Shinwa Densetsu no Eiyuu no Isekaitan

Shinwa Densetsu no Eiyuu no Isekaitan Vol.01 – Capítulo 7

Capítulo 7, Descanso

Año Imperial 1023, 7 de Mayo.

Normalmente, ellos ya habrían entrado al pequeño país Baum para entonces.

Sin embargo, Hiro estaba con ellos, y estaban encontrando más grupos de oglos de lo que habían anticipado.

Debido a las circunstancias imprevistas, fueron retrasados significativamente, y así, prepararon el campamento cuando el sol se puso.

La tienda donde dormía la princesa era notablemente más grande que las demás. Las otras tiendas estaban alrededor de la suya, como una pequeña villa.

Muchas fogatas fueron encendidas en los alrededores. Había grupos de 4 soldados de infantería pesada protegiendo el área en todas las direcciones para que fueran capaces de ocuparse de los monstruos sin importar de donde vinieran.

Podías ver el aliento blanco de Hiro en el frío mientras miraba al cielo nocturno.

Liz sale de la tienda detrás de él.

“¿Qué pasa? Tenemos que levantarnos temprano mañana. Necesitas dormir… ¿Tal vez tienes hambre?”

Hiro sacude su cabeza de lado a lado.

“No, estaba viendo las estrellas.”

Aunque también tenía otra razón…

“¿Te gustan las estrellas, Hiro?”

“No es eso. Pero nunca antes las he visto de tan cerca, así que pensé que era interesante.”

“Ya veo.”

Ella está lo suficientemente cerca para escuchar su respiración.

Hiro miró el cielo una vez más para ocultar su vergüenza y agitación.

Quizá era porque estaban cerca de la cima, pero el aire era fresco y limpio, y las estrellas estaban brillando en el cielo nocturno.

Era un resplandor abrumador que casi parecía estar al alcance de la mano.

Aunque su respiración estaba teñida de blanco, curiosamente, ellos no sentían el frío.

“Escuché esto de mi madre hace mucho tiempo.”

La voz dulce, clara y transparente de Liz se sentía bien en los oídos.

“Cuando la gente muere, se convierten en espíritus, y las almas que se convierten en espíritus se vuelven estrellas, y junto al rey espíritu, ellos continúan cuidando del mundo. Cuando estés asustado, cuando estés triste, cuando te sientas solo, mira al cielo. Si lo haces, sabrás que no estás solo.”

“Eso es bueno.”

“Es una canción de cuna que cualquier ciudadano del Imperio conoce.”

Los dientes blancos de Liz se asoman de sus labios mientras ríe tímidamente.

Entonces, Liz agarró la mano izquierda de Hiro con fuerza.

“Ahora, regresemos a la tienda y vayamos a dormir antes de que te resfríes.”

Hiro fue arrastrado antes de que siquiera tuviera tiempo de avergonzarse.

“¡E-Espera! ¡Espera! ¡No podemos!”

“¿Por qué no?”

“¿Q-Qué quieres decir con ‘por qué no’…? Un hombre y una mujer maduros no pueden dormir juntos en la misma tienda…”

Sí, esa era la razón por la que estaba afuera.

Después de que terminaron de poner la tienda, Liz dijo estas palabras: “Tú duermes aquí también, Hiro.”

Tras llegar a la conclusión de que quería evitar eso, pensó en matar tiempo afuera y esperar hasta que ella se durmiera primero.

Pero parece que terminó en vano.

“Cerberus también está aquí.”

“Bueno, sí, pero…”

Cerberus ya está dormido en la tienda.

“¡Vamos, entra, entra!”

Ella empujó a Hiro por detrás, y él tropezó adentro.

Hay un farol colgando del techo de la tienda con una vela encendida.

Es suficiente para ver todo dentro, así que no está completamente oscuro, pero era la cantidad adecuada de iluminación para crear una atmósfera romántica que haría palpitar el corazón.

Una manta extremadamente gruesa está extendida en el suelo para evitar que las piedras los lastimen.

Cerberus estaba acostado en el medio, y un cobertor estaba preparado a su izquierda.

