Arifureta·Light Novel

Arifureta Shokugyou de Sekai Saikyou Vol.01 – Capítulo 1

Capítulo 1 – Una Misión Común en un Mundo Diferente

Hajime estaba de pie con sus manos protegiendo su rostro y sus ojos cerrados, solo para abrirlos cuando escuchó el ruido de un crujido.

Miró alrededor asombrado. Lo que atrapó su vista primero era un gran mural. Tenía 10 metros de altura; allí había una persona de rasgos andróginos con una aureola en su espalda, de largo cabello rubio fluyendo, y una leve sonrisa. Una llanura cubierta de hierba, un lago, y montañas estaban en el fondo. La persona tenía sus manos extendidas. Era hermoso; pero, Hajime sintió la frialdad de sus ojos.

Cuando miró alrededor, se dio cuenta que estaban en un enorme salón. Él pensó que estaba totalmente hecho de mármol. El edificio entero tenía un lustre brillo blanco. Tenía enormes pilares sosteniendo el techo de bóveda. El lugar se veía como una catedral, y el salón tenía una atmosfera solemne.

Hajime y su clase estaban en lo alto de un pedestal localizado en la parte más profunda del edificio. Ellos estaban más alto que los alrededores. Sus compañeros de clase observaron, atónitos por lo que vieron. Todos en el salón de clases estaban atrapados en la situación.

Hajime miró detrás de él. Allí vio a Kaori pasmada por lo que estaba delante de ellos. Ella no parecía lastimada; Hajime se sintió aliviado.

Tal vez la gente alrededor del pedestal lo explicarían. En efecto, Hajime y sus compañeros de clase no eran los únicos presentes.

Había al menos treinta personas arrodilladas orando, con sus manos frente a su pecho. Todos vestían una túnica blanca bordada con oro, y todos tenían un bastón a su lado. La punta de cada bastón se extendió como un ventilador con varios discos girando en un círculo.

Un sacerdote en particular, alrededor de los 70 años basados en su apariencia, se paró con su sombrero formal el cual estaba cera de los 30 centímetros de altura; se paró al frente. A pesar de su edad, vestía una túnica ostentosa y podría ser pasado como alguien en sus 50s si no fuera por sus arrugas marcando su rostro. El viejo sacerdote les habló con una voz clara y calmada de acorde a su apariencia, con su bastón en mano.

“Bienvenidos a Tortus, Héroe y sus compatriotas. Les damos la bienvenida. Soy Ishtar Rombard, y soy el Papa de la Santa Iglesia. Por favor, vamos a entrar juntos.”

Después de presentarse, les mostró una sonrisa a menudo asociada con un anciano amigable. Sin esto, los confundidos estudiantes mayormente nunca hubieran sido capaces de calmarse. Eventualmente fueron guiados.

Hajime y el resto cambiaron de ubicación, pasando a través del gran salón a una habitación con mesas alineadas. Sin excepción, esta habitación estaba hecha en hermoso detalle. Desde la perspectiva de un laico, todas las decoraciones estaban hechas magistralmente. Esto era probablemente en donde iban a comer. El grupo de cuatro de Kouki y Aiko-sensei se sentaron a la cabeza de la mesa mientras que Hajime se sentó en los últimos lugares.

Nadie hizo ruido mientras estaban siendo guiados aquí y se sentaron; sus mentes estaban tratando de asimilar lo que les sucedió. Era responsabilidad de Ishtar el explicar la situación. Incluso Kouki con su Carisma de MÁXIMO Nivel silenciosamente reflexionó para sí mismo. Aiko-sensei, siendo la profesora, reunió a los estudiantes con lágrimas en sus ojos.

Cuando todos estaban sentados, maids entraron con carritos. Correcto, ¡Maids reales! ¡No viejas mujeres gordas como esas en la Tierra! Maids hermosas, ¡Encarnando los sueños de los hombres!

La mayoría de los chicos observaron a las maids en su adolescencia, a pesar de las miradas frías de las chicas… Hajime también miró a la maid quien vino a su lado para servir las bebidas… pero sintió un frío bajando por su columna. Cuando miró a su alrededor, notó a Kaori sonriendo. Hajime decidió parar de mirar.

Ishtar comenzó su explicación después de confirmar que todos recibieron una bebida.

“Estoy seguro que todos están confundidos. Permítanme explicar, así que escuchen hasta el final antes de hacer alguna pregunta.”

Después de eso, Ishtar arbitrariamente explicó la situación la cual era como de fantasía.

En pocas palabras, Primero, el mundo era llamado Tortus. En este mundo, había tres diferentes razas mayores. Humanos, Demonios, y Semi-Humanos. Los humanos gobernaban el Norte mientras los Demonios el Sur. Los Semi-Humanos vivían tranquilamente en el desierto al Este.

De estos, Humanos y Demonios estaban en guerra por siglos. Relativamente, un solo demonio era mucho más fuerte que un solo humano, pero los Humanos tenían la ventaja numérica. Ambos bandos no habían desencadenado una guerra a gran escala, pero ambos se estaban preparando a sí mismos.

Los Demonios habían estado desplegando sus monstruos.1

[1] NT: …’Demons had been deployed by the Devils’ cambiaré ligeramente la traducción de esta frase y me apegaré un poco a la WN porque no suena bien decir: ‘Los demonios han sido desplegados por los Demonios’. :v

Estos monstruos eran una variante de animales salvajes quienes tomaron magia y cambiaron. No eran considerados verdaderos organismos vivos. Tenían el poder de utilizar magia peculiar que otras razas no podían, lo cual los hizo peligrosos. Hasta ahora, había pocas personas que podían domarlos.

Incluso domados, el domador solo podría controlas uno o dos como máximo. Este sentido común fue revertido por los Demonios. Ahora, los Humanos perdieron la ventaja numérica y estaban enfrentado una crisis.

“El que los invocó aquí fue Eht-sama. Él es el Dios que nos protege y la existencia que nosotros, la Santa Iglesia, veneramos. Él creó nuestro mundo. Lo más probable, es que él notó que estamos afrontando la destrucción y los invocó aquí para evitar ese futuro. El mundo del que ustedes vinieron es de mayor rango que el nuestro, así que las personas de su mundo tendrán un poder excepcional aquí.”

“Antes de la invocación, oramos a Eht-sama por la salvación. Con sus poderes, venceremos a los Demonios y salvaremos a los Humanos; esa es la voluntad de Eht-sama.”

Allí, Ishtar paró y dijo “Todo esto es decretado por una profecía del oráculo.” Y continuó hablando sin cambiar su expresión.

“Les voy a mostrar a todos ustedes los medios por los que derrotaran a los Demonios. Esa es la voluntad de Eht-sama. Ayudar a los Humanos.”

Ishtar habló con una expresión absorta. Él estaba probablemente repitiendo lo que un oráculo le había dicho. Parecía que más del 90% de los Humanos seguían las enseñanzas de la Santa Iglesia, y aquellos que habían oído al oráculo estaban en posiciones de poder.

Hajime sospechó de la llamada “Voluntad de Dios”. Sintió que Ishtar estaba distorsionando lo que era realmente el mundo y lo que afrontaba.

Repentinamente, Aiko-sensei protestó.

“¡Por favor no te burles de nosotros! ¡Le estas pidiendo a estos niños que peleen una guerra! ¡Cómo podría permitir tal cosa! ¡No lo haré! ¡Por favor déjanos regresar! ¡Sus familias deben estar preocupadas por ellos! ¡Ustedes simplemente nos raptaron!”

Aiko-sensei estaba enojada. Ella era una popular maestra de historia que tenía 25 años. Tenía un rostro infantil y altura de 150 centímetros. Su cabello estaba cortado en ‘Bob Cut’, y por el bien de sus estudiantes ella daba lo mejor de sí. A pesar de su silueta infantil, ella protegió a sus estudiantes.

Los estudiantes a menudo la llamaban ‘Ai-chan’, incluso si se molestaba acerca de ello. Ella apuntaba a ser una maestra digna.

Estaba enojada por la irrazonable invocación y se opuso a esta. Ah, estaba haciendo todo lo que podía de nuevo. Había estudiantes que miraron al advertido Ishtar con un sentimiento confuso en sus corazones. Sin embargo, las siguientes palabras de Ishtar los congelaron.

“Simpatizo con sus sentimientos. Desafortunadamente… nosotros no tenemos los medios para regresarlos.”

El silencio invadió el salón. Un frío aire se esparció por toda la habitación.

Todos observaron a Ishtar, sin habla.

“¿A qué te refieres con eso? ¡Si puedes invocarnos, deberías ser capaz de enviarnos de vuelta!”

Aiko-sensei gritó.

“Como dije antes, fue Eht-sama el que los invocó. La magia la cual interfiere con otros mundos es una magia que nosotros no podemos usar. Que puedan o no regresar es algo que Eht-sama decide.”

“Como podría ser…”

Aiko-sensei perdió su fuerza y cayó a su silla como una piedra. Los estudiantes empezaron a hablar.

“¡No puede ser! ¿¡Por qué no podemos regresar!?”

“¡No, quiero ir a casa!”

“¿Guerra? ¡Deja de bromear con nosotros!”

“Por qué, Por qué, Por qué…”

Los estudiantes empezaron a entrar en pánico. Incluso Hajime estaba teniendo dificultades manteniendo la compostura. Sin embargo, al estar inmerso en la cultura otaku, él leyó muchas situaciones como esta antes, así que esperó un patrón similar. Ya que no era lo peor, estaba mucho más calmado que el resto de los estudiantes. Por cierto, uno de los peores desenlaces involucra ser invocado como un esclavo.

Mientras todos estaban indefensos, Ishtar calmadamente miró sus reacciones. Hajime. Sin embargo, podía ver desprecio detrás de su calmada expresión. El sacerdote probablemente estaba pensando que era un honor ser elegido por Eht-sama.

Aun así, el pánico no cesó. Eventualmente Kouki se paró y golpeó la mesa. Esto sorprendió a los estudiantes y obtuvo su atención. Cuando confirmó que todos lo estaban mirando, empezó a hablar.

“Todos, no hay necesidad de hacer tanto ruido en frente de Ishtar-san. Él no tuvo nada que ver con eso… Yo, yo voy a pelear. Las personas aquí estan enfrentando una crisis. No puedo ignorar sus suplicas de ayuda. Si fuimos traídos aquí para salvar a otros, entonces tal vez podemos regresar después de salvarlos. ¿Cierto Ishtar-san?”

“Si, seguramente Eht-sama responderá los deseos de nuestros salvadores.”

“Tenemos poderes especiales, ¿verdad? Me he estado sintiendo bastante extraño desde que he llegado aquí.”

“Correcto. En pocas palabras, cada uno de ustedes tiene poder varias veces más alto que la gente de este mundo.”

“Entonces está bien. Yo voy a pelear. Yo salvaré a las personas e iré a casa. ¡Yo salvaré el mundo, ya verán!”

Kouki apretó su puño firmemente junto a su declaración. Vanidosamente, Kouki mostró una brillante sonrisa. Su Carisma de Nivel MÁXIMO era claramente efectivo aquí. Los estudiantes que estaban en desacuerdo antes recuperaron su calma. Los ojos de Kouki brillaron radiantemente, habiendo encontrado esperanza en la situación, la mitad de las estudiantes lo miraron con admiración.

“Pensé que ibas a decir algo como eso. Estaría preocupado si fueras solo, así que pelearé también.”

“Ryoutarou.”

“Esto es todo lo que podemos hacer por ahora. No es como si lo odiara. Pelearé también.”

“Shizuku…”

“Ehh, Si Shizuku-chan va, entonces daré lo mejor de mí.”

“Kaori…”

El usual grupo de cuatro habló. El resto de la clase pareció ir con la corriente también. Mientras Aiko-sensei trató de discutirlo con ojos llenos de lágrimas, era inútil contra la disposición de Kouki.

Al final, todos iban a participar en la guerra. Probablemente, ellos no entendían verdaderamente lo que significaba y solo estaban fantaseando. Aceptaron como una forma de escapar, para que sus espíritus no se desmoronaran ante la situación surrealista.

Hajime solo observó a Ishtar mientras pensaba esto. El sacerdote se veía satisfecho.

Hajime lo notó. Aunque, mientras Ishtar estaba dando su explicación, observó a Kouki y a los estudiantes, confirmando que reacción tendrían a la historia. Con el fuerte sentido de justicia de Kouki, era fácil ver cómo reaccionaría a la tragedia que caía sobre los Humanos. Él embelleció las historias de la crueldad de los Demonios. El hombre tenía una buena percepción y estaba observando por quien sería capaz de influenciar más al grupo.

Era natural para alguien de la religión más extensa del mundo, pero él era una persona astuta. Hajime tomó a Ishtar como alguien del que debía tener cuidado.

 

Ya que todos aceptaron participar en la guerra, era necesario aprender como pelear, incluso si tenían el poder y el potencial, aún seguían siendo estudiantes normales de preparatoria acostumbrados a la paz. Pelear repentinamente con monstruos y Demonios no iría tan bien.

Sin embargo, sus circunstancias eran predecibles en cierta medida. De acuerdo con Ishtar, la Santa Iglesia estaba ubicada en ‘Kamiyama’ y el ‘Reino de Hairihi’ localizado en su base, lo organiza. El Reino tenía lazos muy cercanos con la Santa Iglesia. El Dios que adoraban era Eht, el Dios de la Creación, y el país fue fundado por Sharm Ban, un ávido creyente de la Santa Iglesia. Como tal, la relación entre la Iglesia y el Reino era fuerte. Los estudiantes dejaron la Santa Iglesia por la puerta principal y descendieron la montaña al Reino Hairihi. Cuando las majestuosas puertas se abrieron, había un océano de nubes por debajo para darles la bienvenida. Incluso si estaban a una gran altura, no sentían los efectos. Tal vez la magia ha hecho las condiciones de vida más cómodas. Estaban fascinados de ver el cielo azul, el sol brillante, y el océano de nubes.

Ishtar insistió en proceder mientras alardeaba de varias cosas.

Eventualmente, un pedestal circular blanco rodeado por vallas apareció en su vista. El hermoso pasillo estaba hecho del mismo material de la catedral al que fueron invocados. Se aproximaron al pedestal y se subieron en él.

Había grandes formaciones mágicas grabadas en el pedestal. Los estudiantes se reunieron en el centro nerviosamente, lejos del cielo bajo.

Ishtar comenzó el encanto.

“Camino guía, Ábrete para los creyentes, ‘Camino Celestial’.”

Tan pronto como dijo esto, la formación mágica empezó a brillar. El pedestal empezó a moverse suavemente, como si fuera un teleférico, yendo diagonalmente a través del suelo. Aparentemente el ‘Encantamiento’ le daba poder a la formación mágica gravada en el suelo. Para los estudiantes viendo magia por primera vez, esto era una vista emocionante. Cuando el pedestal atravesó las nubes, causó un estruendo.

Eventualmente pasaron a través de las nubes y el suelo podía ser visto. Podían ver la ciudad debajo de ellos. Un gran castillo construido en la ladera, y la ciudad se extendía radialmente hacia afuera.

Este ese el Reino Hairihi. El pedestal los dirigió al techo de una torre que se veía costosa conectada al Palacio.

Hajime cínicamente se rió para él mismo ante el valor de la producción. Para descender de los cielos a través del océano de nubes, era como si hubieran sido presentados como los Elegidos de Dios. Esto presentó a ambos, los estudiantes y la Santa Iglesia, con buena iluminación. Hajime recordó el Japón antes de la guerra. En ese momento, la religión y política estaban estrechamente ligadas, y era como si probablemente fueran a encontrar problemas más adelante; sin embargo, este mundo parecía incluso más tenso.

Después de todo, este mundo tenía el poder de tocar otros mundos, todo mientras seguía ‘La Voluntad de Dios’. La posibilidad de que ellos regresen dependía en salvar el mundo y los sentimientos que, el así llamado, Dios tenía. Mientras estaba mirando por la ciudad, Hajime suprimió el malestar en su corazón. A pesar de todo, solo hacía lo que podía.

