Arifureta

Arifureta Shokugyou de Sekai Saikyou Vol.02 – Capítulo 1 (Parte 2)

Capítulo 1: El Chico conoce a… La Coneja Sinvergüenza

( Parte 1 )

Los gritos podían ser escuchados haciendo eco a través de todo ‘Raisen Gorge’. Las sombras con orejas de conejo corriendo de roca a roca, agachándose desesperadamente; debido a los números, había alrededor de veinte personas. Esto era muy diferente de las cuarenta personas mencionadas por la persona en cuestión.

En el cielo, monstruos voladores, los cuales eran raros incluso en el Abismo, miraron a la aterrorizada gente conejo. Las criaturas eran similares a los Wyverns con una envergadura aproximadamente de 3 a 5 metros, colmillos y garras afilados, y una espina en la punta de sus colas, viéndose como un ‘lucero del alba’. Un tipo de arma.

“H-Hyveria…”

La voz temblorosa de Shia llegó a él por sobre su hombro. Las criaturas Wyvern eran llamadas ‘Hyveria’. Había seis de ellas tratando de atrapar a la gente conejo mientras circundaban el cielo.

Finalmente, uno tomó acción, saltando hacia una enorme roca donde estaban algunas de las personas conejo, atacando con su cola. Son sonido ensordecedor resonó mientras la roca era destrozada y la gente conejo salía del escondite gritando.

Como diciendo ‘¡He estado esperando por esto!’ el Hyveria empezó a abrir su mandíbula para devorar a la presa indefensa. Estaba apuntando a por dos personas conejo en su ataque. Lo que quedó fue la mitad inferior de uno y un niño inmóvil que el que había sido comido trató de proteger.

Al ver esto, el resto de gente conejo solo sintió desesperación. Ellos no sabían cuando otro de su familia caería presa del Hyveria, pero eso no podía ser.

La razón era porque había una persona contratada para ayudarlos, un monstruo el cual escapó del Abismo.

¡¡Dopan!! ¡¡Dopan!! Dos destellos aparecieron mientras los disparos hacían eco a través de todo el cañón. Un tiro golpeó la frente del Hyveria que estaba atacando; cayó al otro lado de dos personas conejo agachados, produciendo una nube de polvo.

Al mismo tiempo, la gente conejo se dio la vuelta para ver a un Hyveria separado de su brazo perdido, derramando sangre mientras se retorcía en dolor. Algunos de ellos perdieron su fuerza y cayeron.

Se habían estado concentrando en el primero, no se dieron cuenta que otro se acercaba. De las dos balas, la segunda había tomado el brazo del Hyveria ocasionando que perdiera su equilibrio.

“¿Q-Qué es…?”

En ese momento, un hombre cubriendo a un niño murmuró para sí mismo mientras miraba entre el Hyveria al que le habían disparado en la cabeza y el que se retorcía con dolor.

Además, cuando oyó el disparo, notó un destello carmesí. Repentinamente, el Hyveria colapsó, causando que la tierra se sacudiera.

Al ver a sus camaradas muertos, los otros Hyveria en el cielo rugieron con ira, más fuerte que nunca.

Kiiii, un sonido similar a un jet podía ser oído, causando que las personas conejo se encogieran de miedo. Voltearon para ver un vehículo negro, con tres personas en él, acercándose a gran velocidad mientras saltaba en el aire.

De los tres, uno era alguien a quien todos conocían bien. En la mañana, ella había desaparecido repentinamente; ella era a la que estaban buscando en primer lugar. Ella sentía que era su culpa que su familia estuviera en el estado en el que estaban y trató de ocultarlo con su alegría pero no podía evitar expresar su angustia.

Las orejas de conejo de la chica revolotearon por el aire mientras caían por el cielo a una alta velocidad, sus gritos hacían eco a través de los alrededores. Ellos miraron el increíble espectáculo. Los Hyveria rugieron, tratando de atrapar a la presa que se avecinaba pero los tres simplemente pasaron frente a sus ojos.

La chica los saludó agitando la mano desde el vehículo negro, con una alegre expresión en su rostro. La gente conejo la miró como si fueran incapaces de creer lo que veían.

“Todos~ ¡He pedido ayuda~!”

Cuando oyeron su voz, ellos finalmente se dieron cuenta que era real.

“”””””””””¿¡Shia!?””””””””””

Inmediatamente después de confirmar la seguridad de su familia, Shia se puso de pie en el asiento trasero y saludó con la mano alegremente, irritando a Hajime mientras él continuaba conduciendo Stiefe a gran velocidad.

Era bueno que Shia estuviera feliz, pero tanto que se caería de Stiefe la cual estaba corriendo a alta velocidad, Shia le había confiado todo su peso a Hajime, sus armas letales estaban enviando una pesada pero agradable sensación a la parte de atrás de su cabeza. Debido a eso, su objetivo cambió y él no mató al segundo Hyveria.

Hajime agarró las ropas de Shia mientras ella rebotaba de arriba abajo con el fin de detenerla. Notando esto, ella trató de reprocharle, pero incluso si ella no podía ver su rostro, ella se dio cuenta de la atmosfera y habló tímidamente.

“U-Umm ¿Hajime-san? ¿Qué pasa? ¿Por qué estas agarrando mi ropa?”

“… Si estás tan enérgica como para molestarme en combate, pensé en darte un trabajo.”

“T-Trabajo… ¿Qu-Qué debería hacer?”

“Es simple, solo ve frente a esos monstruos hambrientos. Fácil ¿Verdad?”

“¿¡!? Qué estás… Ah… No me levantes~ No me balancees~”

Shia forcejeó con una expresión nerviosa y fue levantada fácilmente por Hajime quien tenía más de 10000 en su estadística de Fuerza.

Hajime hizo derrapar a Stiefe, conduciendo con una mano, usando la fuerza centrífuga adicional para arrojar a Shia al Hyveria en el cielo, sin decir nada.

“¡Muere! ¡Conejo sinvergüenza!”

“¡¡No~!!”

La chica orejas de conejo voló por los aires. El grito de Shia hizo eco a través del cañón. La gente conejo, al ver este imposible espectáculo gritó ‘¡¡Shia!!’ mientras miraban al cielo congelados mientras ella volaba hacia el Hyveria.

Los gritos de la chica mientras se elevaba por los aires alcanzaron sus oídos.

“Ahhhh~ Ayúdame~ ¡Hajime-san~!”

Hajime pasó por entre la gente conejo y empezó a correr hacia ella y la atrapó espléndidamente mientras detenía Stiefe. Después de eso, él la tiró a un lado.

“¡Afuu! Uu~ Deberías ser más gentil~ Quiero un mejor trato~ Deberías tratarme tan importantemente como a Yue-san~”

Shia protestó mientras sollozaba. No era como si Shia amara a Hajime, ella solo quería ‘ver’ esperanza en el medio de toda su desesperación, albergando un misterioso sentido de confianza en Hajime.

Aunque él era completamente despiadado, él no rompería su promesa.

También, ella podía sentir algo ‘similar’ en ellos por instinto y Hajime atesoraba a Yue quien era lo ‘mismo’ que ella.

Sus ropas se habían roto más del impacto del lanzamiento, al punto donde ella estaba en un estado muy lamentable, especialmente porque Shia estaba llorando en el suelo. En efecto él había ido demasiado lejos… sintiéndose algo sombrío, Hajime sacó el abrigo de reserva del ‘Almacén del Tesoro’ y lo puso en la cabeza de Shia. Él no quería involucrarse más que esto.

Aun así, con esto, Shia estaba feliz. Ella sintió algo en su cabeza; cuando ella miró, era un abrigo el cual la hizo sonreír. Ella se lo puso inmediatamente; era el mismo abrigo blanco con matices azules que Yue tenía, el que Yue hizo para hacer juego con Hajime.

“E-En serio, es solo que no eres honesto, Hajime-san~ es el mismo que el de Yue… ¿E-Es mi encanto femenino? Eso no es bueno sabes~ no soy tan barata, así que por favor se más cariñoso~”

Shia dijo eso mientras agarraba el dobladillo del abrigo, irritando a Hajime otra vez. Él sacó a Donner silenciosamente, lo apuntó hacia Shia y disparó.

“¡Hakyun!”

Él había disparado una bala no letal cubierta con pelaje de monstruo parecido al caucho. Aun así, debido a la potencia de fuego, Shia saltó hacia atrás y cayó al suelo, revolcándose con dolor, ‘Mi cabeza~ Mi cabeza~’ gritó.

Pero, como se esperaba de su resistencia, ella se puso de pie inmediatamente. La gente conejo se acercó a atenderla rápidamente.

“¡Shia! ¡Estás bien!”

“¡Padre!”

El que la llamó fue un hombre orejas de conejo de edad media con cabello corto, azul oscuro. Era claro quién era. El espectáculo le había dado al hombre un sentimiento surrealista; Shia y su padre empezaron a hablarles sobre lo que pasó inmediatamente. Después de confirmar su seguridad, todos miraron a Hajime.

“¿Podría llamarlo Hajime-dono? Soy Cam, el padre de Shia y el líder de la Familia Haulia. No puedo agradecerle lo suficiente por ayudarnos a salir de nuestro apuro, ayudándonos incluso a escapar… desearía expresar mi gratitud como padre y el jefe.”

El líder de la Familia Haulia quien se presentó como Cam se inclinó profundamente. El resto de la Familia Haulia se inclinó del mismo modo detrás de él.

“Bueno, levanten sus cabezas. Cuando esté hecho, quiero que sean nuestros guías en Sea of Trees. No lo olviden ¿Entienden? ¿También no están confiando en nosotros muy fácilmente? Especialmente desde que los Semi-Humanos y los Humanos tienen una terrible relación…”

Haciendo la existencia de Shia a un lado, en este mundo, los Semi-Humanos eran menospreciados; de hecho, estaban arrinconados aquí por Humanos. Incluso así, se inclinaron ante Hajime quien era claramente un Humano y aceptaron su ayuda. Incluso si fuera su única alternativa restante, era muy simple. Hajime dudó de ellos mientras disimulaba su disgusto.

Cam sonrió con ironía.

“Shia confía en ti, así que podemos confiar en ti. Porque somos familia…”

Hajime estaba medio asombrado y medio admirándolos al escuchar tal respuesta. Para un grupo como este el dejar su hogar por el bien de una sola chica y confiar en un humano que apenas habían conocido, su sentido de precaución debe haber sido extremadamente escaso, o tal vez ellos simplemente eran muy amables.

“E he he, está, padre. Hajime-san es despiadado incluso con las mujeres, actúa sin preocuparse por los demás y es lo suficientemente cruel como para usar personas como señuelo, pero él mantendrá su promesa. ¡Él no es alguien deshonroso quien pisotea las esperanzas de los demás! Él definitivamente va a protegernos.”

“Ha ha ha, entonces es eso. Él es una persona tímida ¿Huh? Entonces puedo creer en él aún más.”

Al escuchar a Shia y a Cam hablar uno al otro, los otros miembros del clan también dijeron ‘Ya veo, un tímido ¿Huh?’ mientras miraban a Hajime con ojos afectuosos.

Hajime sacó a Donner irritado, pero fue emboscado.

“…Mm, Hajime es tímido (En la cama).”

“Yue…”

Hajime no fue más lejos porque sería problemático si más monstruos se reunían en el área, así que les instó a todos que se movieran. Así, dirigió a cuarenta y dos personas orejas de conejo a través del cañón.

A lo largo del camino, aunque habían sido atacados por numerosos monstruos, ninguno de sus ataques tuvo éxito. No dejó que ni una sola persona fuera lastimada. Destellos de luz volaron a través del aire destrozando las cabezas de los monstruos sin piedad.

