Shinwa Densetsu no Eiyuu no Isekaitan

Shinwa Densetsu no Eiyuu no Isekaitan Vol.01 – Capítulo 4

Capítulo4, Encuentro

Dios rascó su cabeza, señalando el mapa sobre la larga mesa antes de hablar.

“Hay dos caminos que llevan a la Fortaleza Belk. El camino directamente al sur, que estoy seguro que está bien considerarlo definitivamente una trampa. Los asesinos, cuerpo militar, ladrones, y bandidos son abundantes. El otro camino es al este, pasando por una montaña en la cordillera Grauzarm. Todo lo que queda después de atravesar el Monte Himmel, justo al lado del pequeño país Baum, es entrar al territorio del Marqués Grinda.”

“También tenemos caballería. No podemos cruzar el Monte Himmel.”

“Incluso si elegimos ir al sur, no seremos capaces de evitar la aniquilación. Siendo ese el caso, con el fin de incrementar las posibilidades de salvar al menos unas cuantas vidas, no tenemos más opción que subir el Monte Himmel.”

Tris, quien estaba al lado de Dios, también asintió.

“Dividámonos en dos grupos. Como se esperaría, no hay manera de que todos los soldados puedan ir por el Monte Himmel. Ya que una desviación es necesaria, después de todo. Dios, toma 50 soldados de infantería y llévalos hacia la Fortaleza Belk. Si te encuentras con enemigos en el camino, abandona el carruaje y haz todo lo que puedas para conseguir ayuda del Marqués Grinda. ¿Es aceptable, Hime-sama?”

Liz tenía una expresión desagradable, pero después de un tiempo, asintió ligeramente.

“¿Qué vas a hacer, Ossan?”

“Cruzaré la montaña con Hime-sama.”

“Ya eres bastante viejo, así que no deberías esforzarte mucho…”

“Hmph, no perderé contra unos novatos.”

“¿Es así? Últimamente, tus brazos han estado adelgazando.”

“¡¿Qué?! ¡¿Es verdad?!”

Con la broma de Liz, la Sala de Operaciones se volvió un poco más alegre.

Después de recibir una lujosa comida, el satisfecho Hiro, habiendo comido bastante, se sentó en su cama.

Como dijo Liz, él fue recibido como un invitado.

No lo habían interrogado, pero frente a su puerta estaba un soldado en guardia.

Aunque la otra parte había levantado su guardia unilateralmente contra él, para Hiro, este era un mundo sobre el que no sabía absolutamente nada.

Él no pasearía imprudentemente. Así que podía decirles que lo que estaban haciendo era completamente inútil.

Pero si Hiro fuese a decir eso, era posible que ellos terminarían tratándolo incluso con más cautela. Si eso fuese lo único que sucediera, entonces estaría bien, pero también estaba la posibilidad de que Hiro podía terminar en una posición más peligrosa.

Fue por eso que estaba sentado tan obedientemente, pensando sobre lo que debería hacer de ahora en adelante.

Sin embargo, justo cuando estaba durmiéndose, aún sin pensar en una buena idea, la puerta se abrió repentinamente mientras alguien entraba de forma tosca.

―Era Liz.

“Lo siento. Surgió un asunto urgente…”

“¿Qué sucedió?”

“Necesitamos cambiar de ubicación, y resulta que partiremos esta noche.”

“… ¿En otras palabras?”

“Tendremos que regresar este lugar al 1er Ejército Imperial, así que Hiro ya no será capaz de quedarse aquí.”

“Eso es… un problema.”

En una tierra desconocida, él sería echado a un lugar donde ni siquiera distinguía la izquierda y derecha.

Además, a mitad de la noche. Seguramente no había algo más aterrador que esto.

Aunque él quería pensar en qué hacer de aquí en adelante, Liz empezó a hacer una cara bastante impaciente.

Probablemente no había tiempo para pensar.

Por lo tanto… Hiro tomó su decisión.

“¿Está bien si te sigo?”