 

Cuando llegaron al Palacio real, fueron conducidos a la habitación del trono inmediatamente. Caminaros a través de los corredores y no podían evitar notar la belleza de las decoraciones. En el camino, vieron tanto gente vestida como caballeros, así como maids. Muchos miraron a los estudiantes con admiración, parecía que ya sabían sobre ellos.

Hajime estaba incómodo, así que se quedó al final del grupo. Llegaron al frente de un conjunto de puertas dobles las cuales estaban hermosamente diseñadas, había dos soldados parados en posición de atención en cada lado. Sin esperar por una respuesta, abrieron la puerta.

Ishtar entró sin prisa como si fuera algo natural. Los estudiantes estaban llenos con ansiedad con excepción de Kouki.

Cuando Hajime entró por las puertas, vio una alfombra roja dirigida desde la entrada hasta un lujoso trono.

En el trono estaba sentado un hombre de edad madura cuya presencia transmitía ambición y dignidad. Se pararon ante el trono y esperaron. Había una mujer al lado del trono, probablemente la Reina. A su lado estaba un niño de 10 años con ojos azules y cabello rubio. Una linda chica de 14 o 15 años se paraba a su lado.

Muchas personas quienes se veían como oficiales civiles estaban parados al lado derecho de la alfombra. Se detuvieron ante el trono mientras Ishtar se paró frente al Rey.

El Rey besó ligeramente la mano del Papa como señal de respeto. Parecía que el Papa tenía la más alta autoridad aquí. Lo cual solo confirmó la teoría de Hajime de que el país era dirigido por ‘Dios’, causándole suspirar internamente.

Empezaron a presentarse a sí mismos. El Rey era Elhid S. B.Hairihi. La reina era Luluaria, Randell el Príncipe, y Lilianathe la Primera Princesa. Más tarde, El Primer Ministro, el Comandante de los Caballeros, y otros de alto status se presentaron a sí mismos.

El encanto de Kaori debe haber sido universal, ya que el joven Príncipe estaba contemplando y admirándola.

Un banquete fue llevado a cabo, permitiéndoles disfrutar la cocina del mundo. El Reino mismo era similar a la Europa de edad media en la Tierra. Les fue servida una bebida rosada la cual brillaba como un arcoíris; era bastante deliciosa.

Desde que el Príncipe tomó un gusto por Kaori, él era visto a menudo hablándole, ocasionando que muchos de los chicos de la clase se molestaran. Sin embargo Hajime no esperaba mucho porque el Príncipe solo tenía 10 años.

En el Palacio Real, fueron presentados a los instructores que los entrenarían. También serían proveídos de refugio, comida y vestimenta. Los instructores fueron elegidos de entre los caballeros, Magos de la Corte, y muchos más. Esto les permitía hacer amistad con otros para la próxima guerra.

Después de terminar la cena, todos fueron dirigidos a sus habitaciones. Hajime no era el único asombrado por la cama con un dosel sobre esta. Se sintió incomodo en tan lujosa habitación; aun así le permitió liberar todo estrés y tensión que había experimentado en el día. Se tiró en la cama y se puso a dormir.

 

El entrenamiento y clases comenzaron al día siguiente. A cada estudiante le fue dada una placa de plata de 12 por 7 centímetros. Los estudiantes observaron curiosos las placas cuando el Comandante Meld Loggins empezó a explicar su propósito.

Él pensó bien en tener una asistencia regular al entrenamiento, y él no quería dejarle todo a los estudiantes para que limpiaran todo el desastre en el que su gente estaba. Además del Comandante Meld, estaba el vice comandante que simplemente se rió y dijo que todo estaría bien. El hombre probablemente era bueno.

“De acuerdo, ¿Todos tienen una? Estas se llaman Placas de Estado. Les mostrarán sus estadísticas y servirán como una tarjeta de identificación. Siempre y cuando tengan esto, no se van a perder, así que no las pierdan.”

El Comandante Meld tenía una despreocupada forma de hablar. Él era de mente abierta, y no les hablaba formalmente porque serían camaradas en el futuro. Él les aconsejaba hacer lo mismo. Esto trajo una sensación de comodidad, pero muchos de los estudiantes no se sentían cómodos hablándole a sus mayores de tal forma despreocupada.

“Tomen una aguja y hagan un pequeño corte en sus dedos. Echen algo de su sangre en la formación mágica gravada en la placa para registrar su propiedad. Si dicen ‘Status Open’, la placa les mostrará sus estadísticas. Ah, ¿Nunca han visto algo similar? Lo siento, no lo sabía. Estos objetos son una clase de artefacto el cual se ha usado desde siglos pasados.”

“¿Artefacto?”

Preguntó Kouki, siendo no muy familiar con el término.

“Un artefacto es una poderosa herramienta la cual no puede ser reproducida por métodos modernos. Se dice que fueron creadas cuando Dios y su familia recorrían esta tierra. La Placa de Estado es tal artefacto. Sería considerada un tesoro nacional, pero es distribuida al público en general, ya que es conveniente para la identificación.”

Además, las Placas de Estado estaban manejadas estrictamente por la Santa Iglesia.

“Ya veo”, los estudiantes asintieron mientras pinchaban la punta de sus dedos con las agujas. Cuando la sangre salió a la superficie, frotaron la sangre a través de la formación mágica. Esta brilló. Hajime, también hizo lo mismo.

La Placa de Estado de Hajime brilló por un momento, luego cambió a un color celeste por un instante antes de ser absorbida por el material.

Hajime la contempló. Los otros estudiantes, también, estaban mirando las suyas.

El Comandante Meld dio una explicación a los estudiantes. Su magia era de un color diferente, dependiendo de la persona, y cuando se registraba la información en la placa, era otra forma de identificación (Mi magia es azul leve, ¿O supongo que azul claro? Es un color hermoso…)

Hajime echó un vistazo alrededor, su humor se volvía menos oscuro al ver la luz. Los otros estudiantes, también, estaban mirando a su propio color.

La de Kouki era blanca nieve, la de Ryoutarou era verde bosque, la de Kaori era una luz violeta, y la de Shizuku era un color lapislázuli.

Nombre Nagumo Hajime Edad 17 años
Género Masculino Nivel 1
Clase   Transmutador
Fuerza 10 Vitalidad 10
Resistencia 10 Agilidad 10
Magia 10 Resistencia Mágica 10
Habilidades
§  Transmutación

§  Comprensión de Lenguaje

Se mostró.

Era como si fuera un personaje en un juego. Los otros estudiantes miraron a sus propias estadísticas seriamente. Las estadísticas les fueron explicadas por el Comandante Meld.

“¿Todos ya dieron un vistazo? Déjenme explicarles. Primero está el ‘Nivel’. Se incrementará con forme se vuelvan más fuertes. Lo más alto que puede llegar un humano es el Nivel 100. En otras palabras, sus Niveles muestran su potencial base. Cuando alcancen el Nivel 100, habrán llegado al pináculo del potencial humano. Sin embargo es extremadamente raro para alguien alcanzar eso.”

A diferencia de los juegos, el subir de nivel no significa conseguir mejores estadísticas.

“Pueden subir sus estadísticas entrenando, usar magia, o herramientas mágicas. También, alguien con una alta afinidad mágica será capaz de sobrepasar a los otros más rápido. A pesar de que no entendemos todos los detalles, se cree que el poder mágico puede ayudar a la mejora del físico. También esperen al equipo que hemos preparado para ustedes. Después de todo, todos ustedes son héroes. ¡Estamos usando la tesorería nacional para ayudar a darles suministros!” De lo que dijo el Comandante Meld, matar demonios no garantiza subir tus estadísticas. Se incrementarían con práctica continua y experiencia.

“Al lado está la ‘Clase’. Para ponerlo simple, esto es su talento. Las habilidades que tienen al final de sus estadísticas están directamente ligadas a su clase. Las personas que tienes clases son raras. Pueden ser divididas en dos categorías, combatientes y no combatientes. Una clase combatiente aparece en una de entre mil personas, mientras que una no combatiente aparece en una cada cien. Entre aquellos con clases no combatientes, uno de cada diez son raros. La mayoría de la gente con clases no combatientes son clases de fabricación.”

Hajime miró a su Placa de Estado. Él era un ‘Transmutador’, y fue bendecido con la habilidad de ‘Transmutar’. Bueno, ellos eran de un mundo más fuerte, así que era natural que tuviera especificaciones más altas que una persona normal de Tortus, sonrió levemente para él mismo con ese pensamiento. Estaba contento de tener un talento. Sin embargo, su alegría fue corta mientras el Comandante Meld empezó a explicar más las cosas.

“Bien ahora… Veamos lo que tienen todos. La persona promedio al Nivel 1 tiene estadísticas alrededor de 10. Ustedes deberían ser varias veces superiores. ¡Estoy celoso! Por favor, reporten lo que dicen sus Placas de Estado. Esto será de ayuda para que nosotros elaboremos un régimen de entrenamiento el cual les convenga.”

Las estadísticas de Hajime se alineaban perfectamente para mostrar todas 10. Hajime inclinó y rascó su cabeza mientras empezó a transpirar en desagrado.

(¿Eh~? No importa como lo mires, soy completamente normal… muy normal. No soy un cheater2 en absoluto. ¿Qué hay de todos los demás? Tal vez es así al principio.)

[2] NT: Cheater o cheat: Se usa en los videojuegos para nombrar algo con poder fuera de lo común o también llamado ‘Over Powered’.

Hajime se apegó a esta esperanza mientras miraba a los otros. Sin embargo todos tenían un rostro brillante. Inmediatamente respondiendo a la solicitud del Comandante Meld, Kouki dio un paso adelante y habló.

 

Nombre Amanogawa Kouki Edad 17 años
Género Masculino Nivel 1
Clase          Héroe
Fuerza 100 Vitalidad 100
Resistencia 100 Agilidad 100
Magia 100 Resistencia Mágica 100
Habilidades
·        Aptitud para Todos los Atributos

·        Resistencia a Todos los Elementos

·        Resistencia Física

·        Esgrima

·        Aumento de Fuerza

·        Contracción del Suelo

·        Previsión

·        Regeneración Mágica Rápida

·        Percepción Física

·        Comprensión Mágica

·        Limit Break

·        Comprensión del lenguaje

 

La clara definición de un Cheater.

“Hoo~ Como se esperaba de un Héroe. Para ser el más cercano a mí al Nivel 1… Es un poco deprimente. También usualmente una persona solo tiene dos o tres habilidades… ¡Increíble! ¡Definitivamente eres confiable!”

“Bueno~ Ahaha…”

Kouki se rascó la cabeza, avergonzado por el alago del Comandante Meld. Además, el Comandante Meld era de Nivel 62, y sus estadísticas rondaban alrededor de los 300; él era considerado entre los más fuertes en el mundo de los humanos. Sin embargo, Kouki ya tiene la tercera parte solo al Nivel 1. Con su ritmo de crecimiento, seguro superará rápidamente al Comandante Meld. También, una Habilidad era un talento que no podía ser cambiado. La única excepción sería ‘Habilidades Derivadas’.

Estas podían ser obtenidas de pulir los talentos de uno por muchos años y eran adquiridas cuando una persona ‘Atraviesa una Barrera’.

Suena sencillo, pero era obviamente algo que no podía ser obtenido en un día. Aun así, conseguir una brindaba una mejora importante al dominio de la habilidad en un solo día.

No solo era Kouki el que era especial. Los otros, si bien no eran tan buenos como Kouki también tenían estadísticas superiores a un nivel fraudulento. Muchos de sus compañeros de clase tenían clases combatientes también. Hajime se menospreció. Cuando trato de imaginarse, no podía pensar en ser una clase combatiente. Él también solo tenía dos habilidades, y una de ellas era por defecto la Habilidad de Comprensión de Lenguaje. Sinceramente, él solo tenía una habilidad verdadera. Hajime sonrió irónicamente. Él le alcanzó su Placa al Comandante Meld cuando su turno llegó.

Hasta ahora, Meld siempre parecía ansioso por ver las Placas de Estado. Él estaba feliz de tener tantos camaradas poderosos. Continuó sonriendo cuando vio la Placa de Hajime. La golpeó, esperando que estuviera funcionando mal. Después de mirarla detenidamente, le regresó la Placa a Hajime con una expresión despreocupada.

“Ah, cuando piensas acerca de los Transmutadores, son una clase de artesanía. Es muy útil si quieres ser un herrero…”

El Comandante Meld hizo lo mejor que pudo para describirle la clase a Hajime con la máxima articulación posible.

Los chicos a los que les disgustaba Hajime claramente saltarían ante esta oportunidad de burlarse de él. Él era claramente una clase no combatiente mientras todos sus compañeros tenían clases combatientes. Hajime no sería de ayuda en el futuro en lo más mínimo. Mientras sonreía, Hiyama Daisuke gritó fuerte.

“Hey, hey, Nagumo, no puede ser, ¿Tienes una clase no combatiente? ¿Cómo puede pelear una clase de artesano? Meld-san ¿Esta clase es rara?”

“… Bueno, uno de cada diez son clases de artesanía. Cada país emplea un numero de ellos.”

“Nagumo~ ¿Vas a pelear así?”

Hiyama lanzó su brazo alrededor del hombro de Hajime solo para molestarlo. Los chicos en los alrededores estaban sonriendo ante su desgracia.

“Quien sabe~ No lo sabré si no lo intento.”

“Veamos tus estadísticas. La clase no es tan buena, pero debes tener buenas estadísticas ¿Verdad?”

Él ya podía adivinar sus estadísticas basado en la expresión de Meld, pero quería intimidar a Hajime aún más. Verdaderamente un bastardo. Sus tres lacayos también se unieron a la diversión. Era su comportamiento típico el unirse una vez que su líder eligiera a alguien. El hecho era, sin embargo, ambas Kaori y Shizuku estaban enojadas por este acoso.

A Daisuke le gustaba Kaori, sin embargo, él era incapaz de leer el desprecio por sus acciones por alguna razón. Hajime simplemente pasó su Placa como si no fuera nada.

Cuando Hiyama vio la Placa de Hajime, rió y se la pasó a los otros.

“Buhahaha~ ¡Qué es esto! ¡Todo es ordinario!”

“Gyahahaha~ Todas están en 10, probablemente eres más débil que los niños alrededor de la cuadra.”

“Hayhahaha~ ¡No puedo tener suficiente más esto! ¡Él va a morir! ¡No puede ser ni siquiera un escudo de carne!”

Kaori empezó a acercárseles con una expresión molesta, pero Aiko-sensei gritó primero enfadada.

“¡Hey! ¡De que se están burlando! ¡No voy a permitir que se burlen de su compañero! ¡Definitivamente no! ¡Regrésenle su Placa a Nagumo-kun!”

Aiko-sensei trató de animar a Hajime con una palmadita en sus hombros.

“Nagumo-kun, no importa. Yo también soy una clase no combatiente. Mis estadísticas son normales también. No estás solo.”

Aiko-sensei le pasó su Placa.

Nombre Hatayama Aiko Edad 25 años
Género Femenino Nivel 1
Clase    Agricultor
Fuerza 5 Vitalidad 10
Resistencia 10 Agilidad 5
Magia 100 Resistencia Mágica 10
Habilidades
·        Manejo de la Tierra

·        Restauración de la Tierra

·        Cultivo en Rango

·        Estímulo del Crecimiento

·        Cría Selectiva

·        Identificación de Plantas

·        Producción de Fertilizante

·        Desarrollo de Híbridos

·        Recolección Automática

·        Ejecución de Fermentación

·        Ajuste de temperatura

·        Lluvia Abundante

·        Comprensión del lenguaje

 

Hajime miró su Placa con ojos muertos.

“¿Eh? ¿Qué pasa, Nagumo-kun?” Aiko-sensei empezó a sacudirlo. Ciertamente, sus estadísticas eran normales, y ella era una clase no combatiente, pero su magia era comparable a la de Kouki, y tenía numerosas habilidades. Los recursos eran un problema en guerra, así que, a diferencia de Hajime, ella tenía una buena clase. Aiko-sensei también era una cheater.

