Shinwa Densetsu no Eiyuu no Isekaitan

Shinwa Densetsu no Eiyuu no Isekaitan Vol.01 – Capítulo 24

Capítulo 24, Caos

El campo de batalla es la personificación del caos

Aunque aún es la mañana, el sol elevándose en el cielo está cubierto por nubes y no puede verse.

Abajo, hay una formación militar siendo empujada por un grupo de caballería negra que es bastante inferior en número.

El fuerte golpeteo de las pezuñas contra la tierra ahoga los gritos del enemigo. Una sola línea negra está acercándose al cuartel enemigo.

Sin embargo, pequeñas gotas estaban cayendo del cielo lleno de nubes, y así su velocidad había disminuido.

En un instante, esas pequeñas gotas comienzan a volverse más grandes y la lluvia empieza a caer aún más fuerte.

La lluvia penetró el suelo y frustró por completo el impulso de los [Caballeros Negros Imperiales].

El ayudante de cabello café, Alfred, habló a su superior que estaba cabalgando al lado de él.

“¡Señorita Aura! ¡¿Qué hacemos?!”

“El general enemigo está justo delante de nosotros. Tomaremos su cabeza y nos retiraremos. Escaparemos hasta el fuerte.”

“¿Esa es nuestra única opción…?”

“No me obsesionaré con ello. Si parece imposible, nos retiraremos inmediatamente.”

“¡Sí!”

Aura mira al cuartel enemigo para buscar la ubicación de su general.

La lluvia está obstruyendo su campo de visión, pero ella fuerza sus ojos desesperadamente con el fin de conseguir la victoria.

Ni siquiera se da cuenta de los enemigos siendo derribados por la armadura de su caballo. Ella simplemente mantiene sus ojos fijos en el cuartel del enemigo.

Hay soldados señalando en su dirección pareciendo aterrados.

Hay otros cuyas caras están retorcidas por el miedo.

Hay todavía más que están en espera con expresiones salvajes.

Ninguno de ellos es el que ella está buscando. Los quita a todos de su campo de visión―

Entonces, como si fuera guiada por un rayo de luz, ella capturó exitosamente a su objetivo con la vista.

“Lo encontré. ¡Vizconde Spitz, sígueme!”

De forma inusual, Aura levantó la voz.

Y eso no fue todo. Ella alzó su arma espiritual valientemente y pateó el vientre de su caballo.

Alfred tragó saliva mientras estaba congelado por la sorpresa.

Sin embargo, se recupera rápidamente y va tras Aura a toda velocidad.

Él cambia de su espada a su lanza.

“¡Caballeros Negros Imperiales! ¡Sigan a nuestra «Marte»!”

Gritó con una voz estruendosa que sacudía el corazón.

Sin decir una palabra, los caballeros respondieron con un espíritu a la ofensiva.

Comienzan a matar a los enemigos a su alrededor, esparciendo hacia el cielo la sangre de sus enemigos mientras los envían a sus tumbas, uno tras otro.

Aura podía sentir su espíritu de lucha detrás de ella. Sabía que había una pasión ardiente en sus manos que estaban frías por la lluvia.

Aura, con la protección divina de su arma espiritual, empieza a cortar a las tropas enemigas que estaban protegiendo a su comandante.

El enemigo comenzó a mantener su distancia para no ser pisoteado por las pezuñas.

Al final, ellos simplemente son soldados conscriptos. Salvajes que vinieron a una nación extranjera en busca de esclavos.

Si no hay una gran causa, no hay ambición. Es imperdonable que tales hombres pisoteen el territorio del Gran Imperio.

“Ofrezcamos esta victoria a Su Majestad, Schwarz.”

Aura se encontraba ante el comandante enemigo. Había sorpresa y desesperación en su cara.

La hoja del arma espiritual de Aura se enterró en su cuello. Mientras una sensación desagradable viaja a su mano, ella usa el impulso de su caballo para completar su ataque.

La cabeza del general enemigo rueda por el suelo mientras se cubre de lodo.

El robusto cuerpo sin vida cae. Después de ver que todo acabó, Aura levantó su arma espiritual hacia el cielo.

“¡El general enemigo ha sido derrotado!”

Aclamaciones estallan de sus aliados detrás de ella e intranquilidad se filtra de los enemigos a su alrededor.

