Shinwa Densetsu no Eiyuu no Isekaitan

Shinwa Densetsu no Eiyuu no Isekaitan Vol.01 – Capítulo 3

Capítulo 3, El Comienzo del Viaje

Aunque ya lo había admitido en algún lugar de su mente, Hiro aún no había abandonado la esperanza―en alguna parte de su corazón―de que todo esto era sólo un sueño.

“¿Qué debería hacer de ahora en adelante…?”

Hiro meció su cabeza mientras su mirada caía a sus pies.

Mientras el dolor en sus mejillas afirmaba que este era otro mundo, uno pensaría que él estaría en un estado miserable…

Sin embargo, era más importante descubrir si había un método para regresar a su mundo original; confirmar si había o no una forma para salir de esta situación.

Además, él tenía que preocuparse acerca de cómo debería proceder. Las preocupaciones del chico fueron aumentando una tras otra.

Golpeando el hombro de Hiro, quien tenía que lidiar con tales preocupaciones, estaba la chica sentada justo frente a él.

“No te deprimas tanto. Todo estará bien. No vas a ser acusado de traición, después de todo.”

“No, en realidad no estoy deprimido por algo como eso… ―Espera, ¿traición?”

Como si no escuchase la débil voz de Hiro, la chica llevó una mano a su pecho de forma abrupta mientras una sonrisa elegante aparecía en su cara.

“Supongo que las presentaciones serían un buen lugar para empezar. Soy Celia Estreya Elizabeth Von Grantz. La sexta Princesa Imperial del Gran Imperio Grantz. Acabo de cumplir 15. Todos me llaman Liz. Está bien que me llames así también, Hiro.”

“……”

Si fuese a dirigirme a una Princesa Imperial por su apodo, ciertamente sería considerado lesa majestad, ¿no?

En primer lugar, probablemente es mejor que deje de usar este tipo de lenguaje.

Preferiría no ser decapitado a tan corta edad.

“¿Qué pasa?”

“Si te llamo Liz, ¿no sería irrespetuoso?”

“Está bien. Dije que me parece bien, después de todo. Bueno, incluso ese Dios no ha sido acusado de traición.”

“Ahh, ahora que lo mencionas… Entonces, te llamaré Liz también.”

Viendo como ella fue amable durante su primer encuentro, esta chica simplemente podría ser una princesa amigable.

“Sí, es bueno que seas obediente. Pero, como se esperaba, incluso Dios no me llama por mi apodo.”

“¡Uoooooooo, ¿fui engañado?! ¡Entonces, como pensé, ¿es lesa majestad?!”

“Ahahahaha, está bien, no te preocupes por eso. Pero creo que es mejor que no uses mi apodo frente a otros. Dejando de lado a Dios, podrías molestar a los chicos en el fuerte si lo descubren.”

―¿Cómo se siente ser molestado por alguien menor que tú?

Aunque la chica estaba abrazando su vientre durante el alegre alboroto, yo realmente quería que ella dejase de jugar cuando se trata de asuntos de vida o muerte.

Pero, me pregunto. ¿Por qué estaba tratándome tan amablemente, al punto de incluso dejarme usar su apodo?

“Tengo algo que quiero preguntar, pero…”

“¿Qué~?”

“¿Por qué eres tan buena conmigo?”

“Bueno, estás vivo, ¿cierto?”

“¿Huh?”

Incapaz de comprender el significado detrás de sus palabras, Hiro inclinó su cuello a un lado.

“Es decir, Cerberus no te mordió, y los espíritus no estaban haciendo un alboroto tampoco.”

“Eh… Si Cerberus me mordiera, o los espíritus estuvieran haciendo un alboroto, ¿qué habría pasado?”