Esto lo dañó aún más porque pensó que no estaba solo.

“Ahh, Ai-chan, eres tan brillante…”

“¡N-Nagumo-kun! ¿¡Estas bien!?”

Hajime ya no respondió. Shizuku solo sonreía irónicamente. Kaori corrió hacia ellos ansiosa mientras Aiko-sensei se veía confundida. Como siempre, ella era algo como una cabeza hueca. Aunque paró el acoso por el que pasaba Hajime, solo conllevó al punto en que su futuro sería uno lleno de dificultades.

 

Dos semanas pasaron desde que la condición de Hajime fue expuesta a todos. Actualmente, Hajime estaba usando su descanso del entrenamiento para hacer uso de la biblioteca. Allí había un gran libro titulado “Guía Ilustrada de los Demonios del Continente Norte” del cual Hajime había leído la mayoría. La razón era porque, a pesar de dos semanas de entrenamiento su falta de talento se mostró aún más fuertemente. Ya que no era fuerte, estaba estudiando para ganar conocimiento que pudiera usar.

Hajime ojeo a través del libro por un largo tiempo pero eventualmente suspiró y lo lanzó de regreso a la mesa. El bibliotecario lo miró cuando el libro hizo un ruido fuerte.

Después de acobardarse por un momento. Hajime se disculpó. Después de mirarlo, el bibliotecario lo dejó pasar. Suspiró para sí mismo.

Hajime sacó lentamente su Placa de Estado y la colocó en su palma.

 

Nombre Nagumo Hajime Edad 17 años
Género Masculino Nivel 2
Clase   Transmutador
Fuerza 12 Vitalidad 12
Resistencia 12 Agilidad 12
Magia 12 Resistencia Mágica 12
Habilidades
§  Transmutación

§  Comprensión de lenguaje

 

Este fue el resultado de dos semanas de duro entrenamiento. ¡Qué gran crecimiento! Como una comparación, Kouki tenía las siguientes estadísticas.

 

Nombre Amanogawa Kouki Edad 17 años
Género Masculino Nivel 10
Clase          Héroe
Fuerza 200 Vitalidad 200
Resistencia 200 Agilidad 200
Magia 200 Resistencia Mágica 200
Habilidades
·        Aptitud para Todos los Atributos

·        Resistencia a Todos los Elementos

·        Resistencia Física

·        Esgrima

·        Aumento de Fuerza

·        Contracción del Suelo

·        Previsión

·        Regeneración Mágica Rápida

·        Percepción Física

·        Comprensión Mágica

·        Limit Break

·        Comprensión del lenguaje

 

El ritmo de crecimiento era aproximadamente cinco veces el suyo.

Además, Hajime encontró que no tenía afinidad mágica de cualquier modo. Por lo que significaba que, más detalles acerca del concepto de magia eran necesarios.

La magia en Tortus era procesada por medio de un encantamiento y una formación mágica. La magia corría desde el cuerpo a través de la formación mágica para llevar a cabo sus resultados. No había forma de manipular directamente la magia en su forma básica, así que era necesaria una preparación apropiada. También, la cantidad de poder mágico utilizado estaba relacionado con cuanto tiempo duraba un encantamiento. El tamaño y la complejidad de la formación también dictaba la escala en la que actuaba, todas estas eran necesarias para hechizos más fuertes.

Para castear una simple ‘Fireball’ la cual era clásica en los RPGs, era necesario castear una formación mágica de 20 centímetros de diámetro. Los conceptos básicos de magia incluyendo el poder, rango, alcance, y el consumo de magia. Conductividad y otros elementos similares podían ser agregados para incrementar la duración y efectos también.

Sin embargo había excepciones a estos conceptos. Estas eran llamadas ‘Habilidades’. Con esto, algunas partes de la formación podían ser omitidas. Como por ejemplo, aquellos con una habilidad para el fuego podían saltarse el escribir una porción de la fórmula mágica, y reemplazarla con imágenes en la mente del lanzador.

Ya que la mayoría de los seres humanos tenían habilidad de algún tipo, el círculo mágico de 20 centímetros de diámetro era lo normal. Sin embargo Hajime no tenía habilidad para esto, asi que necesitaba agregar más a esta formación básica para conseguir el mismo efecto. Necesitaba agregar factores tales como la velocidad, trayectoria, rango de difusión, y mucho más. Necesitaba un círculo mágico de 2 metros para realizar el hechizo más básico ‘Fireball’, así que era completamente inútil en combate. Para la magia, había dos formas de grabar fórmulas. Una era en metales especiales o minerales los cuales eran reusables, mientras la otra era inscribirla en papel especial el cual era desechable. El anterior era más caro y más poderoso que el último; sin embargo, ya que las formas que no eran papel siempre eran voluminosas, era difícil llevar muchas de ellas. Ambas tenían sus propias ventajas y desventajas. El báculo que Ishtar sostenía era más de un tipo permanente.

Por cómo funcionaba la magia, no era práctica en combate cercano, y sería imposible sin una habilidad para esta. Para una clase artesana, un ‘Transmutador’ estaba lleno de habilidades inútiles que procesaban o cambiaban la forma de los minerales. No había artefactos que lo ayudaran con esto, simplemente guantes que tenían una formación dibujada en ellos. Hajime era capaz de hacer trampas de arena y muros, y era capaz de aumentar su escala gradualmente; sin embargo, aún era inútil en combate.

Todos sus compañeros de clase lo catalogaron como incompetente al ver su progreso después de dos semanas. De mala gana, trató de acumular conocimiento. No veía un futuro brillante por delante, lo cual lo hacía suspirar más y más durante el día.

Hajime pensó, mientras miraba al cielo azul desde la ventana de la biblioteca, sobre si debía o no tomar un viaje. Estaba perdido en sus pensamientos, preguntándose qué podía aprender, porque lo estaba intentando tan duro durante las últimas dos semanas, y donde podía ir.

(Como pensé, me gustaría ver Semi-humanos. No puedo decir realmente si estamos en otro mundo sin ver esas orejas de animales al menos una vez… Pero ellos están en ‘The Sea of Trees~’ Además de los esclavos, es raro verlos fuera del bosque.)

Según el conocimiento de Hajime, los Semi-humanos eran una raza que era discriminada. Vivían en ‘Hartsenna Sea of Trees’ el cual se extendía por el lado norte, sur y al este del continente. Ellos eran discriminados porque carecían de poder mágico alguno.

En tiempos pasados, el mundo fue creado por el Dios Eht. La magia usada hoy era una forma degradada de la magia de la Era de los Dioses. Por esa razón, se creía que la magia era un regalo de Dios. Al menos, eso era lo que la Santa Iglesia enseñaba a todos.

Para una raza el no tener ningún poder mágico significaba que eran repudiados por Dios.

¿Entonces cómo se crearon los monstruos? Los monstruos no fueron dotados por Dios; más bien, eran desastres naturales. Eran bichos. Hajime estaba molesto interiormente por la interpretación que gente tenía de ellos.

Los Demonios alababan a un Dios diferente. Sus pensamientos acerca de los Semi-humanos eran similares también. Los Demonios tenían una alta aptitud para la magia y podían realizar magia más fuerte, encantamientos más cortos y formaciones más pequeñas que los humanos.

Los Humanos pensaban en los Demonios como enemigos porque adoraban a un Dios diferente. Eso era lo que la Santa Iglesia enseñó. Los Demonios se sentían de la misma forma hacia los humanos. Mientras que los Semi-humanos, ellos eran discriminados por ambos bandos y simplemente querían vivir en paz.

(Si ir al ‘Sea of Trees’ es imposible, tal vez debería dirigirme hacia el océano. Si recuerdo, hay un pequeño pueblo llamado Erisen allí. Si no puedo ver orejas de animales, entonces me gustaría ver una sirena. Es el romance de un hombre. Quiero probar la comida marina también.)

El pueblo estaba fuera de la costa este, y un grupo de Semi-humanos, pescadores, vivía ahí. Este grupo de Semi-humanos era el único protegido por el reino, y esto era porque el 80% de la comida marina que consumía el continente norte venía de este grupo. Era una razón obvia. Hajime se preguntó a donde fue la doctrina religiosa y la discriminación hacia ellos.

Cuando oyó la historia, Hajime sintió la necesidad de replicar.

El océano yacía más allá del ‘Desierto Guryuen’ En el medio del desierto yacía la tierra del oasis, el Ducado de Ankaji. Cerca estaba el ‘Guryuen Volcano’ una de las Siete Mazmorras.

Las siete Grandes Mazmorras estaban entre las más peligrosas áreas en el mundo. Había una dentro del anteriormente mencionado ‘Hartseanna Sea of Trees’ así como una al sureste del Reino de Hairihi, ‘Orcus Great Labyrinth’.

Estas eran las tres conocidas de las siete Grandes Mazmorras. Las otras aún no habían sido localizadas precisamente.

Una de las propuestas Grandes Mazmorras yacía en ‘Raisen Gorge’ el cual se expandía desde el fin del norte hasta el fin del sur del continente. Al sur, donde la nieve el hielo pintaba la tierra estaba ‘Schune Snowfields’.

(Al final, el desierto sería imposible… No hay más opción que buscar esclavos en el Imperio. Aunque no tengo confianza en que pueda tratar a alguien como un esclavo.)

Cuando se mencionaba al Imperio, uno siempre se refería al ‘Imperio Helsha’. Era un país formado por mercenarios los cuales peleaban una guerra a gran escala contra los Demonios desde hace 300 años.

El Imperio era conocido por emplear mercenarios y era considerado como una nación militarista, así que los aventureros a menudo se reunían ahí. Era un país algo oscuro, abogando por la supremacía de la fuerza.

El Imperio pensó sobre como los Semi-humanos podían ser usados y concluyó que serían más útiles como esclavos.

El Imperio Helsha existía al este del Reino Hairihi con la ‘Ciudad Comercial Neutral de Fyuren’ típicamente llamada ‘Fyuren’ entre las dos. La ciudad neutral era una entidad independiente que no dependía de un ni un solo país. Usando su neutralidad, la ciudad era capaz de realizar sus gestiones en expansión económica. Si hubiera algo que uno deseara, probablemente sería encontrado en la Ciudad Comercial.

(No puedo solo huir si quiero ir a casa. ¡Ah, qué mal, ya que casi es hora del entrenamiento!)

Hajime soñaba con lo imposible para escapar de los depresivos tiempos que se avecinaban.

 

Cuando Hajime llegó a las instalaciones del entrenamiento, ya había muchos estudiantes ahí. Por alguna parte conversando mientras los otros practicaban por su cuenta. Parecía que había llegado más temprano de lo esperado. Hajime fue a tomar una espada de estilo occidental para poder hacer algo de práctica libre.

Repentinamente, desde atrás, algo sorprendió a Hajime, ocasionando que se mueva. Rotó para evadirlo pero aun así entró en sudor frío. Hajime miró atrás frunciendo el ceño, cansado de esto.

Ahí vio a Hiyama Daisuke y el Cuarteto de Villanos (Nombrados así por Hajime). Ya que su entrenamiento había empezado, ellos habían estado metiéndose con Hajime siempre que fuera posible. Ellos eran la mitad de la razón por la que se sentía tan deprimido cuando entrenaba (La otra mitad era debido a su propia incompetencia.)

“Yoo, Nagumo ¿Qué estás haciendo? Eres inútil con la espada. Inútil en serio~”

“Espera, ¡Que cruel, Hiyama! Incluso si es la verdad~ Gyahahaha.”

“Hey, Daisuke. Ya que este tipo es tan patético, ¿Por qué no lo ayudamos con su práctica?”

Rieron como si hubieran visto la cosa más graciosa en el mundo.

“¿Huh? Hey justo ahora, Shinji, ¿No eres demasiado bueno? ¿Bueno, yo soy bueno también verdad? Supongo que puedo ayudar~”

“Ohh, buena idea. Ya que también soy tan bueno, ayudaré. Estoy usando mi valioso tiempo, deberías estar agradecido, Nagumo~”

Hiyama trataría de llevarlo a un lugar donde los otros no puedan darse cuenta mientras actuaba sospechosamente amable con Hajime. Sus compañeros de clase simplemente le harían la vista gorda a esto.

“Nah, estoy bien por mi cuenta. Pueden simplemente dejarme solo.”

Hajime trató de rechazarlos amablemente.

“¿Haa? Vamos a dejar lo que hacemos para ayudarte porque eres tan inútil, ¿Qué estás diciendo? No puedo aceptarlo. Deberías solo quedarte callado y agradecernos por ayudarte.”

Mientras decía esto, golpeó a Hajime en el costado. Hajime se sacudió, su rostro se distorsionó en dolor. En ese punto, el Cuarteto de Villanos no dudó en ponerse más violento con él. Aunque era inevitable ya que eran chicos adolescentes quienes repentinamente se dieron cuenta de que tenían poder, pero él obviamente no estaba feliz de ser el objetivo de su violencia. Hajime no tenía poder para resistírseles, así que él solo apretó sus dientes y lo soportó.

Cuando finalmente llegaron a un lugar despoblado en las instalaciones del entrenamiento. Hiyama y su grupo lanzaron a Hajime.

“Hey, apurémonos y empecemos. ¡Es hora de nuestro divertido entrenamiento!”

En este momento, Hiyama, Nakano, Saito, y Kondo rodearon a Hajime quien estaba parado ahí y preparándose a sí mismo.

“¿¡Gua!?”

En ese momento, él fue golpeado desde atrás. Kondo golpeó a Hajime con su espada, aun en su funda. Hajime gritó y cayó de cara contra el suelo, pero continuaron presionando.

“Hey, ¿Por qué estás durmiendo ahora? Es hora de arder~ Llamas, yo les ordeno, ‘Fireball’.”

Nakano casteó ‘Fireball’. Hajime, quien estaba en el suelo por el golpe de Kondo, no podía escapar debido a su dolor. Desesperadamente rodó a un lado para evadir el hechizo, pero Saito ya había completado el encantamiento para entonces.

“Vientos, yo les ordeno, ‘Windball’.”

El viento golpeó a Hajime directamente en el abdomen, ocasionando que caiga de espalda. Hajime vomitó por el golpe.

Aunque el círculo mágico era solo de 10 centímetros de diámetro, aún era lo suficientemente poderoso como para knockear a un boxeador profesional. El artefacto que él sostenía tenía una alta aptitud y poder mágico, y se le fue dado por el Reino. Normalmente, los hechizo por si mismos solo serían usados para cocinar o hacer una ligera brisa.

“Whoa, que débil. Nagumo~ Tómate esto seriamente, ¿Entendido?”

Hiyama pateó a Hajime quien estaba vomitando. Hajime hizo lo mejor que pudo para controlarse.

El linchamiento, disfrazado de práctica, continuó por algo de tiempo. Hajime simplemente apretó los dientes y soportó el dolor mientras maldecía su debilidad. En este punto, él debería haber sido capaz de contraatacar , incluso si no era rival para ellos. Sin embargo, ya que era pequeño, Hajime ha sido malo lidiando con tales cosas y siempre retrocedía. Él siempre lo soportaba; pensaba que ere mejor que pelear.

Mientras algunos podían pensar que Hajime era amable, otros pensarían que era patético. Incluso Hajime no estaba seguro de cual era.

El dolor se volvía insoportable; repentinamente, la voz de una chica llena de ira sonó.

“¿¡Qué están haciendo!?”

Cuando el Cuarteto de Villanos escuchó la voz, pensaron que habían sido atrapados, especialmente porque la voz pertenecía a Kaori la cual le gustaba a Hiyama. Sin embargo, no solo era Kaori, el resto de su grupo estaba ahí.

“Bueno, no lo malinterpreten. Solo estábamos ayudando en la práctica de Hajime.”

“¡Nagumo-kun!”

Kaori ignoró completamente a Hiyama y corrió hacia donde Hajime quien estaba tosiendo. El momento en el que vio su estado, nadie más importaba.

“¿Una práctica? ¿No es una práctica muy injusta?”