“Habría sido bueno que pudiéramos haber tomado un baño… Lo siento si apesto a sudor.”

“Ya sabes, no puedo dormir contigo, después de todo.”

“Eh, ¿apesto tanto…?”

*Oler, oler* Liz huele su cuerpo con su nariz finamente moldeada.

―No es eso… En realidad, yo soy el que apesta a sudor.

“Realmente no puedes oler nada en ti mismo[1], ¿huh? Entonces no nos preocupemos por eso y vamos a dormir.”

[1] NT: Se refiere a que no puedes olerte a ti mismo. Lo dice después de no oler nada de sí misma. Sería como “Uno no puede olerse a sí mismo.”

“No, dormiré en otro lugar… De verdad no puedo dormir con―”

“¡Ya deja de quejarte! ¡Te dije que tenemos que levantarnos temprano mañana!”

“¡Gah!”

Hiro sintió un impacto intenso en su espalda y dejó salir un jadeo.

En un instante, su visión se oscureció. Cuando abrió los ojos, él estaba sobre su costado.[2]

[2] NT: Acostado de lado/de costado.

Puede ver la cara de Liz en su periferia.

Pero no había necesidad de que verificara con sus ojos, ya que puede sentir su calor por todo su cuerpo.

“A Cerberus no le gusta que lo abrace cuando duerme.”

¿Podrías no usarme como sustituto para algo así?

Por otra parte, Hiro no podía dormir ya que su corazón estaba latiendo muy fuerte.

“Zzz―… Mm…”

“… Ella se duerme realmente rápido.”

―Bueno, ¿qué hago ahora…?

Sería bueno que pudiera darse prisa y contar algunas ovejas, pero todo lo que ve son demonios.

Tiene la sensación de que tendrá malos pensamientos si mira a su lado, aunque ya está en un predicamento peligroso.

Hiro se enfrentó a demonio tras demonio mientras caía en la oscuridad…

 

Nada se siente más largo que el tiempo que estás despierto.

Nada se siente más corto que el tiempo que estás dormido.

Aun cuando todos estaban despiertos y guardando sus tiendas, un hombre todavía estaba durmiendo.

Era Hiro.

“Cerberus. ¿No crees que está durmiendo muy profundamente?”

“*Woof.*”

“Me siento mal, pero tengo que despertarlo.”

“*Woof.*”

Aunque sus párpados estaban pesados, la conciencia de Hiro fue sacada de la oscuridad después de escuchar ese intercambio.

Como para decir que quería disfrutar del calor y felicidad un poco más, jaló la cobija sobre su cabeza.

Cuando lo hizo―

“¡Guooooohh!”

Los ojos de Hiro se salieron mientras un impacto se extendía de su estómago a todo su cuerpo.

“¿Oh…? Esa no es la reacción que esperaba.”

Rueda mientras aguanta el dolor en su estómago. Él quiere ocultar su dolor, pero su cuerpo no se mueve.

Hiro no podía hacer nada más que jadear, como si fuera un pescado que había llegado a la orilla.

“Hehe. Ahaha. Hahahahaha.”

Su risa sonaba como una campana estremecedora. Hiro la miró con ojos llenos de lágrimas.

“H-Hiro… ¿Qué pasa con esa mirada? ¿Por qué me haces reír temprano por la mañana?”

Liz abrazó su estómago y parecía que estaba divirtiéndose.

“E-Esa es mi línea… ¿Qué estás haciendo?”

Ella estaba montada sobre el estómago de Hiro.[3]

[3] NT: ¿Recuerdan el primer cap de Date a Live? Pues así :v

Era donde él estaba temblando de dolor.

Es bastante obvio que ella es la causa de ese dolor.

Él quería preguntarle por qué era tan violenta.

“B-Bueno, quería despertarte.”

“No, pero aun así, hay una manera más amable de despertar a al―”

Hiro fue incapaz de terminar su oración.

Esto fue porque había un ogro de pie en la entrada de la tienda.

“… N-Niño. ¿Qué estás haciendo…?”

Era Tris, con su cuerpo musculoso como un oso.

“¡N-No, te equivocas!”