“Bueno, habrías muerto. El bosque de antes… Bosque Anfang es como lo llaman, por cierto. Muchos espíritus lo hacen su hábitat. Aunque el Primer Emperador los contrató para actuar como guardianes a cambio de vivir ahí, los espíritus han continuado protegiendo el área diligentemente, incluso después de mil años. Así que aquellos que no son de la realeza no pueden entrar, ni pueden salir vivos del bosque.”

“Entonces estaba en un lugar tan peligroso…”

Habiendo escuchado una historia tan inquietante, Hiro sintió un escalofrío bajando por su espalda.

Tal vez porque la cara de Hiro (contorsionada por el miedo) era tan extraña, Liz contuvo su risa mientras hablaba.

“Entonces, como dije, te salvé. ¿Estás de acuerdo?”

“Sí. Entiendo que estaba en una posición realmente peligrosa. Sin embargo, ¿por qué estoy vivo? No soy parte de la familia real, ¿sabes?”

“Lo sé, ¿cierto? Es un misterio, ¿no? Fue por eso que Dios sospechó que eras un tipo de espíritu.”

“Ahh, entonces… fue por eso que tuvo tal reacción.”

“Así es. Entonces, ya que te he convencido, ¿qué te parece decirme tu historia? ¿Por qué estabas ahí? ¿En realidad eres un espíritu?”

“Si lo supiera, no estaría tan preocupado…”

“¿Amnesia?”

“No, nada de eso. Soy un simple civil, un estudiante de preparatoria de 16 años de edad.”

“¿Qué es un eschudiante de prepharatoria?”

” … ¿Hmm? Hablo de estudiantes que van a la escuela, ya sabes.”

“Ahh… ¿Te refieres a un Estudiante de Escuela de Entrenamiento?”

Aunque las palabras parecían ser japonés, no tenían sentido, dado el contexto actual… De repente, Hiro tuvo una epifanía.

“Espera… ¿No estoy hablando Japonés?”

“¿Jyapunes? ¿Existía tal idioma…? Hmm~”

Liz gruñó mientras inclinaba su cabeza a un lado.

“Eh… El idioma que estoy hablando ahora mismo es…”

“¿Es Grantziano?”

“… ¿Qué significa esto?”

“Eh, ¿qué pasa?”

“No, me preguntaba por qué soy capaz de hablar Grantziano.”

“¡Incluso si me preguntas, no tengo idea! ¡Además, qué es un eschudiante de prepharatoria?!”

Para ella, hablar Grantziano debía ser algo natural.

Cuando se comparaba con la cuestión de haber llegado a otro mundo, eso podría ser un asunto bastante trivial.

En cualquier caso, Hiro decidió dejar de lado este tema por ahora, y responder la pregunta de la chica.

La otra razón era que parecía que sólo se confundiría si fuese a contemplar el asunto.

“Es algo similar a ese Estudiante de Escuela de Entrenamiento que dijiste antes.”

“Heeh… Lo llaman eschudiante de prepharatoria en el mundo espiritual, ¿cierto?”

“Espera, no soy un espíritu. Al igual que tú, soy humano.”

“He dicho esto antes, pero tus rasgos son jóvenes. Además, tu voz parece un poco alta para un adulto.”

“En mi mundo, los de 16 aún son menores, ¿sabes?… Además, ¿esos espíritus que mencionaste también se parecen a mí?”

“Ellos son completamente diferentes. Los espíritus no tienen algo como forma o voz. Pero parece que el Primer Emperador fue capaz de entender sus intenciones.”

“¿Entonces por qué estás diciendo que soy un espíritu?”

Inclinando la cabeza a un lado, Liz colocó su dedo índice en su mejilla.

“Hmm… ¿Sólo porque sí? Además, si fueras un espíritu, muchas cosas empezarían a tener sentido.”

Esta chica realmente era del tipo que florecería como una flor, sin importar el gesto o postura que hiciera.

Aunque Hiro quería hacer muchas más preguntas, su deseo quedó sin cumplirse.