“Bueno, eso es…”

“Que buena excusa. Incluso si Nagumo no puede pelear, es un compañero de clase. No hagan esto otra vez.”

“Si tienen tanto tiempo libre, entonces vayan a entrenar ustedes mismos.”

Sin querer discutir más, Hiyama y su grupo se rieron a medias y se fueron con prisa. Kaori curó a Hajime con su magia.

“Gracias, Shirasaki-san. Eres una salvavidas.”

Kaori sacudió su cabeza con lágrimas en sus ojos.

“¿Siempre te han hecho esto? Si es así, yo voy a…”

El rostro de Kaori se deformó en ira mientras miraba hacia la dirección por donde se fueron. Hajime la detuvo.

“No, no siempre es así. Estoy bien, no te preocupes por eso.”

“Pero…”

Hajime le sonrió. Aunque no estaba convencida, lo dejo pasar de mala gana.

“Nagumo-kun, si necesitas algo. No dudes en pedirlo. Estoy segura de que Kaori te ayudará.”

Dijo Shizuku con una sonrisa forzada mientras estaba al lado de Kaori. Hajime le dio las gracias; naturalmente, el héroe en su presencia decidió ser un balde de agua fría.

“Incluso así, Nagumo, necesitar esforzarte más. Ser débil no es una excusa para no tratar de volverse más fuerte. Escuche que fuiste a la biblioteca después de la práctica. Si fuera tú, usaría ese tiempo para entrenar. Nagumo, tomate esto más seriamente. Creo que Hiyama y ellos solo están tratando de corregir tu débil actitud.”

¿Cómo debería interpretar eso? Hajime estaba confundido. Kouki era el tipo de persona que creía en la bondad de los demás, así que no veía lo que estaba pasando. No pensó que las personas fueran capaces de los males que acababa de presenciar. Simplemente pensó que ellos tenían una buena razón para actuar de esa forma. Cuando miró la situación, sintió que Hajime podía haber sido la causa principal. Parecía que ese era su proceso de pensamiento.

Kouki no tenía ninguna malicia o mala intención. Él estaba tratando de darle un consejo seriamente a Hajime. Hajime no tenía la energía para aclarar el malentendido, y sintió inútil el discutir con alguien como Kouki.

Shizuku simplemente suspiró y se disculpó con Hajime.

“Lo siento. Kouki no tiene mala intención.”

“Ahahaha, lo sé, entiendo.”

Respondió Hajime con una sonrisa y se levantó, limpiando sus ropas sucias.

“El entrenamiento está por empezar. Vamos.”

Hajime apresuró a todos para dirigirse a las instalaciones para el entrenamiento. Aunque Kaori aún se veía preocupada, Hajime pretendió no darse cuenta. Como se esperaba, como un hombre, él no quería ser mimado por una chica.

Cuando llegaron a las instalaciones del entrenamiento, suspiró profundamente. El futuro realmente se veía poco prometedor.

Después de que terminó el entrenamiento, usualmente ellos tenían tiempo libre hasta la cena; sin embargo, el Comandante Meld los retuvo para hacer un anuncio. Los estudiantes se preguntaron qué era lo que quería decir. El Comandante Meld usó un tono profundo para dar su anuncio.

“Mañana, como un entrenamiento práctico, nos aventuraremos en el ‘Orcus Great Labyrinth’ Todos los ítems serán preparados. Los monstruos fuera de la capital son completamente diferentes, así que por favor tomen nota de ello. ¡Prepárense! ¡Descansen por hoy! ¡Retírense!” Después de decir eso, rápidamente se fue. Los estudiantes se emocionaron después de oír el anuncio. Hajime simplemente miró hacia el cielo.

(… Realmente poco prometedor.)

 

‘Orcus Great Labyrinth’

Era una enorme mazmorra que consistía de 100 pisos. Como una de las siete Grandes Mazmorras, los monstruos se hacían más fuertes mientras uno descendía más lejos. Aun así, era un lugar popular para los mercenarios y aventureros. Era un gran campo de entrenamiento para los reclutas ya que era fácil medir la fuerza de los monstruos por el piso actual en el Laberinto. Los monstruos también tenían piedras mágicas de mejor calidad que aquellos en estado salvaje.

Una piedra mágica era el corazón de un monstruo la cual proveía poder. Mientras más fuerte el monstruo, más grande y mejor será la calidad. Estas piedras eran usadas como materias primas para hacer formaciones mágicas. La formación mágica era dibujada en una piedra para castear un hechizo; sin embargo, la piedra por si misma podía ser transformada en un polvo para utilizar. Usando otros materiales para la formación mágica mayormente reducía el poder en un factor de tres.

En resumen, era mejor usar piedras mágicas para magia poderosa debido a la eficacia. En adición, una piedra mágica podía ser utilizada para hacer herramientas usadas en la vida cotidiana. Había una alta demanda de estas piedras, para ambos empleos civil y militar.

Además, monstruos fuertes con piedras mágicas de alta calidad usualmente podían usar magia única. La magia única no usaba encantamientos o círculos. Los monstruos no podían usar una amplia variedad de magia, pero no requerían un encantamiento. Esta era la razón por la cual los monstruos eran tan peligrosos.

Los estudiantes y caballeros dirigidos por el Comandante Meld llegaron al pueblo de ‘Horuad’ donde los aventureros descansaban antes de dirigirse al ‘Orcus Great Labyrinth’. Utilizaron una posada administrada por el reino en donde los reclutas se quedaban a menudo.

Hajime, quien no había visto una habitación normal en un largo tiempo, se sumergió en su cama. Todas las habitaciones estaban diseñadas para dos, pero Hajime consiguió una para él solo. Aquí él podía ser despreocupado. No estaba solo en absoluto.

Mañana, desafiarían al Laberinto. Esta vez, ellos solo irían a través de los primeros pisos. Si solo era eso, incluso alguien tan débil como Hajime estaría bien bajo cubierto. Aunque, quería disculparse por ser una carga. Incluso así, estaba contento de estar fuera de la ciudad… no podía leer la atmosfera.

Por un momento, Hajime leyó el libro referencial de los demonios de la biblioteca. Aún era temprano, pero decidió dormir. Hajime ya había perfeccionado su Habilidad para Dormir en su vida escolar. Cuando estaba a punto de dormirse, escuchó a alguien tocando su puerta.

Incluso si aún era temprano para Hajime quien estaba acostumbrado a las trasnochadas en Japón, aun así era medianoche en Tortus. Hajime estaba preocupado pensando que podría ser Hiyama.

Sin embargo, se relajó cuando oyó la voz.

“Nagumo-kun, ¿Todavía esas despierto? Soy yo, Shirasaki. ¿Puedo molestarte un momento?”

¿Eh? Se congeló por un momento, pero se apresuró a abrir la puerta. Removió el seguro y la abrió. Kaori estaba parada ahí ante él en un negligé3 blanco como nieve.

[3] NT: Un negligé es… bueno si no lo saben ya lo verán.

arifureta-07

“¿…Qué demonios es eso?”

“¿Eh?”

Hajime no pudo evitar hablar fuerte cuando se presentó con tal apariencia. Kaori se quedó muda porque no lo oyó bien. Él rápidamente se recompuso a sí mismo, tratando de no mirarla mucho. A pesar de que no tenía mucho interés, aun así era un adolescente, y su apariencia actual era un poco excitante.

“Ah~ no, no es nada. Um, ¿Cuál es el problema? ¿Tienes algo que decirme?”

“No. Es solo, solo quería hablarte. ¿Estoy siendo una molestia?”

“… Entra.”

Probablemente, era sobre el viaje de mañana; sin embargo, Kaori rápidamente derribó su idea. Sus ojos mirando hacia arriba eran explosivos, ¡Súper efectivo! Notó la puerta abierta y escuchó su invitación.

“¡Okay!”

Sin ninguna precaución, ella entró alegremente a su habitación. Se sentó en la mesa cerca de la ventana. Hajime inconscientemente preparó té para ella mientras aún estaba confundido, bueno, solo era té de bolsa lleno de imitación de té negro. Preparó suficiente para los dos y le alcanzó una tasa. Hajime tomó asiento en frente de ella.

“Gracias.”

Kaori tomó el té falso y alegremente lo probó. La luz de la luna que brillaba a través de la ventana iluminaba su presencia. Era como si hubiera una aureola alrededor de su brillante cabello negro; se veía como un ángel. Sin ninguna lujuria, Hajime estaba fascinado por su pureza. Recuperó su conciencia mientras escuchó a Kaori colocar su tasa en la mesa. Hajime bebió su té para calmarse, atorándose mientras bebía muy rápido. Fue vergonzoso. Kaori rió. Hajime rápidamente empezó la conversación para esconder su vergüenza.

“Entonces, ¿Sobre qué querías hablar? ¿Es sobre mañana?”

Kaori asintió. A diferencia de su rostro sonriente de hace un momento, se veía como si estuviera pensando acerca de algo.

“Sobre nuestro viaje de mañana, quiero que te quedes aquí, Nagumo-kun. ¡Yo le explicaré a los demás, así que por favor!”

Se inclinó mientras se lo suplicaba. Hajime estaba confundido. Incluso si él era una carga, esto parecía un poco excesivo.

“Um… sé que soy una carga… pero ya que ya estoy aquí, no creo que seré capaz de solo quedarme a un lado.”

“¡No es eso! ¡No quise decir que fueras una carga!”

Kaori trató de aclarar el malentendido. Ella pensó que podría haberse apresurado. Puso su mano en su pecho y e inhaló profundamente, calmándose a sí misma. Ella rápida y calmadamente se disculpó.

“Yo solo tengo un mal presentimiento. Antes cuando estaba durmiendo, tuve un sueño, y tú estabas ahí. Cuando te llamé, tu ni siquiera me notaste. Cuando te seguí, no podía alcanzarte. Y al final…”

Ella estaba asustada de decir más. Queriendo escuchar el resto, Hajime la instó a continuar.

“¿Al final?”

Con una sacudida, Kaori levantó su cabeza. Hajime la vio mordiendo sus labios con ojos humedecidos.

“…Desapareciste…”

“…Ya veo.”

Se sentaron en silencio por un rato. Hajime miró a Kaori quien aún tenía su cabeza baja. Verdaderamente era un sueño de mal agüero, pero aun así era solo un sueño. Con solo eso, no le permitirían quedarse atrás. Si fuera permitido, tendría problemas por parte de sus compañeros de clase. Realmente ya no sería bienvenido. No tenía más opción que ir. Para tranquilizar a Kaori, habló lo más amablemente como pudo.

“Un sueño solo es un sueño, Shirasaki-san. Esta vez, tenemos a Meld y sus caballeros veteranos para acompañarnos. Mucha gente fuerte como Amanogawa viene también. Más bien, toda nuestra clase es asombrosa. Siento pena por el enemigo. Soy débil, y es porque has visto lo débil que soy es que viste ese sueño.”

Kaori miró fijamente a Hajime con ansiedad.

“Aun así… aun así… estoy preocupada.”

“En ese caso.”

Hajime con timidez miró fijamente los ojos de Kaori.

“¿Me protegerás?”

“¿Eh?”

Estaba consciente de lo que estaba diciendo, como un hombre, se sentía avergonzado. Su rostro ya estaba rojo de vergüenza. En la habitación iluminada por la luz de la luna, Kaori entendió perfectamente sus pensamientos.

“¿Eres una sanadora, verdad? Tienes un talento innato para la recuperación. No importa que, incluso si estoy herido, puedes curarme. ¿Me protegerás con este poder? Si puedes hacerlo creo que estaré bien.”

Kaori simplemente lo miró fijamente. Hajime aguantó su vergüenza como mejor pudo. Forzándose a sí mismo a mantener contacto visual, incluso si su cuerpo estaba retorciendo por dentro.

La más grande causa de la inseguridad de una persona era lo desconocido. Ahora mismo, Kaori estaba preocupada sobre lo que podía atacarlo. Necesitaban la confianza para enfrentar lo desconocido que lo atacaría.

Por un momento, se miraron fijamente el uno al otro. El silencio fue roto cuando Kaori empezó a sonreír.

“Nunca cambias, Nagumo-kun.”

“¿ ?”

Hajime tenía una expresión llena de duda. Kaori se rió al ver su rostro.

“Nagumo-kun, probablemente piensas que nos vimos por primera vez en preparatoria, pero te he conocido desde el segundo año de secundaria.”

Esta revelación sorprendió a Hajime. Rápidamente buscó a través de sus recuerdos, pero no podía recordar su encuentro. Hajime gimió mientras pensaba, ocasionando que Kaori soltara una risita.

“Fue un encuentro por un solo lado. La primera vez que te vi, estabas arrodillado4. Ya que estabas así, no había forma en que pudieras verme.”

“¿¡Arrodillado!?”

[4] NT: Arrodillado en posición Dozega, es la tan conocida posición de disculpa de un japonés cuando está postrado con sus manos y frente tocando el suelo, usada mayormente para disculparse seriamente.

¿Por qué lo vio en un momento tan vergonzoso? Su cuerpo se retorció otra vez, pero por una razón diferente esta vez. ¿Dónde y cuándo lo había visto en esta posición? Buscó francamente en sus recuerdos de nuevo, Kaori dio una risilla, viendo su expresión cambiar extrañamente.

“Sí, estabas rodeado por un montón de gente sospechosa. Incluso cuando te escupieron, vaciaron sus bebidas en ti, o te pisotearon, no te moviste. Eventualmente se fueron.”

“Te mostré algo muy feo…”

Hajime se sintió como muriendo un poco. No hubiera sido diferente si ella lo hubiera visto mientras sufría de su Síndrome de Octavo Grado, el cual solo podía ser descrito como su pasado oscuro. Solo podía sonreír sin ningún humor. Era la misma sonrisa que tenía cuando su madre encontró su escondite de pornografía y la colocó cuidadosamente en su estante.

Aun así, Kaori lo miró dulcemente, sin desprecio y burla.

“No, no fue feo. En cambio, pensé que eras una persona fuerte y amable cuando te vi así.”

“¿Huh?”

Hajime no podía crees lo que escuchó. Esa no era la típica impresión que uno tendría. ¿Tal vez ella tenía un fetiche especial? Hajime pensó algo rudo.

“Quiero decir, lo hiciste por el bien de un niño y su abuela ¿Verdad, Nagumo-kun?”

Cuando dijo eso, Hajime finalmente recordó. Hubo un cierto incidente durante sus años de secundaria.

Un pequeño niño accidentalmente chocó contra unos delincuentes, derramando su Takoyaki en ellos. El niño empezó a llorar, y los delincuentes comenzaron a agredir a la abuela. Estaba cubierta de miedo. Por casualidad, Hajime había pasado por el área. Cuando la vio sacando su billetera, su cuerpo se movió por su cuenta. Él nunca antes había peleado; solo había practicado en casa sus movimientos especiales de Síndrome de Octavo Grado. No serían para nada útiles, así que se postró ante ellos. Lo hizo en público. Era vergonzoso para todos allí; sintió que quería escapar. Incluso así, fue tal como lo planeó y los delincuentes se fueron.

“Las personas fuertes lo resolverían con violencia. Kouki haría eso, estoy segura. Pero no creo que haya muchos que ayudarían a otros, incluso cuando son débiles. Sobre todo, no creo que nadie se postraría por el bien de otros. Yo tenía miedo en ese momento. Simplemente usé la excusa de que yo no era fuerte como Shizuku-chan, así que me quedé parada y no hice nada. Solo esperé a que alguien los ayudara.”

“Shirasaki-san…”

“Yo creo que tú eres la persona más fuerte que conozco. Cuando te vi en preparatoria, estaba feliz. Quería ser como tú, quería conocerte. Pero siempre te ibas a dormir…”

“Ahaha, lo siento.”

Hajime se avergonzó cuando se enteró porque Kaori interactuaba tanto con él. Solo se rió irónicamente frente a la inesperada buena opinión que ella tenía de él.

“Incluso si soy un poco insegura, me aseguraré de que no hagas nada loco en la Mazmorra. Como cuando enfrentase a esos delincuentes.”