“¿Eh―?”

“¿Eso es… un ‘no’?”

“Sí puedes, pero… Será un viaje bastante duro. Si sale mal, podrías morir. Aun así, ¿quieres ir?”

“No importa. En cualquier caso, si soy echado en medio de la noche, probablemente terminaré muerto.”

“No te dejaríamos completamente abandonado, ¿sabes? Si es sólo un poco, entonces podríamos prestarte algo de dinero, e incluso comida…”

“Te debo una comida, después de todo. Existe la posibilidad de que pueda traicionarte, pero… Si no hay problema con que te siga, iré contigo.”

“Hiro, eres un chico bastante extraño.”

“Supongo. Me lo dicen mucho.”

―Aunque usualmente sólo es Fukutarou quien lo dice.

Tras salir a la plaza central de la fortaleza, encontramos fogatas iluminando los alrededores.

La luna llena se asomaba por detrás de las nubes.

Seguí a Liz, y cuando llegamos frente a la puerta principal de la fortaleza, Cerberus llegó corriendo hacia Liz.

Un gran número de soldados permanecía en guardia al lado de la entrada.

Junto a la vanguardia, Dios, estaba un hombre en sus cuarentas, músculos floreciendo por todo su cuerpo.

Este hombre le entregó un caballo a Liz con pelaje castaño.

“Tris, gracias por el trabajo duro.”

“¡Sí, Madame!”

Expresando su gratitud, Liz montó el caballo inmediatamente.

Al instante, aclamaciones estallaron detrás de ella.

Dando vuelta con sorpresa, Hiro vio que, antes de que se diera cuenta, una gran multitud de soldados del fuerte se había reunido para despedirlos.

“¡Por favor cuídese, Celia Estreya-sama!”

“¡Celia Estreya-sama, banzai!”

“¡Gran Imperio Grantz, banzai!”

“¡Que sea bendecida por el Rey Espíritu!”

“¡Que sea bendecida por los 12 Dioses de Grantz!”

Sonriendo, Liz regresó un gran saludo.

Ya que la luz de la luna llena brillaba sobre ella, el encanto de la joven chica aumentó exponencialmente, haciendo que su figura pareciera tan hermosa como un hada.

Ante esto, las aclamaciones estallaron una vez más.

Para asegurarse de que no se alejara demasiado, Hiro siguió el caballo de Liz.

“En cuanto no podamos ver el fuerte… nos dividiremos en dos grupos. Asegúrate de seguirme, así no nos separaremos.”

La voz de Liz resonó desde arriba.

“De acuerdo.”

Después de caminar en silencio por casi dos horas, uno pudo ver el fuerte desapareciendo detrás de ellos, envuelto por la oscuridad.

La primera en actuar fue Liz.

Bajando de su caballo, ella giró hacia Tris y gritó.

“¡Tris! ¡Será mejor que guíes apropiadamente a todos!”

“¡Hime-sama es quien me preocupa que no sea capaz mantener el paso con este viejo!”

Tris corrió delante de Liz.

“¡Vamos, Hiro!”

Liz agarró la mano izquierda de Hiro, arrastrándolo con fuerza.

Detrás de ellos estaban soldados que rompieron filas, además de los soldados separados que continuaron avanzando sin problemas.

Preocupaciones tales como, “¿Exactamente cuánto tengo que correr?” y “¿Mi cuerpo será capaz de seguir el ritmo?” naturalmente comenzaron a llenar la cabeza de Hiro.

Mirando a su lado, Cerberus podía ser visto corriendo con una cara calmada.

―Como se esperaba de un lobo. Un poco está bien, ¿así que no podrías darme algo de esa resistencia…?

Como el límite de Hiro se acercaba, Liz empezó a caminar.

Hiro inhaló aire repetidamente con violentos jadeos. Por otra parte, aunque gotas de sudor brillaban en su frente, su respiración no estaba perturbada en absoluto.

“¿Estás bien?”