Un destello carmesí y un disparo. Muchos cadáveres de monstruos estaban dispersados por ‘Raisen Gorge’, causando que la gente conejo apartara la vista con temor. Mientras que los niños, tenían estrellas en los ojos al ver a alguien con un poder tan abrumador: para ellos, él era un héroe

“Fu fu fu, Hajime-san. Los niños están mirando sabes~ ¿Por qué no los saludas?”

Shia inmediatamente molestó a Hajime quien ya estaba de mal humor debido a aquellas miradas tan inocentes.

Con una vena en su cabeza, Hajime disparó su arma silenciosamente

¡Dopan! ¡Dopan! ¡Dopan!

“¿¡A wa wa wa wa wa wa wa wa wa wa!?”

Con balas de goma apuntadas a sus pies, Shia trató de esquivar, haciéndolo ver como si estuviera haciendo tap dancing. El padre de Shia, Cam, solo podía sonreír con ironía mientras Yue la miraba asombrada.

“Ustedes dos ya son tan cercanos… Supongo que Shia ya está en esa edad. Padre está algo solitario ahora. Pero debería estar bien si es Hajime-dono…”

Aunque su hija estaba siendo baleada, Cam estaba celebrando su partida con lágrimas en las esquinas de sus ojos. Los otros miembros de la tribu también la veían con miradas cariñosas mientras ella gritaba ‘Ayúdenme~’

“Esperen, todos ustedes. ¿Por qué es esa su conclusión después de ver esto?”

“… Increíble.”

La gente conejo carecía de sentido común, aunque se volvió algo normal rápidamente. Ellos no sabían si aplicaba solo a la Familia Haulia o al Rabbit Clan en general.

Después de caminar por un rato, el grupo finalmente llego a la entrada a ‘Raisen Gorge’. Allí estaba una escalera finamente construida que llegaba incluso hasta la distancia del ‘Far Sight’ de Hajime. Las escaleras estaban construidas cortando a lo largo del muro y daba un giro cada 50 metros. ‘Hartsenna Sea of Trees’ podía ser alcanzada después de caminar por medio día después de dejar ‘Raisen Gorge’.

Mientras Hajime trató mirando a la distancia, Shia empezó a hablar con malestar en su voz.

“¿Hay algún soldado del Imperio aquí?”

“¿Hm? No lo sé. Hay la posibilidad de que ya fueran aniquilados.”

“Es-Eso es, supón que hay soldados en los alrededores… Hajime-san… ¿Qué harás?”

“¿? ¿A qué te refieres?”

Hajime ladeó su cabeza porque no podía entender la pregunta. Todas las orejas de la gente conejo temblaron al escuchar su pregunta.

“A diferencia de los monstruos, los enemigos son soldados… Humanos. Son los mismo que Hajime-san… ¿Estás seguro de que puedes pelear con ellos?”

“Coneja sinvergüenza, ¿No has visto el futuro ya?”

“Sí, te vi confrontándolos…”

“Entonces… ¿Cuál es el problema?”

“Quiero confirmarlo. Para protegernos, vas a confrontar a los soldados del Imperio y a Humanos. En verdad estás bien, peleando contra ellos…”

Escuchando su pregunta, la gente conejo de los alrededores miró nerviosamente a Hajime. Los niños no podían entender lo que estaba pasando, pero por la atmosfera podían decir que algo estaba pasando e intercambiaron miradas entre Hajime y su familia.

Sin embargo, a pesar de la atmosfera seria, Hajime respondió casualmente.

“¿Qué hay de malo con eso?”

“¿Eh?”

Hajime ignoró la confusión de Shia y continuó.

“Como dije, no hay problema con pelear contra Humanos.”

“Est-Esto ¿No son de la misma raza…?”

“¿Tu clan no fue perseguido por otros Semi-Humanos?”

“Eso es, bueno, incluso si lo pones así…”

“Bueno, tú fuiste fuerte desde el principio.”

“¿Principio?”

Shia ladeó su cabeza confundida y miró a la gente conejo de alrededor, también confundida.

“Escucha, Estoy usando a tu clan para ser mi guía. Sería problemático si muriesen aquí, así que los protegeré. No es como si estuviera simpatizando contigo, y no es como si tuviera alguna clase de amabilidad. Recuerda, no te protegeré por siempre, ¿O lo olvidaste?”

“Uu, si… lo recuerdo.”

Shia consintió con una sonrisa amarga por escuchar una respuesta tan adecuada para su personalidad. Incluso si su ‘Premonición’ veía a Hajime confrontando al Imperio, el futuro no era absoluto, así que ella no estaba segura si se volvería verdad o no. Había otros futuros donde se convertían esclavos del Imperio viviendo una vida más dolorosa que la muerte. Debido a que ella pensaba que era su culpa, incluso si otros no lo hacían, ella trabajó con todas sus fuerzas para asegurar su futuro.

“Ha ha ha, no es bueno saber eso. Por favor déjenoslo a nosotros el guiarlo a través de Sea of Trees.”

Cam se rió alegremente. Más que un estúpido sentido de la justicia, si las cosas eran dar y tomar, era más tranquilizante. Su rostro lo decía todo.

Ellos se acercaron a las escalaras. Hajime había ido por delante de ellos por precaución. Para escapar de los soldados, la gente conejo no había comido nada; aun así, sus pasos eran ligeros. El rumor de que los Semi-Humanos a pesar de ser incapaces de usar magia, tenían una fuerza física muy alta era verdad.

Finalmente escaparon de ‘Raisen Gorge’.

Lo que vieron sobre el acantilado fue…

“Hey, en serio hay supervivientes. No quería quedarme aquí solo por las órdenes del comandante~ Aunque si es así puedo volver con un buen souvenir.”

Había aproximadamente treinta soldados del imperio. Detrás de ellos había numerosos vagones y carruajes así como señales de haber hecho un campamento. Todos los soldados estaban vestidos con uniformes y llevaban una espada o una lanza con un escudo. Miraron al grupo de Hajime con sorpresa.

Sin embargo eso solo duró un segundo. Inmediatamente ellos se pusieron felices al ver a la gente conejo.

“¡Líder! ¡El conejo de cabello blanco está aquí también! ¿No es esa la que el comandante quería?”

“Oh, qué suerte. Está bien matar a los más viejos, pero asegúrense de mantenerla viva.”

“Líder~ Hay algunas mujeres allí, ¿Podemos probarlas un poco? Hemos estado aquí por 3 días después de todo. Por favor, déjelo pasar~”

“Bien, tan solo no las tomen a todas. Dos o tres están bien.”

“Hyahoo~ ¡Como se esperaba de nuestro líder! ¡Realmente nos entiende!”

Para los soldados, el Rabbit Clan eran solo una presa fácil para atrapar; ellos se acercaron mientras miraban a las mujeres. Al ver esto, la gente conejo solo podía temblar de miedo.

El líder, quien también estaba sonriendo, finalmente notó a Hajime y Yue.

“¿Ah? ¿Quiénes son ustedes? Ustedes… no son conejos.”

Hajime, quien pensó que era imposible solo dejarlo pasar, respondió francamente.

“Cierto, soy humano.”

“¿Haa~? ¿Por qué hay un humano con el Rabbit Clan? Incluso saliste del Cañón. Ahh, ¿Eres un comerciante de esclavos? ¿Conseguiste información en algún lugar? Ese es un magnífico espíritu de negociante el que tienes. Bueno lo siento pero tendrás que entregárselos al Imperio ahora.”

El líder hizo una suposición, aunque era natural al ver la situación. Él le dio una orden a Hajime.

Por supuesto, no había necesidad de que Hajime lo escuche.

“Me niego.”

“¿…Qué dijiste?”

“¿No me oíste? Dije ‘Me niego’. Son míos ahora. No te daré ni siquiera uno. Te recomiendo que te rindas y vuelvas al imperio ahora mismo.”

El líder pensó que había oído mal, pero le dieron una orden en respuesta.

“… Chico, cuida tus palabras. ¿Hay algo mal con tu cabeza para no saber quiénes somos?”

“Ya lo sé. Si no puedes entender ni siquiera eso entonces definitivamente algo debe estar mal con tu cabeza.”

Al escuchar esto, todos los soldados miraron a Hajime, creando una atmosfera tensa.

El líder finalmente notó a Yue detrás de Hajime. Tal vez debido a la brecha, él fue encantado por su belleza por un momento. Una sonrisa apareció en su rostro al verla aferrada fuertemente a la ropa de Hajime.

“Ahh~ Ya veo, lo entiendo~ Solo eres un niño ingenuo de mierda. Déjame enseñarte cuan cruel puede ser este mundo. Ku ku ku, esa pequeña chica de ahí es bastante hermosa. ¿Qué tal si la violo en frente de ti cuando te haya cortado las extremidades? Estoy seguro de que sería una magnífica esclava también.”

La ceja de Hajime se retorció y estaba claro que Yue estaba disgustada a pesar de su rostro inexpresivo. Debido a que ella no se lo podía permitir al hombre ante su presencia, Yue levantó su mano derecha.

Pero Hajime la detuvo. Yue, quien estaba confundida por su acción, lo miró.

“¿Entonces eres mi enemigo?”

“¿¡Hah!? ¿Todavía no entiendes la situación? Bastardo, no deberías estar en el suelo pidiendo perdón——”

Pero antes de que el hombre pudiera terminar su amenaza, sonó una explosión.

El hombre estaba irritado por Hajime, quien claramente no estaba asustado por él, y gritó pero su cabeza fue removida a la fuerza para siempre. Él cayó como un títere con las cuerdas cortadas.

Los soldados no entendían lo que pasó mientras miraban los miserables restos de su líder atónitos.

¡Dopan!

Otro disparo fue escuchado. Al mismo tiempo, seis soldados fueron derribados. Él había disparado seis balas, pero fue lo suficientemente rápido que solo se escuchó una solo explosión.

Naturalmente, después de ver las cabezas de su líder y camaradas ser atravesadas, los soldados empezaron a entrar en pánico, apuntando sus armas hacia Hajime. Ellos no sabían cómo lo había hecho, pero entendían que él era la causa. Poniendo sus personalidades a un lado, ellos tenían un criterio preciso. Como se esperaba de los soldados del Imperio, sus habilidades eran reales.

“¡Mátenlo!”

“¡Empiecen a encantar!”

Los soldados inmediatamente se movieron hacia adelante mientras la retaguardia empezó a encantar; sin embargo, inmediatamente algo rodó hacia sus pies. Era un objeto cilíndrico negro. Lo miraron sin interrumpir sus encantamientos solo para convertirse en cadáveres en el siguiente momento.

Un espantoso sonido resonó debajo de ellos mientras el metal se dispersó, llevándoles la muerte.

El objeto en cuestión fue una ‘Granada’, llena de polvo de combustión. Además, fue una ‘Granada de Fragmentación’ la cual transmutó con fragmentos de metal por dentro. Comparada a la original en la Tierra, era mucho más poderosa.

Con un solo ataque, diez soldados murieron inmediatamente, sus manos y pies fueron arrancados y sus órganos dispersados. Otros siete podían ser escuchados gimiendo de dolor.

Al sentir la explosión detrás de ellos, siete de la vanguardia detuvieron su embestida. Preguntándose qué pasó, la mayoría miraron atrás y cayeron mientras les disparaban a través de la cabeza. La sangre recorrió el suelo. Solo quedaba uno vivo, aunque él perdió toda su fuerza y permaneció inmóvil en su lugar. En un solo momento, sus compañeros fueron aniquilados. Algunos estaban incluso entre los rangos más altos, quejándose de recibir órdenes para sentarse a esperar. Su mirada estaba perdida, aunque él sentía como si estuviera dentro de una pesadilla.

Una voz distante, la causa de la tragedia, alcanzó su oído.

“Sep, como se esperaba. Si es una pelea contra una persona, no hay necesidad de usar ‘Lightning Clad’. Las balas comunes son suficientes. Hombre, la Piedra de Combustión es realmente conveniente.”