Ella reprime su sensación de alegría y tensa su expresión de relajación.

“¡Vizconde Spitz! ¡Trae la cabeza inmediatamente!”

Sólo matar al general enemigo es inútil para terminar esta batalla.

Si el hecho de su muerte es mantenido en secreto, ellos tendrán que continuar enfrentando a casi 10,000 enemigos.

Deben recuperar rápidamente la cabeza del general y mostrarla a todo el campo de batalla.

“¡¿Qué―?!”

Aura, quien había dado vuelta, tenía los ojos ampliamente abiertos con sorpresa.

Lo que entraba a la vista, era la imagen del decapitado general enemigo levantándose con calma y recogiendo su propia cabeza.

Una sensación de miedo viaja por todo el cuerpo de Aura. ¿Por qué se mueve después de haber perdido la cabeza? Esto no es humano.

La decisión de Aura fue rápida. La única palabra que vino a su mente fue “retirarse”.

Ella endureció su garganta y gritó, casi un chillido.

“¡Vizconde Spitz! ¡Reti―!”

Fue incapaz de terminar su oración.

Habiendo reimplantado su cabeza, el general enemigo embistió a Aura con arma en mano.

Ella inmediatamente puso su arma espiritual delante suyo y repelió el ataque, creando un sonido agudo. El pequeño cuerpo de la joven flotó ligeramente en el aire.

Entonces, con gran fuerza, ella rodó por el suelo mientras se cubría de lodo.

Su caballo perdió la cabeza, armadura y todo. Una aspersión de sangre se elevó de donde la cabeza fue cortada y el cuerpo cayó a un lado.

Mientras miraba a Aura, quien estaba perfectamente inmóvil, el hombre habló sin fijar su vista en ningún punto.

『No seas arrogante, señorita.』

Él colocó una ostentosa lanza con joyas incrustadas sobre su hombro y se acercó a la joven con pasos largos.

“¡Señorita Aura!”

Alfred va hacia ella, saca una lanza sobre su caballo, pero queda atascada en el costado del hombre corpulento.

“¡¿Qué?!”

Alfred es levantado, y entonces estrellado contra el suelo.

Cuando golpea el suelo, una aspersión de agua salpica los alrededores, pero difícilmente se podría saber con la fuerte lluvia.

“―¡¿ ?!”

Mientras está sufriendo, incapaz de respirar, él es golpeado con el mango de la lanza.

Lo golpea varias veces mientras él escupe grandes cantidades de sangre.

Un soldado de caballería pesada se molesta y ataca para salvar al asistente moribundo.

“¡Urahh―!”

Una lanza perfora fácilmente su cara y ahora el soldado sin vida cae de su caballo.

Alfred fue salvado por la muerte de un valiente soldado.

Pero, tal vez porque él había perdido la consciencia, su cabeza apunta hacia el cielo y la lluvia cayendo sobre ella esparce la sangre por toda su cara.

Entonces, Aura finalmente se levanta tambaleándose.

Ella sujeta su brazo izquierdo con la mano derecha mientras éste se balancea. Lodo gotea de sus mangas.

Está roto. El hecho de que su expresión está dominada por el dolor es prueba de ello.

“… ¿Un arma espiritual?”

Con sus ojos inestables, Aura miró a la lanza que agarraba el hombre corpulento.

(Pero aun si lo es… ¿cómo explica eso el cambio de este hombre?)

Las armas espirituales no tienen tal protección divina que sana la herida de un hombre decapitado.

Si tal milagro fuese a ocurrir, sería la obra de una espada espiritual con un espíritu residiendo dentro de ella, o―

(Es posible que sea una de las Cinco Grandes Espadas… Pero, sin importar cómo lo vea, esa es un arma espiritual.)

Mientras estaba perdida en sus pensamientos, las tropas enemigas estaban rodeándola lentamente.

Con el fin de intimidarlos, los [Caballeros Negros Imperiales] los circundaron y mantuvieron bajo control..

Sin embargo, no resistirían por mucho tiempo. Sin importar que tan hábil uno pueda ser en montar a caballo, ellos serían demasiado lentos en la lluvia.

