Shinwa Densetsu no Eiyuu no Isekaitan

Shinwa Densetsu no Eiyuu no Isekaitan Vol.01 – Capítulo 21

Capítulo 21, Niña Prodigio

Gran Imperio Grantz, territorio del Marqués Grinda.

Al sur de ahí se encuentra el Ducado de Lichtein, cuya economía gira en torno a su trata de esclavos.

El Fuerte Belk, que se encuentra en su frontera, está rodeado por un yermo lleno de rocas y suciedad.

El pueblo más cercano está a un día a pie, y el pueblo fronterizo Links está a dos días a caballo.

Aunque se dice ser la línea frontal del sur, el ducado de Lichtein y el Gran Imperio Grantz, que hace uso del sistema de esclavitud de Lichtein, no habían tenido ninguna escaramuza en muchos años.

Por ende, aunque el Fuerte Belk estaba mantenido, era inútil en términos de una guerra prolongada.

Año Imperial 1023, 1 de Junio.

La Sexta Princesa Imperial había llegado al Fuerte Belk.

Inseguro de qué harían si fueran rodeados por el enemigo, Hiro estaba sintiéndose intranquilo.

El ejército enemigo estaba acampando a cierta distancia, y los dos oponentes estaban mirándose el uno al otro.

Tris hace señas a un guardia, y cuando camina por un portón de hierro, una gran plaza central entra a la vista.

Es usada principalmente como campo de entrenamiento para los soldados. Al este está el alojamiento para los oficiales, y al oeste hay hileras de tiendas para las tropas.

En el lado norte hay una torre con instalaciones como la sala de mando, un gran baño y un comedor. Un soldado guía a Hiro y a los demás por unas escaleras de caracol hacia la sala de mando.

La pared a la derecha tenía un mapa del continente central y al lado estaba uno del mundo.

En el centro de la habitación había una larga mesa con 10 asientos alineados a los lados.

Cerca de una ventana con vista a la plaza central, estaba una bandera blanca con el emblema de un león dorado, y otra café con una rosa.

Aparte de eso, era una habitación simple.

Mientras Hiro y los demás entran a la habitación, tres personas notan su presencia y se levantan de sus asientos para saludarlos.

El primero en acercarse es un hombre barbudo rebosante de elegancia.

Con su armadura cuidadosamente mantenida, se acercó a Liz haciendo un ligero ruido y la abrazó.

“Me alegra que llegases a salvo. Has crecido tanto en el poco tiempo que no te he visto.”

“¡Tío Grinda, ha pasado tanto tiempo!”

Mientras observaba a los dos, que estaban alegrándose por su reunión, Hiro sintió una mirada perforándolo.

Cuando miró en la dirección de donde venía la mirada, ahí se encontraba una hermosa joven.

Su fino y suave cabello plateado estaba brillando con la luz que entraba por la ventana.

Tenía un rostro pequeño y grandes ojos redondos. Ella recordaba a un animal pequeño, incitando un deseo de cuidarla.

Su flequillo era lo suficientemente largo para ocultar sus cejas, lo que la hacía parecer más joven.

Podría haber sido debido a sus ojos color gris, o su cara inexpresiva, pero ella da una impresión fría.

Ella es incluso más pequeña que Hiro, quien era consciente de su baja estatura.

Tenía puesto un uniforme militar negro. Sus mangas eran extremadamente largas y sus manos estaban ocultas.

Su ropa era tan grande que podrías llamarla holgada.

(¿Ella es un soldado? Aunque siento que podría ser demasiado joven.)

Ella tenía un libro en su mano izquierda, el cual él recordaba haber visto antes.

Intentó recordar dónde, pero, habiendo perdido la paciencia, la joven se acerca a él e interrumpe sus pensamientos.

“… ¿Quién eres?”

Ella pregunta sin expresión alguna, y aparentemente desorientada.

Parecía estar mirando a Hiro y a la vez no. Ella emitía una atmósfera misteriosa.

“I-Imposible…”

Alguien murmuró.

Al lado del lugar donde la joven estaba originalmente, un hombre atractivo con cabello café estaba mirando en su dirección sorprendido.

Hiro inclinó la cabeza y pensó que era extraño.

Sintió un jalón en la manga de su uniforme, así que bajó la mirada hacia la joven una vez más.

“… ¿Quién eres?”

“Mi nombre es Hiro. Oh, y soy un plebeyo.”

“Hiro… Hiro… ¿Hiro? Hiro, Hiro, Hiro, Hiro.”

Hiro fuerza una sonrisa a la joven que comenzó a murmurar su nombre repetidamente.

La forma en que ella estaba diciendo su nombre sonaba como el chillido de un animal. Él deseaba que se detuviera.

“… Ya veo.”

La joven asiente con la cabeza, hurga en sus mangas largas, y extiende un par de manos blancas.

Había algo envuelto en papel sobre sus manos.

“Esto es para ti. Es un bollo del Segundo Emperador.”

“… G-Gracias.”

Él aceptó el bollo mientras se sorprendía de que los bollos también existían en este mundo.

Sintió que sería un poco incómodo comer el bollo, viendo como fue calentado por su calor corporal.

Aunque, esto podría ser considerado una recompensa para cierto tipo de personas.

En realidad, había un atractivo hombre de cabello café que parecía estar a punto de llorar lágrimas de sangre.

Ese hombre estaba mirando a Hiro con una mezcla de frustración y celos en sus ojos.

La chica que estaba de pie frente al confundido Hiro se llevó la mano a su pecho mientras sus mangas se balanceaban.