El soldado volteó hacia Hajime asustado.  Hajime estaba golpeando a Donner ligeramente contra su hombro mientras se acercaba lentamente al soldado. Él traía la muerte. Con su abrigo y arma negros, se veía como el Dios de la Muerte para el Soldado.

“¡Hiii! ¡N-No te acerques más! ¡N-No No quiero morir! ¡Alguien ayúdeme! ¡Ayúdenme!”

El soldado rogó por su vida, su rostro estaba distorsionado con miedo mientras se orinaba encima. Hajime lo miró fríamente y lentamente abrió fuego.

“¡Hii!”

El soldado no sintió el impacto. Hajime no le disparó al hombre frente a él sino a los soldados lastimados por la granada. Cuando se dio cuenta, miró alrededor tímidamente solo para ver la desastrosa escena.

La boca del arma finalmente fue apuntada al rígido soldado. De nuevo, su cuerpo se sacudió mientras rogaba por su vida con una expresión indecorosa.

“¡Por favor! ¡Por favor no me mates! ¡H-Haré lo que sea! ¡Por favor!”

“¿Ah sí? Entonces dime que le paso al resto de la gente conejo. Debería haber muchos de ellos… ¿Han sido transportados al Imperio?”

Normalmente tomaba tiempo para que cientos de personas junto con la gente conejo se movieran, así que sería bueno ayudarlos si estaban cerca. Aunque si ya habían llegado al Imperio él no iría por su cuenta.

“¿Me dejarás vivir si te digo?”

“¿Realmente estas en la posición de preguntarme eso? Bueno no es como si necesitara la información. ¿Debería matarte ahora?”

“¡E-Espera por favor! ¡Te lo diré! ¡Te lo diré! Probablemente estén siendo transportados ya que hemos completado nuestra cuota…”

Con la ‘cuota’ se refería a que habían obtenido suficientes. Incluyendo a aquellos que no venderían, tales como los ancianos, quienes serían asesinados. Al oír eso, la gente conejo tenía expresiones amargas. Hajime dio una mirada a sus expresiones e inmediatamente volvió a mirar al soldado. Su intensión asesina estaba clara.

“¡Espera! ¡Por favor espera! ¡Te diré cualquier cosa! ¡Así sea sobre el Imperio o no! ¡Por favor!”

Habiendo notado la intensión asesina de Hajime, el soldado rogó por su vida desesperadamente. En respuesta…

Una sola bala.

Toda la gente conejo aguantó la respiración. Al ver el comportamiento completamente cruel de Hajime, se veían temerosos.

Shia, sintiéndose de la misma manera, habló tímidamente.

“¿N-No estaba bien pasarlo por alto…?”

¿Haa? Hajime la miró asombrado. “Uuu.” El hombre era uno de los que habían asesinado a sus miembros de familia y trató de esclavizarlos. Parecía que la gente conejo podía perdonarlos. Cuando Hajime trató de decir algo, Yue habló inmediatamente.

“… El resultado fue decidido en el momento en el que levantaron sus armas. Fuerte o no, será un inconveniente pasarlo por alto.”

“Es-Eso es…”

“… ¿Cómo pueden siquiera mirar a Hajime así cuando él los protegió…?”

“…”

Yue estaba ligeramente enojada. Aunque los dos estaban protegiéndolos a todos ellos, ella no perdonaría a aquellos que albergaran sentimientos negativos hacia Hajime. Incluso si era una reacción natural, la gente conejo sentía culpa.

“Cierto, Hajime-dono. Me disculpo. No es como si lo estuviéramos culpando. Es solo que, por nuestra parte, nunca hemos visto algo como esto… cierto, simplemente estábamos sorprendidos.”

“Lo siento, Hajime-san.”

Con Shia y Cam disculpándose, Hajime solo agitó la mano y les dijo que  no se preocuparan.

Hajime fue hacia el caballo y el carruaje y le hizo señas a la Familia Haulia. Debido a que tomaría medio día en llegar a Sea of Trees a pie, él decidió tomar ventaja del carruaje y usar su caballo especial.

Hajime sacó a Stiefe del ‘Almacén del Tesoro’ y lo conectó a la carreta. Algunos montaron los caballos directamente mientras que el resto fueron llevados en el carruaje.

Yue lanzó los cadáveres de los trágicos soldados al barranco usando Magia de Viento. Para el momento en el que acabó, solo quedaba un charco de sangre.

Él se estaba dirigiendo a uno de los siete Grandes Laberintos en el territorio de los Semi-Humanos. El país de ‘Felbergan’ estaba en control de ‘Hartsenna Sea of Trees’. Ya que los arboles estaban creciendo muy altos poco a poco, ya se estaban acercando.

En Stiefe, Yue estaba acurrucada entre los brazos de Hajime mientras que Shia estaba detrás de Hajime. Primero, Shia iba a estar sola en un caballo, pero ella insistió en que estar en Stiefe estaba bien. Sin importar cuanto la golpeaba Yue, ella se levantaba como un zombi y se les colgaba. Al final, la paciencia de Yue fue agotada.

Shia le quería hablar a ‘la misma clase de personas’ que había conocido por primera vez. Naturalmente, los dos estaban disgustados por cuando ella se apegaba a ellos. Para hacerle un espacio a Shia en Stiefe detrás de Hajime… basada en las circunstancias, Yue estaba preparada para atarla de manos y pies y arrastrarla detrás.

Independientemente de esto, Hajime estaba sentado entre la alegre Shia y Yue quien estaba de mal humor, observando a la distancia mientras se movían.

Mientras que Hajime estaba así, oyó la voz de Yue.

“… Hajime, ¿Por qué peleaste por tu cuenta?”

“¿Hm?”

Ella se refería a su pelea con los soldados Imperiales. En ese momento, él la detuvo de usar su magia y pelear con ellos sola. Aunque hubiera habido poca diferencia ya que Yue también les hubiera dado ‘Instakill’[1] a los soldados, ella pensaba que Hajime estaba ligeramente ansioso por pelear solo, poniéndola inquieta. [1] NE: Muerte Instantánea.

“Hm~ Bueno, solo quería confirmas unas cosas…”

“… ¿Confirmar?”

Le preguntó Yue con un rostro lleno de duda. Shia también estaba intrigada y miró por encima de su hombro.

“Ah eso es…”

Hajime les explicó las cosas a ambas.

Hajime la detuvo porque él quería pelear contra los Soldados Imperiales como un ‘Experimento’. Aunque parecía que les había dado Head-shot a todos, él apuntó a su armadura. Él pensaba que usar su cañón de riel era innecesario contra un humano y sería peligroso usarlo en una ciudad debido a su poder penetrante. Él no tendría problemas al destruir a matones cualquiera pero el cañón de riel también atravesaría edificios y mataría a la gente dentro. Él sería un simple malviviente si peleara así.

Para Hajime, él no quería matar gente inocente indiscriminadamente. Era necesario para él medir la cantidad apropiada de poder. Después de mirar los resultados de su experimento, él sería capaz de afinar su potencia de salida.

Otra razón era para confirmar si tendría o no vacilación al matar humanos. Aunque había cambiado, él todavía no había experimentado el matar humanos. Él quería ver cómo reaccionaría.

El resultado fue que ‘no sintió nada’. Como se esperaba, podía matar enemigos sin piedad.

“Bueno, a pesar de que fue mi primer asesinato, me siento un poco sentimental al saber que no sentí nada realmente acerca de eso…”

“… Ya veo… ¿Estás bien?”

“Sí, no hay problema. Como soy ahora, me alegro de que sea capaz de pelear apropiadamente.”

Habiendo escuchado las palabras de Hajime, Shia se sorprendió al ver que era su primera vez matando a un humano. Al mismo tiempo, ella admiró a Yue quien se dio cuenta incluso de este leve cambio (En Hajime). Una vez más, se sintió solitaria ya que sabía muy poco acerca de ellos.

“¡U-Um! ¿Puedo oír más acerca de ustedes dos Hajime-san, Yue-san?”

“¿Hm? ¿No estamos hablando ahora?”

“Ahh, no me refería a hablar sobre sus habilidades o algo así, me refiero a ¿Por qué estaban en el abismo? Quiero saber más acerca de ustedes dos.”

“… Después de que lo hayas escuchado, ¿Qué harás?”

“Incluso si me lo preguntas, solo quiero saber… Debido a mis circunstancias, he traído muchos problemas a mi familia. Lo he odiado, incluso desde que era una niña… nadie me culpaba, así que no es como si me odiara a mí misma… pero aun así siento que soy una existencia extraña en este mundo… estaba feliz de conocerlos a los dos, hallar existencias similares, saber que no estoy sola… aunque es egoísta de parte mía, y-yo quiero ser su compañera… si pudieran contarme más acerca de ustedes… lo que sea que puedan…”

Shia estaba avergonzada por sus propias palabras, su voz se volvió más baja mientras se escondía detrás de la espalda de Hajime. Cuando pensaron en cuando se conocieron, recordaron cuan feliz estaba ella.

En ese momento, Yue tenía emociones complejas y hasta este momento solo los monstruos habían atacado a la Familia Haulia; era difícil hablar sobre esas cosas en el Cañón también. Shia debía haber estado interesada desde hace mucho tiempo.

Ciertamente, en este mundo aquellos con una constitución similar a los monstruos no serían fácilmente recibidos. Sus sentimientos eran inevitables. Habiendo dicho eso, Hajime y Yue todavía no estaban seguros acerca de cómo manejar a Shia.

Pero… hasta que llegaron a Sea of Trees, ella hizo numerosas preguntas. Ya que ni Hajime ni Yue tenían una razón en particular para ocultar algo, hablaron sobre sus pasados. Como resultado…

“Ueee, gusu… derrible, nuy tedible~ Hajime-san, Yue-san, pobrecidos~ c-comparada con utedes dos, yo fui bendecida… Uu~ Yo tenía todo~”

Ella lloró, diciendo ocasionalmente ‘Yo fui muy ingenua’ o ‘¡Ya no me quejaré!’ Naturalmente, limpió su rostro con el abrigo de Hajime. Ella había pensado que sus circunstancias eran malas, pero comparada con Hajime y Yue, ella se sentía miserable por pensar de esa forma.

Después de llorar por un rato, Shia repentinamente apretó su puño con una expresión decidida.

“¡Hajime-san! ¡Yue-san! ¡Lo he decidido! ¡Me uniré a ustedes en su viaje! ¡De ahora en adelante Shia Haulia promete bajo la luz del sol ayudarlos a ustedes dos! No hay necesidad de ser reservados. ¡Nosotros tres somos compañeros! ¡Superemos las dificultades juntos!”

Al oír esta repentina declaración, Hajime y Yue solo podían darle una mirada fría.

“¿Qué acaba de decir la débil coneja que necesitaba ser protegida? Eres una molestia.”

“… Cambiando repentinamente de ‘querer ser una compañera’ a ‘compañera’, coneja sinvergüenza.”

“¡Por qué me dan esas miradas frías! No están conmovidos… Ahora que pienso acerca de eso, ¡Por favor llámenme por mi nombre!”

Shia estaba perpleja porque su ansiedad fue recibida con una mirada fría. Luego le dieron un golpe adicional.

“… Tú, ¿no solo quieres un compañero de viaje?”

“¿¡ !?”

Shia estaba sorprendida por sus palabras.

“Una vez que tu familia esté a salvo, los íbamos a dejar ¿Cierto? Entonces viniste con esta situación donde la ‘misma’ clase de persona apareció ¿Así que quieres venir con nosotros? Bueno por supuesto, tener un color de cabello inusual para una persona conejo haría difícil el viajar solo.”