Además, están en una desventaja abrumadora en términos de números. Y ahora que el enemigo está reunido en un punto, es difícil atacarlos individualmente. Habían perdido por completo la ventaja que tenían hasta hace poco.

Los ojos del general enemigo se mueven independientemente el uno del otro mientras analizan el área.

Aura quería vomitar ante la espeluznante vista.

『Viendo como tus soldados no están abandonándote, tú debes ser «Marte», señorita.』

Los dientes del general enemigo estaban asomándose de sus labios morados con forma de luna creciente.

『Hmm… Qué mal que no eres mi tipo. Aunque aun así te capturaré. Pero no soy un demonio. Te liberaré cuando recibamos una gran cantidad de dinero de rescate.』

Cuando el general enemigo blande su arma espiritual, la hoja atravesó el aire y las gotas de lluvia fueron esparcidas.

“¡Ugh!”

Un soldado que se enfrentó al general enemigo para proteger a Aura es asesinado.

『¡Después de que las tropas te usen como juguete, por supuesto!』

Una pequeña unidad de [Caballeros Negros Imperiales] se acerca con el fin de rescatar a su general.

Ellos corren hacia el general enemigo con un gran aumento de fuerza, dando la impresión de que no pretenden dejarlo poner un dedo sobre Aura.

“¡Su Excelencia, por favor sólo espere un momento! ¡Abriremos un camino para usted sin importar lo que cueste!”

『Ahaha, qué valientes. Aquellos que deseen morir den un paso adelante. Soy bastante fuerte ahora que tengo un arma espiritual.』

Aura no podía creer las palabras saliendo del general enemigo.

Es verdad que un arma espiritual ciertamente otorga gran protección divina, pero el poder que se sentía del hombre de ninguna manera era algo recibido de un arma espiritual.

Entonces, una escena increíble se desarrolla ante los ojos de Aura.

A pesar de perder la mano, su pecho atravesado y perder una pierna, sin vacilar, el general enemigo empieza a asesinar a los [Caballeros Negros Imperiales].

『¡Vamos! ¡¿Quién sigue?! ¡Traigan más soldados! ¡No perderé contra nadie!』

“¡No se retiren! ¡Salvaremos a Su Excelencia a cualquier costo!”

Aun cuando los subordinados de Aura estaban siendo asesinados trágicamente, ellos no vacilaron en absoluto. Continuaron peleando mientras levantaban la voz.

『¡Haa!』

“¡Gah!”

El último soldado es atravesado en el pecho y cae de su caballo.

『*Phew*―Haa… Haa… Esto es bastante agotador.』

El general enemigo mira hacia arriba, sacude sus hombros salvajemente y comienza a inhalar.

Todos los soldados de cada unidad de los [Caballeros Negros Imperiales] han creado una montaña de cadáveres en los alrededores.

Cada una de las heridas del general enemigo eran fatales, pero todas se cerraron en un parpadeo.

Aura apuntó su arma espiritual al general enemigo y expresó su recelo.

“… ¿Qué es ese extraño poder que posees?”

『¿Te refieres a mi arma espiritual?』

El Ducado de Lichtein nunca ha encontrado una piedra espiritual.

Una razón de esto es que ellos no tienen nada más que desierto.

Pero, tienen hermosos oasis y muchos lugares en lo que un espíritu podría habitar.

Sin embargo, las personas se reúnen en esos lugares y viven ahí.

Para los espíritus, que prefieren lugares tranquilos, vivir en tales áreas no sería nada más que agonía para ellos.

Además, es improbable que los espíritus aprecien la salvaje atmósfera fluyendo por toda la nación de trata de esclavos.

Existe la posibilidad de que la compraran de otro país, pero el Ducado de Lichtein no debería tener muchos fondos.

Esto es porque uno debe sacrificar una gran fortuna para que un plebeyo disfrute toda una vida de ocio.

Y, a diferencia de una [espada espiritual] en la que reside un espíritu, es un objeto consumible que se rompe eventualmente.

Hay veces en las que se fracturan después de varios golpes, y si se hace un error al forjarla, se convierte en una piedra ordinaria.

Aunque los poderes de una piedra espiritual son fascinantes, sería más conveniente usar los fondos nacionales en mejorar el equipo de los soldados en su lugar.

