Seirei Tsukai no Blade Dance

Seirei Tsukai no Blade Dance Vol.16 – Capítulo 5

Capítulo 5 – El Puño del Demonio

Parte 1

Antes del amanecer. El barco volador que llevaba Kamito y compañía, el Revenant, aterrizó en la masiva cueva del Puño del Demonio que era como un agujero gigante en el lado de la montaña.

Incluso después de entrar en el espacio aéreo de la Teocracia, ningún barco militar vino a interceptarlos. Esto fue una sorpresa para Kamito y compañía. Los reportes de que los militares de la frontera no funcionaban normalmente debido a disturbios civiles eran evidentemente verdaderos.

Dejando a Lily, la mecánica Vivian Melosa y las gemelas de la Escuela de Instrucción permanecer en el barco, Kamito y las demás desembarcaron.

“Después de comer ese plato de tofu, siento como si estuviera respirando fuego …”

Sacando su lengua roja brillante, Claire comentó.

“Nunca esperé que se volviera así de picante.”

“Sin embargo, lo extraño es cómo ese picante te obliga a comer sin parar.”

“Sí, para cuando me di cuenta, todo estaba terminado.”

“Yo, Muir, no puedo manejar tanto picante …”

De lo que Claire y las chicas estaban hablando era el plato picante de Rinslet. Por supuesto, para Kamito tenía un sabor demasiado, y ciertamente, era tan picante que se sentía como escupir fuego, pero era increíblemente delicioso.

Actualmente volviendo a su forma espada, Est parecía que había disfrutado igualmente el plato de tofu cocido en estilo extranjero.

(… Dicho esto, al final, no pude desenterrar nada sobre el Rey Demonio.)

Mientras caminaba por la escalera de la pasarela, Kamito murmuró mentalmente para sí mismo.

Después de lo que pasó antes, Kamito y Claire habían revisado los libros de los estantes de Rubia, pero la información que encontraron era en su mayoría historias con un sabor mítico. En cuanto a los libros prohibidos registrados en Alto Antiguo, incluso Claire no podía descifrarlos completamente.

(*Suspiro*, supongo que tendré que preguntarle a Rubia los detalles más tarde…)

Esa fue la conclusión a la que llegó.

“—He estado esperando, todos.”

Cuando el grupo bajó del barco, una joven vestida con un uniforme de combate de cuero vino a saludarlos.

Ella era llamada Siska y era una de las huérfanas de la Escuela de Instrucción adoptadas por Rubia. La primera vez que abordaron el Revenant, ella había sido la que los llevó a Rubia también.

“Voy a guiarlos a la ubicación de la Ama. Por favor síganme…”

Después de decir eso inexpresivamente, la chica comenzó a caminar dentro de la masiva cueva.

 

Parte 2

Liderados por Siska, Kamito y compañía avanzaron a través del vasto interior del Puño del Demonio.

“E-Esta vez no nos pedirán que nos quitemos nuestra ropa interior o cosas así, ¿verdad …?”

“No, no creo que tengamos que preocuparnos por eso.”

Viendo a Claire frotarse las piernas con preocupación, Kamito la tranquilizó.

… O más bien, esperaba que Dracunia fuera el único de los países que tuviera ese tipo de costumbre.

“Sólo para que sepas, Onii-sama, mis bragas son rayadas ♪”

Tomando la mano de Kamito, Muir se apoyó contra él.

“¿M-Muir?”

“E-Espera, ¿qué estás haciendo? ¡Aléjate de él!”

“No, Onii-sama es mío.”

Muir sacó su lengua hacia Claire.

“—Por favor permanezcan en silencio, ustedes dos.”

Caminando adelante, Siska volteó su cabeza hacia atrás y sin expresión avisó a las dos chicas.

Dentro de la base, prácticamente no había nadie. Aunque ambas eran fortalezas militares construidas dentro de una montaña, este lugar era completamente diferente de la fortaleza dragón de roca de Dracunia que hacía pleno uso de una caverna natural. Ya fuera el suelo o el techo, este lugar estaba cubierto de rocas planas y llanas, dando una sensación de claustrofobia.

En ese momento, caminando junto a Kamito, Ellis murmuró suavemente:

“La atmósfera aquí me recuerda inexplicablemente a la mina en Gado.”