“… Umm, incluso si dices eso… yo solo quería…”

Tal vez debido a que dio en el blanco, Shia tartamudeó. La verdad era que ella estaba determinada a dejar a su familia una vez que su seguridad estuviera asegurada. Siempre que ella esté ahí, su familia estaría en peligro. Incluso ahora, muchos de ellos estaban perdidos. Ellos muy bien podrían ser destruidos al siguiente momento en el que sean atacados. Shia era incapaz de soportar eso.

Por supuesto, su familia rechazaría esto y dejarlos haría parecer que ella los traicionó. Incluso así, ella había tomado su decisión.

En el peor de los casos, ella iría sola, pero eso preocuparía a su familia incluso más. Por otra parte, si ella decía que se iba a ir para pagar a Hajime y Yue entonces sería más fácil de convencerlos de dejarla ir. Ella estaba claramente ‘desesperada’.

Por supuesto, era verdad que Shia estaba interesada en los dos. Como había dicho Hajime, Shia encontró gente ‘similar’ a ella, así que sentía un fuerte sentido de camaradería con ellos. Incluso cuando pensaba acerca de las circunstancias de su familia, era el ‘destino’ el haberlos conocido a los dos.

“Bueno, no es como si pudiera culparte por pensar de esa manera. Incluso así, no espero nada. Nuestro objetivo son los siete Grandes Laberintos. Estarán infestados con monstruos similares a aquellos en el Abismo. Serías asesinada instantáneamente y eso sería el fin. No te dejaré venir con nosotros.”

“…”

Las implacables palabras de Hajime hicieron que Shia quede en silencio. Hajime y Yue estaban tranquilos y continuaron. A partir de entonces, Shia se sentó tranquilamente en Stiefe con una expresión que era difícil de leer.

Después de varias horas, finalmente llagaron a la frontera de ‘Hartsenna Sea of Trees’. Desde el exterior, solo podían ver un denso bosque, pero pronto se vio cubierto en niebla el momento en el que se pararon dentro.

“Bueno ahora. Hajime-dono, Yue-dono. Por favor no se separen de nosotros aquí. Aunque es posible para ustedes viajar por su cuenta, sería un problema si se pierden aquí. También, nuestro destino está en las partes más profundas, debajo del Gran Árbol.”

“Ok, aunque solo he oído acerca de eso, creo que habrá un camino hacia el verdadero Laberinto.”

Cam confirmó el destino de Hajime dentro de Sea of Trees.

Lo que Cam llamaba el Gran Árbol era un árbol masivo el cual existía dentro de las profundidades de ‘Hartsenna Sea of Trees’, y era conocido por los Semi-Humanos como ‘El Gran Árbol, Wa Alt’. Era un lugar sagrado a donde nadie se atrevía a acercarse. Había oído esto de Cam después de que escaparon del Cañón.

Primeramente, Hajime pensó que ‘Hartsenna Sea of Trees’ era un gran Laberinto, pero luego se dio cuenta que sería imposible para los Semi-Humanos vivir ahí si monstruos tan fuertes como aquellos en el Abismo se pasearan alrededor. Incluso para ‘Orcus Great Labyrinth’, solo podía adivinar donde estaba la verdadera entrada. Empezó a sospechar cuando escuchó a Cam hablar de ‘El Gran Árbol’.

Cam asintió en respuesta y señaló a los otros miembros del clan para hacer una formación con Hajime y Yue en el centro.

“Hajime-dono, si es posible, por favor oculte su presencia, el Gran Árbol es un lugar sagrado, así que está prohibido acercarse a él. Hay una posibilidad de que nos encontremos con alguien de Felbergan también. Somos buscados, así que sería problemático si nos encuentran.”

“Lo entiendo, haré eso. Yue y yo podemos hacer eso hasta cierto grado.”

Hajime usó su habilidad ‘Presence Interception’ mientras que Yue redujo su propia presencia usando métodos que desarrolló durante su tiempo en el Abismo.

“¿¡!? Esto es… Hajime-dono, si es posible, ¿Podría ajustarlo al mismo nivel que Yue-dono?”

“¿Hm? ¿Algo así…?”

“Sí, eso es suficiente. Si se esconde mucho, podríamos perderlo de vista. Ah ¡Como se esperaba de usted!”

Aunque el Rabbit Clan tenía bajas estadísticas, eran excelentes en operaciones de sigilo y búsqueda usando el sonido. La técnica que Yue desarrolló para ocultar su presencia era excelente en la superficie, al nivel de un experto.

Sin embargo, la ‘Presence Interception’ de Hajime era más poderosa. Si era en un lugar normal, ellos serían capaces de encontrarlo pero dentro de Sea of Trees, incluso con sus estadísticas les sería difícil.

Teniendo a su más grande habilidad siendo superada por un humano, Cam solo podía sonreír amargamente. A su lado, Yue hinchó su pecho orgullosamente. Shia tenía una expresión compleja, muy probablemente por la diferencia en habilidad que él acababa de mostrar.

“¿Deberíamos ir?”

El grupo avanzó por la recomendación de Cam. Cam y Shia se dirigieron hacia Sea of Trees con emociones deprimidas.

Después de un rato, eran incapaces de ver el camino. Una niebla espesa los rodeó, interrumpiendo su visión; sin embargo, Cam no mostró vacilación en sus pasos. Él entendía completamente la ubicación y la dirección en la que necesitaban viajar. No era conocido por qué los Semi-Humanos por sí solos eran capaces de moverse tan exactamente a través de Sea of Trees.

Mientras avanzaban, Cam se detuvo repentinamente y miró a sus alrededores. Había monstruos presentes. Naturalmente, Hajime y Yue también podían sentirlos. Aparentemente, estaban rodeados. Hajime repentina y rápidamente balanceó su mano izquierda horizontalmente. Había sonidos débiles. Luego,

Dosa, Dosa, Dosa

“””¿¡Kiiii!? “””

Tres gritos y el sonido de impactos. La niebla se dividió rápidamente y tres monos de 60 centímetros de altura con cuatro brazos empezaron a revolotear.

Yue levantó su mano y apuntó a uno de ellos, susurrando tranquilamente.

“——’Wind Blade’.”

Una cuchilla de viento a alta velocidad voló mientras ella pronunciaba el nombre de la magia, dividiendo al mono verticalmente son resistencia. El mono cayó al piso sin gritar.

Los otros dos se movieron separadamente. Uno se acercó a un niño mientras que el otro apuntó sus cuatro brazos equipados con garras afiladas hacia Shia. Shia y el niño se congelaron instintivamente. Mientras tanto, los adultos cercanos empezaron a gritar… pero era una preocupación sin fundamento.

Hajime movió su brazo izquierdo de nuevo, ¡Pashu! Innumerables agujas se clavaron en el mono que atacaba a Shia y al niño.

Hajime había usado un arma acoplada en su brazo artificial izquierdo, un ‘Arma de Agujas’.

Había tomado la idea del escorpión con el que peleó antes. Él era capaz de disparar agujas acopladas en su brazo. Con la ayuda de ‘Lightning Clad’, aunque no a nivel de Donner & Schlag. Aun así tenía un poder moderado.

Aunque su alcance era solo alrededor de 10 metros, sobresalía en sus operaciones sigilosas y era conveniente porque tenía agujas venenosas también. En Sea of Trees, debido a que no quería sobresalir, evitó usar a Donner & Schlag.

“Gr-Gracias, Hajime-san.”

“¡Gracias onii-chan!”

Shia y el chico le agradecieron. Hajime hizo un gesto, indicándoles que no se preocuparan sobre eso. El chico lo admiró con ojos brillantes mientras que Shia estaba con los hombros caídos por su incapacidad de hacer algo más que congelarse.

Cam simplemente le sonrió amargamente. Después de ser apresurados por Hajime, continuaron su viaje.

Aunque más monstruos salieron a atacarlos, Hajime y Yue tranquilamente lidiaron con el problema. Los monstruos de Sea of Trees, de los cuales a menudo se pensaba como problemáticos, no eran un problema para los dos.

Sin embargo, después de varias horas incontables presencias, incomparables a las anteriores, fueron sentidas. El grupo detuvo su avance. La intensión asesina y el trabajo en equipo demostrado aquí estaba más allá de lo que eran capaces los monstruos.

Cam y su clan miraron los alrededores inquietamente, sus orejas de conejo saltaban mientras buscaban por los alrededores. Una preocupada y floja expresión apareció en sus rostros. Mientras tanto Shia estaba pálida. Hajime y Yue notaron la identidad de la otra party y sintieron que algo problemático estaba por ocurrir. La otra party apareció…

“Ustedes… ¡Por qué están junto a los humanos! ¡De que clan son!”

Lo que apareció frente a ellos eran Semi-Humanos musculosos con orejas y colas de tigre.

Humanos y Semi-Humanos, caminando lado a lado en Sea of Trees. Al ver al ver este espectáculo imposible, el hombre tigre miró a Cam y su familia como si fueran traidores. Prepararon sus espadas de doble filo mientras adoptaban una posición. Docenas de Semi-Humanos los rodearon, emitiendo una intensión asesina.

“N-Nosotros…”

Cam, quien estaba bañado en sudor frío trató de encontrar una excusa; mientras tanto, el mismo hombre tigre captó a Shia, sus ojos se abrieron ampliamente.

“¿Esa es… la chica conejo de cabello gris? Bastardos… así que son la Familia Haulia… ¡Una desgracia para los Semi-Humanos! ¡Nos han engañado por años y criaron a esa chica, y ahora incluso trajeron humanos aquí! ¡Traición! ¡Sin excusas! ¡Todos serán ejecutados! Todos, ¿¡Gah!?”

¡¡Dopan!!

Cuando el hombre tigre dijo que no habría negociación y empezó a comandar un ataque, el brazo de Hajime se movió y un disparo fue oído mientras algo rozó la mejilla del hombre tigre; los árboles se podían ver arrastrados profundo en el bosque.

El hombre se congeló, incapaz de entender lo que pasó. Si sus orejas hubieran estado ubicadas a los lados como las de los humanos, hubieran sido arrancadas. Todos estaban sorprendidos por el sonido explosivo y el ataque el cual era muy rápido como para reaccionar a él.

La voz de Hajime fue oída acompañada de una extraordinaria presión. Esto era el resultado de su magia única, ‘Overpower’, la cual aplicaba presión física directamente al enemigo.

“Puedo disparar ese mismo ataque 10 veces seguidas. Sé cuantos de ustedes están rodeándonos y todos ustedes están dentro de mi alcance.”

“Qu-Qué… sin encantamiento…”

Sin encantar, él había disparado un ataque invisible y también conocía la ubicación de todos sus compañeros, haciendo que el hombre tigre tartamudee. Para probar eso, Hajime sacó Schlag y apuntó en una dirección en específica. Localizado ahí en donde estaban los subordinados del hombre.

Señales de inquietud se sentían desde dentro de la niebla.

“No hay piedad para aquellos en mi camino. Hasta que hayan cumplido con su promesa, sus vidas están bajo mi protección… Ni siquiera piensen que pueden poner una mano en ellos.”

Junto a la presión, Hajime emitió instinto asesino. El Tiger Clan, conocido por su naturaleza torpe y personalidades agresivas, estaban bañados en sudor frio. Entraron en pánico y empezaron a gritar, aunque uno trató de mantener la calma.

(¡Que buena broma! ¡Có-Cómo puede ser este un Humano! ¡Él es un monstruo!)

Hacia el solitario Semi-Humano esforzándose para no perder ante su miedo, Hajime continuó mientras sacaba a Donner.

“Si se retiran ahora, no los perseguiré. Si no son mi enemigo no tengo razones para matarlos. Elijan. ¿Serán mis enemigos y serán aniquilados inútilmente o se irán a casa tranquilamente?”

El hombre tigre estaba convencido en el momento en el que dio la orden de atacar. El destello que vio hace un momento no daría posibilidad de sobrevivir.