Kaori observó a Hajime con determinación.

“Te protegeré, Nagumo-kun.”

Hajime asintió y aceptó su determinación

“Gracias.”

Inmediatamente después, Hajime sonrió irónicamente. Los roles masculino y femenino se han invertido completamente. Sin lugar a dudas, Kaori estaba haciendo de héroe mientras que Hajime era la damisela en apuros. No podía evitar reír ante la extraña situación.

Charlaron por unos minutos antes de que Kaori regresara a su habitación. Mientras que Hajime descansaba en su cama, pensó sobre muchas coas. Él quería encontrar una forma de ser útil. Quería deshacerse de su propia incompetencia. No se siente tan bien ser tan dependiente de los demás. Hajime se durmió con una determinación renovada.

 

Hajime y la clase estaban reunidos alrededor de la plaza ante la entrada a ‘Orcus Great Labyrinth’.

Todos estaban un poco tensos y curiosos. Hajime tenía una expresión complicada por su parte. Aunque se estaba conteniendo, no podía mantener todo dentro de él. Aun así, cuando miraba a la entrada de ‘Orcus Great Labyrinth’ no podía evitar sentirlo un poco divertido.

Había imaginado una oscura y aterradora entrada, pero la entrada se veía más como el de un atrio de museo; incluso había una mesa de recepción presente. Había una mujer sonriente en un uniforme revisando a la gente que entraba y salía de la Mazmorra. Aparentemente, era aquí donde se le revisaba su Placa de Estado a la gente. De esta forma serían capaces de registrar quien moría en la Mazmorra. Con la guerra acercándose, no querían muchos heridos.

Había muchos puestos alineados. Las tiendas competían una contra otra, y se veía como un gran festival.

El área era popular por ganar dinero porque había muchas personas que querían retar seriamente a la Mazmorra. Mientras los niveles superiores eran populares, estaban aquellos quienes querían ir incluso más profundo. Aun así, había mucha gente que holgazaneaba, y el crimen iba en aumento, especialmente en el callejón trasero cerca de la Mazmorra. Con ayuda del Gremio de Aventureros, el país había establecido instalaciones para limitar el crimen debido a la guerra por venir. En pocas palabras, el área era popular porque estaba cerca a la Mazmorra y muchos podían comprar y vender materiales aquí.

Mientras la clase miraba alrededor como gente del campo, siguieron de manera ordenada como patitos detrás del comandante Meld.

El interior de la Mazmorra era completamente diferente del bullicio exterior. Había una pequeña luz ambiental, aunque una luz venía desde más abajo en el pasillo. El pasaje en sí era de 5 metros de alto y ancho, y era posible ver en cierta medida, incluso sin la ayuda de luces mágicas o antorchas.  Rocas Luminosas Verdes Especiales estaban enterradas en los muros, emitiendo luz para aclarar la Mazmorra. El ‘Orcus Great Labyrinth’ era de por sí una gran veta de Piedras Luminosas Verdes.

El grupo se organizó por rangos y procedió hacia adelante. Por un momento, no pasó nada interesante, pero luego entraron a un salón con forma de cúpula con un techo de 7 u 8 metros de altura.

Mientras entraron, peludas bolas grises salieron de las grietas.

“Bien, Kouki, tú y tu party deben dar un paso al frente. ¡Todos los demás retrocedan! Tomaremos relevos en la vanguardia. ¡Prepárense! Estos monstruos son Ratmen. No son tan fuertes o peligrosos, pero son rápidos. ¡Tomen las cosas con calma!”

Como él dijo, los Ratmen saltaron hacia él rápidamente.

Sus ojos escarlata brillaron entre su pelaje gris. Su nombre les encajaba. Los Ratmen eran bípedos y tenían torsos musculosos con rasgos ratonescos. Solo su pecho y abdomen, el cual tenía marcados 8 abdominales, no estaban cubiertos de pelo. Era como si los estuvieran mostrando.

La vanguardia consistía de Kouki y su party. Cuando Shizuku vio al enemigo, su rostro se endureció. Los Ratmen eran horribles. Kouki, Shizuku y Ryoutarou interceptaron a los Ratmen que cargaban contra ellos mientras las chicas cerca de Kaori comenzaron a encantar. Las dos chicas eran Nakamura Eri, la chica de lentes, y Taniguchi Suzu, la enérgica loli. Se prepararon para invocar su magia, permaneciendo en la formación que les asignaron.

Kouki empuñó su blanca y brillante espada bastarda tan rápidamente que era difícil ver su movimiento.

Se deshizo de unos cuantos enemigos en poco tiempo. Su espada era uno de los artefactos que el Reino les había dado, la ‘Espada Santa’. La espada tenía Atributo de Luz, y cualquier enemigo atrapado en la luz que la espada producía era debilitado mientras el usuario era fortalecido. Incluso si era ‘Santa’, tenía temibles habilidades ‘Sucias’.

Ryoutarou era un ‘Boxeador’, así que usaba guantes y espinilleras. Estos, también, eran artefactos los cuales creaban ondas de choque.

Estos también fueron pensados para ser irrompibles. Ryoutarou adoptó una postura imponente y no dejó pasar a ningún enemigo con sus patadas y golpes cuidadosamente apuntados. Aunque no tenía un escudo, era muy parecido a un tanque de blindaje pesado.

Shizuku, al igual que su apodo de Chica Samurái, era una ‘Esgrimidora’ quien tenía un arma la cual era una mezcla de una Shamshir4 y una Katana. Tomó una postura de Iaidō5, cortando en un instante a todos los enemigos ante ella. El desenfunde fue tan refinado que los caballeros estaban deslumbrados.

[5] NT: Shamshir: Tipo de sable, originario de Persia, con una curva algo radical para una espada.

[6] NT: Iaidō: Es un antiguo arte japonés relacionado con el rápido desenvainado y envainado de la katana.

Mientras los demás estudiantes estaban fascinados por la pelea, resonó un encantamiento.

[[[Flamas oscuras remolinantes, Incineren al enemigo, Regresen sus cenizas a la tierra, ‘Spiral Flame’]]]

Estas tres personas castearon simultáneamente el encantamiento, y tres espirales de fuego engulleron a los Ratmen. Los monstruos solaron un grito de muerte mientras eran convertidos en cenizas.

Todos los Ratmen fueron aniquilados; los demás estudiantes no tuvieron su turno. Parecía que los enemigos en el Piso 1 eran muy débiles para la party de Kouki.

“Ahh~ si, ¡Buen trabajo! ¡La próxima vez, inténtenlo ustedes chicos; pero no bajen su guardia!”

El Comandante Meld les advirtió que no se relajaran, pero sonrió al ver el progreso que sus estudiantes mostraron. Aun así la tensión de su primera experiencia peleando contra monstruos en la Mazmorra no podía ser parada. Los estudiantes mostraron sonrisas. El Comandante Meld solo se encogió de hombros.

“Esto es solo un ejercicio de entrenamiento, pero no se olviden de tener sus piedras mágicas en mente. Esto obviamente es una exageración.”

Escuchando las palabras del Comandante Meld, la gente en el grupo de Kaori que casteó los hechizos se sonrojó.

No hubo problemas en particular desde ahí. Repitieron sus batallas de la misma manera. Todo fue bien mientras avanzaban. Eventualmente, llegaron al Piso 20, el Piso el cual separaba a los aventureros de primera clase del resto. Aunque su experiencia en combate era escasa, porque todos a excepción de Hajime eran Cheaters, fueron capaces de llegar fácilmente a este piso.

Las trampas eran el aspecto más aterrador de la Mazmorra. En ciertas ocasiones, las trampas eran letales.

Había un ítem llamado ‘Fair Scope’ usado para los niveles superiores. Era una herramienta la cual detectaba trampas al sentir el flujo de magia. Debido a que la mayoría de las trampas en la Mazmorra usaban magia, el ‘Fair Scope’ podía detectar más del 80% de estas. El rango era algo estrecho, así que la experiencia e información aún era necesaria para progresar fluidamente.

Por esa razón. Fueron capaces de deslizarse rápidamente a través de los pisos. Esto se debió principalmente a la forma en la que los caballeros los guiaron. Especialmente el Comandante Meld, les advirtió que buscaran trampas si no conocían el diseño del área. Si no estaban seguros acerca de si había trampas alrededor, deberían mantener la cautela.

“De acuerdo, todos. Habrá monstruos diferentes desde este punto en adelante, y trabajaran juntos para atacar. ¡No sean descuidados solo porque ha sido fácil hasta ahora! ¡Después de que limpiemos el Piso 20, terminaremos por hoy! ¡Prepárense!”

El tono del mensaje del Comandante Meld resonó entre todos. Llegados a este punto, Hajime no había hecho nada en particular. Una vez practicó con un monstruo que los caballeros habían debilitado. Él creó un trampa para que el monstruo cayera dentro y lo apuñalo con una espada; él solo había derrotado a esa única criatura parecida a un perro.

Nadie lo quería en su party, así que simplemente se quedó bajo cobertura de los caballeros. Era algo patético; sin embargo, por usar repetidamente Transmutación en combate, mejoró su poder mágico. Se incrementó por 2 puntos este día, así que el combate era útil para él

(Solo soy un jugador parásito, haa~)

Nuevamente, un monstruo debilitado fue lanzado hacia Hajime por los caballeros. Cuando se acercó, Hajime transmutó el piso y dejó escapar un suspiro. Con el monstruo contenido, Hajime balanceó su espada hacia abajo.

(Bueno, al menos mi precisión con transmutar ha aumentado. Daré lo mejor de mí, paso por paso.)

Consumió una píldora mágica y limpió el sudor de su frente. Hajime no lo notó, pero algunos de los caballeros estaban impresionados por él.

Al principio no habían esperado nada de él. En combate, sin embargo, se atrevió a pelear en contra de monstruos y no solo se quedó ahí. Por supuesto, los monstruos mismos estaban debilitados.

Los caballeros, pensaron que Hajime pelearía con su espada apenas utilizada. Él escogió usar Transmutar para sellar sus movimientos y los derribó con un golpe de gracia; era una estrategia confiable que los caballeros nunca antes habían visto.

Los ‘Transmutadores’ eran una clase artesanal, así que nadie pensó en usar Transmutación en combate.

Hajime pensó sobre usar Transmutar en combate en su arma ya que no tenía nada más; si podía manipular minerales, ¿Por qué no manipular el suelo? Ya que estaba rodeado de tanta gente fuerte, se sintió inútil habiendo derrotado solo a unos cuantos. Era su primera exhibición pública de su táctica. Se le ocurrió cuando su impotencia fue mostrada en la práctica de combate en la Capital.

Cuando pararon por un corto descanso, miró hacia adelante y vio a Kaori mirándolo. Ella sonrió, manteniendo su palabra de ‘Protegerlo’. Esto avergonzó a Hajime, así que miró a otro lado, lo cual causó que Kaori se molestara. Shizuku, quien había observado a los dos, sonrió irónicamente y dijo en voz baja.

“¿Kaori, por qué los dos están mirándose el uno al otro constantemente? No estás haciendo alguna clase de comedia romántica en la Mazmorra, ¿No es así? Este no es el momento.”

Kaori se sonrojó por la burla de Shizuku. Refutó con enojo.

“¡De verdad, Shizuku-chan, no digas cosas extrañas! ¡Solo me estaba preguntando si Nagumo-kun estaba bien, eso es todo!”

Shizuku sabía que ese no era el caso, pero mantuvo la boca cerrada. No quería molestar más a Kaori. Aun así, no podía esconder su mirada burlona, ocasionando que Kaori se moleste más.

Hajime las vio desde el lado cuando de repente sintió una mirada, era desagradable, llena de emociones negativas, y estaba pegada él. Hajime estaba familiarizado con tales miradas en el salón de clases, pero el sentimiento aquí era incomparable. No era la primera vez que sentía esta mirada, más bien hoy. Desde la mañana. Él había sentido esta mirada. Cuando trató de localizar la fuente, desapareció. Hajime estaba cansado de ella, habiéndola sentido una y otra vez.

(Me pregunto… ¿Hice algo? Pensé que estaba dando lo mejor de mí, incluso si soy inútil, ¿Es esa la causa? No es como si me estuviera volviendo arrogante, ¿¡Por qué demonios me estas apuntando!? Haa~)

Hajime suspiró profundamente. Empezó a sentir el mal agüero que Kaori había mencionado.

La party continuó buscando a través del Piso 20. Cada piso de la Mazmorra era de varios kilómetros de extensión, así que les tomó varios meses a docenas de personas mapear un nuevo nivel. Hasta ahora, mapas completos han sido trazados hasta el Piso 47, así que era difícil perderse. Había menos preocupación de caer en una trampa también.

La sala más interna del Piso 20 tenía un terreno complicado. Los muros sobresalían como una cueva de estalactitas con carámbanos alrededor de la sala.

Las escaleras para bajar al Piso 21 estaban un poco más allá. Si llegaban a ese punto el entrenamiento terminaría por el día. En tiempos antiguos, había muchas formas de transportación mágica, pero tal magia había desaparecido.

Necesitarían regresar de la forma anticuada. La party se relajó un poco, ya que fueron capaces de caminar sin ningún problema.

Después de un rato, la party de Kouki y el grupo de Meld que estaban al frente pararon. Los compañeros de clase, notaron lo que estaba pasando, y adoptaron su posición de combate.

“¡Camuflaje! ¡Mantengan un ojo en sus alrededores!”

Avisó ruidosamente el Comandante Meld.

Repentinamente el muro se levantó y cambió de color. El cuerpo camuflado ahora era marrón oscuro y se paró en dos piernas. Levantó su pecho y comenzó a golpearlo como un tambor. Tras una inspección más cercana, el monstruo se veía como un gorila con una habilidad de camuflaje.

“¡Rockmounts! ¡Cuidado con sus brazos, son fuertes!”

El grito del Comandante Meld hizo eco a través de la habitación parecida a una caverna. La party de Kouki avanzó para atacar a las criaturas. Ryoutarou fue capaz de desviar una flecha que vino hacia el mientras Kouki y Shizuku trataban de rodear a la bestia. No podían posicionarse bien debido al terreno, sin embargo, cuando el Rockmount consideró que era imposible pasar por Ryoutarou, se retiró e inhaló profundamente.

Luego.

“¡Gugagagagaaaa~~~!”

El intenso rugido hizo vibrar toda la sala.

“¿¡Gu!?”

“¿¡Uwa!?”

“¿¡Kya!?”

Una sacudida corrió a través de sus cuerpos. No los dañó, pero estaban congelados. Esta era la magia única del Rockmount ‘Intimidating Roar’. El rugido llevaba magia a través de él la cual causaba parálisis temporal.

La vanguardia tomó el rugido a rango casi directo, entumeciéndolos. El Rockmount tomó esta grieta en su defensa para atacar. Levantó una roca y la lanzó hacia Kaori y la retaguardia. Usó una forma de lanzamiento impresionante. La roca voló hacia Kaori, y la vanguardia congelada no se podía mover para detenerla. Kaori y sus compañeros prepararon sus varitas mágicas para interceptar la roca porque no tenían tanto tiempo como para esquivarla, sin embargo, fueron aturdidos cuando estaban por activar su magia.

La roca que fue lanzada era otro Rockmount. Se acercó al grupo de Kaori, rotando mientras expandía sus brazos. Era como un Lupin Dive7. Uno casi podía escucharlo decir ‘Ka-o-ri-chan~’ Extrañamente, sus ojos estaban inyectados de sangre y su respiración era pesada.

[7] NT: Estuve buscando el término Rune Diver por más de un día y no encontraba nada hasta que entré al foro de otro traductor al inglés y encontré que la descripción más apropiada para lo que hacía el Rockmount era un Lupin Dive que hace referencia al ‘movimiento’ para meterse a la cama que hace Arsenio Lupin III en su serie ‘Lupin III’ para que se lo imaginen búsquenlo como Lupin Dive y es la segunda imagen.

Kaori, Eri y Suzu accidentalmente gritaron y detuvieron su magia.

“¡Hey, estamos en medio de una batalla!”