“Trea Luzandi Aura von Bunadara. Mi rango es general de brigada. Te permitiré llamarme Aura.”

“Qué amable…”

Hiro bajó la cabeza mientras pensaba que esta chica era bastante madura. Entonces, levanta su cara confundido y mira fijamente a la joven.

“… ¿Sucede algo?”

“Umm, ¿puedo preguntarte algo?”

“No hay problema. ¿Cuál podría ser tu pregunta?”

Ella inclina la cabeza ligeramente a un lado con una expresión en blanco. Aunque ella era inexpresiva, era un gesto adorable.

“¿Eres la supuesta «Marte»?”

“Así es.”

Ella respondió de inmediato sin vacilación.

Y después de ser llamada «Marte», sólo fue un ligero cambio, pero parecía que su cara se suavizó un poco con orgullo.

Esta joven tomó el nombre de «Marte», con el que una vez él fue conocido.

Ella era la más joven en ser elegida como uno de los oficiales de estado mayor del Tercer Príncipe Imperial, y una niña prodigio que sirve como jefe de estado mayor con sólo 17 años.

Pensar que ella era tan pequeña… En primer lugar, Hiro está sorprendido por el hecho de que tiene la misma edad que él.

(Así que esta es la chica… ¿Hmm?)

Hiro sintió que algo estaba mal.

Mientras se pregunta qué es…

“¡Oomph!”

Él gruñe como un hombre de mediana edad y Aura desaparece de su campo de visión.

En su confusión, intentó ver qué sucedió y vio que fue golpeado por Liz, quien estaba frotando su mejilla en la de Aura.

“Ahh~ ¡Tan linda! ¡Oh cielos! ¡Eres tan suave!”

“…”

“Así que esta es «Marte». ¡Wow! Es verdad… ¡No creo que tenga oportunidad contra este poder abrumadoramente destructivo!”

“…”

Con una cara irritada, Aura deja que la Princesa Imperial haga lo que quiera.

Él no estaba seguro si ella no se resistía porque Liz era una princesa Imperial― aun si era una pervertida―o porque eso era una molestia, pero Hiro decidió detener a Liz ya que a Aura no parecía gustarle la situación.

“Liz, no parece que le guste. ¿Por qué no te detienes?”

“¡Pero es tan suave!”

“Ahh, supongo que no se puede evitar…” Hiro murmuró y retrocedió.

No es que él estuviera asustado porque sus ojos se habían vuelto rojos. En absoluto.

Lo siento. Por favor, no me mires así.

Después de que se disculpó con Aura en su corazón, quien estaba mirándolo con una expresión amarga en su cara, él decidió dejarla hasta que Liz se cansara. Por otra parte, el Tío caballeroso se había acercado a Hiro.

“Hola. Creo que has escuchado de mí por parte de Liz, pero déjame presentarme.”

El hombre viejo extiende su mano, la cual tomó Hiro.

Parece ser delgado, pero sus manos son fuertes. Es aparente que él no descuida su entrenamiento.

“Ruzen Kiolk von Grinda. Soy el Marqués del territorio Grinda. Puedes llamarme Viejo Grinda.”

“Soy Hiro. Es un gusto conocerlo, Señor Grinda.”

Es imposible que pueda llamar “viejo” a alguien tan estético.

“Supongo que es demasiado pronto…” Kiolk murmuró, pero Hiro no lo escuchó.

“Si me disculpas.”

Kiolk caminó hacia Tris y Cerberus después de retirarse.

Como si hubiera tomado el lugar del viejo, el apuesto hombre de cabello café aparece ante Hiro.

“… La tensión aquí salió volando por la ventana debido a ustedes. Bueno, ya que hay 12,000 oponentes, esto podría ser mejor que estar preocupado. Pero aún así, qué desperdicio.”

El hombre apuesto de cabello café resopló y extendió su mano.

Hiro tomó la mano del hombre que parecía estar haciendo un esfuerzo deliberado en ser frío.

“Mi nombre es Lawrence Alfred von Spitz. Un vizconde y un oficial de segunda clase. Estoy actuando actualmente como el ayudante de la Señorita Aura. Llámame Señor Alfred.”

En el Gran Imperio Grantz, los oficiales sirven principalmente en posiciones en el campo de los asuntos militares. También hay algunos oficiales administrativos que sirven en posiciones gubernamentales.

Los oficiales de primera, segunda y tercera clase son oficiales de alto grado. Los de cuarta, quinta y sexta clase son oficiales de bajo grado.

A propósito, Tris es un oficial de tercera clase.

“… Te llamaré Alfred.”

“Bueno, eso está bien.”

“Sí… De acuerdo.”

Pensó que él era del tipo que replicaría frenéticamente, pero al parecer, no lo era.

Aunque Hiro pensó que era un poco infantil.

“No hay manera que un plebeyo como tú enfurezca a un noble como yo.”

Él terminó retractando sus pensamientos previos después de que le dijeran eso de una manera tan desagradable.

“Ya veo… Hay algo que me gustaría decirte como ayudante.”

“¿Qué?”

“¿Está bien que no ayudes a Aura?”

“Te lo dije, soy un noble. A excepción de los plebeyos… no podría dar órdenes a Su Alteza.”

Él dice patéticamente mientras se cruza de brazos con orgullo.

“Además, mira esa imagen de dos hermosas doncellas entrelazadas. Estoy satisfecho con sólo eso.”

Este tipo no tiene ni una pizca de tensión en él, pensó Hiro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s