El hombre era el capitán de la 2da Guardia de Felbergan. Su deber era patrullar entre Felbergan y las villas de los alrededores; era su orgullo, su resolución de proteger a sus hermanos de los intrusos y los monstruos. No era algo tan fácil que él simplemente se retirara.

“… Antes de eso, quisiera saber una cosa.”

El hombre preguntó a Hajime desesperadamente con una voz ronca. Hajime le instó a que siga con su mirada.

“¿… Cuál es tu propósito?”

Era una pregunta directa; sin embargo, dependiendo de la respuesta él sería capaz de reafirmar su decisión de pelear incluso si significaba arriesgar su vida. Era imposible para los hombres tigre el dejar ir a cualquiera si su objetivo era lastimar a otros Semi-Humanos, así que miró valientemente a Hajime con ojos inflexibles.

“Las profundidades de Sea of Trees. Quiero ir debajo del Gran Árbol.”

“¿Debajo del Gran Árbol…? ¿Con qué propósito?”

Él pensó originalmente que su meta era esclavizar Semi-Humanos, pero al oír que su destino era el ‘Gran Árbol’ sagrado, solo podía estar confundido. ‘El Gran Árbol’, para los Semi-Humanos era solo uno de los muchos lugares dentro de Sea of Trees.

“La entrada al Verdadero Gran Laberinto podría estar ahí. Estamos viajando para conquistar los Siete Grandes Laberintos. Ese es el por qué estamos empleando a los Haulia como nuestros guías.”

“¿El Verdadero Gran Laberinto? ¿Qué estás tratando de decir? Este Sea of Trees es uno de los siete Grandes Laberintos. Este Laberinto es uno donde solo los Semi-Humanos pueden avanzar sin perderse.”

“Bueno ciertamente eso es extraño.”

“¿Qué pasa?”

El hombre tigre preguntó a Hajime dudosamente el por qué hacía esa declaración.

“Para un Gran Laberinto, los monstruos aquí son muy débiles.”

“¿Débiles?”

“Exacto. Todos los monstruos en el Gran Laberinto se supone que son monstruosamente fuertes. Al menos, deberían estar alrededor del mismo nivel que aquellos en el Abismo en ‘Orcus Great Labyrinth’. También…”

“¿Qué pasa?”

“Un Gran Laberinto es una prueba dejada atrás por los ‘Liberators’. Para que los Semi-Humanos entren tan fácilmente a las profundidades, ¿eso es todo? Eso no es una prueba. Ese es el por qué es extraño que Sea of Trees por sí mismo sea llamado un Gran Laberinto.”

“…”

El hombre tigre era incapaz de esconder su confusión. Él era incapaz de entender a qué se refería Hajime. Él había dicho que los monstruos en Sea of Trees eran débiles, él mencionó el Abismo de ‘Orcus Great Labyrinth’ así como una prueba… todo era desconocido para él.

Si fuera como usual, él lo descartaría como disparates. Sin embargo, en este lugar, lo que Hajime dijo era apropiado. Él era capaz de aplastar todo aquí, así que no había necesidad de que hiciera una excusa.

Adicionalmente, sus palabras por sí mismas eran extrañamente convincentes. Si su objetivo verdaderamente era el Gran Árbol y no los Semi-Humanos o Felbergan, entonces, en lugar de sacrificar inútilmente las vidas de sus subordinados, era mejor ayudarlo a encontrar su objetivo y luego hacer que se vaya.

El hombre tigre tomó su decisión; sin embargo, no podía tan solo dejar a Hajime deambular por ahí libremente. Por esta razón, le hizo una propuesta.

“… Si no estás planeando dañar mi país ni a mis hermanos, entonces no me importaría si vas al Gran Árbol. No tiene sentido tirar a la basura nuestras vidas.”

Habiendo oído estas palabras, los Semi-Humanos de los alrededores empezaron a agitarse. Él estaba pasando por alto a un intruso humano en Sea of Trees.

“Sin embargo, también debo preguntarle al capitán de la 1ra Guardia. También necesito repórtalo a mi país. Los ancianos podrían saber algo acerca de su historia. Si ese lugar realmente existe espero que puedas permanecer con nosotros hasta que eso se sepa.”

Mientras que estaba cubierto de sudor, el hombre miró con una fuerte voluntad. Hajime se lo pensó.

Probablemente era su límite. Los intrusos en Sea of Trees eran asesinados sin fallar. Incluso ahora, ellos probablemente querían castigar a todos aquí; sin embargo, las vidas de sus subordinados se perderían seguramente. Para evitar esto y por el bien de no dejar que una potencial amenaza como Hajime estuviera suelto, él hizo esa propuesta.

Hajime estaba impresionado por su juicio racional bajo esta situación. Después de comparar los méritos entre avanzar después de aniquilar al grupo y tener permiso y posiblemente merodear por Felbergan… él escogió la última.

Si el Gran Árbol no era la entrada al Gran Laberinto, él necesitaría continuar la búsqueda. Al hacer eso, sería más conveniente tener permiso. Por supuesto, estaba el riesgo de volverse hostiles, pero eso solo era cuando no hubiera otra opción más. No era un juicio humanitario por su parte, la otra opción era simplemente muy problemática.

“… Acepto. Por favor reporta todo sin distorsionar nada de lo que hablamos.”

“Por supuesto. ¡Zam! ¿Oíste verdad? ¡Reporta esto a los Ancianos!”

“¡Sí señor!”

Con la palabra del hombre tigre, una persona desapareció. Después de confirmar esto, Hajime enfundó Donner & Schlag y los liberó de ‘Overpower’.

La atmosfera se relajó instantáneamente. Los hombres tigre miraron a Hajime quien liberó la presión fácilmente. ‘¡Ahora!’ parecía haber algunos Semi-Humanos quienes permanecían en modo de ataque. Hajime se dio cuenta del significado de sus miradas y sonrió temerariamente.

“Sus ataques o yo sacando mi arma y disparando para ver cuál es más rápido… ¿Quieren probarlo?”

“… No. Pero por favor no haga movimientos innecesarios. Podríamos actuar por reflejo.”

“Entendido.”

Aunque estaba rodeado, finalmente habían alcanzado un punto en donde podrían estar más seguros, causando que la Familia Haulia suspire en alivio. Sin embargo, Hajime cambió a una mirada severa como un matón cualquiera hacia ellos.

Por un momento, la atmosfera opresiva cubrió los alrededores. Sin embargo, tal vez cansados de esto, Yue empezó a ocuparse de Hajime. Shia, al ver esta armonía, murmuró ‘¡Yo también~!’ Hajime solo podía forzar una sonrisa mientras la atmosfera se suavizaba. Dentro del territorio enemigo, empezaron a coquetear (desde el punto de vista de los Semi-Humanos); Hajime solo podía sentir su asombro.

Después de una hora, Shia fue encontrada en una ‘joint lock’[1] administrada por Yue y diciendo ‘¡…Rindo! ¡Me rindo~!’ mientras golpeaba el suelo con su mano desesperadamente.  Los Semi-Humanos de los alrededores miraban con ambos asombro y afecto. Luego ellos sintieron algunas presencias acercándose a ellos.

[1] NT: Joint lock: Una llave que consiste en mantener al oponente en una posición aplicando fuerza en sus articulaciones para llevarlas a su límite. Wikipedia tiene la imagen perfecta para imaginar a Yue y Shia.

La tensión se acumuló rápidamente. Shia, sin embargo, solo sentía dolores articulares.

Desde la niebla, aparecieron varios Semi-Humanos. Había un caballero anciano en el centro  que atrajo la mayor parte de la atención. Él tenía cabello rubio sedoso y ojos azules con un profundo conocimiento en ellos. Su cuerpo era delgado, como si fuera a volar con el viento. Había algunas arrugas en su noble rostro, pero esto solo acentuaba su belleza. Por sobre todo, tenía orejas largas. Era del Forest Clan (Clan Elfo). Hajime instantáneamente supuso que él era uno de los ‘Ancianos’. Su suposición dio justo en el clavo.

“Hmm, ¿Así que tú eres un humano? ¿Cuál es tu nombre?

“Hajime, Nagumo Hajime. ¿Tú eres?”

Al oír la manera de hablar de Hajime, los Semi-Humanos de los alrededores empezaron a decir, ‘¡Cómo te atreves a hablarle así al anciano!’ Su resentimiento se podía ver claramente. El hombre del Forest Clan los calmó con un movimiento de mano.

“Soy Alfrick Hypist. Soy uno de los Ancianos de Felbergan. Ahora entonces, he oído tu petición, pero… antes de eso tengo algo que preguntar. ¿Dónde oíste acerca de los ‘Liberators’?”

“¿Hm? En el Abismo en ‘Orcus Great Labyrinth’. Oí sobre ellos de uno de los Liberators cuando estaba en el escondite de Oscar Orcus.”

Sin ninguna razón para esconder algo, Hajime respondió a la pregunta de Alfrick ya que parecía interesado en los Liberators.

Alfrick estaba pasmado, aunque no lo mostró en su rostro. El término Liberator y el nombre de Oscar Orcus era conocido solo por algunos de los Ancianos.

“Hm, el Abismo no es así… No he oído ese término por un largo tiempo… ¿Puedes probarlo?”

Alfrick hizo a Hajime esta pregunta porque había la posibilidad de que la información se hubiera filtrado por los altos mandos en la sociedad Semi-Humana. Hajime tenía una expresión complicada. A pesar de que se le había dicho que lo pruebe, solo podía mostrar su fuerza. Yue ladeó su cabeza y le dio una sugerencia a Hajime.

“… Hajime, ¿Su reliquia y los núcleos mágicos?”

“¡Ahh! Eso es, si es eso…”

Juntó sus manos y sacó algunos núcleos mágicos de alta calidad que no podían ser obtenidos de los monstruos de la superficie. Él se los pasó a Alfrick.

“Es-Esto es… Un núcleo mágico de tal pureza, nunca antes había visto uno…”

Un hombre tigre dijo eso asombrado mientras que la ceja de Alfrick se retorció.

“Esto también. Era el anillo usado por Orcus…”

Mientras decía esto, le mostró el anillo de Orcus a Alfrick. Los ojos de Alfrick se abrieron ampliamente en asombro al ver el símbolo grabado allí. Empezó a respirar lentamente para controlar sus emociones.

“En efecto… Ciertamente has llegado a la guarida de Oscar Orcus. Aunque no hay otras cosas que quiero preguntar… muy bien. Por ahora, por favor ven conmigo a Felbergan. Ah, por supuesto, la Familia Haulia también.”

Habiendo escuchado las palabras de Alfrick no solo los Semi-Humanos de los alrededores estaban sorprendidos sino Cam y la Familia Haulia también lo estaban. Liderados por los hombres tigre, muchos querían protestar furiosamente. Eso era natural, ya que los humanos habían sido invitados a Felbergan.

“Los tratarán como invitados. Están calificados para eso. También, esta es una regla que ha sido decidida entre los Ancianos.”

Alfrick calmó los alrededores con una mirada severa; sin embargo fue Hajime el que protestó después.

“Espera, ¿Por qué demonios estás decidiendo mi cronograma? Voy a ir al Gran Árbol. También, no tengo interés en Felbergan. Si no tienes otras preguntas entonces solo déjame ir.”

“Bueno, eso sería imposible.”

“¿Qué fue eso?”

Así que vas a interferir después de todo, pensó Hajime, pero estaba confundido con la expresión de Alfrick.

“La niebla alrededor del Gran Árbol es especialmente espesa, incluso los Semi-Humanos se pierden. Sin embargo hay ciclos cuando la niebla disminuye. Ese es el por qué no deberían ir allí en este momento. El siguiente momento en el que pueden ir será en 10 días… esto se supone que es conocido por todos los Semi-Humanos, pero…”

Alfrick miró a Hajime como diciendo ‘¿En qué estabas pensando al ir ahí en un momento como este?’ Luego miró a Cam y la gente conejo. Hajime, al oír esto, finalmente entendió lo que estaba pasando. Miró a Cam…

“Ah.”