En un apuro, el Comandante Meld corrió para matar al Rockmount que aún           estaba a mitad del movimiento. Las chicas se disculparon, pero aún se sentían muy mal.

Sus rostros estaban pálidos. En ese momento, una masa de justicia, Amanogawa Kouki, se enojó.

“Bastardo… te atreves a tratarlas así… ¡No te lo perdonaré!”

Kouki parecía haber malentendido el por qué se sentían mal; pensó que estaban asustadas de su inevitable muerte. Que asustara a unas chicas así, Kouki mostró señales de ira, y la ‘Espada Santa’ brilló respondiendo a sus sentimientos.

“Miríada de Alas Inmensas, Alcancen los cielos, ‘Soaring Flash’.”

“¡Ah, idiota!”

Ignorando la voz del Comandante Meld, Kouki blandió su espada sobre su cabeza y la balanceó hacia abajo en un solo movimiento. Su encantamiento había hecho que la espada emita una intensa luz, y liberó el corte. Dibujando una curva, la luz dividió al Rockmount en dos sin dificultad alguna. La espada de luz continuó hasta que destruyó el muro de atrás.

Cayeron escombros ligeramente de la pared. Kouki exhaló y dio una brillante sonrisa a las chicas. Él había derrotado al monstruo que las asustó. ¡Está bien ahora! Quería decir eso, pero el Comandante Meld se acercó, sonrió y lo golpeó

“¿¡Hebu!?”

“Tu idiota. Entiendo cómo te sientes, pero no uses esa técnica en un lugar estrecho. ¡Si el techo se derrumba, que es lo que harás!”

Kouki trató de disculparse. Las chicas se acercaron y trataron de consolarlo.

En ese momento, la pared colapsando captó la atención de Kaori.

“… ¿Eh, qué es eso? Esta brillando.”

Todos miraron al muro que Kaori mencionó. En el muro había piedras irradiando una luz pálida. Era como un cristal cubierto de Indicolita. Las chicas estaban encantadas por la bella gema.

“Hoo~ Ese es un Grantz Crystal. Uno así de grande es raro.”

Hablando del Grantz Crystal, era un mineral parecido a una joya. No tenía ningún efecto especial, pero tenía una apariencia que era popular entre las mujeres. Anillos, aretes, colgantes, había muchas piezas de joyería con tales piedras incrustadas en ellas, y todas eran bien recibidas. De hecho, esta piedra en particular era una de las tres principales opciones para usar en un anillo al pedir la mano.

“Hermosa…”

Kaori se sonrojó, y encantó. Hajime y Shizuku fueron los únicos que lo notaron.

“En ese caso, ¡Iré a conseguirla!”

El que habló y se movió abruptamente era Hiyama. Él rápidamente se acercó al muro y llegó al frente de este. El Comandante Meld entró en pánico.

“¡Hey! ¡No hagas lo que se te plazca! ¡No hemos confirmando si es seguro o no!”

Hiyama pretendió no escuchar y finalmente llegó frente al cristal. El Comandante Meld siguió a Hiyama para pararlo; en ese momento, uno de los caballeros terminó su análisis con el ‘Fair Scope’. Él palideció cuando vio los resultados.

“¡Comandante! ¡Es una trampa!”

“¿¡ !?”

La advertencia había llegado muy tarde. El momento en el que Hiyama tocó el Grantz Crystal, magia se esparció. La trampa fue puesta para la gente que estaba tan fascinada por su belleza que la tocaría sin cuidado. Así era simplemente el mundo.

En un parpadeo, la formación mágica se esparció a través de la habitación entera y gradualmente brilló más. Era exactamente como el momento en el que fueron invocados.

“¡Retirada! ¡Salgan de esta habitación inmediatamente!”

Ante la orden del Comandante Meld, todo el mundo empezó a correr fuera de la habitación, pero no eran lo suficientemente rápidos.

Cuando la luz llenó la habitación, todos sintieron una sensación de flotar. La atmosfera cambió, y fueron golpeados contra el suelo.

Mientras sentía dolor en su trasero, Hajime observó los alrededores.

Justo como él, sus compañeros de clase habían caído. El Comandante Meld, los caballeros y la Party de Kouki rápidamente se pararon y observaron sus alrededores. La magia de antes era una formación de teletransportación. Ya que esta magia no era posible actualmente, debió haber sido una trampa colocada en tiempos antiguos.

Todos fueron transferidos a un gran puente hecho de piedra. Era aproximadamente de 100 metros de longitud, y el techo tenía alrededor de 20 metros de altura. No había ningún río pasando debajo, solo la oscuridad podía ser vista. Se sentía como las fauces del Abismo. El puente tenía alrededor de 10 metros de ancho, pero no había pasamanos. Si alguien se resbalaba, no habría nada de lo que agarrarse, solo esperaba una caída de cabeza. El grupo estaba justo en el centro del puente. Podían ver pasajes a cada lado que se dirigían hacia unas escaleras, una subiendo y la otra bajando. Después de revisar los alrededores, el Comandante Meld dio órdenes con una expresión sombría.

“Todos, suban ahí inmediatamente. ¡Hacia las escaleras! ¡Rápido!”

Los estudiantes empezaron a moverse rápidamente.

Sin embargo, una trampa en la Mazmorra no era tan amable, y retirarse no era tan simple.

Repentinamente, desde ambos lados del puente, formaciones mágicas aparecieron en un torrente carmesí de magia. Había una formación de magia de 10 metros en el lado que descendía, y en la escalera para subir formaciones mágicas de 1 metro.

Carmesí, una misteriosa y compleja formación mágica la cual parecía latir antes de que numerosos monstruos aparecieran. De las formaciones mágicas en la escalera, demonios llamados Soldados Traum, pequeños esqueletos con espadas, aparecieron. En sus ojos había líneas carmesí, el mismo color de las formaciones mágicas. En tan solo unos segundos, había cientos, y solo se estaban incrementando en número.

Pero a pesar de que había cientos cerca, Hajime sintió que el otro lado era más peligroso.

De la formación mágica de 10 metros, un monstruo de más de 10 metros con cuatro patas y un casco en su cabeza apareció, claramente diferente de los otros monstruos.

Comparado con las criaturas que conocieron, era más el más parecido a un Triceratops. Pero sus ojos eran color carmesí, sus afiladas garras y colmillos se estremecían y flamas estaban siendo liberadas de los cuernos sobresaliendo a través del casco en su cabeza.

Mientras todos estaban perplejos, el Comandante Meld se quejó.

“Imposible… Un Behemoth.”

A pesar de estar sudando frío, pudo reaccionar y dar a los estudiantes algo de seguridad, sacándolos de su confusión.

Inhalando profundamente, la criatura dio un terrible rugido.

“¡¡GuraaaaaAAAAA!!”

“¿¡ !?”

El rugido causó que el Comandante Meld regrese a sus sentidos. Él rápidamente comenzó a dar órdenes a todos.

“¡Alan! ¡Abre paso a través de los Soldados Traum y lleva a los estudiantes a las escaleras! ¡Kyle, Ivan, Gale! ¡Saquen las mejores barreras que puedan! ¡Detengan sus ataques! ¡Kouki, apúrate y ve a las escaleras!”

“¡Espera un minuto, Meld-san! ¡Ayudaremos! ¿Esa cosa es la más peligrosa, no es así? Vamos a…”

“¡Idiota! ¡Ese es un Behemoth, es imposible con su fuerza! Es un monstruo del Piso 65. ¡Incluso el aventurero ‘Mas Fuerte’ de hace mucho no podría derrotarlo! ¡Apúrense y váyanse! ¡No puedo dejarlos morir!”

La expresión de Comandante Meld titubeó por un momento cuando vio al intimidante monstruo delante de él.

“¡No puedo solo abandonarte!”

Kouki respondió mientras se mantenía firme. Cuando el Comandante Meld trató de razonar con Kouki, el Behemoth rugió y comenzó a embestir. A este ritmo, los estudiantes quienes estaban retirándose serían pisoteados hasta la muerte.

Para prevenirlo, los más fuertes de la milicia de Hairihi generaron múltiples paredes a máximo poder.

[[[Repele toda la maldad y la rivalidad, absoluta providencia del Hijo de Dios, Aquí yace un santuario, los enemigos de Dios no pasarán, ¡¡’Heavenly Severing’!!]]]

El encantamiento para este hechizo fue gravado en el papel de más alta calidad el cual era de 2 metros. El encantamiento tenía cuatro frases para recitar. Tres de los soldados lo castearon simultáneamente, formando una barrera la cual podía parar cualquier cosa por un minuto. Las barreras hemisféricas brillaron con un color blanco puro para parar la embestida del Behemoth.

El momento en el que el Behemoth chocó con la barrera, una onda de choque estalló entre los dos. El puente entero se estremeció, y todo alrededor de los pies del Behemoth fue pulverizado. Los estudiantes retirándose gritaron y cayeron por el terremoto artificial.

Los Soldados Traum eran monstruos que aparecían en el Piso 38. Estaban muy por encima de todo lo que se habían encontrado hasta ahora. Los estudiantes entraron en pánico mientras eran rodeados entre un monstruo demonio y un ejército de esqueletos.

Avanzaron imprudentemente, sin cuidado de mantener el rango a medida que corrieron a las escaleras. Alan trató de calmarlos desesperadamente, pero nadie escuchó debido a su terror.

Repentinamente, una de las estudiantes fue empujada desde atrás y cayó. Ella se quejó mientras levantaba su cabeza para ver a un Soldado Traum blandiendo su espada.

“Ah.”

El soldado balanceó su espada hacia abajo.

Muerte—ella pensó que vendría en cualquier momento. El Soldado Traum repentinamente perdió su equilibrio mientras sus pies fueron empujados hacia arriba, la espada falló y se incrustó en el suelo como resultado. La tierra continuó moviéndose hacia arriba como una ola hacia el enemigo en el puente, haciendo tropezar a cada Soldado Traum a lo largo del camino. Muchos de ellos cayeron profundos en el Abismo.

A solo 2 metros del filo del puente, agachándose, estaba Hajime mientras exhalaba fuertemente.

Él estaba alterando el suelo continuamente. Como una avalancha de lodo, los monstruos eran forzados a caer del puente al Abismo.

Sin él saberlo, su habilidad en la Transmutación había mejorado debido a su uso constante. Su rango había aumentado también.

Sin embargo, para Transmutar, él tuvo que arrodillarse para afectar a cualquier cosa dentro de una cierta distancia desde donde estaba activando su habilidad, y con los Soldados Traum blandiendo sus espadas por todos lados, Hajime estaba secretamente lleno de tensión y miedo.

Mientras bebía una poción mágica, Hajime rápidamente se acercó a la chica que cayó. La ayudó a pararse y le habló con una sonrisa.

“Sigue. Está bien, si te calmas, estos esqueletos no son nada. ¡Después de todo, todos los demás aquí son cheater a excepción de mí!”

Hajime le dio unas palmaditas llenas de confianza en la espalda; al siguiente momento, ella le agradeció enérgicamente.

Hajime había arruinado el piso alrededor de los Soldados Traum y los detuvo. Tomó ese momento para inspeccionar el campo de batalla.

Todos estaban en un estado frenético mientras peleaban sin pensar, viéndose descuidados en el proceso. A este ritmo, era probable que alguien muriera. Alan estaba tratando de reorganizarlos, pero no estaba yendo bien. Más refuerzos de Soldados Traum vinieron de los círculos mágicos.

“¡Necesitamos un líder fuerte para guiarnos, Amanogawa-kun!”

Hajime empezó a correr hacia la party de Kouki.

El Behemoth aún estaba embistiendo la barrera, produciendo una poderosa onda de choque con cada colisión la cual causaba que el puente crujiese. Ya había brechas en la barrera; era solo cuestión de tiempo antes de que cediera. El Comandante Meld se unió y ayudó a reforzarla, pero eso era simplemente añadir una gota de agua a un balde.

“¡Esto no es bueno, No aguantará por mucho más! ¡Kouki, apúrate y retírate! ¡Ustedes chicos también!”

“¡No, no te abandonaré! ¡Todos sobreviviremos a esto!”

“Ku, y pensar que serías tan egoísta en este momento…”

El Comandante Meld tenía una expresión amarga. En un lugar tan estrecho, sería difícil evadir la embestida del Behemoth.

La mejor opción era retirarse, ya que serían pisoteados sin la barrera. Sin embargo, esto solo podía verse debido a la experiencia, así que era improbable que cualquiera en la party de Kouki tuviera tal percepción.

Meld los instaba a retirarse, pero solo podía darles una breve razón. Kouki se negó a aceptar este consejo de ‘abandonarlos’. Por lo que veían sus ojos, Kouki verdaderamente quería retar al Behemoth.

Tal vez en su mente adolescente se sobre estimaba a sí mismo, ya que estaba siendo alabado por tantos.

“¡Kouki! ¡Escucha lo que el Comandante Meld está diciendo y retírate!”

Shizuku, quien entendió la situación, agarró el brazo de Kouki.

“¡Heh, esta no es la primera vez que Kouki está siendo irrazonable! ¡Te apoyaré!”

“¡Gracias, Ryoutarou!”

Las palabras de Ryoutarou solo avivaron la actitud de Kouki. Shizuku no pudo evitar chasquear su lengua.

“¡Tontos! ¡No se queden tan atrapados en la situación!”

“¡Shizuku-chan!”

Kaori estaba preocupada viendo a Shizuku irritada. En ese momento, un chico saltó frente a Kouki.

“¡Amanogawa-kun!”

“¿¡Nagumo!?”

“¿¡Nagumo-kun!?”

Todos estaban sorprendidos de ver cuán serio estaba Hajime.

“¡Apura y retírate! ¡Necesitas ayudar a todos!”

“¿Qué es esto? ¿Por qué estás aquí? ¡Este no es un lugar para que tú estés! Solo déjanos esto a nosotros, Nagumo…”

“¿¡Es esta la situación para que estés diciendo eso!?”

Hajime tenía una inesperada fuerza en sus palabras que detuvo a Kouki. Nunca habían oído a Hajime hablar tan severamente. Siempre se presentó a sí mismo con una sonrisa, así que esto era impactante para ellos.

“¿No puedes ver lo que está pasando? ¡Todos están en pánico porque su líder no está!”

Hajime señaló hacia los estudiantes mientras una mano estaba agarrando el cuello de la ropa de Kouki.

En la dirección que señaló donde estaban sus confundidos compañeros de clase, rodeados por Soldados Traum. El entrenamiento instruido a ellos no podía ser visto mientras peleaban imprudentemente. Ya que eran tan ineficientes, estaban siendo aplastados por los refuerzos. A pesar de que sus estadísticas eran altas y los protegían, eso pronto no importaría.

“¡Necesitamos un ataque que atraviese a través de ellos! ¡Un poder para eliminar su miedo! ¡Tú eres el único con ese poder! ¡No solo mires frente a ti, mantén un ojo detrás también!”

Pasmado por ver a sus compañeros de clase en caos, Kouki solo podía asentir temblando.

“¡Entiendo! Iré inmediatamente. ¡Lo siento, Meld-san!”

“¡Ve—!”

La barrera se rompió en el momento en el que el Comandante Meld miró atrás hacia la retirada de Kouki. La violenta onda de choque causada por la destrucción de la barrera pasó a través de Hajime y los otros.

Hajime rápidamente dio un paso al frente y transmutó un muro, pero fue derribado fácilmente. Sin embargo había debilitado la onda de Choque. El polvo dio vueltas alrededor mientras el Behemoth rugía. En el suelo, el Comandante Meld y los tres caballeros yacían quejándose. Habían tomado daño de la onda de choque y eran incapaces de moverse. Kouki y su party habían tropezado, pero se recuperaron rápidamente. El muro de Hajime había sido útil en ayudar a aquellos detrás de Meld.

“Ryoutarou, Shizuku, ¿Pueden conseguirme algo de tiempo?”

A pesar de que tenían algo de dolor, los dos avanzaron ante la petición de Kouki. Ya que el Comandante Meld había sido incapacitado, dependía de ellos hacer algo.