Aunque la situación parecía dudosa, la verdad es que no era nada sexual.

Liz miró a Hiro, confundida.

“¿En qué se equivoca?”

“¡¿Puedes guardar silencio?! ¡Vas a complicar las cosas!”

Este era un problema donde la vida de Hiro estaba en la línea.

Tris se acercó mientras pisaba fuerte como un oso.

“Pensar que eras una bestia con tal cara… Princesa, por favor aléjese de él. Debo cortarlo en pedazos.”

La espada que salió suavemente de su cintura emitía una luz gris.

Incapaz de leer la atmósfera, Liz inclinó su cabeza a un lado.

“Realmente no entiendo qué está pasando… Pero, ¿estamos listos para partir?”

“… Bueno, sí, pero…”

“Entonces, salgamos en cuanto desayunemos.”

El peso sobre Hiro desapareció, y Liz se levantó.

“Hiro, tenemos pan y sopa para el desayuno. ¿Puedes comer?”

“Ah, sí… Estoy bien.”

“¡Entonces comamos y entremos a Baum! ¡Tú también, Tris! ¡No sólo te quedes ahí, ve a comer tu desayuno!”

“P-Pero, grr―Chico, dejaré pasar esto por el bien de la Princesa…”

Tris liberó su tensión por completo, dejó caer sus hombros, y salió de la tienda.

Mientras Hiro acariciaba su pecho, Liz llevó su desayuno, el cual él empezó a comer.

Le dio un trago a su sopa y mordió una pieza de pan ligeramente duro. La sopa tenía carne de pollo y estaba bien condimentada con sal.

Cerberus se sentó justo frente a él como si quisiera un poco.

Entonces, cuando apartó la mirada, Liz estaba ahí, cambiándose.

“¿Huh? Estás cam―¡Whoa!”

Escupió su desayuno en la cara de Cerberus, pero esa era la última de sus preocupaciones.

“¡¡Qu, *toser,* qué, *toser, toser,* qué estás… haciendo?!”

“¿A qué te refieres? Estoy cambiándome.”

“¡¿Por qué estás cambiándote?!”

“No puedo tomar un baño, pero quiero cambiar mi ropa interior, al menos.”

“Bueno, es verdad, pero estoy aquí.”

“¿Hay algún problema?”

Liz inclinó su cabeza y miró a Hiro, confundida.

Considerando el incidente de la noche anterior también, en lugar de decir que ella está poco familiarizada, sería más preciso decir que carece completamente de conocimiento en esa área.

Tal vez ella no puede evitarlo, ya que es una princesa Imperial.

Pero es realmente peligroso.

―Para mí vida, principalmente…

Estoy seguro que Tris me mataría si viera esta situación.

“Escucha con atención lo que estoy a punto de decir.”

“¿Puedes esperar hasta que me cambie?”

“¡E-Espera, espera! ¡Espera un segundo!”

“¡Vamos, ¿qué es?!”

“Me daré vuelta, ¿puedes cambiarte durante ese tiempo?”

“En realidad no me importa… Pero, ¿por qué?”

“No tiene mucho significado. ¡Voy a darme la vuelta! ¡¿De acuerdo?!”

“… Realmente no entiendo, pero está bien.”

Después de que Hiro se dio vuelta, la tienda fue invadida por el sonido de tela frotándose.

Era como si los sonidos estuvieran reverberando como una gota de agua cayendo en una piscina.

Cada segundo se sintió extremadamente largo, y Hiro esperó en silencio mientras el tiempo atormentador pasaba.

“Acabé.”

“*Phew…*”

De pronto empezó a sudar profusamente. Se sentía fatigado, como si hubiera estado corriendo por un largo período de tiempo.

Liz, quien era inconsciente de la atmósfera alrededor de Hiro, comenzó a comer su desayuno justo frente a él.

“… En fin, debería comer también.”

Aunque Hiro pensó que finalmente sería capaz de comer un poco de comida, Cerberus ya se había comido todo sin dejar una sola sobra.

Anuncios

Un comentario sobre “Shinwa Densetsu no Eiyuu no Isekaitan Vol.01 – Capítulo 7

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s