Acababa de recordar. Una vena apareció en la frente de Hajime.

“¿Cam?”

“Ah, bueno, qué puedo decir… Han pasado muchas cosas, así que lo olvidé… Solo he estado ahí una vez cuando era un niño, así que no estaba al tanto de los ciclos…”

Cam buscó una excusa desesperadamente y se puso nervioso. Incapaz de tolerar esto, apartó la vista de Hajime y Yue y miró a los otros.

“¡Shia! ¡Todos! ¡Por qué no mencionaron esto! ¿¡Sabían acerca de los ciclos verdad!?”

“¡P-Padre estás dirigiendo mal tu enojo! Pensé que el ciclo estaría cerca ya que estabas tan confiado… de cualquier forma, ¡Todo es tu culpa~!”

“Es cierto. Nosotros también pensamos que era extraño, pero ya que usted estaba tan confiado. Pensamos que tal vez nos estábamos equivocando…”

“Jefe, es porque te emocionaste por algo sin sentido…”

Cam fue culpado por Shia y los otros, todos estaban mirando a otro lado mientras tanto.

“¡U-Ustedes! ¡Así es como es una familia! ¡Es-eso es! ¡Todo es responsabilidad conjunta! ¡Hajime-dono no solo a mí, si debe castigar a alguien castíguenos a todos!”

“Ah ¡Horrible! ¡Padre es horrible~! ¡Da miedo ser castigado solo, así que solo está tratando de arrastrarlos a todos!”

“¡Jefe no nos involucre!”

“¡Idiota! ¡Ya has visto como es Hajime-dono! ¡No quiero ser castigado solo!”

“¡Tú! ¡Cómo puedes llamarte a ti mismo el Jefe!”

El Rabbit Clan, conocido por su gran afecto, ruidosamente estaba tratando de pasarse la responsabilidad de uno a otro. Exactamente a donde se fue ese afecto… como se esperaba de la familia de Shia. Todos eran unos conejos sinvergüenzas.

Hajime murmuró una sola palabra.

“… Yue.”

“Mm.”

Habiendo oído a Hajime, Yue dio un paso al frente y levantó su mano derecha. La Familia Haulia tenía sonrisas falsas.

“E-Espera ¡Yue-san! ¡Si quieres hacer eso solo apunta a mi padre!”

“Ha ha ha, ¡Siempre estaremos juntos!”

“¡Al diablo con todos juntos!”

“Yue-dono ¡Por favor solo golpee al Jefe!”

“No es mi culpa ¡No es mi culpa! ¡El jefe es el único culpable!”

Mientras la Familia Haulia estaba en caos, Yue tranquilamente murmuró. “Storm Emperor.”

——¡¡¡Ahhh!!!

La gente orejas de conejo voló por los aires.

Sus gritos hicieron eco en Sea of Trees. A pesar de que sus compatriotas fueron atacados, Alfrick y los Semi-Humanos de alrededor no mostraron señales de enojo para nada. Más bien, miraron al cielo asombrados. Parecía ser que la sinvergüencería de la Familia Haulia era ampliamente conocida.

Montones de cadáveres y balas yacían en el suelo. La Familia Haulia  se estaba retorciendo penosamente. Hajime había disparado balas cubiertas de caucho hacia ellos y mientras ignoraba las lágrimas en sus ojos, les instó a moverse.

Aunque tenía una expresión indescriptible, Alfrick le dio una señal al hombre tigre, con una mirada. Gil suspiró como si estuviera cansado y guió a todos a través de la densa niebla.

Hajime y Yue también, así como la Familia Haulia, estaban rodeados de Semi-Humanos. Considerando que todavía tenían que llegar a Felbergan después de una hora, Hajime tenía algo de admiración hacia el hombre tigre de antes llamado Zam quien probablemente era tan rápido como un caballo.

Después de un tiempo, llegaron a un lugar donde la niebla se dispersó.

Aunque no toda la niebla desapareció, había un camino el cual parecía un túnel dentro de la niebla. Mirándolo más de cerca, cristales del tamaño de un puño estaban enterrados al lado del camino, emitiendo una luz azul. Tenían la habilidad para alejar la niebla.

Alfrick, notando a Hajime concentrándose en los cristales azules empezó a explicar las cosas.

“Esos son Cristales Feldrain. Aunque no sabemos la razón, la niebla y los monstruos no se acercan a ellos. También rodean Felbergan y las aldeas cercanas. Bueno, cuando se trata de los monstruos, solo los aleja ‘relativamente’.”

“Ya veo. Bueno, es depresivo estar en la niebla todo el tiempo. Al menos, hubiera querido que no esté en el lugar en el que viviera.”

No habría nada de niebla dentro de los pueblos. Esas eran buenas noticias, ya que tendrían que esperar 10 días dentro de Sea of Trees. Yue sentía que la niebla era depresiva y estaba feliz de oír su conversación.

Mientras tanto, llegaron a una puerta enorme. Estaba hecha de árboles robustos entrelazados para formar un arco. Un par de puertas de madera de 10 metros de amplitud y 30 metros de altura, estaban colocadas entre los árboles. Tenían una magnificencia de acorde al ‘país’ de los Semi-Humanos.

Gil dio una señal a los Semi-Humanos que eran los cuidadores de la puerta e hizo abrir la puerta ligeramente, emitiendo un sonido pesado. Desde arriba, miradas penetrantes estaban dirigidas a Hajime y los otros. No podían esconder su agitación hacia los humanos entrando a su ciudad. Si solo estuviera ahí Gil y no Alfrick tendrían problemas entrando. Tal vez el Anciano vino sabiendo que esto pasaría.

Después de pasar a través de la puerta, entraron a un mundo diferente.

Había grandes árboles, de 10 metros de diámetro y dentro de esos árboles había viviendas construidas excavando en el tronco. Muchas lámparas brillaban a través de las ventanas. Docenas de personas podían ser vistas recorriendo los corredores hechos de ramas entrelazadas. En las largas lianas había objetos parecidos a elevadores usando un sistema de poleas así como una enorme cascada de madera             colgando entre los árboles. Los árboles por sí mismos deberían ser de veinte pisos de altura.

Hajime y Yue estaban hipnotizados por el hermoso paisaje urbano. No se dieron cuenta que habían dejado de caminar. Alfrick tosió para atraer su atención.

“Fu fu, parece que han tomado un gusto por nuestro hogar, Felbergan.”

Alfrick parecía feliz. Los Semi-Humanos de los alrededores incluyendo a la Familia Haulia, tenían una mirada orgullosa en sus rostros también. Hajime elogió la ciudad honestamente.

“Sí, es mi primera vez viendo una ciudad tan hermosa. La atmosfera es magnífica. Verdaderamente es un pueblo que armoniza con la naturaleza.”

“Mm… Hermoso.”

Al escuchar tales halagos directos, muchos de los Semi-Humanos estaban sorprendidos; sin embargo, todos estaban felices hasta un punto. Trataron de apartarla vista y gruñir, pero sus orejas y colas de animales se estaban moviendo vigorosamente.

Los residentes de Felbergan miraron a Hajime y a su grupo con curiosidad. Había muchos ojos llenos de odio, otros con confusión; aun así continuaron siguiendo a Alfrick.

“… Ya veo. Una prueba para obtener la magia de la Era de los Dioses y un juego que los dioses están jugando.”

Hajime y Yue estaban hablándole a Alfrick. Hablaron sobre los ‘Liberators’ y magia de la era de los Dioses de la cual Hajime oyó hablar a Oscar Orcus. El también de como él era de un mundo diferente y estaba tratando de completar los Siete Grandes Laberintos para poder buscar una magia de la Era de los Dioses la cual podría regresarlo a su mundo.

Habiendo oído esto, no había cambio en la expresión de Alfrick. Hajime pensó que era extraño y preguntó. ‘Aun ahora este mundo no trata bien a los Semi-Humanos.’ Esa fue la respuesta que obtuvo. Aparentemente, si los dioses se habían vuelto locos o no, el trato para los Semi-Humanos no cambiaría en lo más mínimo. Vivían en un lugar que no estaba bajo la influencia de la Iglesia Santa, ni tenían un destino en particular. Ellos simplemente apreciaban la generosidad que la naturaleza les proveía.

Después de terminar su historia, Alfrick habló sobre las leyes de los Ancianos de Felbergan.

Era una tradición oral que si alguien que llevase el emblema de los Siete Grandes Laberintos aparecía sin tener hostilidad hacia ellos, ellos lo guiarían a su destino.

El creador del Gran Laberinto, ‘Hartsenna Sea of Trees’ era Luteris Hartsenna y ella era conocida como una ‘Liberator’ (aunque no se detallaba que era exactamente un ‘Liberator’). Ella solo les dijo los nombres de sus camaradas. La tradición oral había pasado de la tribu que vivía antes de que Felbergan incluso haya sido creada. Les dijeron que no sean hostiles hacia aquellos pasaron la prueba del Gran Laberinto porque eran personas con una habilidad extraordinaria.

Alfrick reaccionó al emblema en el anillo de Orcus porque había un monumento de piedra en las raíces del Gran Árbol en el cual estaban grabados los siete emblemas en las raíces del Gran Árbol.

“Así que no tengo la autoridad…”

Hajime entendió porque Alfrick invitó a los humanos a la fortaleza de los Semi-Humanos. Sin embargo, no todos los Semi-Humanos sabían de esta historia así que sería necesario alertarlos en el futuro.

Para el momento en el que Hajime y Alfrick terminaron su conversación, se había vuelto ruidoso en la parte de abajo. Hajime y los otros actualmente estaban en el piso superior mientras que Shia y la Familia Haulia estaba en el piso de abajo. Aparentemente había una discusión. Hajime y Alfrick se miraron el uno al otro y se pusieron de pie al mismo tiempo.

Debajo, había un hombre oso, un hombre tigre, un hombre zorro, un Semi-Humano alado y un enano peludo; estaban mirando a la Familia Haulia. En la esquina de la habitación, Cam cubría desesperadamente a Shia. Ellos ya habían sido golpeados ya que Shia y Cam tenían las mejillas hinchadas.

Hajime y Yue, quienes bajaron por las escaleras, enviaron miradas agudas a todos. El hombre oso empezó a hablar con una voz irritada.

“Alfrick… bastardo, ¿Cuál es el significado de esto? ¿Por qué invitaste humanos aquí? El Rabbit Clan también. Para tener al niño tabú aquí… Dependiendo de tu respuesta, voy a quitarte tu asiento en la Conferencia de los Ancianos.”

Él estaba conteniendo su furia desesperadamente. Sus puños estaban temblando. Como se esperaba, para los Semi-Humanos, los Humanos eran el enemigo. Además, para invitar a la Familia Haulia quienes perpetraron el crimen de encubrir al niño prohibido, no solo era el hombre oso sino todos los otros quienes miraban a Alfrick.

Alfrick simplemente se mantuvo de pie tranquilamente.

“Qué, simplemente estaba siguiendo nuestra tradición. Todos ustedes también son Ancianos de distintas tribus, ¿Correcto? Deberían ser capaces de entender las circunstancias.”

“¡Al diablo con la tradición! ¿Esas son falsas de todas formas no es así? ¡Incluso después de que Felbergan fue fundada no ha pasado nada!”

“Lo cual significa que esta sería la primera vez. Eso es todo. Si todos ustedes son Ancianos, entonces sigan la tradición. Esa es nuestra ley. Nosotros somos los Ancianos, ¿Así que por qué deberíamos ignorar nuestra ley?”

“¿¡Entonces estas diciendo que esos mocosos humanos están calificados!? ¿¡Son tan fuertes que no deberíamos ser hostiles hacia ellos!?”

“Correcto.”