“Sí, definitivamente…”

La ciudad mina abandonada de Gado en Ordesia fue donde un espíritu militarizado de clase estratégica, Jormungandr, había sido sellado y desechado. Para Ellis, ese era también un lugar de dolorosos recuerdos donde había perdido contra Jio Inzagi, llevando así a sus camaradas Rakka y Reishia a ser heridas.

“Jio Inzagi, ¿eh? Ese tipo estaba divagando algo sobre el Rey Demonio también—”

“Sólo un impostor.”

Oyendo eso, Claire se encogió de hombros.

“Hablando de eso, aneue, fuiste encarcelada con ese hombre en la Prisión de Balsas, ¿verdad?”

Al oír la pregunta de Ellis, Velsaria asintió simplemente mientras caminaba hacia delante.

“Ciertamente. En la prisión, ese hombre insistía en que era el sucesor del Rey Demonio. Naturalmente, nadie le prestaba atención—”

Entonces murmuró como si sólo recordara ahora.

“Recuerdo que escapó cuando la cardenal atacó la prisión.”

“¿¡Qué!?”

“¿¡Hablas serio, Aneue!?”

Claire y Ellis gritaron en sorpresa.

“Sí. La Cardenal originalmente planeó reclutarlo, pero rápidamente se reveló contras su promesa y huyó.”

“De ninguna manera—”

“Esa mujer es inesperadamente ingenua …”

Al oír eso, Muir comentó con resignación.

“Con suerte, no llevará a problemas …”

Jio Inzagi, quien se llamaba a sí mismo el sucesor del Rey Demonio, estaba particularmente obsesionado con Kamito, el poseedor del poder del Rey Demonio. Dejándolo solo, no se sabía qué haría Jio.

—En ese momento…

“No te preocupes. He sellado todos sus recuerdos sobre Kamito.”

Descendiendo ligeramente junto con plumas negras, una chica con un vestido de oscuridad apareció por el aire.

Era Restia, que había permanecido en su forma de espada de demonio hasta ahora.

“Sería un problema si contara a las caballeros de Ordesia acerca de ti y de mí, ¿verdad?”

“… Bueno, eso es un alivio.”

“Por cierto, Muir Alenstarl—”

Repentinamente, los ojos color anochecer de Restia, miraron fijamente a Muir.

“¿Qué pasa, espíritu de oscuridad?”

“¿Quién te permitió sostener la mano de Kamito? Su mano derecha está a préstamo a la Señorita Espada Sagrada, pero no recuerdo haberte cedido ningún derecho de su mano izquierda.”

“Cállate. Cuidado o usaré el Jester’s Vise para aplastarte, ¿de acuerdo?”

Muir miró a Restia desafiantemente.

“H-Hey, ustedes dos …”

Viendo una pelea a punto de estallar entre las dos, Kamito intentó apresuradamente detenerlas.

Por alguna razón, estas dos habían estado en malos términos incluso durante sus días en la Escuela de Instrucción. Incluso llevó a peleas frecuentes que dañaron la fortaleza de la Escuela, el Castillo Cueva.

“Cielos cielos, tu boca seguramente se ha endurecido, Muir Alenstarl. Sin embargo en el pasado, solías ser una frecuente mojacamas, demasiado asustada como para aventurarse al baño por la noche.”

Escuchando la acusación de Restia—

“…!?”

El rostro de Muir gradualmente se puso pálido.

“…Q-Qué, e-espíritu de oscuridad … p-p-porqué sabe, esa clase de…”

“Fufu, lo sé todo, incluyendo muchos otros secretos…”

Restia sonrió con confianza.

“… Ah, ooh … N-No, no le creas, Onii-sama, mojar mi cama, de ninguna manera—”

Con lágrimas, Muir lo negó desesperadamente.

“Uh, sí, seguro…”

Kamito su la mirada en respuesta.

En efecto, Kamito había lavado las sábanas y la ropa interior sucia de Muir muchas veces en el pasado, pero ella había permanecido felizmente inconsciente.

“Entonces eras una niña, ¿verdad? No creo que sea algo de que avergonzarse.”

¿Ella tenía compasión de Muir? Ellis la consoló.

“Ciertamente. Claire aún mojaba su cama a los nueve años.”

“¿E-En serio?”

