como Reina, para convertirme en sacrificio para engullir el poder de la oscuridad—”

Diciendo eso, se desprendió ligeramente de su mojado traje ritual.

“…¿¡ !?”

En ese instante, Kamito abrió mucho sus ojos.

Bajo la luz de la luna, su magnífico cuerpo, cubierto con brillantes pequeñas gotas de agua, estaba en completa exhibición.

Dos bultos, trazando hermosas curvas. Largas y esbeltas piernas evocadoras. Cabello carmesí, cubriendo su pálida piel. Parecía una diosa.

Sin embargo—

“—Un cuerpo horrible, ¿no estás de acuerdo?

Ella habló con auto-burla.

Su hermoso cuerpo desnudo—

Estaba marcado por numerosos patrones que se asemejaban a innumerables serpientes entrelazadas.

“Sellos malditos de armamento han sido implantados en todo mi cuerpo con el fin de convocar el poder de la Doncella Sagrada y el espíritu definitivo de fuego Laevateinn. Este cuerpo es ahora lo más alejado a una pura doncella princesa. No es más que un recipiente venenoso cubierto de inmundas maldiciones. No me importa cómo lo violes. Solo hazlo como te plazca, siempre que lo desees. Puedo ser el objetivo de desfogue para suprimir tu poder de la oscuridad. Es la única contribución de la que soy capaz ahora que he perdido mis poderes como una elementalista—”

“…¡ !”

Kamito no sabía qué decir, frente a Rubia que había pronunciado esas palabras con seriedad.

Apretando su puño tembloroso, él la miró fijamente a los ojos.

Mirando a los ojos rubí con llamas carmesí dentro de ellos—

“Siempre estás actuando así …”

“…¿Qué?”

“Poniendo todo sobre ti misma, tratando de manejar todo sola. Por eso hace cuatro años, desapareciste sin decir tus verdaderos pensamientos y sentimientos a Fianna o a tu única y pequeña hermana…”

“Simplemente estoy expiando mi pecado.”

Oyendo lo que él dijo, Rubia sacudió su cabeza.

“No es tu culpa que la tierra de Elstein haya sido devastada por el fuego.”

“Es mi pecado. Porque yo era la Reina que servía al Señor Elemental de Fuego…”

Obstinadamente poniéndose en su camino, ella no se mostró convencida.

Por el bien de expiar ese pecado, ella había tallado innumerables sellos malditos de armamento en su cuerpo.

… Qué enorme resolución debe haber tenido.

Había estado luchando valientemente sola.

Suprimiendo todas sus emociones bajo esa máscara carmesí—

Y ahora, todavía tenía la intención de sacrificarse sola.

“…”

Kamito y Rubia se miraron por unos segundos.

La primera en apartar la mirada fue Rubia.

Ella lentamente giró su cuerpo y le dijo a Kamito con su voz habitual, fría como siempre.

“En unos días, las fuerzas rebeldes se reunirán para atacar Zohar. Recupérate y descansa tanto como sea posible por ahora, Rey Demonio—”

Mientras Rubia se disponía a marcharse, Kamito habló por detrás:

“… Fui a tu estudio en el barco volador.”

Kamito dijo.

Rubia se detuvo.

“Por casualidad, las encontré. Las cartas que Claire te escribió.”

Sí, entre los libros del estudio estaban las cartas de Claire. Escritas con letra infantil, habían sido enviadas a la hermana mayor que se había separado de ella para entrar en el Instituto del Ritual Divino.

Rubia debió leerlas muchas veces para contar. Dejando en las cartas señales de repetidas lecturas.

“Claire siempre quiso hablar contigo—”

“No soy su hermana mayor. Ya he perdido ese derecho—”

“… ¿Estás feliz de que las cosas sean así?”

“Sí. La persona llamada Rubia Elstein se hizo cenizas el día de ese incendio. De pie delante de ti en este momento está simplemente un cadáver dejados atrás por el resplandor carmesí.”

Diciendo eso, desapareció en la oscuridad de la noche.

 

Parte 4

“—Bien, deja de moverte. Siéntate.”

“… Cállate. No me toques.”

Saladia estaba a punto de entonar magia curativa cuando Jio Inzagi apartó violentamente su mano.

“Esto naturalmente se curará por sí solo. Después de todo, soy el sucesor del Rey Demonio.”

Mostrando el sello maldito de armamento grabado en su brazo, Jio sonrió sin temor.

“… Como desees. Cuando pus se forme en la herida, no seré responsable.”

Saladia suspiró exasperada y cerró el elemental waffe tipo libro.

“Este lugar pronto será descubierto, ¿cierto? No debemos permanecer mucho tiempo.”

Actualmente se escondían en una capilla herética del culto del Rey Demonio que Sjora Kahn había destruido, convirtiéndola en un conjunto de ruinas.