Alfrick respondió indiferentemente. El hombre oso no podía creer las palabras de Alfrick y miró fijamente Hajime.

En Felbergan, aquellos quien tenían el asiento de Ancianos eran poderosos y la Conferencia de los Ancianos era un sistema usado para decidir las políticas del país. Los Semi-Humanos que se reunían aquí eran los actuales Ancianos. Sin embargo, claramente había una diferencia en como veían la tradición.

Aunque Alfrick era el tipo que veía importancia en la tradición, los otros Ancianos pensaban diferente. Alfrick era del Forest Clan (Elfos), e incluso dentro de los Semi-Humanos su raza tenía mayores esperanzas de vida. De acuerdo a la memoria de Hajime, su esperanza de vida normal era de 200 años aproximadamente comparada con la normal de 100 años para otros Semi-Humanos. En ese caso, había una  gran diferencia de edad entre Alfrick y los otros. Había una diferencia en su sentido de valores.

Debido a esto, los otros Ancianos eran incapaces de soportar tener humanos y criminales en este lugar.

“… ¡Entonces permíteme probarte!”

Habiendo terminado sus palabras, el hombre oso cargó repentinamente contra Hajime. Debido a su repentino movimiento nadie podía reaccionar. Alfrick también, no pensó que atacaría tan repentinamente y tenía una expresión sorprendida.

El instante en el que estaba en rango, el hombre de 2.5 metros de altura con brazos musculosos dio un golpe hacia Hajime.

Incluso entre los Semi-Humanos, el Bear Clan era superior en fuerza física y resistencia. Sus brazos eran capaces de romper un robusto árbol en dos y su poder destructivo era claramente representativo de esta tribu. Aparte de la Familia Haulia y Yue, todos esperaron que no quedara nada más que un bulto de carne de Hajime.

Sin embargo, se congelaron al ver la escena ante ellos. El puño que fue enviado hacia abajo produjo un sonido de impacto mientras fue agarrado y detenido fácilmente por el brazo izquierdo de Hajime.

“…Que puño tan débil. Pero definitivamente hay intensión asesina aquí. Ya estás preparado ¿Verdad?”

Mientras decía esto, Hajime manipuló su brazo artificial con magia para fortalecer su agarre. Los huesos del hombre oso podían ser escuchados rompiéndose. Sintiendo la crisis, el Semi-Humano trató de tomar distancia.

“¡Guuu! ¡Suéltame!”

Aunque trató desesperadamente de retroceder, Hajime quien solo era de la mitad de su tamaño, no cedió ni una pulgada. En verdad, Hajime había realizado Transmutación en el metal en la base de sus zapatos para crear zapatos con clavos los cuales taladraron en el suelo, asegurando su posición. El hombre oso solo podía sentir como si Hajime fuera un árbol inamovible.

Hajime silenciosamente vertió magia en su brazo artificial.

“¿¡ !?”

Algo podía ser oído rompiéndose en su brazo. Incluso así, no gritó. Como se esperaba de un Anciano. Incluso así, Hajime no perdió de vista al hombre oso endureciéndose de dolor. Luego aflojó el agarre en su brazo izquierdo y saltó hacia el pecho del Semi-Humano, empujando hacia adelante.

“Vuela.”

Activó ‘Strong Arm’ y liberó un disparo de su codo, incrementando el empuje que su brazo produjo como un cartucho eyectado en el aire. Su puño, el cual ya era fuerte fue acelerado para incrementar su poder destructivo.

Su puño atravesó el estómago del hombre oso sin piedad y generó una onda de choque la cual lo envió a volar. Sin siquiera la oportunidad de dar un grito, el cuerpo del hombre oso se dobló y desapareció, atravesando el muro. Después de un tiempo su grito fue oíble.

Hajime había disparado un lingote de su codo usando el retroceso como acelerador para su puño. Podía hacer lo mismo usando a Schlag también para atacar a enemigos detrás de él. Con ‘Strong Arm’ él fue capaz de demostrar totalmente su poder.

Incluso todos estaban perplejos, Hajime miró a los otros Ancianos con intensión asesina.

“Entonces ¿Ustedes son mis enemigos?”

Nadie fue capaz de asentir.

Después de que Hajime había mandado a volar al hombre oso, Alfrick fue capaz de intervenir para que Hajime no aplaste a los otros. Los órganos internos del hombre oso estaban quebrados y muchos de sus huesos estaban fracturados pero su vida estaba a salvo. Él tendría que usar las más caras medicinas de recuperación para curarse, pero su vida como guerrero había terminado…

Actualmente, los Ancianos, Zell del Tiger Clan, Mao del Winged Clan, Rua del Fox Clan, Guze del Earth Clan (Enanos) y Alfrick del Forest Clan estaban sentados frente a Hajime. Yue y Cam sentados junto a Hajime y Shia estaba sentada con los otros Haulia agrupados detrás de él.

Los ancianos, excepto por Alfrick estaban rígidos en tensión. El hombre oso (Jin) quien estaba entre los mejores dos en términos de habilidad de batalla estaba siendo atendido, incapaz de usar sus manos o pies en este momento.

“¿Entonces? ¿Qué quieren con nosotros? Yo solo quiero ir debajo del Gran Árbol. Si no interfieren, entonces los dejaré en paz… si no hacen que los demás estén en la misma página, no sería bueno si hay malentendidos, ¿Verdad? No soy una persona de tan buena naturaleza como para distinguir amigo de enemigo en el medio de la batalla.”

Habiendo escuchado las palabras de Hajime, los Ancianos estaban pasmados. Sus palabras implicaban que no dudaría en empezar una guerra con los Semi-Humanos.

“Por el bien de nuestro incapacitado compañero… ¿Es posible empezar una relación amistosa?”

Guze murmuró silenciosamente con una expresión amarga.

“¿Huh? ¿Qué fue eso? Ese oso fue el que mostró su instinto asesino hacia mí, ¿No lo hizo? Yo solo le devolví el favor. El que caiga en ese estado es su propia culpa.”

“¡T-Tú! ¡Jin! ¡Jin solo estaba pensando en su país!”

“¿Es esa razón suficiente para matar a alguien que acababa de conocer sin hablar primero?”

“¡Es-Eso! ¡Pero!”

“¿Lo entiendes? Yo soy la víctima y él es el asaltante. No estás juzgando mal un crimen, ¿no es así? Uno de ustedes los Ancianos cometió el error ¿verdad?”

Guze probablemente se llevaba bien con Jin. Mientras que él entendía lo que Hajime estaba diciendo, era difícil para él aceptarlo. Incluso así, considerar sus sentimientos no era algo que haría Hajime.

“Guze, entiendo cómo te sientes, pero déjalo ahí. El suyo es un argumento válido.”

Al oír la amonestación de Alfrick, Guze solo se podía parar rápidamente. Eventualmente se sentó con una expresión distorsionada y se quedó en silencio.

“Este chico ciertamente tiene uno de los emblemas, el cual prueba que ha completado uno de los Grandes Laberintos. Basados en la tradición, puedo aceptarlo.”

Dijo Rua, el Anciano del Fox Clan. Después de que sus ojos estrechos miraron a Hajime, él miró a los otros Ancianos, esperando para oír lo que pensaban. Mao del Winged Clan y Zell del Tiger Clan dieron su consentimiento, aunque era desconocido lo que pensaban realmente. En nombre de los demás, Alfrick le dijo a Hajime.

“Nagumo Hajime. Nosotros el Consejo de los Ancianos admitimos que estas calificado por nuestras tradiciones. Por esa razón, no nos opondremos a ti… Tanto como sea posible, voy a dirigirlos para que no pongan una mano sobre ti… sin embargo…”

“No hay garantía… ¿Huh?”

“Sí. Como sabes, los Semi-Humanos no piensan bien de los Humanos. Honestamente, es más acertado decir que los odiamos. Hay la posibilidad de que ignoren nuestro anuncio. Esto es especialmente debido al Bear Clan con Jin incapacitado. Su enojo es difícil de suprimir y él es muy querido…”

“¿Entonces?”

La expresión de Hajime no cambió, incluso después de oír las palabras de Alfrick. Lo que estaba hecho estaba hecho. Él solo hizo lo que debía hacer, sus ojos estaban diciéndolo todo. Alfrick, entendiendo eso, miró hacia atrás con la voluntad de un Anciano.

“Espero que puedas perdonar a aquellos que te ataquen.”

“… ¿Me estás diciendo que me lo tome de buena gana con aquellos que vengan a mí con intensión de matar?”

“Eso es correcto. Es posible con tu poder, ¿correcto?”

“Si es alguien con una habilidad cercana a la del oso, no puedo asegurar nada. Sin embargo, no me lo tomaré a la ligera cuando estemos tratando de matarnos el uno al otro. Entiendo cómo te sientes, pero no puedo empatizar con tus circunstancias. Si no quieres que tus compatriotas mueran, entonces haz todo lo que puedas para detenerlos.”

Ahí estaba el sentido de los valores que cultivó en el Abismo; estaban profundamente arraigados en la mente de Hajime. Incluso si no sabía que pasaría cuando peleara seriamente; sin embargo, si se lo tomaba a la ligera, incluso un ratón acorralado podría herir gravemente a un gato. Por esa razón, Hajime no podía aceptar la petición de Alfrick.

Sin embargo, Zell del Tiger Clan intervino.

“Entonces nos rehusaremos a guiarte al Gran Árbol. Incluso si es nuestra tradición, no hay necesidad de guiar a alguien que no nos agrada.”

Habiendo oído esto, Hajime estaba estupefacto. Desde el inicio, él se lo estaba dejando a la Familia Haulia para que lo guiaran. No tenía intenciones de buscar por ayuda de aquellos en Felbergan. Incluso ellos sabían eso; sin embargo, las palabras de Zell clarificaron todo.

“Dudo que la Familia Haulia pueda guiarte. Son criminales y serán juzgados por las reglas de Felbergan. Aunque no sabemos lo que ha pasado, van a separarse aquí. Su crimen fue dar asilo a esta niña quien tiene el mismo poder que los monstruos. Esto no es diferente de exponer a Felbergan al peligro. Su ejecución ya ha sido decidida.”

Shia tembló mientras que Cam y los otros estaban resignados. Incluso ahora nadie culpaba a Shia; eso era simplemente cuan profundo era su afecto.

“¡Honrados Ancianos! ¡Por favor dejen ir a mi familia! ¡Por favor!”

“¡Shia! ¡Detente! Hace tiempo que estamos preparados. Esto no es tu culpa. Nadie aquí desea permanecer vivo lo suficiente como para hacer a un lado a nuestra familia. Hemos hablado de esto numerosas veces. No hay nada de lo que tengas que preocuparte.”

“¡Pero Padre!”

Aunque Shia rogó desesperadamente, ninguna palabra de disculpa vino de Zell.

“Ya ha sido decidido. Toda la Familia Haulia será ejecutada aquí. Incluso si hubieran permanecido fuera de Felbergan, tu familia entera hubiera desaparecido por criarte.”

Shia lloró y fue consolada por Cam y los otros. La decisión era final y los otros Ancianos no tenían nada que decir. Probablemente era porque habían concluido que era un factor muy peligroso en Felbergan, haciéndolo un crimen grave. Sus fuertes sentimientos como familia solo empeoraban la situación; era una situación irónica.

“Con esto, tus medios de alcanzar el Gran Árbol se han ido. ¿Qué vas a hacer? ¿Dejárselo a la suerte?”

Zell insinuó que Hajime debía aceptar sus demandas. Los otros Ancianos no mostraron ninguna objeción. Sin embargo, Hajime no mostro amargura en su expresión y respondió como si no hubiera problema.

“¿Eres idiota?”

“¿¡Qu-Qué!?”

Zell miró a Hajime sorprendido. Shia y su familia también lo miraron por reflejo. Yue, entendiendo lo que Hajime estaba pensando, permaneció calmada.