“E-Espera, ¿¡Rinslet!?”

Sin esperrar que su propio secreto fuera expuesto, Claire rápidamente cubrió la boca de Rinslet.

“Por favor hagan silencio, todos—”

Siska miró hacia atrás y dijo fríamente.

Parte 3

Kamito y compañía continuaron más profundo, entonces tomaron un dispositivo elevador conducido por un cristal espiritual de elemento viento.

Con un fuerte ruido, el suelo bajo sus pies descendió. Esta era una aplicación de ingeniería espiritual de vanguardia e incluso la Academia Espiritual Areishia no tenía un dispositivo de este tipo.

“¿A dónde vamos?”

“Al lugar de reunión bajo tierra.”

Siska respondió sin expresión.

Después de un rato, la extraña sensación flotante desapareció y la puerta del ascensor se abrió.

En ese instante, lo que entró en su punto de vista fue—

“…¿¡ !?”

Reunida en un espacio que se asemejaba a un gigantesco anfiteatro, había una multitud, estimada en miles.

La mayoría eran ancianos y niños vestidos con capas grises.

“Estas personas son …”

Así mientras Kamito estaba sin habla—

“Estos son los refugiados que han sido perseguidos por Sjora Kahn y han huido a Mordis.”

Velsaria habló mientras miraba a los miembros de la multitud debajo de ellos, uno tras otro.

“Gentuza desorganizada, en ninguna parte le hacen honor al nombre de ‘ejército rebelde’.”

“Aquí, donde diablos está Rubia-sama …”

Justo cuando Fianna frunció el ceño y expresó su desconcierto …

‘—¡La usurpadora Sjora Kahn ha tomado el control de la capital del Rey Demonio de Zohar para cometer toda clase de atrocidades. Sin embargo, su reino ilegítimo pronto se derrumbará y caerá!’

Una voz familiar y digna resonó en toda la masiva caverna subterránea.

“¿¡N-Nee-sama!?”

Claire gritó sorprendida.

La mirada de Claire estaba dirigida a su figura, de pie en el centro de la multitud reunida.

Una doncella princesa con una máscara de demonio, su largo cabello carmesí ondeando detrás de ella, parecía como si estuviera ardiendo.

Vestida con un traje de ritual blanco puro, no era otra que Rubia Elstein.

‘—¡El momento tan esperado ha llegado! ¡Esta noche, en el Puño del Demonio, vamos a dar la bienvenida a la resurrección del verdadero Rey Demonio que hemos esperado durante mil años!’

¡Siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiií!

Como olas furiosas, los aplausos ensordecedores de la multitud sacudieron la gigantesca caverna subterránea.

‘—¡Ahora es el momento de orar por el regreso del Rey Demonio, creyentes oprimidos del culto del Rey Demonio!’

¡Rey Demonio! ¡Rey Demonio! ¡Rey Demonio! ¡Rey Demonio! ¡Rey Demonio! ¡Rey Demonio! ¡Rey Demonio! ¡Rey Demonio!

Ola tras ola, los fervientes aplausos resonaron en toda la rocosa montaña de Mordis.

“… ¿De qué está hablando?”

… Kamito y compañía sólo podían quedarse allí atónitos, viendo la escena de abajo.

 

Parte 4

Después del emocionante discurso de Rubia, la reunión de los cultistas del Rey Demonio fue terminada—

Kamito y compañía fueron llevados a un nivel debajo de la gran caverna, un salón similar a una sala de conferencias.

De acuerdo a Siska, que partió inmediatamente después de llevar al grupo de Kamito al lugar, había sido utilizado como cuartel general para el personal del ejército durante la Guerra Ranbal.

Cubierto por sólidas paredes de roca, el vestíbulo no sólo era extremadamente insonorizado, sino que también tenía una magia de aislamiento tallada para bloquear la infiltración de espíritus militarizados de tipo espionaje.

Kamito y compañía se sentaron en la larga mesa del centro y esperaron a que llegara Rubia.

Restia regresó a ser la espada demoniaca, mientras que Muir simplemente tomó una siesta, recostada sobre la mesa. La capacidad de dormirse rápidamente sin importar dónde estuviera era una habilidad compartida por todo el mundo entrenado en la Escuela de Instrucción.