“¡Haré lo que pueda!”

“… ¡Me las arreglaré de alguna forma!”

Ambos corrieron hacia el Behemoth.

“¡Kaori, cura a Meld-san y a sus hombres!”

“¡Lo tengo!”

Kaori rápidamente se puso a trabajar. Hajime ya estaba junto a Meld, creando muros de piedra para prevenir que efectos de la batalla los alcancen. A pesar de que parecía inútil, era mejor que nada.

En ese momento, Kouki empezó a encantar para ejecutar su habilidad más fuerte.

“¡Oh voluntad Divina! ¡Erradica todo mal con tu luz! ¡Aliento de Dios! ¡Arrastra las ominosas nubes y purifica este mundo! ¡Misericordia de Dios! ¡Perdona todos los pecados con este golpe! ‘¡Heaven’s Might!’.”

Una aurora brotó de la ‘Santa Espada’ después de que completara su encantamiento. La habilidad era similar a ‘Soaring Flash’, pero esta era a un nivel completamente diferente. Arrancó partes del puente mientras se disparaba hacia el Behemoth, haciendo temblar el puente con su fuerza.

Después del encantamiento, Ryoutarou y Shizuku ya habían limpiado el camino; sin embargo, después de pelear contra el Behemoth, estaban en harapos; habían recibido una considerable cantidad de daño en un corto periodo de tiempo.

El bombardeo de luz golpeó al Behemoth directamente. La luz llenó el área donde el hechizo golpeó al monstruo. Un terremoto retumbó a lo largo del puente mientras aparecían grietas por doquier.

“Si es esto… Haa, Haa…”

“¿Eso lo logró?”

Ryoutarou y Szhizuku regresaron al lado de Kouki, él estaba respirando pesadamente después de usar una enorme cantidad de magia, era su carta del triunfo. Mientras tanto Kaori había terminado de tratar a los soldados, y el Comandante Meld y sus hombres empezaron a pararse.

Cuando la luz y el polvo se asentaron…

Ahí estaba parado…

El Behemoth ileso.

La bestia envió una mirada de muerte hacia Kouki y gruñó. Levantó su cabeza. Sus cuernos resplandecieron rojo, emitiendo un fuerte ruido agudo. El casco del Behemoth se veía como magma.

“¡No solo se queden parados ahí! ¡Muévanse!”

La voz del Comandante Meld los trajo de vuelta a la realidad, instándolos a moverse. El Behemoth corrió hacia ellos con su nuevo y mejorado casco. Como un meteorito cayendo, el Behemoth cargó primero contra Kouki.

Incluso si fueron capaces de saltar a un lado para evadirlo, la onda de choque del impacto los hizo volar. Para el momento en el que pararon de rodar, estaban heridos por todas partes.

El Comandante Meld, quien finalmente era capaz de moverse, cargó contra él. Los otros caballeros aún estaban siendo tratados por Kaori mientras el Behemoth se preparaba y trataba de sacar su atorada cabeza.

“¿Pueden moverse chicos?”

Todo lo que obtuvo en respuesta fueron quejidos. Estaban como paralizados por la onda de choque. El daño a sus órganos internos era ciertamente significante.

El Comandante Meld llamó a Kaori; cuando la estaba buscando, vio a Hajime.

“¡Chico! ¡Toma a Kaori, lleva a Kouki y retírense!”

El Comandante le dio órdenes a Hajime. Kouki, solo Kouki, llévatelo y retírense. Los caballeros no serían capaces de huir. El Comandante Meld apretó sus dientes y cogió su escudo. Él escogió arriesgar su vida para retener a la bestia.

En tal momento desesperado, Hajime le dio una sugerencia. Era posiblemente el único medio de salvar a todos; sin embargo, las posibilidades eran bajas, y Hajime estaría en el mayor peligro. Meld titubeó, pero el Behemoth estaba listo para pelear. Su casco estaba rojo candente; no tenían tiempo.

“¿Realmente vas a hacer esto?”

“¡Lo haré!”

El Comandante Meld vio la mirada decidida de Hajime y no pudo evitar sonreír.

“No puedo creer que te esté dejando esto a ti. ¡Definitivamente regresaré a salvarte!”

“¡Bien!”

El Comandante Meld se aproximó hacia el Behemoth y liberó una magia simple para provocarlo. El Behemoth tenía el hábito de atacar cualquier cosa que lo tome como objetivo. Hombre y bestia se miraron el uno al otro.

Cuando el casco finalmente estaba ardiendo, la criatura cargó contra él y dio un salto. El Comandante Meld estaba parado listo, provocándolo hasta el último segundo. En ese momento un pequeño encantamiento fue oído.

“Sopla y dispersa, ¡’Wind Wall’!”

Dio un paso atrás al mismo tiempo.

Como un cometa, el Behemoth aterrizó donde el Comandante estaba hace unos momentos. El ‘Wind Wall’ era capaz de desviar la onda de choque y los escombros del impacto. Ya que era un ataque simple, el Comandante Meld fue capaz de evadirlo. Si estuviera protegiendo a Kouki y los otros, hubiera sido completamente aniquilado.

Nuevamente, la cabeza del Behemoth estaba atorada. Hajime se movió hacia adelante, a pesar de ser quemado por los residuos de las flamas del Behemoth. Aguantó el dolor y empezó a encantar. En lugar de un encantamiento, simplemente llamó al nombre del hechizo.

“¡Transmutar!”

Mientras el Behemoth trataba de liberar su cabeza de la roca, las rocas de los alrededores enterraban su cabeza más profundo. No importa cuanta tierra destruyera para liberarse, Hajime la reparaba con Transmutar.

Preparando sus piernas, el Behemoth trató jalar con fuerza y liberarse, pero Hajime transmutó la tierra bajo sus pies. Constantemente endureció el suelo, forzando a la bestia a meterse 1 metro en la roca. Incluso así, grietas se formaron como resultado del aterrador poder del Behemoth. Con el fin de prevenir esto, Hajime no cesó y modificó continuamente el área. Observó mientras que el Behemoth luchaba para liberarse. Para cualquier otra persona, esto se habría visto extraño.

Mientras tanto, Kaori y los caballeros recuperados se habían reunido para llevar a la party de Kouki de regreso. Los estudiantes peleando contra los Soldados Traum se las habían arreglado para recobrar su compostura y estaban cooperando gracias a la guía de la chica que Hajime había salvado antes. Fue una simple contribución más de él.

“¡Espera! ¡Aún está ahí atrás!”

Kaori protestó al Comandante Meld quien se estaba retirando.

“¡Este es su plan! ¡Estamos acabando a los Soldados Traum y haciendo una zona segura, vamos a bombardear a la bestia con magia! ¡Le daremos tiempo para retirarse! ¡Él puede retroceder cuando nosotros ataquemos!”

“¡Entonces dejen que me quede a ayudarlo!”

“¡No! ¡Tu curación es necesaria para respaldar a Kouki!”

“¡Pero!”

El comandante Meld gritó para detener a Kaori de protestar más.

“¡No dejes que sus esfuerzos sean en vano!”

“¿¡ !?”

Incluyendo al Comandante Meld, el otro con el más grande poder era, sin duda alguna, Kouki. Si ella no usaba su magia efectivamente, muy bien podían carecer de poder para parar al Behemoth. Por esta razón, era necesario que ella se uniera al grupo retirándose. No tenían tiempo para parar y curarse de forma lenta, y si no eran lo sufrientemente rápidos, Hajime se quedaría sin Mana para atrapar al Behemoth.

“¡Aliento de los Cielos, llénalos hasta el borde, purifica y cura, ‘Heaven’s Blessing’!”

Kaori giró su báculo mientras encantaba con un rostro al borde de las lágrimas. Mientras empuñaba el largo báculo blanco el cual era un artefacto, una luz violeta pálida envolvió a Kouki. Ella había usado simultáneamente magia para curar sus heridas y a la vez recuperar su poder mágico.

El Comandante Meld colocó una mano en el hombro de Kaori y asintió. Nuevamente, ella se volteó para ver a Hajime Transmutando para pelear contra el Behemoth. Todos empezaron a retirarse después de eso.

El número de Soldados Traum aún se incrementaba, contando cerca de doscientos a este punto. Se alinearon cerca de las escaleras. En un sentido, esto era algo bueno, ya que una gran apertura dirigiría a los estudiantes a estar rodeados.

Afortunadamente, no ha habido una sola muerte; esto era gracias a los serios caballeros quienes los protegieron. No era una exageración decir que estaban cubriendo desesperadamente las vidas de los estudiantes. Aunque el costo vino en forma de heridas. Si los estudiantes perdían el apoyo de los caballeros, ellos que solo estaban creciendo más frenéticamente, caerían en solo unos minutos. La desesperación golpeó a los que notaron esto, a pesar de que pelearon valerosamente, estaban al límite de su ingenio.

Cuando pensaron que estaban a punto de morir…

“¡Soaring Flash!”

Una pura luz blanca explotó a través de las filas de los Soldados Traum.

Los esqueletos cercanos a los filos del puente fueron arrojados al Abismo, solo para ser llenados con más esqueletos. Aun así, habían visto las escaleras que dirigían al piso de arriba. A pesar de que las vieron, el camino estaba bloqueado por un mar de espadas.

“¡No se rindan, todos, abriré un camino!”

Kouki gritó esas palabras mientras “Soaring Flash” desgarró al enemigo. Los estudiantes fueron energizados por el carisma de Kouki.

“¿Qué han estado haciendo todo este tiempo chicos? ¡Recuerden su entrenamiento y trabajen juntos! ¡Idiotas!”

El líder en el que todos confiaban liberó un “Soaring Flash”, Su voz tenía fuerza en ella, y su cuerpo estaba lleno de poder mientras su mente estaba despejada. La magia de Kaori estaba haciendo su trabajo ya que había usado magia para calmarlo. Era una magia usada para la relajación, pero era extremadamente efectiva con el desempeño de Kouki.

Todos con aptitud para la curación comenzaron a ayudar con la recuperación. Aquellos con una alta aptitud para la magia formaron la retaguardia y empezaron a encantar. La vanguardia formó una fuerte línea y se movió firmemente, poniendo un énfasis en proteger a la retaguardia.

Los caballeros quienes se habían recuperado también se unieron, señalizando un contraataque. La poderosa clase empezó a pelear, descendiendo sobre el enemigo como una ola creciente. Los monstruos cayeron rápidamente, sobrepasando incluso el ritmo en el que aparecían. Pronto, el camino hacia la escalera estaba abierto.

“¡Todos, adelante! ¡Necesitamos asegurar las escaleras!”

Kouki empezó a correr mientras gritaba. Shizuku y Ryoutarou, ahora recuperados, lo acompañaron. Pasaron a través de los Soldados Traum rodeándolos.

Finalmente, se abrieron paso. Kouki rápidamente casteó magia para evitar que la brecha abierta a lo largo del camino se llene.

“¡Todos, esperen! ¡Aun necesitamos salvar a Nagumo-kun! ¡Él está conteniendo a ese monstruo por su cuenta!”

Los compañeros de clase de Kaori la miraron con duda. Todos pensaron que era imposible, ya que él era inútil.

Pero cuando miraron hacia el puente, Hajime realmente estaba ahí.

“¿Qué está haciendo?”

“¡Está enterrando a ese demonio!”

El Comandante Meld respondió la pregunta de los estudiantes.

“¡Es verdad! ¡Es gracias a que él estaba parando a esa cosa que pudimos retirarnos! ¡Vanguardia, no dejes que se nos acerque ningún soldado! ¡retaguardia preparen su magia de largo alcance! ¡Se va a quedar sin magia pronto, necesitamos bombardear al Behemoth y darle tiempo para retirarse!”

Los estudiantes se prepararon. Había muchos que miraron a las escaleras en arrepentimiento. Después de todo ellos habían escapado a una experiencia cercana a la muerte. Naturalmente, ellos querían llegar a un lugar seguro; sin embargo, el Comandante Meld les gritó enojado que regresen a la batalla.

Entre ellos estaba Hiyama Daisuke. A pesar de que pensaba tan bien de sí mismo, estaba asustado, quería huir tan rápido como podía.

En ese momento, recordó la escena de la noche anterior. Cuando estaban quedándose en Horuad, él estaba abrumado por la ansiedad y no podía dormir. Salió para tomar algo de aire. La refrescante briza lo ayudó a relajarse, pero. Mientras regresaba a su habitación, vio a Kaori en su negligé. Instintivamente, aguantó su respiración, nunca antes la había visto en tal estado. Kaori pasó sin notarlo.

Daisuke estaba curioso y la siguió hasta que se detuvo en frente de una cierta habitación y tocó la puerta. El que abrió fue… Hajime.

La mente de Hiyama se quedó en blanco. A él le gustaba Kaori; sin embargo, no pensaba que fuera lo suficientemente bueno para ella. Comparado con Kouki, él estaba fuera de su liga, así que se dio por vencido. Pero Hajime era diferente. Daisuke pensaba que Hajime era inferior. Ver a Hajime en presencia de Kaori era raro. Se preguntó a sí mismo por qué él mismo no podría si Hajime era lo suficientemente bueno. Daisuke sentía que cada parte era verdad.

Su descontento hacia Hajime siempre se había acumulado, y ahora se convirtió en odio. Cuando vio a Kaori deslumbrada por el Grantz Crystal, hizo su movimiento, conducido por esos sentimientos.

Hiyama recordó todo esto mientras miraba a Hajime reprimir al Behemoth por su cuenta y a Kaori observando fijamente a Hajime orando por él con preocupación…, una sonrisa siniestra floreció en su rostro.

Hajime sintió su magia acabarse, y se había quedado sin pociones. Inspeccionó rápidamente su entorno y se dio cuenta de que todo el mundo había retrocedido. Se estaban formando filas, y magia estaba siendo encantada para la parte final del plan.

El Behemoth aún estaba forcejeando; el encierre duraría unos cuantos segundos, incluso si paraba de transmutar. Mientras tanto, necesitaba tomar algo de distancia. Una gota de sudor entró en el ojo de Hajime; él nunca había estado en una situación que hiciera latir a su corazón tan caóticamente que podía oírlo.

El tiempo era de la mayor importancia ahora. Grietas aparecieron en las contenciones que retenían al Behemoth, y estaban fallando en frenarlo. En ese momento, Hajime empezó a correr.

Solo cinco segundos después de que Hajime comenzara a correr, el Behemoth se liberó y rugió. La ira en sus ojos estaba clara para todos los que veían. Rápidamente buscó a su enemigo jurado y encontró a Hajime. El Behemoth rugió con furia y reunió su poder en sus piernas para perseguir a Hajime.

Sin embargo, un bombardeo mágico lo frenó.

Como estrellas fugaces pintando el cielo nocturno, magia de varios colores bombardeó al Behemoth. No había daño, pero la fuerza le impidió avanzar.

¡Puedo hacerlo! Hajime bajó su cabeza y corrió hacia adelante mientras tenía cuidado de no caer. Incluso con todos los hechizos letales pasando sobre su cabeza, Hajime no temía por su vida. No había forma en que los Cheaters fallaran. La distancia entre él y el Behemoth era 30 metros también.

Hajime se sentía más relajado.

Sin embargo, algo causó que se congele.

Una ‘Fireball’ en la interminable corriente de hechizos quebró ligeramente y apuntó hacia su dirección. Estaba claramente apuntada a él.

(¿¡Por qué!?)

La duda y el desconcierto, todo recorrió su mente. Hajime se deslizó y se preparó mientras la ‘Fireball’ golpeó el suelo ante él. Fue arrojado atrás por la onda de choque. No había recibido ningún daño, pero perdió su equilibrio. Sus Canales Semicirculares8 habían sido afectados.

[8] NT: Canal Semicircular: Órgano del equilibrio.

Aunque podía pararse, era difícil mantenerse de pie… El Behemoth no iba a caer solo. Cuando Hajime se puso de pie, la bestia rugió otra vez. Hajime miró a la criatura y estaba pasmado por su penetrante mirada. Por tercera vez, apuntó sus cuernos y arremetió contra Hajime, sus cuernos estaban en llamas.