“Lo dije antes. No puedo empatizar con sus circunstancias. Si quieren quitármelos, entonces eso significa que están en mí camino.”

Hajime miró a los Ancianos y extendió su mano, acariciando la cabeza de Shia quien estaba llorando. Shia miró hacia arriba sorprendida.

“Si quieres quitármelos… entonces es mejor que estés preparado.”

“Hajime-san…”

Hajime les estaba diciendo que no perdonaría a nadie obstaculizando su camino más que esto. Por el bien de la Familia Haulia, él no iba a dudar en librar una guerra contra Felbergan, la fortaleza de los Semi-Humanos. Su resolución atravesó el corazón de Shia el cual era sacudido por la desesperación.

“Entones hablas en serio.”

Alfrick miró a Hajime con una mirada penetrante, sin permitir ningún engaño.

“Obviamente.”

Sin embargo, Hajime no fue perturbado. Su resolución inflexible era visible. Él no tenía respeto por este mundo y no intentaba comprometerse o perdonar nada que lo detuviera. Fue la decisión que hizo en el Abismo.

“¿Incluso si te digo que enviaré un guía de Felbergan contigo?”

La Conferencia de Ancianos ya había decidido que la Familia Haulia sería ejecutada.

Afectaría el prestigio del país el revocar su decisión y rendirse ante tal amenaza. Además, los Haulia no podía ser usados como guía porque había el riesgo de que sean atacados. Alfrick hizo su propuesta con esto en mente, pero Hajime aclaró que no había nada que negociar.

“No me hagas decirlo otra vez. Mi guía son los Haulia.”

“¿Podría oír la razón del por qué estás tan apegado a ellos? Si tan solo quisieras llegar al Gran Árbol entonces cualquiera podría ser tu guía.”

Hajime tenía una expresión como que si explicarlo sería molesto. Para ser simple, sería problemático mientras miraba a Shia. Por un tiempo, Shia ha estado mirando a Hajime, entonces sus ojos se encontraron. Ella sintió los latidos de su corazón. Incluso al mirar a otro lado, ella podía sentir su pulso acelerándose.

“Prometí ayudarlos a cambio de su guía.”

“Promesa… Si esa es su promesa ¿Ya no la has cumplido? Los protegiste de los monstruos en el Cañón y de los soldados Imperiales. ¿Qué más te queda hacer? No habría diferencia si el que te recompensara fuera diferente.”

“Hay un gran problema con eso. Prometí asegurar su seguridad mientras ellos me guiaban. Solo porque hay algo mejor en el camino, no puedo tan solo echarlos a un lado. Eso sería…”

Hajime dejó de hablar y miró a Yue. Ella tenía una leve sonrisa. Alfrick solo podía encogerse de hombros y sonreír con ironía.

“¿Poco genial verdad?”

Ataques por la espalda, sorpresas, decepción, cobardía, engaño, mentiras. Al matarse los unos a los otros, Hajime no pensaba que eran malos. Con el fin de sobrevivir, a veces era necesario.

Sin embargo, él quería proteger su propio honor fuera de eso. Él difícilmente sería considerado humano si no sabía hasta eso. Hajime, también era un hombre y para la chica que conoció en el Abismo, él quería mantener esa línea clara. Él no quería mostrar un comportamiento vergonzoso más de lo necesario.

Tal vez notando lo que Hajime estaba pensando, Alfrick solo podía suspirar profundamente. Los otros Ancianos lo miraron para saber lo que debían hacer. Por un momento, el silencio permaneció. No después de mucho, Alfrick hizo una propuesta con un rostro exhausto.

“Entonces simplemente los trataremos como tus esclavos. De acuerdo a la ley de Felbergan, aquellos quien han dejado sea of Trees y no han regresado o aquellos que han sido atrapados y convertidos en esclavos son presuntos muertos. Aunque hay la posibilidad de que podamos ganar en contra de forasteros dentro de la niebla de Sea of Trees, los consideramos muertos para limitar cualquier daño… No habrá necesidad de ejecutarlos.”

“¡Alfrick, eso es!”

Era un argumento engañoso. Naturalmente, los otros Ancianos estaban sin habla. Zell involuntariamente salió adelante y empezó a protestar.

“Zell, deberías entender el poder que este chico ha mostrado. Si ejecutamos a la Familia Haulia, entonces él será nuestro enemigo. Cuantos morirán… como Ancianos, debemos evadir este peligro.”

“¡Pero qué pensará nuestra gente! ¡Si se rumorea que cedimos ante el poder y dejamos a un niño monstruoso suelto, entonces nuestro prestigio seguramente caerá!”

“Sin embargo…”

Otros Ancianos se unieron a la discusión y el lugar se volvió ruidoso. Como se esperaba, teniendo que pasar por alto un factor de riesgo sin castigo no era algo simple para ellos. Si un mal precedente era establecido, el Congreso de Ancianos tomaría un golpe severo y la gente sospecharía de ellos.

Sin embargo, Hajime hizo un comentario sin tomar en cuenta el ambiente.

“Ah~ Podría ser malo decirlo ahora, pero ¿No es demasiado tarde para darse cuenta que no están pasando por alto solo a Shia?”

La discusión se detuvo. Los Ancianos miraron a Hajime, preguntando a que se refería con eso.

Hajime lentamente levantó su manga derecha y realizó manipulación de la magia directa. Al hacer eso, líneas carmesí aparecieron en su piel. Chispas también fueron emitidas de su mano derecha mientras usaba ‘Lightning Clad’.

Los Ancianos miraron estupefactos. Había invocado magia sin un encantamiento círculo mágico. Ellos pensaban que él solo fue capaz de derrotar a Jin debido a su artefacto.

“Soy exactamente como Shia y puedo manipular magia directamente así como usar magia única. Yue también. Todos nosotros somos lo que llaman monstruos. A pesar de todo, ¿No es su tradición el ‘no ser hostiles sin importar quién es la persona’? De acuerdo a esa ley, deben pasarnos por alto a nosotros los monstruos. Creo que es natural pasar por alto a Shia en este punto.”

Aunque los Ancianos estaban impactados por un momento, empezaron a susurrar después de un tiempo. Una vez que llegaron a una conclusión, Alfrick suspiró y empezó a hablar.

“Haa~ Consideraremos a la niña tabú de la Familia Haulia, Shia Haulia, como relacionada con Nagumo Hajime quien también es una existencia prohibida. Ya que Nagumo Hajime tiene las habilidades, no seremos hostiles hacia ellos; sin embargo, tienen prohibido entrar a Felbergan y las villas de sus alrededores. También, si alguien posa una mano en Nagumo Hajime o su Familia, entonces eso será su responsabilidad… ¿Hay algo más?”

“Bueno, lo que sea, siempre y cuando pueda llegar al Gran Árbol, entonces está bien. Ellos eran mis guías, así que no debería haber ningún problema con esto.”

“… Ya veo. Entonces por favor, apúrense y váyanse. Aunque es doloroso no ser capaz de dar la bienvenida a alguien calificado como dictaba la tradición…”

“No importa. No hay necesidad de decir algo más, ya que la mayor parte no tendrá importancia para mí de todas formas. Solo puedo estar agradecido de que tienes un juicio tan racional.”

Alfrick solo podía sonreír irónicamente mientras los otros Ancianos se veían amargados y cansados. Más que un resentimiento, claramente solo estaban esperando que el grupo se fuera. Hajime se encogió de hombros y apresuró a Yue, Shia y los Haulia a que se paren.

Yue estaba inexpresiva de comienzo a final y ella simplemente se paró para igualar a Hajime.

Sin embargo, Shia y la Familia Haulia no creían lo que había pasado. Se sentaron perplejos. Aunque estaban preparados para morir, se dieron cuenta que simplemente desaparecerían.

“Hey, paren de soñar, vámonos.”

Ellos rápidamente se pusieron de pie en apuro y siguieron a Hajime. Alfrick y los otros los enviaron por la puerta.

Después de atravesar la puerta, Shia le preguntó a Hajime mientras estaba nerviosa.

“U-Um ¿Está bien… qué nosotros nos vayamos?”

“¿? ¿No estabas escuchando antes?”

“B-Bueno, incluso si lo escuché… no se siente real… se sentía increíble…”

Su confusión era compartida por toda la Familia Haulia. Para los Semi-Humanos la decisión del Congreso de Ancianos era absoluta. Yue habló con Shia quien todavía estaba confundida.

“… Está bien ser feliz.”

“¿Yue-san?”

“… Hajime te salvó. Es la verdad. Solo acéptalo.”

“…”

Habiendo escuchado las palabras de Yue, Shia miró a Hajime quien caminó tranquilamente a su lado. Hajime se encogió de hombros mientras miraba adelante.

“Bueno, era una promesa.”

“Uu…”

Los hombros de Shia estaban temblando. A cambio de guiarlos a través de Sea of Trees, Shia y su familia fueron protegidos. Era una promesa que Shia hizo con Hajime desesperadamente.

Ella había visto originalmente un futuro con ‘Premonition’ en donde Hajime la protegía a ella y a su familia; sin embargo, ese futuro no era absoluto. Dependiendo de sus acciones, podría cambiar significantemente. Debido a eso, Shia ‘desesperadamente’ obtuvo la cooperación de Hajime. Él era un Humano, una raza conocida por discriminar a los Semi-Humanos y ella no tenía nada que ofrecerle. Ella solo podía ofrecerse a sí misma como ‘mujer’ y su ‘magia única’. Incluso así, eso fue fácilmente descartado. Ella lloró, sin saber qué hacer.

Incluso así, se las arregló para hacer que él hiciera una promesa con ella, sintiendo que Hajime mantendría su promesa. Incluso si ella era un Semi-Humano, él no tenía ningún sentido de discriminación hacia ella.

Pero, al final, la ‘promesa de proteger’ no era indudable. Ese era el porqué, con el fin de aliviar su ansiedad, ella preguntó si el pelearía, ‘incluso si los enemigos eran humanos’. En efecto, sin vacilación, él peleó contra soldados del Imperio, dándole un gran sentido de alivio.

No había abandonado a Shia en este punto. Él era diferente de los soldados y lo que él hizo era esencialmente declarar la guerra contra el Imperio. Pero aún así mantuvo su promesa sin vacilar. Yue estaba en lo cierto, Hajime había salvado a Shia y su preciada familia.

Por un momento, su corazón había estado palpitando fuerte. Su rostro estaba caliente y ella tenía el impulso de saltar arriba y abajo. Puede haber sido la alegría de saber que su familia estaba a salvo, pero también podía ser…

Shia trató de seguir el consejo de Yue y ser feliz honestamente. Ella le confió todo a sus emociones y se colgó a Hajime con toda su fuerza.

“¡Hajime-san~! ¡Muchas gracias~!”

“¿¡Uwa!? ¿¡Qué es esto tan repentino!?”

“Muu…”

¡No te soltaré sin importar lo que hagas! Decía Shia mientras frotaba su rostro en la espalda de Hajime. Su rostro estaba relajado y sus mejillas estaban teñidas de rosado.

Yue, al ver esto, dio un quejido de mal humor. Cuando ella pensó en hacer algo, decidió simplemente sostener la mano de Hajime.

Al ver a Shia explotar de alegría, la Familia Haulia finalmente entendió que habían escapado con vida. Empezaron a compartir su alegría uno con el otro.

Los Ancianos solo podían mirarlos con expresiones complejas; había muchos que apartaron la mirada con odio o incomodidad.

Hajime, entendiendo lo que estaban sintiendo, simplemente sonrió irónicamente. Él ahora estaría involucrado en cosas bastante problemáticas por un rato.

Anuncios

2 comentarios sobre “Arifureta Shokugyou de Sekai Saikyou Vol.02 – Capítulo 1 (Parte 2)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s