Todavía había muchos caballeros de la guardia real en los alrededores, actualmente buscando su paradero.

Aunque Saladia había desplegado una barrera de aislamiento alrededor de la estructura para evitar que la gente se acercara, cualquier elementalista bien entrenado notaría una barrera de este nivel.

Fuera de la capilla, una tormenta de arena aullaba.

Las tormentas de arena soplaban en Zohar un par de noches cada mes. Aunque no podían esconderse aquí para siempre, era cierto que no tenían manera de salir hasta que terminara la tormenta de arena.

“Tsk, arena molesta.”

“Este es el aliento del Rey Demonio.”

“¿Huh?”

“Una leyenda. Estas tormentas de arena son los alientos del Rey Demonio Salomón—”

“Estúpidas supersticiones.”

“Quizás…”

Mientras concordaba, Saladia murmuró en sus pensamientos.

(… Por otro lado, encuentro que la reencarnación del Rey Demonio es aún más supersticiosa.)

Naturalmente, nunca expresaría tales opiniones—

Dejando a un lado si este hombre era la reencarnación del Rey Demonio, como un guardaespaldas, era indudablemente excelente.

De hecho, increíble era la única palabra para describir el estilo de combate de Jio Inzagi en este momento.

Liberando sucesivamente los espíritus que Saladia había sellado en sus sellos malditos de armamento, los descartaba inmediatamente después de usarlos. Este horroroso estilo de combate era impensable para cualquier elementalista normal.

Bajo la débil iluminación de un resplandeciente orbe, Saladia contempló el perfil del joven. Finalmente, reunió su valor y preguntó:

“… ¿Quién eres?”

“Soy el sucesor del Rey Demonio.”

“No, no en ese sentido … Cualquier persona ordinaria habría muerto por tener tantos sellos malditos de armamento implantados Dónde diablos hacían estas cosas—”

Jio Inzagi mostró sus dientes y sonrió sin temor.

“En una cierta instalación que me crió y me entrenó…”

“¿Instalación?”

“Una instalación que una princesa como tú no conoce. Me llevaron allí siendo un bebé donde hicieron todo tipo de cosas con mi cuerpo como quisieron … Oh bueno, en fin, era el infierno en la tierra. Aquellos sin aptitud murieron uno tras otro. Una vez lo suficientemente mayor para hablar, los niños se vieron obligados a matarse unos a otros, luego arrojados en el fondo de un valle como basura—”

“No hay forma…”

Saladia cubrió su boca con sus manos, incapaz de hablar.

… Este hombre probablemente estaba diciendo la verdad. Basada en el instinto de una doncella princesa, podía ver a través de mentiras.

Sin embargo, habiendo crecido en el palacio real, era incapaz de imaginar ese tipo de infierno.

“Hey, ¿qué hay con esa mirada en tus ojos? ¿Me estás compadeciendo?”

Jio Inzagi entrecerró los ojos bruscamente y miró a Saladia.

“No uses tus propios putos estándares para medir a otros. Estoy muy agradecido de que mi cuerpo resultara así, gracias a eso estoy a un paso más cerca del Rey Demonio—”

Mirando el sello maldito de armamento tallado en su brazo, dio una sonrisa aterradora.

“Por qué estás tan … sobre el Rey Demonio—”

Justo cuando Saladia estaba a punto de preguntarle….

El suelo de la capilla se estremeció mientras polvo y escombros del techo se derrumbaban.

“… Qué, ¿un terremoto?”

“… No, Zohar nunca ha tenido terremotos antes—”

Diciendo eso, ella se detuvo, su cuerpo temblaba de terror.

“—¿Podría ser que mi hermana ha liberado ese sello?”

 

Parte 5

A través del desierto con una tormenta de arena aullando a través de la noche, dos dragones de tierra estaban precipitándose.

Llevaban a Muir y Lily, rumbo a Zohar para reconocimiento.

“Una hora más o menos hasta llegar a Zohar. No te descuides, Muir.”

“No hay por qué preocuparse, si nos descubren, solo acaba al enemigo y estará bien, ¿verdad?”

“Nuestra misión es simplemente regresar con inteligencia reunida. Debemos evitar luchar tanto como sea posible—”

Lily la regañó bruscamente. En ese instante …

Repentinamente, hubo un aterrador ruido en el suelo. El desierto se sacudió violentamente.

“… ¿Q-Qué?”

“¿¡Qué está pasando!?”

El estridente temblor en la tierra persistió. Los dragones de tierra se agacharon de miedo.

No era un simple terremoto.

Las vibraciones rítmicas eran casi como los movimientos fetales de una criatura viviente—

“Lily, algo se acerca …”

“…¿Q…ué?”

Lily miró atentamente a través de la aullante tormenta de arena.

Entonces sus ojos se abrieron en shock.

“…¿¡Ese no es Zohar!?”

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s