“¿Qué está planeando Nee-sama …?”

Claire murmuró preocupada para sí misma.

… Bueno, uno difícilmente podría culparla por preocuparse. La Rubia que entregó el discurso antes era verdaderamente muy diferente de la Rubia que conocían.

“… Al parecer estaba hablando de la resurrección del Rey Demonio. ¿Qué diablos quería decir?”

“Los refugiados reunidos aquí son todos cultistas del Rey Demonio perseguidos por Sjora Kahn como herejes, y la Cardenal tiene la intención de despertar su fe y lealtad, espero.”

Velsaria ofreció su propia interpretación.

“¿Entonces hablar de la resurrección del Rey Demonio es sólo para desviar su atención…?”

“Quizás—”

Con la barbilla apoyada en sus dedos, Fianna habló ambiguamente.

“Usando la magia Soul Recall, por ejemplo, el Rey Demonio realmente podría ser revivido o algo así …”

Al oír sus tranquilos murmullos, Kamito repentinamente llegó a comprender.

(… Hablando de eso, Rubia había despertado a Nepenthes Lore antes.)

Pensando eso ahora, parecía hace mucho tiempo, pero había ocurrido durante la ronda preliminar del Blade Dance.

En ese momento, ella había utilizado el hechizo tabú de Soul Recall para revivir a Nepenthes Lore, un monstruo que había heredado el poder del Rey Demonio. Esencialmente un ejemplar del Rey Demonio fallido, el monstruo destrozó por si solo al equipo de Milla Bassett perteneciente al Principado de Rossvale y derribó completamente la base del Equipo Scarlet.

“Sin embargo, incluso para Rubia-sama, la resurrección del propio Rey Demonio sería absolutamente imposible.”

“Ciertamente, ni siquiera se sabe a dónde desaparecieron los restos del Rey Demonio.”

“Sí, lo sé, pero esto es sólo especulación—”

Fianna se encogió de hombros y sacudió su cabeza. En ese momento…

“—Gracias por esperar.”

La puerta del vestíbulo se abrió y Rubia apareció.

“…¡ !”

Todos los presentes miraron hacia Rubia.

Se había quitado el traje de doncella princesa de ahora y se había cambiado al uniforme militar de la Teocracia.

La máscara de demonio también fue removida para revelar su verdadero rostro.

Sentada a la cabeza de la mesa, Rubia pasó su mirada por la cara de cada uno a su vez, luego lentamente comenzó a hablar.

“En primer lugar, me disculpo por no poder reunirme en Dracunia. Durante los últimos días, la situación en la Teocracia ha cambiado dramáticamente. Consecuentemente, se volvió esencial tomar el control de esta ciudad antes de lo previsto—”

“De lo que vimos antes, parece que has tenido éxito.”

Kamito comentó en este momento.

“Sí, ya he llegado a un acuerdo con el cuerpo de culto del Rey Demonio que dirige a los refugiados, a cambio de rescatar a Saladia Kahn, se han comprometido a entrar en una alianza con Legítimo Ordesia.”

“… Nada menos esperado de ti.”

Mientras se sentía impresionado por dentro, Kamito miró fijamente a Rubia.

“—Sin embargo, fabricar una falsa esperanza con mentiras sobre la resurrección del Rey Demonio, eso es un poco demasiado.”

Él expresó las dudas que habían estado ocupando su corazón desde antes.

Los numerosos refugiados estaban hipnotizados por el discurso de Rubia.

Ellos creían desde el fondo de sus corazones que su salvador, el Rey Demonio, iba a resucitar.

Él estaba muy disgustado con los métodos de Rubia para explotar la fe de otras personas, incluso para ganarse al ejército rebelde.

Por lo que él podía decir, Claire y las chicas se sentían de manera similar.

Sin embargo, Rubia tomó la mirada de Kamito directamente—

“No tengo ninguna intención de fabricar falsas esperanzas.”

Entonces ella dijo eso.

“…¿ ?”

Kamito la miró sorprendido.

“¿No me digas que realmente vas a revivir al Rey Demonio Salomón?”

“No—”

Rubia sacudió su cabeza y declaró lentamente:

“—El Rey Demonio ya está aquí.”

“… ¿Eh?”

Todos los presentes empezaron a dudar de lo que habían oído.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s