Estaba mareado, su visión era confusa, y el Behemoth se alzaba ante él. Podía oír los angustiados gritos de sus compañeros de clase en la distancia.

Hajime desesperadamente trató de saltar. Un choque frenético rasgó todo el puente por el poderoso ataque. Las grietas se expandieron. El puente chilló.

Finalmente, colapsó.

El puente cedió.

“¿¡Guaaa!?”

El Behemoth se arrastró desesperadamente, tratando de buscar un lugar para sostenerse. Sin embargo, incluso el suelo conectado al puente colapsó y cayó en el Abismo. Sus rugidos de agonía podían oírse.

Hajime se arrastró para escapar, pero incluso el lugar del que se agarraba colapsó.

(Ahh, esto no es bueno…)

Mientras pensó eso, volteó y miró fijamente hacia sus compañeros. Vio a Shizuku y Kouki reteniendo a Kaori mientras parecía querer saltar detrás de él. Sus otros compañeros de clase tenían sus manos en sus ojos o sus bocas, pálidos. El Comandante Meld y los caballeros miraron mortificados.

El lugar que lo sostenía se derrumbó. Cayó de espaldas en el oscuro Abismo mientras trataba de aferrarse a una luz apagándose.

arifureta-08

 

Los rugidos de agonía del Behemoth cesaron; el puente de piedra hizo un gran traqueteo mientras se desmoronaba. Hajime desapareció en el Abismo junto con los escombros. Esa visión, era reproducida en frente de Kaori en cámara lenta, llenándola de desesperación.

En su cabeza, el evento de la noche pasada se reprodujo repetidamente en su mente.

En una habitación iluminada por la luz de la luna, se sentó a hablar con Hajime mientras tomaban un falso café negro. Era la primera vez que habían hablado tan íntimamente el uno con el otro.

Impulsada por sus pesadillas, repentinamente hizo una visita a la habitación de Hajime. Incluso si estaba sorprendido, él había hablado con ella verdaderamente. Después de una corta conversación, ella notó que su inquietud había sido removida.

Regresó a su habitación con un estado de ánimo jubiloso. Cuando llegó, notó cuan atrevida que iba vestida y se retorció de vergüenza. Ante sus ojos era ligeramente deprimente que Hajime no haya ni siquiera reaccionado a su apariencia; sintió que carecía de atractivo. Cuando Kaori vio a Shizuku haciendo expresiones chistosas, quería pretender que nunca pasó.

Era una promesa importante la que hizo esa noche.

El más importante evento esa noche era la promesa que hizo de ‘Proteger a Hajime’. Era una promesa que él hizo para aliviar a Kaori de su ansiedad. Ella recordó esto de nuevo cuando vio a Hajime desaparecer en el Abismo.

En algún lugar a la distancia, un grito podía ser oído. Cuando Kaori lo notó era su propia voz, ella hizo una mueca y volvió a la realidad rápidamente.

“¡Suéltenme! ¡Si no voy con Nagumo-kun! ¡Lo prometí! ¡Yo, yo dije que lo protegería! ¡Déjame ir!”

Shizuku y Kouki estaban reteniendo a Kaori ya que se veía como si quisiera saltar detrás de él. La extraordinaria fuerza que mostró les hizo preguntarse cómo había conseguido tal fuerza a pesar de su figura esbelta. Desafortunadamente para ellos, ella usó ese impulso para tratar de librarse de ellos.

Si continuaba retorciéndose así, ella podría lastimarse a sí misma. No obstante, ella saltaría del acantilado. Ella no tenía su tranquilidad habitual en su frenesí.

“¡Kaori! ¡No puedes, Kaori!”

Shizuku entendía sus sentimientos, así que era difícil encontrar las palabras correctas. Todo lo que podía hacer era llamar su nombre desesperadamente.

“¡Kaori! ¿Estas tratando de morir? ¡Es demasiado tarde para Nagumo! ¡Cálmate! ¡Te lastimarás a ti misma!”

Kouki hizo todo lo posible para transmitir su preocupación por ella. Sin embargo, esas no eran las palabras correctas para decir aquí.

“¿Qué quieres decir? ¡Nagumo-kun aún no está muerto! ¡Necesito ir, estoy segura de que necesita ayuda!”

Nagumo Hajime estaba más allá de la salvación, o al menos eso era lo que todos los demás pensaban. Él cayó del acantilado al Abismo.

Pero Kaori carecía de la compostura necesaria para aceptar esta realidad. Si cualquiera fuera a mencionarlo, ella lo negaría una y otra vez.

Ryoutarou y los otros estaban de pie confundidos, sin saber qué hacer.

En ese momento, el Comandante Meld se acercó y golpeó silenciosamente a Kaori en la parte posterior de su cuello. Ella dio una sacudida por un momento y cayó inconsciente en sus brazos. Kouki sostuvo a la inconsciente Kaori y miró fijamente a Meld. Cuando estaba a punto de quejarse. Shizuku se inclinó preventivamente y mostró su gratitud.

“Lo siento. Gracias.”

“No… No me agradezcas. No puedo dejar morir a otra persona. Estamos dejando este lugar. Te la encargo.”

“No digas más.”

Mientras lo observó irse, caminó hacia Kouki y agarró a Kaori. Kouki aún se veía decepcionado por haber sido interrumpido.

“No podíamos pararla, así que Meld tenía que hacerlo. ¿Entiendes, verdad? No tenemos tiempo. Antes de que empiece a afectar a todos los demás, necesitábamos pararla para que no se desmorone. Necesitas dirigir el camino para que podamos salir de esto. Estoy segura de que Nagumo-kun hubiese dicho lo mismo.”

Kouki asintió.

“Tienes razón, apresurémonos.”

Ellos habían visto a uno de sus compañeros morir ante sus ojos. Era suficiente para grabarlo en lo más profundo de sus almas. Todos veían al lugar donde el puente solía estar con una expresión estupefacta. Una chica gritó, “¡No más!” y se sentó. Justo como Hajime había dicho, el grupo necesitaba un líder, Kouki levantó su voz hacia sus compañeros.

“¡Todos! Piensen solo en sobrevivir. ¡Nos estamos retirando!”

Los estudiantes se movieron lentamente en respuesta a sus palabras. Las formaciones mágicas que generaban a los Soldados Traum aún estaban activas, y sus números se incrementaban lentamente. Con su estado mental, pelear sería peligroso, y ya no era necesario pelear. Kouki gritó a sus compañeros de clase para instarlos a escapar. El Comandante Meld y sus caballeros también se esforzaron en animarlos.

Eventualmente, todos llegaron a las escaleras. La subida hacia el piso superior era larga. Estaba tan elevada que no podían ver nada más que oscuridad. Se sentían como si hubieran pasado más de 30 Pisos en ese punto. Incluso si sus cuerpos estaban encantados con magia, aun podían sentir la fatiga. Las heridas de la batalla anterior aún estaban presentes también, y el hecho que las escaleras fueran largas y poco iluminadas no ayudaba, empeorando la triste atmosfera.

En este momento, Meld consideró tomar un pequeño descanso pero se detuvo cuando vio un gran muro con una formación mágica dibujado en él. Los estudiantes recobraron su vitalidad. El Comandante Meld rápidamente se acercó al muro y empezó a examinarlo. No olvidaron usar el Fair Scope.

De su investigación, era improbable que fuese una trampa; la formación fue dejada como una manera de mover el muro ante ellos.

El Comandante Meld empezó a encantar mientras derramaba su magia en la formación. Como un pasaje escondido, la puerta rotó y mostró la habitación detrás de él.

Habían regresado a la habitación en el Piso 20.

“¿Regresamos?”

“¡Hemos vuelto!”

“Lo hicimos… estamos de regreso…”

Uno después de otro, suspiros de alivio podían ser oídos. Había unos cuantos estudiantes que rompieron en llanto y otros que solo se tiraban. Incluso Kouki y su party estaban apoyándose contra el muro queriendo sentarse. Aunque aún estaban en el Great Labyrinth, así que podían aparecer monstruos. Necesitaban escapar antes de poder descansar verdaderamente.

El Comandante Meld reprimió su propio deseo de descansar y endureció su corazón, gritando a los estudiantes para que se paren.

“¡Todos! ¡Párense! ¡Si se cansan aquí, no serán capaces de regresar! Estamos escapando tan rápido como podamos evadiendo el combate. ¡Solo aguanten un poco más!”

Para los estudiantes que querían descansar más, solo podían mirarlo protestando silenciosamente. Todos se pararon de mala gana. Kouki quien escondió su fatiga los guió. En su camino de salida, los caballeros se concentraron en pelear lo menos posible. Ellos corrieron a la entrada en un solo tramo.

Finalmente, llegaron al Piso 1 y vieron la nostálgica entrada. No habían estado en el Great Labyrinth ni siquiera por un solo día, sin embargo se sentía como si hubiera sido un largo tiempo desde que habían visto por última vez la luz del sol.

Esta vez, los estudiantes verdaderamente se veían aliviados. Había algunos tirados en frente de la puerta de la plaza. Todos ellos estaban felices de haber sobrevivido.

Aun así, algunos estudiantes no se sentían de esta forma. Shizuku, quien aún estaba cargando a la inconsciente Kaori, Kouki, Ryoutarou, Eri, Suzu y la chica que Hajime salvó tenían una mirada lúgubre.

El Comandante Meld quería hacer un reporte mientras tenía cuidado con los estudiantes.

Había una peligrosa trampa nueva en el Piso 20. Ya que el puente colapsó, no había forma de conocer cuál era el propósito de la trampa, pero aun necesitaba hacer el reporte. No podía evitar reportar la muerte de Hajime también. El Comandante Meld estaba teniendo un momento difícil evitando mostrar su depresión. No podía evitar suspirar.

Cuando el grupo regreso a Horuad, inmediatamente fueron a sus habitaciones. Algunos hablaron entre ellos, pero la mayoría colapsó y se quedaron dormidos.

Sin embargo Hiyama Daisuke dejó la posada y se sentó en una esquina de la ciudad. Eligió un lugar discreto para sentarse mientras abrazaba sus rodillas con su cara enterrada entre ellas. Si sus compañeros de clase lo vieran, pensarían que estaba deprimido por la muerte de alguien.

Pero…

“Hihihihi, ¡Fue, fue su culpa! Para ser un pequeño pececillo… él, se dejó llevar… yo, ¡Fue castigo divino! No estoy equivocado… Fue todo por Shirasaki… No hay necesidad de pensar acerca de… ese pequeño pececillo… No estoy equivocado… ¡Hihihi!”

Trató de justificar sus acciones, su sonrisa siniestra y sus ojos sombríos. La ‘Fireball’ la cual se desvió de su curso y golpeó a Hajime fue casteada por nada menos que Hiyama.

El escape al pasadizo de las escaleras y las acciones de Hajime para salvarlos, la vista del encuentro nocturno de Hajime y Kaori, Hiyama oyó el susurro de un demonio. Si lo mataba ahora, nadie lo notaría. En ese momento, él vendió su alma a ese demonio.

Con el fin de no ser descubierto, Hiyama cronometró su tiro cuidadosamente y guió su ‘Fireball’ hacia Hajime.

En ese caótico bombardeo, sería difícil averiguar quién casteó que hechizo. Escogió ‘Fireball’ porque él tenía aptitud para el viento.

No habría evidencia o rastros de sospecha.

Hiyama se dijo a sí mismo todo esto mientras se reía siniestramente. En ese momento, alguien lo llamó.

“Heh~ Así que realmente fuiste tú. El primer asesinato en este mundo se lo llevó un compañero de clase… ¡Lo hiciste bien!”

“¿Qu-Quién está ahí?”

Hiyama retrocedió en pánico. El que lo aduló fue un compañero de clase.

“T-Tú, ¿Qué estás haciendo aquí?”

“No te preocupes por eso. Más bien… ¿Asesino? ¿Cómo te sientes? ¿Cómo se siente asesinar a un rival en el amor en esta confusión?”

La persona se rió, como si estuviera viendo una comedia. Hiyama dijo para sí mismo que un compañero de clase había muerto y aun así a esta persona ni siquiera le importaba. Todos los demás estaban sorprendidos, excepto por la persona ante él.

“¿… Esta es tu verdadera forma de ser?”

El confundido Hiyama susurró para él mismo. Una burla condescendiente vino como respuesta.

“¿Forma de ser? Nada tan complicado. ¿No es común tener unos cuantos secretos? Más bien… ¿Qué pasaría si difundo esta información? Especialmente… si ella lo oye.”

“Es-Eso… Nadie lo creería… ¿Y dónde está tu evidencia?”

“No tengo, pero me creerían. En este momento, ¿Crees que tus palabras serán lo suficientemente buenas?”

Hiyama estaba acorralado. Las palabras de la persona se burlaban de este ya debilitado ratón. Nadie podría anticipar tal cambio de personalidad. Daisuke no podía creer que esta persona tuviera una personalidad tan contrastante. La persona mirando hacia abajo con un rostro sádico envió escalofríos a través del cuerpo de Daisuke.

“¿¡Qu-Qué quieres!?”

“¿Hm? Que lamentable. Es como si te estuviera amenazando, ¿Verdad? Fufu, no es como si quisiera algo de ti ahora. Todo lo que necesitas hacer por ahora es ser mis manos y pies.”

“Es-Eso es…”

Era como declarar que sería un esclavo. Naturalmente, Hiyama titubeó. Quería negarse, pero si lo hacía esta persona difundiría sin piedad el rumor sobre su acción. Hiyama pensó ‘Esta persona, también’ pero la persona leyó sus pensamientos.

“Quieres a Shirasaki Kaori, ¿No es así?”

“¿Qu-Qué dijiste?”

Los sombríos pensamientos de Hiyama fueron dispersados en un instante mientras miraba fijamente a la persona. La persona sonrió y continuó tentándolo.

“Si me sigues… un día, será tuya. Iba a acercarme a Nagumo-kun con esta oferta, pero lo mataste. De todas formas tú puedes ser más adecuado así que supongo que funcionó al final.”

“¿…Cuál es tu objetico? ¿Qué quieres hacer?”

En esta situación sin saberlo levantó su voz.

“Fufu, no tiene nada que ver contigo. Estoy buscando algo, eso es todo lo que diré… Entonces ¿Cuál es tu respuesta?”

Hiyama no quería molestar a esta persona e ignoró la actitud de tratarlo como un idiota en su memoria. Daisuke estaba asustado de este drástico cambio en su personalidad, y no tenía otra elección de todas formas, así que asintió.

“…Lo haré.”

“Ahahaha, eso es bueno. Tener que inculpar a mi propio compañero de clase sería doloroso. ¡Bueno entonces, llevémonos bien, Asesino! ¡Ahahaha!”

Hiyama observó mientras la persona regresaba a la posada con una risa satisfecha.

Incluso si quería olvidar todo, no desaparecería con su negación. ¿Qué tipo de palabras describirían los sentimientos de Kaori mientras veía a Hajime caer en el Abismo?

Ahora mismo, mientras todos los estudiantes estaban dormidos como troncos. La muerte de Hajime en el Abismo solo sirvió para aclarar los sentimientos de Kaori. Ella nunca había cuidado de Hajime solo por buena voluntad.

Al ver a Kaori ahora, sus acciones solo habían servido para hacerla consciente de sus propios sentimientos. Hiyama se había arriesgado a sí mismo con sus descuidadas acciones.

Necesitaría comportarse con el fin de asegurar su lugar. Hiyama ya había cruzado la línea. Era demasiado tarde para parar. De acuerdo a la persona de antes, incluso había la posibilidad de que conseguiría a Kaori.

“Hihi, todo va a estar bien. Todo va a estar bien. No estoy equivocado…”

Hiyama regresó a su anterior posición y empezó a mascullar para sí mismo nuevamente. Esta vez, ni una sola persona lo molestó.

Anuncios

Un comentario sobre “Arifureta Shokugyou de Sekai Saikyou Vol.01 – Capítulo 1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s