“E-Estoy, estoy bien.”

“¿Seguro? Dime si es muy duro, ¿de acuerdo? Si es sólo por un poco, podemos tomar un descanso…”

“Eso no es bueno, Hime-sama. Si consiente a los chicos, ellos se volverán inevitablemente débiles. Aquellos que luchan por convertirse en hombres son del tipo que crecen al ser arrojados de un acantilado.”

Aunque Hiro quería intervenir, viendo como su boca era dominada por el oxígeno, su deseo de hacerlo no se cumplió.

Como si ridiculizara a Hiro, Cerberus corría alegremente.

“Hiro aún es un niño. Si fueras a arrojarlo de un acantilado, moriría.”

“¿Mm? ¿Ese chico no tiene 16 años? Lo escuché de Dios, pero…”

“Pero su apariencia es infantil, ¿cierto? Necesitamos tratarlo con amabilidad.”

“¿Mm? Es verdad, su apariencia es bastante joven… pero, 16… además, ¿un niño? Hmm, no estoy muy seguro.”

Apartando su mirada de Tris, quien empezó a reír vigorosamente, Hiro miró detrás de él.

Pudo ver el gran número de soldados que los habían seguido.

Aunque usaban armadura pesada, parecía que su respiración no estaba perturbada, tampoco se había quedado atrás alguno de ellos.

Incluso el mayor, Tris, aún no había empezado a sudar.

―Este viejo definitivamente es un monstruo.

“¿Alguien se retiró?”

“No tenemos tales debiluchos.”

“Ya veo, menos mal…”

“En este momento las cosas van bien. Debería ser posible empezar a caminar en las montañas al amanecer. Parece que terminará sin que nadie pueda vernos.”

“¿Me pregunto si todo está bien del lado de Dios?”

“No hay necesidad de preocuparse. Ya que él es fuerte.”

Después de caminar por un tiempo, el cielo comenzó a iluminarse, exponiendo una gran montaña ante ellos.

Como siempre, la mano de Hiro estaba siendo agarrada por Liz.

Ya sea que se había acostumbrado a ello… o lo había olvidado, Hiro ya no estaba avergonzado comparado a cuando él había agarrado su mano por primera vez.

Tan pronto como pasaron la entrada de la montaña, Liz acercó su cara a la de Hiro.

La cara de Hiro se volvió roja mientras esperaba que Liz hablara. Esto era algo a lo que no podía acostumbrarse.

“Una vez que crucemos esta montaña, llegaremos al País Baum. Es bastante pacífico, y hay un hermoso pueblo que rebosa de naturaleza. Sin embargo, no hay suficiente tiempo ahora mismo, así que no seremos capaces de visitarlo.”

Realmente quería mostrarle el lugar―Liz murmuró de una manera decepcionada mientras Tris hablaba.

“¿No se ha extendido el alcance de su Onii-sama al País Baum?”

“No hay necesidad de preocuparse por ello… o eso me gustaría decir, pero no puedo estar tan segura de eso. Es posible que ellos hayan descubierto nuestra estrategia.”

Tris hizo una cara complicada antes de hablar una vez más.

“Además, esta vez no le di a Baum ninguna advertencia previa, así que para evitar darle al país algún estímulo innecesario, deberíamos dirigirnos hacia el territorio del Marqués Grinda tan pronto como sea posible.”

“… Es verdad. Nuestro grupo casi es del tamaño de un escuadrón, así que siento que seremos expuestos bastante rápido.”

“Incluso si somos descubiertos, ellos no pueden hacer nada contra el Imperio. Aunque probablemente estarán maldiciéndonos en el fondo.”

“Parece que estamos tomando ventaja de su debilidad. No puedo evitar sentirme un poco culpable.”

“Una vez que se calmen un poco las cosas en el territorio del Marqués Grinda, no debería haber problema mientras enviemos una carta de disculpa.”

“En cualquier caso, se convertirá en una historia sobre nuestra descortesía.”