Y así, incluso en el poderoso Gran Imperio Grantz, los únicos que poseen un arma espiritual son miembros de la familia Imperial y su extensión.

“No. Aunque tengo curiosidad en cómo obtuviste un arma espiritual, estoy más preocupada sobre ese ‘poder’ tuyo.”

『Dices tonterías. ¿Qué sentido tiene comprar tiempo así?』

“Realmente no entiendes tu propio estado, ¿verdad…? No, aun si lo haces, tal vez no crees que sea anormal.”

『No puedo tener una conversación apropiada contigo, ¿cierto? No digas más. Me hará querer matarte. Además, mira a tu alrededor. ¡Hemos comenzado a capturar a tus preciados soldados!』

El área circundante se había vuelto un caos. Los [Caballeros Negros Imperiales] estaban empezando a ser derribados de sus caballos.

Ellos se levantan inmediatamente y se resisten, pero son superados en número.

Uno tras otro, son rodeados y reducidos en número.

La sangre fluyendo de las heridas de los soldados caídos de caballería pesada comienza a mezclarse con el lodo y a cambiar de color.

『Ya casi es hora de que grites de placer. ¡Te haré compañía hasta entonces!』

*Zumbido*―

El general enemigo blande su lanza para limpiarla.

Aura la detuvo con su arma espiritual, pero su pequeño cuerpo fue fácilmente expulsado.

Con sus hombros haciendo contacto primero, ella cae al suelo. Entonces, una patada del general enemigo penetra su costado.

Su boca se llena de lodo antes de que pueda gemir. Ella continúa rodando, una, dos, tres veces por el suelo.

Cuando se detuvo, ella había perdido su vitalidad.

“Ah, ugh…”

Sus subordinados están luchando. Como su comandante, ella no puede rendirse.

Ese pensamiento la despertó.

Pero aun cuando pone una mano en el suelo e intenta levantarse, la fuerza escapa de su codo.

Aura notó que algo estaba fluyendo de sus ojos en su cara empapada de agua.

Se pregunta si está llorando, pero ella no sabe debido a que la lluvia estaba cayendo despiadadamente.

El general enemigo se acerca. Él agarra su cabello bruscamente y levanta su cara.

『Qué, ¿estás a punto de perder la conciencia? Aunque, eso puede ser mejor para ti, ya que le harás compañía a incontables hombres después de esto.』

“…”

『No necesitas preocuparte. Te trataremos bien para que podamos obtener dinero de rescate. Jugaremos contigo sólo lo suficiente para que no mueras.』

“…”

Aura no dice una palabra. Ella simplemente dirige sus ojos color plomo hacia él.

Después de que el general enemigo libera su agarre, la cabeza de Aura choca contra el lodo.

Entonces, como si hubiera perdido el interés, él aparta la mirada y levanta el arma espiritual de Aura que había caído cerca.

『He capturado a «Marte» y obtenido dos armas espirituales. Mi tonto hermano desperdició un arma espiritual, pero esto compensará más que eso…』

Él no se dio cuenta. No―No hay manera de que pudiera hacerlo.

『Tengo que agradecer a esa persona.』

El general enemigo extiende los brazos como para expresar su deleite.

Al mismo tiempo, el arma espiritual de Aura cae al suelo, junto con su mano.

『¿Hmm? ¿Qué es esto?』

Una gran cantidad de sangre brota de donde su mano fue cortada, pero no le presta atención.

Estaba cautivado por el arma espiritual que había aparecido ante él.

『… ¿Esta es el arma espiritual… que le di a mi tonto hermano?』

Algo inusual estaba ocurriendo detrás del general enemigo, quien está confundido y mirando fijamente sin comprender.

Había una luz blanca serpenteando a través del gran ejército que ocupaba la totalidad del campo de batalla.

“Eso” se acercaba al general enemigo como si estuviera corriendo por el cielo sin impedimento alguno.

『¿Por qué está aquí?』

Podías llamarlo velocidad luz. Ninguna otra palabra sería apropiada.

El resplandor de una espada desenfundada que atravesaba la desesperación estancada en la oscuridad―

―Un [relámpago blanco] surgió de la tierra.

 

Anuncios

Un comentario sobre “Shinwa Densetsu no Eiyuu no Isekaitan Vol.01 – Capítulo 24

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s