Ya que la mirada de Liz se había dirigido hacia el escenario al otro lado de la ventana.

“Pronto llegaremos al fuerte. Es un poco ruidoso, pero quiero entretener apropiadamente a mi invitado, así que siéntete tranquilo.”

Hiro también dirigió su línea de visión hacia la ventana.

Un atardecer de carmesí ardiente comenzó a hundirse al otro lado del horizonte

Gobernante del Continente Central, Gran Imperio Grantz.

A casi dos días a pie hacia el este de la Gran Capital Imperial Cladius, se encontraba el Fuerte Taoen.

Para el Primer Emperador, el Fuerte Taoen fue la fortaleza más importante, o así fue escrito en las crónicas.

Fue desde aquí donde el país al borde del colapso había hecho su contraataque.

La persona a quien se le confió comandar la base de tal importancia histórica fue una chica que, a partir de este año, acababa de alcanzar la adultez a la edad de 15 años.

Su nombre era Celia Estreya Elizabeth Von Grantz.

La Sexta Princesa Imperial del Gran Imperio Grantz.

Actualmente, la chica tenía una reunión en la Sala de Operaciones, sus ayudantes a su lado.

Comandante de Caballería, Dios Von Michael.

Comandante de Infantería, Tris Von Tarmie.

Y otras tres Princesas Imperiales también estaban presentes. [1]

“Todo el equipaje ha sido cargado en las carrozas. Todo lo que queda es discutir sobre cuándo partimos a la Fortaleza Belk, pero…”

“No podemos abandonar por completo la posibilidad de un ataque.”

Interrumpiendo las palabras de Dios, estaba el Comandante de Infantería Tris.

“La reciente degradación de la Princesa ha sido revelada en todo el imperio. No hay garantía de que aquellos con intenciones insolentes no aparecerán.”

“Como se esperaba, 100 de caballería y 200 de infantería me hace sentir inquieta.”

“No se puede evitar. La mayoría de los soldados del Fuerte Taoen pertenecen al Primer Ejército Imperial. No hay manera de que podamos llevarlos con nosotros. Además, si vamos a la Fortaleza Belk… No, si entramos al territorio del Marqués Grinda, entonces deberíamos estar a salvo.”

Al sur del Gran Imperio Grantz estaba el Principado de Lichtein.

En la frontera estaba la crucial Fortaleza Belk, actualmente bajo el territorio y mandato del Marqués Ruzen Kiolk Von Grinda.

[1] NT: Es un poco desconcertante como el autor introdujo a ellas tres esta esta forma. Ni siquiera hablan en la reunión.

Siendo el hermano mayor de la madre de Liz, el Marqués Grinda era el tío de la chica.

Sin embargo, como el Principado Lichtein estaba bajo la fuerte influencia del Gran Imperio Grantz, el área había sido considerada pacífica durante las últimas décadas ya que no había ocurrido ningún conflicto militar.

Ser relegado de la única fortaleza ubicada ahí era básicamente cortar el camino al éxito de alguien.

” … No podemos hacer nada más que rezar que lleguemos a salvo.”

“¿No se trata de que protejamos a la Princesa?”

Mirando al siempre optimista Tris, estaba Dios con el ceño fruncido.

Aunque consideró si debería expresar sus quejas o no, Dios simplemente suspiró, al parecer calmando su enojo antes de cambiar de tema.

“Sin embargo, ¿por qué la Princesa se acobarda ante aquellos de la familia real?”

“Bueno, no es por eso… A ella se le otorgó una de las 5 Espadas Espirituales Imperiales, ¿cierto?”

“¿Qué importa eso? ¿No es sólo una espada?”

“Oh vaya, si le preguntases tal cosa a tu querido padre, entonces seguramente serías sentenciado a muerte por blasfemia. Incluso podrías ser maldecido por el Rey Espíritu.”

“H-Hmph. Si le temiese a los espíritus, no habría manera de que pudiera librar batallas.”