Mientras escuchaba la conversación de los dos, Hiro empezó a subir el sendero.

Aunque había escuchado que sería un viaje difícil, en realidad, era una montaña que era extremadamente adecuada para un día de campo.

Al borde del camino, numerosas flores y lindos animales podían ser vistos ocasionalmente.

“Parece que estás divirtiéndote mucho, Hiro.”

“Sí. Ya que escuché que sería duro, me había preparado, pero… Es una montaña agradable. Se siente como el lugar perfecto para una siesta vespertina.”

“Fufu, estoy de acuerdo. El Monte Himmel es la montaña más fácil de subir de entre toda la cordillera Grauzarm. Pero ya que muchos monstruos viven aquí, es lo suficientemente peligroso que ni siquiera los vendedores pueden atravesarlo. Bueno, aunque esta área es segura.”

“¿M-Monstruos?”

“Sí. Entre más cerca estés de la cima, más feroces se vuelven. Esta vez tenemos que cruzar esa área para llegar al otro lado, así que será un viaje difícil, ¿sabes?”

Era una palabra que sólo he escuchado en juegos, pero escucharla de esta hermosa chica me hizo tener un sentimiento de miedo.

Ya que sus rasgos habían permanecido completamente neutrales mientras hablaba, había una extraña intensidad en sus palabras.

“No te preocupes. Te protegeré, así que está bien que camines con orgullo[1] en la retaguardia.”

[1] NT: Según la traductora al inglés, eso es lo que dice la RAW. Aunque suene un poco lamentable.

“*¡Woof―!*”

Cerberus ladró.

“Te protegeré”―es lo que expresaba la figura galante del lobo.

Dejando tiempo para un breve descanso intermedio, partimos hacia la cima en 4 horas.

El sol había salido por completo, y los alrededores se volvieron totalmente claros.

Hasta ahora, ya habíamos viajado una distancia donde, si levantabas la cabeza, podías ver la cima de la montaña directamente.

Pero entonces―apareció eso.

Sus dos grandes ojos rojos se movían, mirando a Hiro y compañía como si estuviera tratando de evaluarlos.

Asomándose de su boca desgarrada, estaba una fila de dientes amarillos, de los cuales varios habían caído.

Su cuello era más grueso que la cintura de Hiro, y mientras se levantaba, su estómago expuesto se hinchaba como un globo.

Era un horrible monstruo humanoide.

“Un ogro. Originalmente era un humano, pero se dice que por la maldición de un espíritu, se transformó en una forma tan horrible. Después de ser expulsado de las tierras humanas, habita montañas como estas y ataca a los viajeros. Es un monstruo que codicia la carne humana.”

Liz dio una explicación con calma.

“Además, aunque es fuerte, ya que su inteligencia es baja, no es tan difícil de derrotar.”

Cuando Liz habló, Cerberus corrió hacia adelante.

“¡Guruaaaaa!”

Cerberus blandió sus afilados colmillos hacia el cuello del ogro, y entonces― aterrizó en el suelo con un ligero sonido.

Junto con un espeluznante ruido, la cabeza del ogro desapareció mientras brotaba sangre.

Grotesco… Hiro apartó la mirada.

Sin embargo, lo que apareció frente a él fue una escena que lo hizo querer cubrir sus ojos.

La imagen de la cabeza del ogro rodando lentamente por el sendero.

Viendo eso, el perfil de Liz de repente floreció como una flor mientras sonreía.

“¡Mira!”

“……. Sí.”

“Como se esperaba de Cerberus-dono. ¡Una ejecución perfecta! ¡Hemos tenido el honor de presenciar algo maravilloso!”

“*¡Woof―!*”

Después de ser elogiado por Tris, la cola de Cerberus se movió en respuesta.

“Hay más cosas incluso más fuertes que eso.”

Tras ver la alegre expresión de Liz mientras decía eso, Hiro no tenía idea en absoluto de qué clase de cara debería hacer en respuesta.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s