Aunque su declaración fue hecha con fuerza, la cara de Dios estaba llena de miedo.

Viendo tal apariencia, Tris soltó una vigorosa risa.

“Gahahahahahaha, mejor discúlpate apropiadamente. Antes que vayas a la cama, quiero decir~”

Las 5 Espadas Espirituales Imperiales.

Eran las 5 espadas purificadas por el Primer Emperador, bendecidas con el poder del Rey Espíritu.

Se dice que la voluntad de un espíritu con el mismo nombre de la espada reside dentro de la Espada Espiritual.

No se atreven a mostrar su apariencia sin aceptar a su amo. Si uno fuese a intentar sacarlos a la fuerza, una maldición caería sobre ellos.

Sin embargo, si uno era reconocido, se le otorgaría un inmenso poder.

Espada Espiritual・Llama Imperial Laevateinn. Una espada que posee un espíritu de fuego.

Espada Imperial・Agua Imperial Gae Bulg. Una lanza que contiene un espíritu de hielo.

Espada Imperial・Trueno Imperial Mjolnir. Un hacha que alberga un espíritu del trueno.

Espada Espiritual・Viento Imperial Gandiva. Un arco que aloja un espíritu de viento.

La Espada Espiritual restante se perdió a lo largo de la historia del imperio. Sin ninguna idea sobre qué clase de arma era, ni alguna documentación que dijera los detalles del tesoro, las leyendas dictan que le gustaba mucho al Segundo Emperador.

Dentro de esta serie de armas, la Llama Imperial Laevateinn fue la más apreciada por el Primer Emperador.

Y, sin embargo, ninguno de los emperadores que lo sucedieron[2] fueron seleccionados por ésta arma.

[2] NT: Suceder: sustituir en un cargo o puesto que otro deja. Sólo para que no haya confusiones :v

No obstante, pasó un largo período de mil años. El dueño de la Espada Espiritual, Llama Imperial Laevateinn, finalmente había aparecido.

La Sexta Princesa Imperial, Celia Estreya Elizabeth Von Grantz.

Una Princesa que posee la Llama Imperial Laevateinn nunca podría simplemente casarse en otro país. Su padre, el Emperador, otorgó el rango de Mayor General a la Sexta Princesa Imperial, además de designarla como la comandante del fuerte Taoen (que estaba bajo la jurisdicción del Primer Ejército Imperial.)

Sin embargo, estaban aquellos que no podían permanecer en silencio y aceptar esta decisión.

―Ellos eran los sucesores al trono.

Cuando el vigor de que la Sexta Princesa fue escogida por la Llama Imperial Laevateinn animó el día, ella comenzó a recibir apoyo de las personas, afirmando que esta era la segunda aparición del Primer Emperador.

Decidiendo que sería peligroso dejar desatendidos los alrededores de la Capital Imperial, el Comandante del Primer Ejército Imperial; el Primer Príncipe Imperial, Rein Hart Schtobel Von Grantz, relegó a la Sexta Princesa a una ubicación remota.

Normalmente, cuando otros sucesores usaban sus fuerzas militares en privado, ellos recibirían fuertes críticas. Sin embargo, esta fue la primera y única vez que no sucedía tal cosa.

La razón de esto era que los otros en la línea de sucesión al trono compartían los mismos sentimientos del Primer Príncipe.

En su lugar, ellos cooperaron en hacer presión sobre los nobles que apoyaban a Liz.

Ante Liz, quien terminó perdiendo a sus partidarios, estaba el comandante de esta fortaleza fronteriza.

Si se perdían vidas en el camino, no era necesariamente una garantía que la facción de Schtobel enviaría tropas en su ayuda.

También era posible que otro sucesor al trono imperial pueda mandar tropas.

Atravesando los peligros que se le presentasen, era absolutamente crucial que el grupo de Liz llegara a la Fortaleza Belk.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s